10

NBA 2K16

NBA2K16

Y una vez más me pregunto… cómo lo hacen? Cómo se las apaña Visual Concepts para mejorar año a año algo que tan sólo doce meses antes habíamos calificado de insuperable? Pues lo hacen. Vaya si lo hacen. Y la mejor prueba de ello: NBA 2K16. Ni más ni menos que la última entrega del, sin discusión, mejor y más completo simulador deportivo del mercado.

Da igual si sois más de fútbol, de basket, de hockey o de petanca. Cualquiera que se ponga un rato, tampoco hace falta mucho, con NBA 2K16 llega a la misma conclusión: es otra cosa. Otro nivel. Y si el año pasado ya era impresionante esperaos a ver éste.

De la mano de las superestrellas Stephen Curry, James Harden y Anthony Davis y con “His Royal Airness” Michael Jordan siempre presente, el estudio californiano vuelve a dejarnos boquiabiertos con un sinfín de novedades a cual más acertada: una física renovada, multitud de nuevas animaciones, acertados cambios jugables, un nuevo modo My Player dirigido por Spike Lee, nuevos modos online, infinitas posibilidades de edición… Os parece poco? Pues no, no lo es. Es IMPRESIONANTE. Juzgad vosotros mismos.

Gráficos y animaciones

Pensábamos que poco margen de mejora había ya en este apartado, pero visto lo visto estábamos equivocados. El aspecto de los jugadores sigue siendo genial, con texturas plagadas de efectos gráficos next-gen, multitud de detalles personalizados, parecidos en su mayoría sorprendentes y un inagotable repertorio de animaciones que incluye desde la mecánica de tiro hasta las celebraciones propias de cada uno de ellos. Pero es que este año la cosa no queda ahí. Y es que a la enorme cantidad de animaciones añadidas (otra vez 10000 suena ya raro pero cualquiera las cuenta) se suman otras novedades que ayudan a dar un sorprendente salto de calidad en este apartado.

nba2k16

Una de las que sin duda marca diferencias respecto a la entrega anterior y que notaréis desde el primer momento es la nueva física de los jugadores, tanto en su aspecto visual como en sus movimientos sobre el parqué. Ahora la diferencia entre jugadores altos, bajos, delgados o pesados es mucho más evidente y repercute más si cabe en la rapidez y agilidad de cada uno, así que olvidaos de botar o driblar con Marc Gasol como si fuese Ricky Rubio. En NBA 2K16 las habilidades de cada jugador y, por tanto, el estilo de juego y las jugadas que cada uno puede ejecutar se ajustan perfectamente a las que su físico realmente le permite. Vamos, como la vida misma.

Por su parte el motor de impactos no se queda atrás y acompaña a la mencionada física con infinidad de nuevos contactos en defensa, bloqueos, tiros a canasta, luchas por la posición, caídas… todos ellos híper-realistas y perfectamente adaptados a los nuevos físicos sin prácticamente bugs en ninguno de ellos.

Otra de las mejoras que aumenta indudablemente la sensación de realismo es la evolución en las manos y los pies de los jugadores. De las manos es impresionante ver lo real que resulta ahora el movimiento de los dedos tanto al coger el balón como en todos y cada uno de los mil gestos añadidos. Pero es que si nos fijamos en los pies, la tecnología “foot-planting” aumenta infinitamente la sensación de contacto entre la bota y el suelo, ganando con ello una mayor sensación de peso en los cuerpos al ver en todo momento cómo la bota apoya y se deforma en función de cada desplazamiento.

Respecto a la apariencia de los jugadores, ésta es una vez más excelente gracias a unas caras en su mayoría muy conseguidas y fácilmente reconocibles, a la inclusión de los accesorios y tattoos propios de cada uno de ellos y a un físico que, como hemos visto, ahora está mejor representado. No obstante, y como excepción que confirma la regla en el caso de las caras, aún podemos encontrar algunos jugadores principalmente de raza blanca y puntualmente alguna que otra estrella como Kobe Bryant que podrían estar mejor representados. De hecho, y volviendo a los jugadores blancos, siguen sin convencernos ni las caras predefinidas ni alguno de los pelos seleccionables para estos en el editor, siendo realmente difícil crear alguno que no resulte cuanto menos “raro”.

NBA 2K15

Siguen apareciendo equipos licenciados de la Euroliga, 25 en este caso, pero se nota que no son prioritarios en EEUU y aquí las excepciones a lo anteriormente citado, es decir, jugadores que se parecen a su homónimo como un huevo a una castaña pasan a ser habituales. En fin, algo había que dejar para la próxima, no?.

A vueltas con el editor destacar la impresionante mejora en el apartado de tatuajes. Y es que además de aumentar considerablemente el catálogo disponible, tanto en blanco y negro como en color, el editor ofrece ahora la genial posibilidad de moverlos, escalarlos y girarlos para ubicarlos en cualquier parte del cuerpo incluso superponiéndolos. Imaginaos el abanico de posibilidades creativas que esto abre… horas y horas a lo Miami Ink!.

Finalmente destacar unos pabellones de franquicia recreados como siempre a la perfección y a los que se unen este año otros propios de instituto y universidad. Es genial como se recrea la atmósfera “College” en estos casos incluyendo la Banda de música, marcadores clásicos, máscotas, cheerleaders, etc. algo que aprovecha el modo historia como luego veremos. En cuanto al público, éste resulta dinámico y variado (sobre todo a pie de pista) y ahora además reacciona de manera más ajustada al desarrollo del partido. Cuidado por cierto al jugar fuera de casa… vais a sentir como nunca la presión que ejerce el pabellón contrario al tirar los tiros libres.

Todos los aspectos mencionados y otros menores que se van descubriendo con el tiempo contribuyen a crear una experiencia visual hiper-realista y una atmósfera de partido NBA insuperable que no deja de ofrecernos momentos (o “momentous” como a 2K le gusta denominar) dignos de recordar que parecen sacados de una pantalla de televisión.

Jugabilidad

Los más conservadores podrían pensar que una renovación de este apartado sería arriesgarse innecesariamente a desajustar algo que ya tenía contento a todo el mundo. Y de hecho no son pocos los cambios que encontramos. Sin embargo, en nuestra opinión el resultado no sólo es plenamente satisfactorio sino que abre nuevas posibilidades de cara al control total de nuestro jugador aumentando con ello el grado de jugabilidad.

nba_2k16

Tal vez la novedad principal a nivel jugable sea el nuevo sistema de pases. Ahora disponemos de nada menos que tres botones destinados exclusivamente a ello con tres usos distintos para cada uno (toque simple, doble o mantener pulsado), todo ello para darnos el control total sobre el tipo de pase a ejecutar. Pases elevados, alley-hoops, picados, fuertes, espectaculares… ya no es la IA la que decide sino nosotros. Y aunque pueda parecer algo complicado, el poco tiempo que os llevará dominarlo no es nada comparado con la increíble sensación de control que proporciona. No habrá pase que se os resista!.

En cuanto al apartado defensivo, NBA 2K16 mantiene el conocido sistema de defensa asistida (piernas flexionadas) que ahora pasa a ejecutarse con L2, pero en cambio la dificultad a la hora de defender es mayor. Cómo es posible esto? Pues esto es debido sencillamente a la mejora en la IA de la CPU, otro de los aspectos que sin duda hacen superior a esta entrega. Y es que la mayor inteligencia de la máquina hace que ésta al atacar aproveche mejor cualquier bloqueo, cualquier despiste, en definitiva cualquier resquicio para zafarse de nuestra marca y anotar un tiro fácil. Para muestra, probad a jugar manejando a todo el equipo contra la CPU. O vais con mucho cuidado a la hora de cambiar de jugador o ese segundo en que separéis al defensor de su marca supondrá vuestra sentencia en forma de canasta fácil bajo el aro. Y así una tras otra. Un consejo para evitarlo: en cuando la CPU inicie el ataque cambiad manualmente el manejo al base para iniciar la defensa mientras el resto de jugadores permanece en su sitio.

La susodicha mejora en la IA se evidencia también en la vertiente defensiva de una CPU ahora más difícil de superar en el uno contra uno, que utiliza mejor las ayudas y que sobre todo permanece más atenta para ejecutar robos y tapones al menor descuido. Tenéis mucha más variedad de pases, cierto, pero pensaos bien la mejor opción si no queréis sufrir todo un “showtime” de robos y contraataques ante vuestros ojos.

Evidentemente todo lo anterior es aplicable a nuestros compañeros de equipo manejados por la CPU. Y precisamente de apoyarnos en ellos va otra de las novedades de esta entrega: el mejorado sistema de bloqueos. Este nuevo sistema, ejecutable con R1, permite indicar al compañero tanto el lado de bloqueo como la siguiente acción a ejecutar, es decir, si ha de permanecer quieto o iniciar la carrera hacia el poste para un cásico “pick & roll”. Una delicia y a la vez una manera genial de improvisar una sencilla estrategia sin tirar del libro de jugadas.

Modos de juego

No te los acabas. Así de sencillo. Son tantos y tan variados los modos de juego que cuesta no sólo sacar provecho de todo lo que ofrecen sino simplemente explicarlo. Vamos con algunas de las principales novedades en este apartado.

Jugar ya online: Este nuevo modo, incluído dentro del completísimo Jugar ya, os sonará bastante ya que es casi idéntico a las conocidas temporadas online de Fifa y ahora también de PES. Ascensos, descensos, rivales de nuestro mismo nivel… en este caso son 10 ligas que van progresivamente desde la más fácil hasta “el mejor de la historia” destacando como novedad el hecho de que según qué equipo manejemos y a quién nos enfrentemos obtendremos más o menos puntos por la victoria, compensando así la posible “ventaja” que esto podría suponer.

nba2K16

Mi carrera: Como uno de los principales reclamos de este NBA 2K16, el célebre modo historia regresa esta vez reconvertido en película por obra y gracia del conocido director Spike Lee, habitual seguidor de la NBA y fan incondicional de los Knicks. Livin’ da dream, título de la misma, relata a modo de documental en el que no faltan ni los clásicos testimonios familiares la historia de un chaval de Harlem de nombre Frequency Vibrations (alias “Freq”) dispuesto a hacerse hueco entre las estrellas de la NBA. Sus inicios en el Instituto, su paso por la liga universitaria (NCAA), el draft… el guión refleja perfectamente todas las experiencias vividas en ese duro camino con una profundidad y carga dramática notablemente superiores a las de cualquier otro modo historia que hayamos visto. No obstante, hechos como que las escenas sean más largas para incidir en el componente emocional de la historia (como en toda buena película) o que no tengamos la capacidad de influir en prácticamente nada hacen que por momentos nos sintamos meros espectadores de lo que se nos cuenta sin más. El número de partidos a disputar, los rivales, el representante, el draft… prácticamente está ya todo escrito en el guión y la verdad, ya que nos habían metido tanto en la historia, habría sido genial el poder tomar alguna que otra decisión más que no simplemente elegir Universidad. Eso sí, acabado el primer año en la NBA la historia en sí acaba como tal volviendo a ser el modo que todos conocemos, con lo que la sensación conjunta acaba siendo más que satisfactoria.

2K Pro Am: Este ambicioso modo nos permite participar en ligas mundiales online 5vs5 no sólo con nuestro jugador sino también con un propio equipo totalmente personalizado. Creándolo desde cero gracias a las infinitas posibilidades que ofrece el nuevo editor este año vamos a poder dar forma a nuestra particular franquicia incluyendo nombre, logo, uniforme… y hasta pabellón!. Sí, sí, habéis oído bien. Y es que dicho editor, compartido ahora por varios modos de juego, incorpora este año multitud de novedades entre las que destacan precisamente esta potente herramienta para el diseño de pabellones y alguna otra como la posibilidad de utilizar imágenes en el diseño tanto de camisetas como del mencionado “Arena”.

Mención aparte merece el anunciado y esperado Instant Matchmaking, característica común esta temporada a varios de los modos de juego online (2K Pro Am incluído) y que en teoría aseguraba una partida online de forma casi instantánea. Pues bien, lo primero que hay que señalar es que no es tan “instant” como lo pintan y las partidas algo de espera sí que tienen, unas más y otras menos. No obstante, sí que es cierto que el salto cualitativo es considerable y los nuevos servidores permiten mejorar bastante lo ofrecido hasta ahora por la saga, algo realmente necesario para no revivir algún que otro momento de desesperación con entregas anteriores.

nba_2k16

Y podríamos seguir con tantas y tantas cosas… las novedades off-season y la posibilidad de reubicar la franquicia en My General Manager, las cartas de My Team y sus múltiples sub-modos de juego, la nueva posibilidad de jugar online a My League, los nuevos equipos clásicos y la licencia, por fin, para incluir a un mito como Kareem Abdul-Jabbar (seguimos añorando a Chris Webber en aquellos Warriors…), etc. etc. etc. Pero es que pequeñas mejoras hay en todos los modos de juego y así no acabaríamos nunca. Mejor lo dejamos para que lo descubráis vosotros mismos.

Conclusión

Tal vez alguien que mire simplemente capturas de pantalla podría pensar que estamos ante más de lo mismo. Genial, sí, pero algo ya visto en la entrega anterior. Pero a la que todo comienza a moverse, a la que te pones a jugar partida tras partida sin poder soltar el mando empiezas a ver que no. Que algunas de las mecánicas básicas han cambiado para bien y que ahora es más real. Que incluso resulta más divertido y jugable que el anterior y que, en definitiva, lo han vuelto a hacer.

El tándem formado por 2K Sports y Visual Concepts ha vuelto a sorprendernos este año con una maravilla llamada NBA 2K16. Una auténtica joya y la prueba más clara de que siempre se puede mejorar lo aparentemente inmejorable aunque parezca complicado. Lo han hecho en múltiples apartados, pero sobre todo en uno, el más importante: lo que sucede en la pista. Y es que gracias a las mejoras en la física y a las nuevas posibilidades de control ahora todo se ve, se mueve y se siente más real, tanto que ni su genial predecesor resiste la comparación.
A esto sumadle otros interesantísimos alicientes como el nuevo modo carrera dirigido por Spike Lee, el impresionante nuevo editor, las nuevas posibilidades online y tantos y tantos otros… y como diría cierto entrenador alemán: “No hase falta desir nada más”.

Estuve dudando si darle la máxima puntuación por aquello de mantenerles motivados de cara al año que viene y porque, conociéndolos, lo mejor seguramente esté por llegar. Pero si alguno lo ha merecido en los últimos tiempos éste ha sido sin duda NBA 2K16, así que: CHAPEAU!!

Nos consolamos con:

  • Su realismo y atmósfera NBA. Ya no hace falta ver partidos por la tele.
  • Impresionante física de los jugadores y cómo ésta afecta a la jugabilidad.
  • Acertadísimos cambios en los controles con el nuevo sistema de pases.
  • Impresionante editor de tatuajes y nuevo creador de pabellones.
  • Livin’ da dream como película…

Nos desconsolamos con:

  • … las pocas decisiones que nos deja tomar Livin’ da dream.
  • Algunas caras de jugadores y casi todas en los equipos de Euroliga.
  • No dar abasto ante tantas posibilidades de juego… falta tiempo!!.

Ficha

  • Desarrollo: 2K Sports
  • Distribución: 2K Games
  • Lanzamiento: 29/09/2015
  • Idioma: Español
  • Precio: 69,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *