8

Need for Speed Payback

Need-for-Speed-Payback
La saga Need for Speed vuelve a finales de 2017 a la carretera lista y preparada para quemar todo el caucho de las ruedas necesario para intentar de nuevo ser la referencia de los juegos de conducción arcade. Otra vez de la mano de Electronic Arts y al volante de su desarrollo el estudio Ghost Games.

Cada dos años el estudio sueco propiedad de EA nos presenta una nueva y remozada entrega de Need for Speed dando bandazos de un lado al otro del género para intentar hacerse un hueco en el mercado. En esta ocasión Need for Speed Payback sería una mezcla de las persecuciones policiales básicas de la saga sumado a lo visto en juegos como Forza Horizon y en películas como Fast & Furious, todo ello en un mundo abierto medianamente extenso.

Pero entremos en materia y veamos qué nos ofrece Need for Speed Payback y porqué me ha gustado. Lo que salta a la vista nada más empezar el juego es que estamos ante un juego guionizado, es decir, tiene una historia que nos guste o no deberemos seguir hasta finalizar el modo entre comillas historia del juego. Tyler, el corredor, Mac, showman, y Jess, la especialista deben enfrentarse a La Casa en una historia de venganza personal. Todo ello ocurre en la región de Fortune Valley con varias localizaciones, aunque sobretodo centradas en una ciudad, un valle, una zona rocosa y árida y otra boscosa de montaña.

Need-for-Speed-Payback

Tendremos que competir en diferentes misiones para ir desbloqueando nuevas misiones del modo historia y podremos hacerlo a nuestro aire, aunque centradas en cada uno de los personajes y sus vehículos. Estas misiones nos enfrentarán a bandas ubicadas en diferentes territorios y se distribuyen según el tipo de vehículo, pudiendo ser de Carreras, Todo Terrenos, Aceleración o Persecución. Mientras nos desplazamos de una a otra misión iremos descubriendo eventos que se quedarán fijos en el mapa como saltos, radares de velocidad, tramos de velocidad, talleres que podremos comprar, tiendas de repuestos para mejorar nuestros coches, carteles que romper o eventos aleatorios. Todo muy Forza Horizon como podéis ver.

Podremos realizar las misiones o bien ir a nuestro aire y recorrer el mapa y si encontramos algún piloto intentar enfrentarnos en carretera y ganarle. Siendo sincero el mapeado no es muy grande, y cuando llevemos horas y horas de juego nos lo conoceremos como la palma de nuestra mano, pues muchos de los eventos transcurren casi siempre en las mismas carreteras. Podemos llegar al punto de encuentro a nuestro aire o bien utilizar el GPS de nuestro mapa, aunque este también siempre nos llevará más o menos por los mismos tramos de routa.

Need-for-Speed-Payback

Hemos visto la parte de Forza Horizon y la parte guionizada que se asemeja a una película de Fast & Furious con sus personajes y su guión incluido. Vamos a la parte policiaca, seña de identidad de Need for Speed. De nuevo la poli vendrá a perseguirnos utilizando todo su arsenal de coches, cintas de clavos, furgonetas, bloqueos con vehículos y helicóptero, a esto hay que añadir un artilugio que inutilizará nuestro motor y que podrán utilizar tanto vehículos como el helicóptero siempre y cuando estén cerca de nuestro coche. Todo tan espectacular como siempre y efectivo, sin duda lo mejor del juego. Need for Speed Payback lo he analizado en la versión de PS4 y en estos niveles oiremos la radio de la policía por el altavoz del mando DualShock 4, todo un detallazo.

Vamos al tema vehículos, parte troncal de Need for Speed Payback. Como os he comentado anteriormente estos se encuentran divididos por clases. Al iniciar el juego contaremos con un vehículo para cada personaje y si lo hacemos bien, quizás no sea necesario cambiarlo por otro, aunque nadie en su sano juicio que le gusten los juegos de conducción pasará por alto comprar algún vehículo en las tiendas disponibles y empezar a tunearlo, mejorarlo, pintarlo y customizarlo.

Need-for-Speed-Payback

Podemos pasar tanto tiempo en nuestro garaje como fuera, esto dependerá de nosotros y sólo veremos los vehículos de cada clase disponibles. Si tenemos varios coches de una misma categoría se almacenarán y no serán visibles hasta que entremos para seleccionar uno en cuestión. Aparte, podremos descubrir piezas de varios coches y una vez juntemos todas podremos volver a nuestro garaje y tener un vehículo nuevo que será asignado a la categoría que deseemos, y ojo porque luego no podremos cambiarlo, ya sea para carreras, derrapes, arranque o persecución.

Vamos con el apartado que quizás más controversia levante dentro de Need for Speed Payback. Se trata del de mejorar los coches. Mientras jugamos obtendremos puntos que nos harán subir de nivel como piloto. Hasta aquí bien. Ganar los eventos además nos dará acceso a conseguir una speedcart con la que mejorar nuestro vehículo. Esta carta si no nos sirve, la podremos vender por dinero o bien por una carta de tirada que nos servirá más adelante para conseguir en una especie de ruleta una speedcart mejor.

Need-for-Speed-Payback

Se añade por tanto un componente aleatorio al juego a tocarte una carta que quizás puedas aprovechar con el coche actual o bien guardarla para otro vehículo. Esto hace que la progresión del vehículo sea la adecuada, es decir, para participar en varios eventos se nos recomendará un coche, pero también una potencia del mismo. Podemos arriesgarnos y correr con menos potencia de la aconsejada, pero nuestras posibilidades de victoria se verán mermadas.

El juego tiene tres niveles de dificultad y os recomiendo empezar siempre por el nivel medio. Se disfruta mejor y supone un reto. En algunos momentos tuve que bajar de nivel, puesto que las pruebas de drift o derrape eran demasiado para mi. Luego puedes volver a subir el nivel sin problema. Lo mismo ocurre con las cinemáticas, son bonitas al principio cuando están activadas, sobretodo cuando destruyes un coche rival o policía, pero lo mejor es quitarlas para no dañar la experiencia de conducción. Y hablando de experiencia, no olvidemos que estamos ante un juego de carreras arcade de mundo abierto ¿no lo había comentado antes?.

Need-for-Speed-Payback

Pues queda dicho, no esperéis la conducción más real, o que los coches se comporten de diferente manera según la marca o modelo. Todos aceleran igual y los únicos que les cuesta girar de principio son los de aceleración. Tendremos varias vistas para poder conducirlos, pero como ya es tradición en Ghost se omite deliberadamente la vista interior como piloto. Supongo que les supondría más trabajo de diseño por cada uno de los vehículos, y la lista de estos es bastante grande una vez tengamos todos desbloqueados.

Pero volvamos al tema cartas. Como últimamente nos tiene acostumbrados Electronic Arts, tendremos un componente de monetización en el juego. Es decir, gastarnos dinero real en el juego, comprando cargamentos. Habrá de diferentes tipos de estos, el básico lo obtendremos al completar retos en el juego, pero otros sólo podremos conseguirlos pasando previamente por caja. Si queremos progresar rápido tendremos que gastar dinero, si queremos ir a velocidad normal podremos hacerlo sin gastar ni un duro, quedará a elección nuestra.

Need-for-Speed-Payback

Need for Speed Payback utiliza el motor gráfico Frostbite. El apartado visual es bueno, podemos ver diferentes regiones y localizaciones bien diferenciadas, con un ciclo día noche bien resuelto y con daños en los vehículos, así que podremos acabar con los cristales rotos y bollos por buena parte de la carrocería, aunque os advierto que nada de perder piezas de la misma. El juego luce bien con un buen frame rate al menos por lo visto en una PlayStation 4, pero hay el dichoso popping que provoca que la experiencia deje de ser lo buena que podría ser. Lástima porque se supone que deberían tener un motor gráfico bastante trabajado. Este popping sobre todo es notable al iniciar una partida cargada o al reiniciar una misión. La carga de texturas a su vez es otro flaco favor al juego. Esto supongo que en nuevas actualizaciones debería quedar corregido.

Destacar la localización a nuestro idioma de los diálogos, lo que nos permitirá estar más centrados en la conducción. Y es que estamos ante una historia plagada de relatos y sobretodo de llamadas al móvil mientras conducimos, suponemos que lo harán con el manos libre, porque si no multa al canto. La música acompaña a la perfección al juego, aunque en muchos momentos se ve desplazada por el uso de diálogos, de todas formas igual que la policía sigue siendo una seña de identidad de la saga.

Conclusión

Ghost Games y Electronic Arts han ido a “asegurar el tiro” con Need for Speed Payback. Dar a los aficionados a las carreras arcade lo justo y necesario para continuar pegados dos años más a nuestro asiento disputando carreras en Fortune Valley. No han arriesgado en absoluto, pero es que quizás tampoco les hacía falta y no por ello Need for Speed Payback es un mal juego. Estamos de acuerdo que no es el mejor Need for Speed hasta la fecha ( y llevamos ya más de veinte), pero quizás sea el mejor juego de conducción desarrollado por Ghost Games, aunque tenga sus pequeñas carencias.

8

Nos consolamos con:

  • Se pueden desactivar cualquier cosa que te moleste o cambiar parámetros sin tener afectación al juego, excepto el subir o bajar de dificultad .
  • La progresión con cartas limita que tengas el coche ultra potenciado.
  • Es un placer de nuevo sentir que la policía te pisa los talones.

Nos desconsolamos con:

  • Defectos en el motor gráfico.
  • Nos guste o no hay posibilidad de gastarnos dinero real y progresar más rápido en el juego.
  • Un mapa más extenso que en Need for Speed, pero que tras recorrerlo varios días se nos antoja pequeño.

Ficha

  • Desarrollo: Ghost
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 10/11/2017
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 65,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *