7

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat

Need for Speed es una saga de leyenda, una franquicia que ha traspasado el formato de los videojuegos para colarse en nuestros hogares también como película. Desde su nacimiento allá por 1994 en compatibles y consolas han pasado años y entregas, pero Need for Speed Heat se mantiene fiel a los principios y orígenes de la saga. Pruebas, competiciones, trayectos, misiones, carreras legales durante el día, ilegales durante la noche, con coches de alta gama con la policía de por medio.

Ghost Games de nuevo es la encargada, de la mano de Electronic Arts, de transmitir a los jugadores con Need for Speed Heat la intensidad de las carreras urbanas, la competición, la personalización, las persecuciones policiales y la pasión por los coches.

De buen principio tendremos que escoger nuestro personaje entre varios predefinidos. Esto hace que se inicie la historia y narrativa de Need for Speed Heat. Para ponernos en situación, la historia se desarrolla en la región ficticia de Palm City situada en el sudeste americano y con ciudades que simulan a Miami o escenarios tan reconocidos como la estación espacial de cabo Cañaveral.

Need for Speed Heat

En este mundo abierto la policía no es todo lo legal que parece con los pilotos callejeros y algo turbio se mueve entre sus miembros, empezando por el oficial al mando. Nuestro personaje en el modo campaña tendrá que alcanzar reconocimiento y fama ganando carreras para progresar en la historia y descubrir porqué la policía no solo quiere dar caza a los vehículos y sus pilotos para poder arrestarlos, sino además quedarse tanto con su dinero como con sus coches.

En Need for Speed Heat no encontramos ciclo día y noche durante el juego, sino que las pruebas, carreras y misiones de la historia solo sucederán o bien de día o bien de noche. Durante el día las carreras y competiciones en circuito cerrado nos reportarán dinero, mientras que por la noche las carreras transcurren en el mundo abierto con checkpoints que no podremos saltarnos y con la posibilidad de tomar atajos. Aparte de dinero también podremos ganar reputación que nos permitirá subir de nivel como piloto. Esto hará que se desbloqueen nuevas pruebas, así como coleccionables, elementos para el coche y misiones de la historia o de personajes.

Need for Speed Heat

Para disputar cada prueba o misión se nos indicará el nivel o potencia que tiene nuestro vehículo, así como lo recomendable para competir y conseguir la victoria. Con las visitas al taller principal o a los que vayamos desbloqueando a medida que los descubramos, podremos comprar piezas para nuestro vehículo y adaptarlo para diferentes tipos de competiciones que encontramos en Need for Speed Heat. Estas pueden ser de velocidad en carretera o campo a través, de derrapes o contrarreloj. Podremos utilizar el mismo vehículo o modificarlo o bien en el concesionario ir adquiriendo diferentes vehículos con sus particulares prestaciones e ir mejorándolos tanto en potencia como estéticamente. Estos vehículos del concesionario también se irán desbloqueando a medida que vayamos subiendo de nivel como pilotos y podremos adquirirlos con el dinero que vayamos ganando.

Algunas pruebas solo estarán disponibles si llegamos a un nivel de persecución policial y una vez conseguido tendremos que huir de cualquier coche o helicóptero que nos persiga para poder completarla. Si durante alguna de estas u otras pruebas dañamos el vehículo podremos recuperarlo pasando por alguna de las gasolineras repartidas por Palm City, teniendo un número limitado de reparaciones cuando esto ocurre durante la noche. Si destrozamos el vehículo o bien somos arrestados pagaremos una pequeña penalización en forma de dinero.

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat se vuelve bastante monótono desde sus inicios, con pruebas no demasiado difíciles de completar y con un nivel de carreras arcade bastante asequible para todos los usuarios. El mayor hándicap es luchar contra las fuerzas del orden, saltarnos sus controles, y sobre todo evitar que nuestro coche acabe destrozado. El resto a mi entender es pan comido, conseguir coleccionables incluido, aunque alguna de ellos requerirán varios intentos para poder conseguirlos, sobre todo saltos y radares de velocidad, algo que solo podremos superar si tenemos auténticos cohetes y cochazos en nuestro garaje.

Tampoco podía faltar una banda sonora acorde al entorno, aunque también a mi entender los temas se vuelven demasiado repetitivos, y la localización a nuestro idioma de los diferentes personajes está muy bien lograda. La ambientación, cambio de clima incluido, también brilla a gran altura, aunque echo de menos el ciclo día y noche, aunque es algo a lo que Ghost Games ha prescindido voluntariamente para poder separar el tipo de pruebas y cuándo poder acceder a ellas. El motor gráfico del juego, el Frostbite, sigue moviendo todo de maravilla, aunque pide a gritos el cambio de generación que esperamos dentro de poco por el popping o aparición repentina tanto de texturas en los momentos iniciales del juego o al iniciar una prueba, como también durante nuestra conducción en el mundo libre.

Need for Speed Heat

Al iniciar Need for Speed Heat tendremos que decidir bien si queremos jugar en solitario o bien conectados al online, lo que hará que podamos ver otros jugadores en el mapa del condado e interactuar con ellos invitándolos a eventos. También es posible formar un grupo de amigos con el que disputar las diferentes actividades o pruebas que se nos irán planteando de forma natural a lo largo y ancho del mapeado del juego.

Pero dónde podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación es a la completa personalización y diseño en todos los sentidos de nuestro coche, ya sea en la elección de la pintura o color del mismo, como a los vinilos o diseños que queramos colocarle o incluso en luces de neón o en el color del gas al presionar el turbo. Sobre todo al jugar de noche es cuando destaca cada uno de estos detalles.

Conclusión

Need for Speed Heat es una apuesta continuista de la saga, Ghost Games ha ido a asegurar el tiro y no arriesgar lo mínimo, ir a la velocidad correcta para que el radar de los usuarios no detecte exceso de imprudencia o novedad. Esto mientras que para algunos usuarios de NfS es bueno, para otros puede resultar frustrante. Eso sí, la esencia y personalidad de la saga no se ha perdido y las pruebas callejeras, el olor a goma quemada, el sonido de las sirenas de policía y las luces azules y rojas a nuestras espaladas siguen estando ahí para recordarnos lo importante de esta franquicia que cumple sus bodas de planta este mismo año.

7

Nos consolamos con:

  • Las carreras nocturnas son la mejor parte del juego.
  • No solo se trata de conducir sino de no dañar nuestro vehículo al hacer «el cabra».
  • Conseguir los coleccionables.
  • Con el dinero que ganamos durante el juego podremos comprar cualquier pieza para mejorar el coche o ir al concesionario y comprar uno nuevo.
  • Que la marca Ferrari vuelva de nuevo a estar disponible en un NfS.

Nos desconsolamos con:

  • Se vuelve monótono al poco de empezar.
  • La dificultad no es muy alta y solo dependerá de que no choquemos y tengamos la potencia adecuada.
  • Escapar de la policía me ha resultado más fácil que en anteriores entregas.
  • Cuando optas por apagar la radio por la música que suena es que algo no va bien.

Ficha

  • Desarrollo: Ghost Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 08/11/2019
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 59,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *