8

PES 2019

PES 2019

Una vez más, puntual a su cita con nuestras consolas llega la enésima entrega de Pro Evolution Soccer, célebre simulador futbolístico donde los haya pero que lamentablemente vive desde hace tiempo tratando de recuperar épocas gloriosas casi olvidadas. Sin embargo, habiendo sido anunciada ésta por la propia Konami como “la mejor y más ambiciosa entrega que hayan hecho jamás” y con dos precedentes realmente esperanzadores, las expectativas este año estaban en todo lo alto. Pues bien, la buena noticia es que PES 2019 sigue la progresión de sus dos predecesores yendo un paso más allá en lo más importante, la jugabilidad. Sin duda la mejor en mucho tiempo. La mala en cambio, otros aspectos como los modos de juego o las licencias que, o se han estancado o han ido a peor, dejando una cierta sensación de “dimisión” en la batalla frente a su eterno rival.

Será capaz PES 2019 de compensar únicamente con esa gran jugabilidad las importantes lagunas en otros aspectos? Analicemos sus pros y contras en profundidad para llegar a una conclusión al respecto.

Gráficos y animaciones

Sin ser para nada revolucionario, visualmente PES 2019 supera a su predecesor en varios aspectos. Seguramente el más destacado de todos es su cada vez más amplio catálogo de animaciones. Aquí encontraremos multitud de novedades sobre todo en remates, pases al primer toque y controles, todas ellas de gran calidad y perfectamente integradas en la jugabilidad. Es realmente una delicia ver esos nuevos controles orientados, esos remates y pases de tacón, las nuevas voleas acrobáticas o los golpeos con el exterior, entre muchos otros. Algunos, por cierto, y en especial los controles y amagos, son incluso reconocibles en algunas de las principales estrellas del panorama futbolístico mundial (véase los Messi, Cristiano, Mbappé, Neymar …).

PES 2019

Otro aspecto visual a destacar, y éste ya dentro de los puramente gráficos, sería la iluminación global en tiempo real. Esta nueva técnica posibilita una gama de luz ambiental en los estadios mucho más amplia entre el día y la noche, siendo incluso cambiante durante el transcurso del partido. También estarían los mejorados efectos climáticos, incluyendo esta vez una nieve bastante bien conseguida y con un claro efecto en la jugabilidad. Y finalmente la mejora en las texturas gracias a la tecnología Enlighten, característica que consigue un punto más de realismo tanto en el césped como en los jugadores y que, cómo no, apreciaremos sobre todo en esos agradecidos primeros planos. Tampoco es que sea el gran salto, pero se agradece el que se prueben nuevas herramientas en pos de cualquier mejora por pequeña que sea. Por cierto, y para acabar, nuevamente destacar el enorme y cada vez mayor parecido de los jugadores con sus homónimos reales (lo de Beckham por ejemplo es una pasada).

Jugabilidad

Sencillo, variado, pero sobre todo…DIVERTIDO. Así podríamos resumirlo. Y es que sin duda el punto fuerte de PES 2019 vuelve a ser una jugabilidad que este año alcanza cotas de diversión realmente impresionantes. El primer aspecto que posibilita esto es su enorme simplicidad. Tampoco es ninguna novedad, ya que viene siendo un claro distintivo de la saga en estas últimas entregas, pero la clara apuesta por el “passing game” frente a un juego más individualista hace que realmente cueste muy poco trenzar atractivas jugadas a base de paredes y pases al primer toque sin necesidad de dominar complicadas combinaciones de regates. Este juego combinativo se convierte ahora más que nunca en toda una delicia gracias al acertado ritmo de juego (quizás un punto más lento que el año pasado), a la inmediatez de respuesta de los controles y sobre todo a otro aspecto que en PES 2019 cobra todo su esplendor: el enorme catálogo de animaciones. Por calidad y variedad, como ya hemos visto, pero sobre todo por el genial uso que la CPU hace de las mismas en función de cada momento y situación en concreto, reflejando a las mil maravillas prácticamente todas las situaciones que pueden darse sobre un terreno de juego. Cuesta ver dos jugadas idénticas y es que dependiendo de la posición tanto del jugador como del balón veremos una animación u otra automáticamente seleccionada por el juego de una forma totalmente lógica y realista.

PES 2019

Otra novedad a citar en la jugabilidad es el nuevo sistema de fatiga, redefinido y que ahora acentúa los efectos del cansancio en los jugadores a medida que se acerca el final del partido. Esto es algo que deberemos tener en cuenta, ya que abusar del botón de esprintar en exceso puede acabar con nuestros jugadores arrastrándose sobre el terreno de juego y un partido completamente roto en su tramo final.

Pero no todo son rosas en este apartado. Como una de sus principales “pegas” jugables podríamos señalar para empezar algún que otro comportamiento extraño del balón. Si bien en general la velocidad y sensación de peso del mismo siguen siendo muy buenas, en los pases elevados (sobre todo en profundidad) hay un cierto efecto balón de playa que hace que se frene y flote de forma irreal antes de llegar al césped, algo ciertamente molesto y que acaba frenando la jugada. El otro punto negativo aquí se lo llevarían los porteros. Si bien han mejorado considerablemente en alguna de sus ya clásicas debilidades como era el atajar tiros con rosca al palo largo (aunque sea flotando en palomitas no demasiado conseguidas), hay que reprocharles el hecho de que ahora prácticamente no salgan de debajo de los palos, algo que resta realismo especialmente en el offline donde no controlamos las salidas.

Modos de juego

Sin duda no era fácil seguir el ritmo impuesto por FIFA en este apartado, pero una cosa es eso y otra presentar únicamente ligeros retoques y pretender seguir su estela. Como habréis deducido, las novedades en modos de juego no son precisamente uno de los puntos fuertes de PES 2019. Claro que hay algunas, pero sin duda se antojan insuficientes. Veamos de todas formas las más “destacadas” en sus dos modos estrella.

PES 2019

Master League: Aquí las novedades principales serían la incorporación a la pretemporada de la licenciada International Champions Cup, la mejora en el sistema de negociaciones (que aún así sigue dejando una cierta sensación de aleatorio) así como de gestión del presupuesto y un más complejo sistema de desarrollo de habilidades y roles de los jugadores en función del tipo de entrenamientos y actuaciones en los partidos.

MyClub: Tratando de acercarse a su homólogo fifero (Ultimate Team), esta vez encontramos entre otras las nuevas cartas de jugadores destacados del fin de semana (con habilidades mejoradas), la inclusión de las cartas de Leyendas, una mayor facilidad para obtener grandes jugadores (entre otras cosas porque cuestan menos), nuevos entrenadores específicos o incluso, y esta es una idea que nos ha gustado por original, la posibilidad de intercambiar 3 jugadores duplicados por uno de su misma “rareza”.

Licencias

He aquí la segunda gran decepción de este PES 2019. Bueno… “gran” tampoco sería la palabra porque ya estamos bastante acostumbrados, pero lo cierto es que decepciona ver cómo cada vez Konami invierte menos en este aspecto renunciando a lo poco bueno que le quedaba. Y es que perder licencias que daban tanto juego como la Champions y la Europa League y que pasen directamente a la competencia, como ha sucedido este año, no es un tema menor precisamente. Y no, no cuela el vender a bombo y platillo licencias como las de las ligas Rusa, Turca, Belga, Suiza o Chilena, entre otras. El caso es que tenemos 14 ligas oficiales en total con probablemente la Francesa, Argentina y Brasileña como más destacadas. No obstante, y como mal menor, Konami mantiene un cierto número de Partner Teams, 20 en total, que como en el caso del FC Barcelona y su Camp Nou (nuevamente en exclusiva para PES) se convierten en uno de los mejores reclamos y seguramente en el último clavo ardiendo al que agarrarse. De entre los equipos europeos con acuerdo de colaboración, Liverpool, Arsenal, Inter, Milan, Shalke04 o Mónaco serían otros de los ejemplos más destacados.

PES 2019

En cuanto a los estadios PES 2019 cuenta con 24 reales, pero nuevamente tan sólo uno en España (el citado Camp Nou), otro en Alemania (Veltins Arena), dos en Inglaterra (Emirates y Anfield) y tres en Italia (Olímpico de Roma, San Siro y Giuseppe Meazza, estos dos últimos para más inri son el mismo). En definitiva únicamente 7 estadios, o 6 según se mire, sumando las 4 ligas más importantes.

Nuevamente, eso sí, hay que destacar la posibilidad de corregir este desaguisado en ligas, equipos, jugadores e incluso entrenadores gracias a los Option Files de los gurus de la edición, opción más que imprescindible para lavarle la cara al juego y dejarlo mínimamente decente. Lamentablemente esta posibilidad vuelve a ser exclusiva de PS4 y PC quedando nuevamente fuera los usuarios de Xbox.

Conclusión

Es indudable que la sensación que todos teníamos antes de PES 2019 era la de que cada año la diferencia entre PES y FIFA era menor. Sin embargo, finalmente no parece que vaya a ser necesario el VAR para determinar el resultado final de la batalla entre ambos. Y es que la última entrega de PES tiene cosas buenas, cierto, como algunas mejoras gráficas o sobre todo una impresionante jugabilidad. Pero su apatía a la hora de ofrecer novedades en modos de juego y sus recortes en las licencias dejan una cierta sensación de renuncia a la victoria por parte de Konami, tal vez para centrar su dinero y esfuerzos ya en la próxima generación.

Si sólo te importa la diversión, la sencillez y en definitiva la jugabilidad pura y dura, probablemente PES 2019 cumpla tus expectativas. Pero si esperas un producto completo que también te sorprenda con otros argumentos posiblemente acabes decepcionado. En nuestra opinión, un paso atrás por parte de Konami. Esperemos que al menos sea para dar dos adelante en un futuro no muy lejano.

8

Nos consolamos con:

  • Su gran catálogo de animaciones y el cómo cada momento y situación tiene la suya.
  • Su excelente jugabilidad, llevada este año un paso más allá.
  • El espectacular parecido de los jugadores reales.
  • Es triste pero el Camp Nou, nuevamente exclusivo de PES.

Nos desconsolamos con:

  • Algunos fallos jugables en pases elevados y salidas (casi nulas) de los porteros.
  • Sus poquísimas novedades en modos de juego.
  • La pérdida de licencias, sobre todo la Champions y la Europa League.
  • Muy pocos estadios reales.

Ficha

  • Desarrollo: Konami
  • Distribución: Konami
  • Lanzamiento: 30/08/2018
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 54,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *