3

One Piece: Grand Cruise

One Piece: Grand Cruise

Gracias a la Realidad Virtual, es posible adentrarnos en mundos con los que siempre hemos soñado tras ser fans de ciertas licencias. Por eso es tan espectacular formar parte de una aventura terrorífica en Resident Evil VII o formar parte de uno de los juicios mortales de Danganronpa. La verdad es que ahora estoy bastante obsesionado con la Realidad Virtual, por lo que a pesar de no ser el mayor aficionado a cierta saga o género, me aventuro a ver qué es lo que ofrece. Es lo que me ha pasado con One Piece: Grand Cruise, ya que mi conocimiento de la franquicia se acaba en que el protagonista es un pirata llamado Luffy.

La idea detrás de este tipo de experiencias es «conocer» a nuestros personajes favoritos en primera persona, y ese es el mayor atractivo de One Pice: Grand Cruise. ¿Listos para convertiros en aprendices de piratas para uniros al Thousand Sunny?

Algo que se nota desde el primer momento es que estamos ante una adaptación de una experiencia que se mostró en un evento en Japón para los fans. Por tanto, no podemos llamar a esto un juego al uso ni muchísimo menos, al apenas haber mecánicas ni una historia. El contexto es que nos unimos a la tripulación liderada por Luffy para vivir dos experiencias posibles: un ataque de la marina o del kraken.

One Piece: Grand Cruise

Cuando ya en el menú principal una de las opciones principales es ver los créditos, ya empiezas a intuir que algo no va a ir muy bien. Al elegir una experiencia, siempre empezamos con la elección de visitar una zona del barco, para luego participar en el minijuego en cuestión y una escena posterior. Si escogemos la experiencia de la marina, podremos visitar la habitación de Nami o la cocina, sin poder contestar a los personajes. Por otro lado, en la experiencia del kraken podemos visitar estos dos lugares, además de la cubierta y la enfermería. Aquí sí que podemos contestar a lo que nos digan los personajes de One Piece, aunque son interacciones muy básicas de decir «Sí» o «No», sin que eso afecte al progreso de la experiencia. También podemos «coger» algún objeto para que el objeto que representa a cada personaje se despida personalmente al final de la misión.

La parte más jugable es cuando llega el momento de la acción, donde esa sensación de estar ante el port de la experiencia que comentaba antes es muy patente. De repente formamos parte de un equipo de otros usuarios, representados con avatares sin rostro alguno, para participar en una competición por ver quién obtiene más puntos. En la parte de la marina, tenemos que disparar los proyectiles que nos lanzan, mientras que en la otra hay que disparar a los tentáculos del kraken para obtener puntos.

Como jugamos solos, la experiencia no es tan curiosa como si estuviéramos rodeados de otros fans del anime o del manga para participar en estas pruebas, o picarnos por ver quién consigue más puntos. De hecho, la IA apunta demasiado bien, por lo que la parte de la marina llega a ser algo frustrante al muchas veces apuntar más rápido y mejor que nosotros. El control no es que sea gran cosa, al mover el DualShock 4 para apuntar, y luego disparar con el botón «X».

One Piece: Grand Cruise

Con esto ya os he hablado de absolutamente todo lo que ofrece One Piece: Grand Cruise, pudiendo verlo todo en alrededor de una hora, y esto es siendo generosos. Lo mejor de la experiencia es sin lugar a dudas cuando estamos junto a los personajes conversando con ellos, o en algún que otro momento de acción. En este segundo campo, la verdad es que acabé muy impresionado, ya que era como estar dentro de un anime. Aquí influye mucho la gran factura técnica del juego, ya que el estilo anime ha sido recreado a la perfección, los gráficos son muy nítidos y las animaciones están muy conseguidas. La pelea que tienen Luffy y Doflamingo es increíble, y me encantaría que hubiera más momentos así.

El sonido también está bastante bien, gracias al doblaje en japonés original del anime (por lo que he leído, ya que como he dicho antes, no he visto nunca la serie) y una buena banda sonora. Se agradece que haya textos en castellano para que nos enteremos de todo, estando bien implementados en la acción, algo que no siempre ocurre en los títulos de VR.

Conclusión

Aunque técnicamente es genial y vivir una pelea de anime desde dentro es increíble, One Piece: Grand Cruise es una experiencia únicamente recomendada para los fans más acérrimos del anime y/o del manga. Se nota que es una adaptación de una experiencia para un evento para fans en la que muchos usuarios participaban a la vez, lo que hace que la única parte jugable como tal sea muy sosa y aburrida. Al no haber ningún tipo de historia global y acabarse todo en un suspiro, cuesta recomendar el juego más allá de los fans. Realmente espero que Bandai Namco u otras compañías tomen nota para ofrecer más juegos de animes, ya que la sensación de estar junto a nuestros protagonistas favoritos es increíbles, y el estilo gráfico para emular el anime queda de lujo en VR. Sin embargo, por ahora nos quedamos en una experiencia que no es demasiado cara como otras (como la de los Cazafantasmas), pero que debería de haber sido gratis o mucho más barata para disfrutarla sin que parezca que nos han asaltado la tripulación del pirata del sombrero de paja.

3

Nos consolamos con:

  • Visualmente es increíble
  • La sensación de estar dentro de un anime es muy buena, sobre todo en las peleas

Nos desconsolamos con:

  • Ningún tipo de historia global
  • La parte jugable es muy pobre y limitada
  • Se acaba en un suspiro
  • Las interacciones apenas modifican la experiencia. Te dicen que estás ante una película y te lo crees

Ficha

  • Desarrollo: Bandai Namco
  • Distribución: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 22/05/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Japonés
  • Precio: 9,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *