9

Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

Los JRPG están volviendo por la puerta grande, gracias a increíbles títulos como Persona 5Xenoblade Chronicles 2, al ofrecer experiencias tradicionales del género, pero lo suficientemente actualizadas como para conquistar a todo el mundo. El próximo gran JRPG capaz de lograr tal hazaña era sin duda Ni No Kuni II: El Renacer del Reino, la secuela del querido título de PS3, que destacó entre sus competidores gracias a la colaboración con el Estudio Ghibli.

Los chicos de Level 5 se han tomado su tiempo para crear esta secuela, que es prácticamente independiente al original, para recoger todo el feedback de los usuarios y crear su JRPG más ambicioso hasta la fecha. Preparad vuestra corona, que tenemos un nuevo reino que crear.

Por un reino que acabe con las guerras

El inicio de Ni No Kuni II me dejó totalmente descolocado. No jugué al original, pero no esperaba para nada empezar así para explicar de dónde viene Roland, uno de los protagonistas. En esencia, es teletransportado al Reino Cascabel frente a Evan, su príncipe. Su primer encuentro es crucial, ya que en ese momento está habiendo un golpe de estado para acabar con el joven príncipe, por lo que ambos deben escapar del reino con vida. A pesar de las dificultades y haber perdido su reino, el joven Evan no se da por vencido, y está decidido a tener su propio reino que acabe con todas las guerras del mundo. Así que Roland se une al príncipe en busca de su ideal.

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

El argumento no es demasiado sorprendente, y sigue muchos clichés de este tipo de historia: conocer a nuevos aliados que descubren la grandeza del príncipe a las primeras de cambio y se convierten en sus súbditos, o conocer los diferentes reinos para solucionar sus diversos problemas. Esto no es malo como tal, y en cierto sentido, me recordó a “La Heroica Leyenda de Arslan”. Además, los personajes son bastante carismáticos y simpáticos, por lo que es una delicia seguirles en sus aventuras, conocer más lo que les mueve, etc.

El “problema”, al menos a nivel personal, es que no hay “feels”, ya que incluso en Xenoblade Chronicles 2, que era un shonen de manual, lograron emocionarme en muchísimos momentos a lo largo de la trama, algo que no ha ocurrido en Ni No Kuni II. Esto puede cambiar de persona a persona, pero es algo que sí he echado en falta.

Tales of Ding Dong Dell

A nivel de mecánicas, Ni No Kuni II se sostiene sobre varios pilares. Uno de ellos es el combate, que tiene lugar en tiempo real mediante batallas muy rápidas, que recuerdan mucho a las vistas en los Tales Of. Por tanto, dispondremos de varios combos, los aliados nos ayudarán y tendremos todo tipo de habilidades para mermar las fuerzas enemigas. Algunas mecánicas son bastante curiosas, ya que en todo momento llevamos equipadas tres armas, pudiendo elegir cualquiera de ellas con tan solo pulsar un botón. Esto es importante, ya que cada arma tiene un nivel de carga, que si llega al 100%, podremos lanzar habilidades más potentes de lo normal, algo que nos viene muy bien para acabar con los monstruos más duros.

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

También destacan los fofis, unas pequeñas criaturas que están pululando por el mapa ayudando de forma automática, ya sea curándonos, reduciendo estadísticas de los enemigos o potenciando las nuestras. Además, algunas veces podremos activar sus ataques especiales, para que se conviertan en un cañón o lancen un enorme hechizo, lo que nos ayudará todavía más. A esto hay que sumar los estados elementales de los enemigos y nuestros ataques, la posibilidad de activar un modo “Real” al obtener una esfera dorada y otros pequeños detalles más. Por tanto, las peleas de Ni No Kuni II tienen bastante miga, y lo más importante, son muy divertidas.

Otro pilar clave está en la exploración, ya sea del mapamundi (muy en la línea de los RPGs de la PSX) o de las mazmorras y ciudades que visitemos. Por el camino nos encontraremos tesoros varios, enemigos que derrotar o misiones secundarias, que son clave para obtener nuevos súbditos para nuestro reino.

La gestión de Estivania, el nuevo reino que funda el joven Evan, es de los mejores aspectos de Ni No Kuni II, y es todo un vicio. Con la moneda específica de la ciudad que vayamos consiguiendo (tranquilos, no hay nada de microtransacciones) podremos crear nuevos edificios con propósitos concretos: una tienda con mejores objetos que los de las demás tiendas, una cocina para obtener items que nos dan ventajas temporales (un poco a lo Final Fantasy XV), herrerías para armaduras y armas, zonas de entrenamiento para las tropas, granjas para la recolección de elementos y un largo etcétera. Podremos asignar a los súbditos a cada edificio, teniendo cada uno sus puntos fuertes que les hacen más apropiados para una tarea u otra, lo que nos da acceso a investigaciones (que requieren cierto tiempo para completarlas) para desbloquear mejor equipo o habilidades. Todo esto hace que las misiones secundarias, aunque sean en esencia fetch quest, sean de lo más adictivas, ya que queremos seguir mejorando nuestro reino, para ver cómo crece físicamente, y al mismo tiempo tener mejores habilidades.

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

Lo último que podemos hacer es participar en las llamadas “batallas campales”, que se podrían considerar parte de un mini-RTS. Dirigiremos hasta 4 escuadres que iremos rotando alrededor de Evan con L1 o R1, para que se coloquen en la posición adecuada para atacar a los escuadrones enemigos en función de las fortalezas y debilidades de cada clase. Personalmente, esta es la parte más floja de Ni No Kuni II, ya que estas batallas tienen lugar en el mapamundi, por lo que todo tiene un aspecto chibi, y la estrategia tampoco es que sea muy necesaria para alzarnos con la victoria.

De hecho, este es otro posible problema para muchos usuarios: la baja dificultad. Todo el contenido principal de Ni No Kuni II es extremadamente sencillo, lo que hace que algunas mecánicas sean casi superfluas, como los fofis, ya que en la mayoría de los combates ni los necesitaremos, al acabarlos antes de que hayan cargado su habilidad especial. Si queremos un poco más de desafíos, tendremos que meternos en el contenido opcional. Las únicas veces que he muerto eran cuando me metía en zonas de muchísimo más nivel que el que llevaba actualmente porque me había envalentonado con las misiones principales, y entonces de un golpe me mataron. Eso sí, un poco de farmeo y de nuevo la dificultad de este contenido opcional vuelve a caer en picado.

En general, Ni No Kuni II es un JRPG muy accesible, ya que todos sus sistemas se van introduciendo poco a poco para no abrumar en ningún momento, y nunca estaremos ante un desafío imposible. Aun así, es algo amigable, y que choca con varios otros RPGs. Otro aspecto algo chocante puede ser la duración, ya que la historia se puede acabar en unas 30 horas aproximadamente, con algunas más si queremos completar absolutamente todo. Personalmente, he visto esta duración acertada, ya que nunca llega a hacerse pesado y dura lo justo y necesario, por lo que nunca nos hace perder el tiempo ni nada por el estilo, como sí puede parecer que ocurre con otros enormes JRPGs.

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

Sin Ghibli, pero con muchísima calidad

A nivel visual, es prácticamente imposible ponerle pegas a Ni No Kuni II. Aunque en esta entrega no ha participado el Estudio Ghibli, los chicos de Level 5 han mantenido el estilo visto en el original, por lo que parece que estamos ante un anime en movimiento. Todo es increíblemente simpático y bonito, ya sean los escenarios, los personajes o los propios escenarios. Ver las razas de cada reino, sus peculiaridades artísticas y demás es sencillamente genial. Lo mejor es que cuando nos ponemos a jugar, el apartado visual impresiona más, ya que la acción se mueve muy fluida y podemos ver montones de efectos en pantalla que nos quitan el hipo. Lo que quizá no es tan bonito es el mapamundi, ya que no tiene tanto detalle y echaba en falta algo más, aunque gracias a los personajes en plan chibi, esa “adorabilidad” se mantiene constante.

En el sonido también tenemos muchísima calidad. Por un lado, las voces, tanto en japonés como en inglés, son muy buenas, ayudando a meternos en las escenas que avanzan la narrativa. Además, los textos están muy bien traducidos, aunque ojo, porque algunos términos no son idénticos entre las voces en inglés y los textos (las traducciones se han hecho adaptadas a cada idioma), lo cual puede ser un poco extraño al inicio, pero personalmente no me ha molestado demasiado. La música es también genial, muy en la línea de aventura épica, y que animan a la perfección los cientos de combates en los que nos adentraremos.

Ni-No-Kuni-II-Renacer de un Reino

Conclusión

Se ha hecho de rogar con tantos retrasos, pero la espera ha merecido la pena, ya que Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino es sencillamente espectacular. Técnicamente es maravilloso en todos sus frentes, las mecánicas de la evolución de nuestro reinado son increíblemente adictivas, y el combate es muy divertido. Es cierto que es bastante sencillo en general, y que no dura tanto como otros grandes JRPGs, pero eso no quita que durante las 30 horas que nos aporta (duración más que aceptable), estemos pegados al mando sin remedio alguno.

Así que, a poco que os gusten los JRPGs, los RPGs de acción u os gustó la primera entrega, estamos ante una obra muy recomendable que se convierte, por méritos propios, en uno de los RPGs más grandes de este 2018.

9

Nos consolamos con:

  • Técnicamente increíble. Aun sin el Estudio Ghibli, el arte es inmejorable
  • Combate rápido, divertido y espectacular, sobre todo contra los jefes finales
  • La evolución de nuestro reinado, con muchas posibilidades y realmente adictivo
  • Las misiones secundarias potencian la evolución del reino, lo que las hace más divertidas de lo que deberían ser

Nos desconsolamos con:

  • El juego se hace muy, muy fácil
  • Las batallas campales se hacen algo aburridas
  • Historia bastante típica y sin llegar a emocionar demasiado

Ficha

  • Desarrollo: Level 5
  • Distribución: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 23/03/2018
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés y Japonés
  • Precio: 69.99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *