6

Niko: Through the Dream

Niko bannerG01

Aunque ahora en verano no hay muchos lanzamientos, es el momento de brillar de varios indies, que intentan aprovechar la sequía de juegos para marcarnos con sus propuestas. Es el caso de Niko: Through the Dream, que tras unos retrasos inesperados, por fin ha llegado a Steam. Como se puede ver por el nombre, nos vamos a adentrar en los sueños de Niko, en un viaje onírico por sus recuerdos, y cómo no, también pesadillas.

La exploración de los sueños es algo que siempre se ha explorado en muchos medios, y últimamente en los juegos independientes se ha hecho a traves de puzzles y rompecabezas que representan los estados del protagonista. Algo similar nos encontramos en Niko, pero al igual que ocurre en los sueños, es difícil encontrarnos con dos rompecabezas iguales.

Así, desde una perspectiva en primera persona, deberemos de ir explorando cada nivel, encontrar la solución en esa área y activar los mecanismos que hagan falta para avanzar. Lo bueno es que en el juego no nos explican casi nada, sino que dejan que vayamos descubriendo todo. Esto se aplica a la historia, ya que solo sabremos algo de Niko si nos ponemos a explorar, pudiendo ver en algunas zonas pequeños cuentos animados. Algunos de estos cuentos dan un buen contexto para el nivel en el que estamos.

Niko capturas06

Estos aspectos del juego me han encantado, ya que se consigue un buen equilibrio entre exploración y rompecabezas puros y duros. Además, como no son puzzles demasiado complicados, tenemos una experiencia muy bella y relajante en cierta manera.

Pero claro, eso es cuando tenemos puzzles entre mano, porque todo lo demás del juego es un verdadero desastre. En un intento de dar variedad al juego, los chicos de Studio Paint han metido zonas de plataformas y persecuciones donde el ritmo se incrementa y tenemos que correr por nuestra vida. Sobre el papel suena bien, pero la ejecución es horrible. Los controles no son nada precisos, por lo que incluso una sección plataformera en la que tenemos que escalar una torre se convierte en un calvario porque al haber pulsado medio segundo más la tecla para avanzar.

Esta falta de precisión es lo que destruye estas zonas, haciendo que sea más frustrantes que divertidas, y os lo dice un gran fan de las plataformas. En otros momentos, más que saltos, se trata de esquivar trampas o huir de un peligro, donde la falta de precisión nos hará morir una y otra vez. Para rematar, a veces ni sabremos por qué hemos muerto, ya que a veces parece que solo somos una cámara, lo que hace más complicado esquivar peligros.

Niko capturas10

Otro problema de esas zonas es que se rompe claramente con el ritmo del juego, dejando atrás los momentos más tranquilos y a veces relajantes de exploración para algo de más estrés. Estrés que acaba en frustración por todo lo que acabo de comentar.

Y es una verdadera pena, porque solo con los rompecabezas, dado cómo van ofreciendo nuevas mecánicas a medida que avanzamos para que no se repita ni un solo puzzle, ya era suficiente variedad como para tener que meter estas secciones. Vale, hay un combate que sí pegaba bastante bien con la filosofía del juego hasta ese momento, pero luego otros niveles me chocaban. Habría sido mejor que se hubiera repetido alguno de los rompecabezas con algo más de dificultad en vez de meter las plataformas o las persecuciones, ya que en las 4-5 horas que dura la aventura no habría dado tiempo a que se hagan pesados.

Todo lo que Niko: Through the Dream falla en cuanto a mecánicas jugables lo acierto en sus aspectos técnicos. Bajo un aspecto visual muy minimalista nos encontramos ante un título que entra por los ojos. Al igual que hay mecánicas nuevas en cada nivel, el aspecto visual va sufriendo una evolución similar, pero manteniendo ese estilo sencillo constante. La música acompaña muy bien en todo momento, y entre lo visual y las melodías, a veces se logran momentos de exploración fantásticos.

Niko capturas02

Conclusión

Quería que me gustara, pero Niko: Through the Dream peca de ambicioso y falla al intentar abarcar demasiado. Lo que hace más básico, la exploración y los puzzles, funcionan bastante bien. Sin ser nada muy complejo o revolucionario, todo es funcional y encima hay una gran variedad al no repetir el mismo estilo de rompecabezas en más niveles.

Sin embargo, en un intento de ofrecer más variedad, los niveles de más ritmo de plataformas o persecuciones no solo rompen con el estilo de juego que se había creado hasta la fecha, sino que además los controles no ofrecen ninguna precisión como para completarlos de forma divertida.

Así que, por un lado nos encontramos una experiencia muy positiva a medida que vamos descubriendo a nuestro ritmo la historia personal de Niko y las respuestas para las puzzles en unos escenarios minimalistas pero preciosos. Por el otro, unas secciones cuyo control os sacarán de quicio en más de una ocasión, y hasta haréis que odiéis el juego.

Nos consolamos con:

  • Estilo visual minimalista pero que entra por los ojos.
  • Música muy buena que nos acompaña a la perfección toda la aventura.
  • Que nos dejen descubrir a nosotros las mecánicas y la historia.
  • Mucha variedad de mecánicas jugables…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero esa variedad falla en las zonas de plataformas o persecuciones de forma estrepitosa.
  • Poca precisión en los controles.

Ficha

  • Desarrollo: Studio Paint
  • Distribución: Studio Paint
  • Lanzamiento: 17/07/2015
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 8,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *