7

Outlast

Outlast1376438305_1380640487

En los últimos años, los survival horror han brillado por su casi total ausencia, ya que hemos visto cómo títulos que antaño asustaban, se han convertido en aventuras de acción con zombis o monstruos similares como enemigos. Esto no es dar miedo, y en septiembre, Outlast salió en PC para asombrar (y asustar) a casi todo el mundo, convirtiéndose en un fenómeno en Youtube con infinidad de gameplays y reacciones de la gente jugando.

Pues bien, el juego por fin ha salido para PS4, y además, formando parte del contenido de Playstation Plus para que los miembros podamos disfrutarlo sin coste alguno. A este precio, ¿quién se va a resistir a investigar un psiquiátrico lleno de muerte?

La historia del juego es uno de sus puntos más flojos, ya que entra dentro de lo cliché en la mayoría de aspectos, y cuando se quiere desviar, no tiene ningún sentido. Resumiendo, somos el reportero Miles Upshur, que tras un chivatazo, nos aventuramos al Mount Massive Asylum, donde parece que se están realizando prácticas poco éticas.

Nada más adentrarnos en el psiquiátrico, está claro que algo muy siniestro está pasando en ese edificio, ya que todo está lleno de cadáveres, sangre y los pacientes están completamente desfigurados (además de locos y sueltos). Así que, con la ayuda de nuestra cámara de vídeo, tendremos que desentrañar la verdad y escapar con vida para dar a conocer los horrores a los que nos hemos enfrentado.

La historia irá avanzando a través de varias secuencias y con los documentos que iremos encontrando a lo largo del juego, mientras que la “personalidad” de Miles (que no hablará en todo el juego) la veremos ligeramente reflejada en los apuntes que haga al hacer ciertas grabaciones de momentos especiales. Y es cierto que al principio, resulta muy atractivo el misterio de cómo se han soltado los pacientes y quién ha experimentado con ellos para Dios sabe qué, pero según vamos avanzando, nos vamos encontrando con aspectos que no terminan de cuajar, y que se contradicen a sí mismos.

Outlast740996_779512378742773_1196328229_o

Lo que realmente engancha del juego es su jugabilidad, y es que hacía tiempo que no pasaba tanta tensión con una aventura. Ojo, tensión, no miedo, ya que los sustos son muy scriptados (se ve claramente de dónde van a salir), y buscan más el sobresalto que realmente dejarnos con el miedo en el cuerpo. Aun así, eso no quita que, cuando tengamos que superar zonas con algún paciente loco intentando matarnos, nuestro corazón no empiece a latir con más fuerza.

Miles no puede defenderse, por lo que nuestra única opción para sobrevivir es escondernos y dar esquinazo a nuestros perseguidores cuando nos detecten. Ahí entra bastante en juego el uso del sigilo, algo que está muy bien, y que, en algún momento, nos deja con la tensión en el cuerpo al escuchar cómo hay un enemigo tras una esquina al escuchar las cadenas que tiene y que va arrastrando, o al oír el ruido que hacen con sus armas. Son momentos muy efectivos, y que llegan a su nivel máximo cuando nos descubren, nos toca correr como alma que lleva al diablo, y finalmente escondernos en una taquilla o debajo de una cama, rezando para pasen de largo y no nos descubran mientras buscan la habitación.

Ahí es cuando el juego parece sencillamente perfecto, con esta mecánica del “gato y el ratón” tan bien llevada a cabo. Además, gana muchos enteros por la gran ambientación de los escenarios, llenos de sangre y demás casquería (aunque bueno, a veces demasiada), además de ser muy oscuros. Es ahí cuando entra en juego nuestra cámara, ya que tiene visión nocturna, y así podremos ver en la oscuridad. Aunque hay un coste: las baterías. La cámara chupa más baterías que los móviles de hoy en día, por lo que, además de sobrevivir y seguir avanzando por los niveles, tendremos que buscar baterías para no quedarnos a oscuras en los peores momentos.

Hasta ahí todo lo bueno, que no es poco, pero desgraciadamente, según vas avanzando en esta aventura de unas 5 horas, las carencias del título se hacen muy evidentes. Para empezar, siempre haremos lo mismo: ver que hay un enemigo, vigilar su patrón de movimiento, darle esquinazo, y coger el objeto necesario para avanzar. Hecho esto, mágicamente nos descubrirá aunque no hayamos hecho ningún ruido, y toda una persecución. Siempre es lo mismo, y tras unos cuantos encuentros muy intensos y emocionantes, pierden su impacto la hacerse tan predecibles.

outlast

Como los niveles son tan lineales, hacia la mitad del juego veremos venir casi todos los sustos, y por muy emocionantes que sean algunas persecuciones, a la larga siempre tendremos que hacer lo mismo. Un gran ejemplo es cuando tenemos que abrir una puerta, y de ahí salen algunos enemigos, por lo que nos toca correr, darles esquinazos y cruzar. Esto nos pasará varias veces, y vale que la primera vez te pilla por sorpresa, pero luego se convierte en pura rutina.

Y que en un juego de miedo, huir y pasar tensión se convierta en rutina no es nada bueno. Esto no quiere decir que nos lo pasemos mal durante el juego, ya que todos los capítulos, a excepción del último, están muy bien planteados y siempre queremos seguir jugando. Aunque esa emoción que se tiene al principio se va desvaneciendo. Todo para luego llegar a un nivel final que se podrían haber ahorrado, y que no tiene sentido ni en la historia, ni se ha llevado muy bien a cabo en lo jugable.

Outlast3HUV51k

Gráficamente, el juego tampoco no llegaría a destacar demasiado demasiado de no ser por la gran ambientación de los escenarios. Los pabellones, el patio o las celdas están hechas muy bien para que siempre tengamos ese “mal rollo” en nuestro cuerpo para que nos cueste avanzar. Pero claro, al hacerlo, nos vamos a encontrar con enemigos, y el diseño de éstos no es que sea muy bueno. Sus animaciones son robóticas, y su diseño no es nada del otro mundo. La principal excepción es nuestra particular Némesis (al cual podéis ver en la imagen de encima), que realmente impone y se mueve mejor. Al menos, las animaciones de Miles están bastante trabajadas, y algún detalle que se agradece mucho, como pasar por encima de un charco de sangre y que vayamos dejando las huellas durante un tiempo.

En el sonido sí que no se puede poner ninguna pega. La música y los efectos son perfectos para meternos la tensión en el cuerpo, y que cuando nos toque correr, lo queramos hacer sí o sí. Es una pena que no se haya usado el DualShock 4 para que los pasos de los enemigos se escuchen desde el mando, ya que así la tensión habría sido todavía mayor.

outlast_01

Conclusión

Outlast está muy lejos de ser perfecto. Técnicamente no es una maravilla, la historia hace aguas por todos lados, y su jugabilidad empieza muy fuerte para luego desinflarse según vamos avanzando. Pero eso no le quita mérito a lo que han logrado los chicos de Red Barrels: crear un survival horror de verdad en el que quizá no nos asustemos demasiado, pero en el que sí vamos a pasar muchísima tensión. Si a esto le sumamos que en PS4 lo están dando con Playstation Plus, hay pocas excusas para no adentrarse en este manicomnio  y desentrañar la verdad con nuestra querida cámara de vídeo.

7

Nos consolamos con:

  • Intenso desde el principio hasta el final.
  • Fantástica ambientación.
  • Buen uso de la cámara de vídeo para que no resulte extraño.
  • Genial mecánica del gato y el ratón…

Nos desconsolamos con:

  • … pero que va perdiendo fuerza por repetirse demasiado las situaciones.
  • Demasiado scriptado y lineal.
  • La historia y el capítulo final.
  • Las animaciones de los enemigos y su diseño.

Ficha

  • Desarrollo: Red Barrels
  • Distribución: Red Barrels
  • Lanzamiento: 04/02/2014 (04/09/2013 en PC)
  • Idioma: Español (voces en inglés)
  • Precio: 18,99 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. A mí no se me hizo repetitivo el juego, más que nada por que en 5 horas no da tiempo xD Hacía tiempo que un juego no me asustaba como lo ha hecho éste.

    • Pues a mí un poco sí, aunque no de esa repetitividad que te acaba por hacer pesado el juego, sino porque cada vez me encontraba con menos sorpresas, hasta ya brillar por su ausencia. Pero bueno, es algo que va a depender de cada uno, y eso no quita que se pueda disfrutar tanto pasándolo mal con tanto loco suelto! 🙂

  2. El capítulo final si es muy decepcionante ya que se desvía de la temática pero por lo demás me encanto excelente juego 😉

Responder a Luis Miguel Calzada Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *