6

Pharaonic

Pharaonic

Se nota mucho que los Souls han marcado mucho al mundo de los videojuegos, con muchos títulos intentando imitar su jugabilidad, pero aportando su granito de arena a este estilo de RPG de acción tan complicado. Hasta hace unos años estas imitaciones venían principalmente de juegos de gran envergadura, como Lords of the Fallen, pero las propuestas independientes están floreciendo mucho este año.

En este grupo nos encontramos con Pharaonic, el último juego de Milkstone Studios, que tras el genial Ziggurat han decidido cambiar por completo de registro, y de paso ofrece un título ambientado en el antiguo Egipto, algo que incomprensiblemente, no es muy común en la actualidad. ¿Habrán logrado dar con la clave del éxito de los títulos de From Software?

El argumento del juego es meramente testimonial. Nosotros controlamos a un preso en una de las mazmorras del malvado Faraón Rojo, y con ayuda de unas deidades, tendremos que escapar y acceder a la ciudad de Tebas, donde podremos poner fin al reinado de dicho faraón. Por el camino nos encontraremos con varios personajes, pero lo dicho, la historia no es más que una excusa para ponernos en marcha en este complicado camino.

Pharaonic

Esto hace que todo el peso del juego recaiga en su jugabilidad, que como hemos comentado antes, está fuertemente inspirada en Dark Souls, pero con un cambio importante: Pharaonic es un side scroller, por lo que solo nos moveremos lateralmente. Por lo demás, la esencia de los juegos de From Software está muy presente, como el uso de energía para poder realizar movimientos, unos enemigos que nos pueden matar a las primeras de cambio y unos escenarios llenos de trampas dispuestos a acabar prematuramente con nosotros.

Como os podréis imaginar, hay algunas cosas diferentes debido al cambio de perspectiva, ambientación y por iniciativa propia de los desarrolladores. Por ejemplo, los puntos de control y guardado ahora son una especie de altares donde rezar en vez de hogueras. Otro cambio importante es que al morir no perdemos todos los puntos de experiencia que hayamos acumulado. En su lugar, iremos subiendo de nivel como en cualquier otro RPG, y al morir perderemos parte de la experiencia acumulada, pero nunca bajaremos de nivel. Si luego podemos volver al punto donde nos mataron podremos recuperar esa experiencia perdida, pero esta mecánica puede hacer que nos envalentonemos cuando acabamos de subir de nivel, ya que no tenemos realmente nada que perder, al mantenerse todos los objetos que hayamos conseguido.

Pharaonic

Las mecánicas de RPG son bastante simples, al simplemente aumentar la vida, energía y magia con cada nuevo nivel, sin poder atribuir puntos concretos a diferentes atributos. Donde sí tenemos más elección es a la hora de mejorar el nivel del equipamiento con gemas que conseguiremos explorando o completando misiones secundarias, lo que nos permitirá usar mejor equipo sin penalizaciones de nivel.

En cuanto a los combates, son encuentros intensos donde tenemos que saber bien cuándo atacar, bloquear ataques o esquivar. Para ello, es fundamental conocer los patrones de ataque de los enemigos, que ofrecen una buena variedad. Nos enfrentaremos a humanos con diferentes armas, cangrejos gigantes, monstruos, golems o una especie de cocodrilos humanoides. Todo esto sin mencionar a los jefes finales, que pueden ser versiones más poderosas de los enemigos estándar (los jefes menores) o jefes con mecánicas propias (los más importantes).

Como tal, las peleas y mecánicas de Pharaonic no están mal, pero están lejos de ser perfectas. Para empezar, los controles no son tan precisos como deben ser para afrontar estos duros encuentros. Hay momentos en los que estamos atascados en una animación de ataque y no podemos realizar una esquiva, por ejemplo. En otras ocasiones, a pesar de pulsar el botón de bloqueo, recibiremos el daño como si tuviéramos levantado el escudo. Esto no es muy habitual y aunque molesta, no es demasiado grave. Lo que sí es peor es cuando aparecen múltiples enemigos en pantalla, notándose que el sistema de combate no está tan bien ajustado para tantos enemigos simultáneos.

Pharaonic

Al poder desplazarnos solo de forma lateral y tener una energía tan limitada, por mucho que lo intentemos, nos llevaremos varios golpes al rodearnos los enemigos. Esto da lugar a algunos picos de dificultad importantes y que llegan a frustrar, ya que tienes la sensación de que mueres no tanto por tu culpa, sino porque el sistema del juego no da para más. Dos enemigos funcionan bien, pero cuando nos proponen luchar contra cuatro a la vez, este problema se hace muy patente.

Este es básicamente el principal problema de Pharaonic, que si bien puede llegar a meternos en tensión en geniales duelos de uno contra uno mientras dura (no es excesivamente largo, ni tampoco muy corto), en otros momentos nos darán ganas de lanzar el mando contra la pantalla.

En cuanto al apartado técnico, el juego tampoco es que llegue a destacar lo más mínimo. Artísticamente luce bien, pero en cuestiones gráficas, no es que haya mucha calidad. Además, hay varios tirones y tearing notable, al menos en la versión de PS4. Se nota que el motor Unity todavía tiene problemas en la consola. El sonido no está mal, con unas melodías que acompañan bien a la ambientación, pero que tampoco llegan a destacar.

Pharaonic

Conclusiones

Es una pena, pero Pharaonic supone un paso atrás con respecto a lo visto en Ziggurat en cuanto a calidad. Si bien hay mecánicas que funcionan bien en el juego, y algunos enfrentamientos son muy intensos y emocionantes, en su conjunto, el sistema de combate no hace “click” como en los Souls. Entre algunas imprecisiones, su básico sistema de subida de nivel y los picos de dificultad exagerados cuando nos atacan cuatro enemigos, el juego llega a frustrar más que divertir haciéndonos sufrir.

Al menos, esta frustración no es constante, y cuando el juego funciona, logra divertir bastante. Con que si ya habéis exprimido los Souls y queréis una propuesta diferente dentro del mismo estilo de juego, Pharaonic os llegará a entretener (y matar) durante unas cuantas horas.

6

Nos consolamos con:

  • Algunos encuentros son realmente intensos.
  • Estilo artístico cuidado.
  • Buena variedad de enemigos.

Nos desconsolamos con:

  • Varios problemas técnicos en su versión de PS4.
  • Picos de dificultad exagerados.
  • El sistema de combate en 2D no funciona muy bien con muchos enemigos.

Ficha

  • Desarrollo: Milkstone Studios
  • Distribución: Milkstone Studios
  • Lanzamiento: PC: 28/04/2016 - PS4: 28/06/2016 - Xbox One: 13/07/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 15,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *