6

One More Dungeon

One-More-Dungeon

Los rogue-likes suelen ser en perspectiva cenital, pero cada vez es más frecuente encontrarnos con FPS que actúan de esta guisa, y algunos de mucha calidad, como el nacional Ziggurat. Por eso me llamó mucho la atención One More Dungeon cuando descubrí que llegaría a consolas, al juntar un aspecto pixel-art con una perspectiva en primera persona, para adentrarnos en mazmorras llenas de monstruos y salvar el mundo.

El juego viene de la mano de Stately Snail, y salió en 2015 en PC, con que en su llegada a consolas (de la mano de Ratalaika Games) viene con todas las actualizaciones y mejoras que ha ido recibiendo. Así que, con un báculo mágico en una mano y una espada en la otra, toca acabar con todos los monstruos con que nos topemos.

Al contrario que en otros rogue-like, esta vez no hay ningún tipo de argumento ni explicación para meternos de lleno en esta mazmorra. Esto igual es algo que no importa, pero me suele gustar tener al menos un contexto para saber por qué estoy dándome de leches. Por ejemplo, Enter the Gungeon nos explica a quién podemos controlar y por qué se adentran en esta gran aventura. De hecho, el único modo que tenemos es empezar la partida, con la progresión siendo el desbloqueo de potenciadores a usar en la partida, que nos pueden beneficiar (empezar con más vida o que los enemigos tengan la mitad de vida), o incluso poner las cosas más complicadas (meter más enemigos o incluso monstruos aleatorios sin importar en el nivel en que estemos), lo que puede cambiar la partida en la que nos vamos a meter.

One-More-Dungeon

En One More Dungeon claramente se han inspirado en los shooters más clásicos, por lo que sólo nos podemos mover en el plano horizontal, sin ni siquiera poder apuntar verticalmente. Esto al principio me chocó un poco, pero es cuestión de acostumbrarse, y no molesta. Lo importante es que nos movemos con mucha velocidad, y nuestra tarea en cada nivel es encontrar el guardián del piso (un enemigo más poderoso que los demás) para conseguir su llave y así poder pasar al siguiente nivel.

Para atacar, podemos usar tanto armas cuerpo a cuerpo como bastones mágicos. Lo ideal es usar la magia, ya que nos permite atacar a distancia a los enemigos, aunque por contra, la magia consume cristales, que funcionan un poco como nuestra munición. Así que, hay que apuntar con cuidado, y usar la magia cuando es estrictamente necesario. Por contra, las armas cuerpo a cuerpo pueden ser de diferentes tipos, como espadas, dagas, hachas o lanzas, cada una con diferentes estadísticas en cuanto a velocidad o alcance.

Lo del alcance es muy importante, ya que me ha dado la sensación de que en One More Dungeon, hay que pegarse demasiado a los enemigos para poder darles con las armas cuerpo a cuerpo. Esto nos deja muy expuestos a los ataques, cuando encima hay muchos enemigos que no tienen animaciones como tal para indicar que nos van a atacar, y que más bien nos hacen daño al acercarse mucho. Esto crea combates que se vuelven algo frustrantes, al ir andando hacia atrás mientras se acerca el monstruo de turno, y no pasamos de golpear con el arma rezando para que estemos en el alcance de nuestro arma pero no en el del oponente. No es divertido, y por eso al final se suele recurrir a la magia.

One-More-Dungeon

Como la exploración es tan plana, el combate es lo principal en One More Dungeon, y ver que no funciona muy allá es una decepción. Es cierto que cuando usas la magia principalmente y las armas cuerpo a cuerpo las dejas para romper cajas o situaciones concretas, te lo puedes llegar a pasar bien. Pero claro, estamos en un rogue-like donde los mapas se generan de forma procedimental, con que hay partidas en las que podremos encontrar suficientes cristales como para jugar usando la magia principalmente, y otras en las que tendremos que recurrir casi exclusivamente a las armas cuerpo a cuerpo.

Junto a las armas, podremos encontrar todo tipo de pociones con diferentes efectos. Además, en algunas fases nos podremos encontrar con portales a otros mundos, donde predominan las trampas o muchos enemigos, y así conseguimos artefactos. Estos objetos consumen nuestra salud mental, y nos proporcionan diferentes ventajas especiales, como ver a través de las paredes o cosas por el estilo.

Algo positivo del juego es que en cada mundo aparecen nuevos enemigos, habiendo bastante variedad de oponentes, lo que nos permite sorprendernos en cada fase en que progresemos. Aun así, el diseño de los mapas no es que sea muy destacable, sin que haya casi nada que podamos usar para localizarnos sin usar el mapa. En otros rogue-likes no es tan fácil perderse, y es algo que me hubiera gustado ver mejor. Eso, o al menos incluir más variedad en los mapas, ya que no cambian tanto entre pisos de cada mazmorra.

One-More-Dungeon

A nivel visual, el juego va bastante bien, con un rendimiento muy fluido y un estilo pixel-art mezclado con las tres dimensiones bastante interesante. No es muy espectacular, pero funciona bastante bien. El principal problema que le veo es que los menús tienen una letra bastante pequeña, sobre todo al jugar en modo portátil en Switch, con que es algo que se podría trabajar más.

El sonido sí que es mejorable en todos los sentidos. La música es muy repetitiva, algo que se agrava todavía más en los efectos de sonido. Al final casi prefiero jugar sin sonido, o con cualquier otra música de fondo, y eso no suele ser muy bueno en cualquier juego.

Conclusión

Debido a su bajo precio, One More Dungeon no es un desastre, ya que de vez en cuando se pueden disfrutar de partidas interesantes y divertidas. Sin embargo, estamos ante un rogue-like que no es muy memorable en ningún aspecto, al haber juegos mucho mejores dentro del género, ya sean en primera persona o desde una perspectiva cenital. En Switch es cierto que es el único juego que combina ambos mundos, pero teniendo otros títulos del género, es fácil verse jugando principalmente a otros títulos durante mucho más tiempo.

6

Nos consolamos con:

  • Estilo artístico interesante
  • Mucha variedad de enemigos
  • Usar la magia es divertido

Nos desconsolamos con:

  • Combate cuerpo a cuerpo muy mejorable
  • El sonido no destaca en absoluto
  • Ningún tipo de contexto o algo que le dé cierta personalidad

Ficha

  • Desarrollo: Stately Snail/Ratalaika Games
  • Distribución: Ratalaika Games
  • Lanzamiento: PC: 23/11/2015 - Consolas: 15/12/2017
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: PC: 4,99 € - Consolas: 7,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *