7

Planet of the Apes: Last Frontier

Planet of the Apes: Last Frontier

Una de mis películas favoritas del año es La Guerra del Planeta de los Simios, al cerrar de manera brillante una de las mejores trilogías cinematográficas de los últimos años, además de un ejemplo a seguir en cómo hacer un reboot que ofrece algo único y especial respecto a las originales. Por este motivo, me alegré cuando anunciaron Planet of the Apes: Last Frontier, el primer intento del estudio The Imaginati Studios de mezclar el mundo del cine y los videojuegos. Esto es algo que ya hemos ido viendo con las obras de David Cage o los de Telltale Games, pero ahora se hace con el apoyo de grandes de Holywood por detrás, como Andy Serkis. Junto a esta propuesta, han querido apoyar la iniciativa PlayLink de PS4, apostando por el multijugador local a la hora de disfrutar de este tipo de experiencias. ¿Será un juego muy mono, o habrá caído en el apocalipsis de los simios?

Planet of the Apes: Last Frontier se sitúa entre las dos últimas películas, El Amanecer del Planeta de los SimiosLa Guerra del Planeta de los Simios, aunque no sirve de puente ni nada por el estilo, ya que estamos ante una historia independiente que no tiene nada que ver con las aventuras de Caesar y el resto de simios protagonistas. En su lugar, seguiremos a dos grupos: el de simios, controlando a Bryn (el hijo del líder Khan); y el de los humanos, controlando a Jess, la viuda del anterior líder de la comunidad, por lo que ahora la responsabilidad cae sobre ella.

Planet of the Apes: Last Frontier

Pasaremos prácticamente el mismo tiempo siguiendo ambas tramas, que como no podría ser de otra forma, se juntarán. El motivo es que se acerca el invierno, y la comida escasea para ambos grupos. Los simios deciden alejarse de la montaña a la llanura, donde estaban los humanos asentados, por lo que el conflicto termina siendo inevitable.

El “problema” de las películas es que los humanos han sido siempre los personajes más planos, y aunque eso sigue ocurriendo un poco lo mismo en Last Frontier esta vez podemos conocerles más a fondo, para interesarnos por lo que les terminará ocurriendo. Sí, hay varios clichés en esta trama, lo que hace bastante más atractiva la parte de Bryn, pero al final me terminé preocupando por lo que le ocurriría a Jess y a su hijo, Mark, que a pesar de que al inicio da la impresión de ser el típico adolescente molesto, termina con varias escenas muy interesantes.

La trama como tal al final está francamente bien, ya que toma los temas principales de las películas (la familia, el poder y las diferencias entre humanos y simios), y los aplica a un nuevo grupo de personajes. Sí, varias tramas nos recordarán a hechos concretos de las películas, pero han logrado crear un argumento independiente realmente sólido, que perfectamente se podría haber estrenado en la gran pantalla como un nuevo capítulo en la franquicia.

Planet of the Apes: Last Frontier

Y aquí radica el principal problema de Planet of the Apes: Last Frontier, ya que como película funciona francamente bien, pero como juego, flojea mucho. Como ocurre en Intenciones Ocultas, no tenemos nada de exploración, sino que solo tomamos decisiones binarias cuando se nos muestren en pantalla, y de vez en cuando hay pequeños QTEs. El problema es que la mayoría de decisiones a tomar son minúsculas, sin que lleguen a afectar a la trama, habiendo unas pocas decisiones que son realmente troncales y nos llevan a los diferentes desenlaces.

Esto hace que seamos más espectadores que participantes activos en la trama, como sí ocurre en Intenciones Ocultas. Al menos, aquí sí que se puede usar el mando además del móvil, lo cual es de agradecer cuando estamos solos. Esta falta de peso en nuestras decisiones hacen que no estemos ante un título demasiado rejugable, por lo que una vez vistos los créditos, no tendremos muchas ganas de volver a empezar todo.

Encima, como las películas, dura apenas 3 horas, por lo que en una tarde, en vez de ver una película, nos ponemos el juego y se acaba rápidamente. Es cierto que puede estar bien que podamos jugar con más gente, al tener que tomar las decisiones de forma democrática, pero la verdad, está tan claro qué debemos hacer para llegar al final bueno, que casi podrían poner un selector del final que queremos ver al principio de la película, y que no pase casi nada más.

Planet of the Apes: Last Frontier

A nivel técnico, Planet of the Apes: Last Frontier es francamente bueno, pero con matices. El uso de Unreal Engine 4 es muy bueno, al mostrar unos personajes muy detallados, con geniales animaciones y expresiones faciales. En este sentido, es curioso que los simios luzcan mejor que los humanos, ya que parecen sacados de las películas, pudiendo ver claramente su estado de animo y lo que les parece cada cosa con solo ver sus caras. En las escenas que tienen lugar en escenarios cerrados, el resultado es increíble, y con los monos es para quitarse el sombrero. Los humanos no lucen nada mal, pero no impresionan tanto como los simios.

Sin embargo, cuando nos encontramos en escenarios más amplios, se puede ver cómo la hierba se dibuja a medida que se acerca la cámara, lo cual crea efectos algo extraños. También hay varios bugs, como personajes ocasionales de los fondos que parpadean, o texturas que tardan en cargar al cambiar de escena, lo cual nos deja unos segundos realmente feos. Al menos el rendimiento no es demasiado malo, pero sí que podría ser algo mejor.

A nivel sonoro, la banda sonora sigue el estilo visto en las películas, sin llegar a ser tan espectacular, pero funcionando bastante bien. El doblaje se ha mantenido en inglés, y el trabajo de los actores es muy bueno. Por suerte, contamos con textos en castellano, que no funcionan mal, pero hay varios problemillas. Hubo un momento en el que unos subtítulos salían en inglés, o un par de decisiones en las que algunas palabras no se tradujeron. No es nada grave, pero sí son detallitos que se podrían mejorar.

Planet of the Apes: Last Frontier

Conclusión

Como película, Planet of the Apes: Last Frontier funciona francamente bien, y para los fans de la reciente trilogía, es un nuevo capítulo fantástico que se disfruta de principio a fin. La historia de Bryn con su tribu de simios es genial, mientras que la de Jess y el resto de su poblado hacen que los humanos no sean los obstáculos y nada más como ocurre en los films.

Es una pena que como juego, estemos ante uno muy justito, con muchas decisiones, pero siendo la mayoría sin importancia, y pudiendo ver claramente qué hacer para llegar al final que queremos. Con las novelas visuales o el reciente Intenciones Ocultas hay más interacción por parte del usuario, que es claramente lo que se echa en falta en Planet of the Apes: Last Frontier. No me importaría ver más títulos así, pero que refuercen más la interacción que tenemos en la historia, de modo que seamos jugadores y no meros espectadores.

7

Nos consolamos con:

  • Historia que funciona realmente bien y encaja a la perfección en la trilogía cinematográfica
  • Los simios lucen increíblemente bien
  • Geniales actuaciones por parte de todos los actores
  • Tener un capítulo más de la franquicia

Nos desconsolamos con:

  • Poquísima interacción por nuestra parte. Pocas decisiones realmente importantes
  • Breve y poco rejugable
  • Varios problemillas gráficos y en la traducción

Ficha

  • Desarrollo: The Imaginati Studios
  • Distribución: FOXNETS Games
  • Lanzamiento: PS4: 21/11/2017 - PC y Xbox One: Próximamente
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *