4

Motor Strike: Immortal Legends

motor-strike-6

Un género que particularmente echo bastante en falta en las consolas actuales es de los arcades de velocidad perfectos para los piques en local con los amigos. Por eso, la propuesta de Motor Strike: Immortal Legends me llamaba tanto la atención: ofrecer carreras y combates sobre vehículos icónicos de la televisión y el cine, con un fuerte énfasis en el multijugador local y online.

El proyecto tuvo buena cogida dentro de los Premios Playstation, y tras ser uno de los finalistas y formar parte del programa Playstation Talents, el resultado final por fin está entre nosotros. ¿Podrá acelerar al máximo el juego, o necesitará unos ajustes en boxes antes de poder cumplir todo su potencial?

Lo primero que llama la atención es que, ya sea en los torneos a cuatro carreras o en las carreras individuales, sólo hay un modo de juego. El objetivo es competir por equipos, de forma que el nuestro llegue antes hasta el límite de puntuación indicado para cada carrera. Para conseguir puntos, tendremos que pasar por los puntos de control (más puntos a mejor posición), eliminar a los coches que circulan por la carretera, o acabar con los oponentes.

motor-strike-1

Esto crea una dinámica interesante, ya que un compañero puede centrarse más en intentar conseguir los puntos por una buena posición, mientras que otro se centra en acabar con los oponentes, lo que a su vez les frena y da puntos al equipo por sus eliminaciones. Sobre el papel está muy bien, pero en la práctica, el resultado se queda a medias.

Por un lado, la IA es muy inconsistente, con que a no ser que juguemos con alguien, lo de crear estrategias va a ser imposible. El otro problema principal son las físicas, que son francamente malas. No hay una sensación satisfactoria a la hora de tomar curvas, y que no haya mecánicas centradas en derrapar en un juego arcade como este me escama.

Peor aún es cuando nos chocamos con algún elemento del escenario, siendo difícil saber qué se puede romper y qué no. Por ejemplo, las vallas que hay en la mayoría de circuitos se pueden atravesar, pero no hay sensación de haber roto nada, ni por las físicas ni por lo visual. Luego en la siguiente vuelta vemos que, en efecto, hay un trozo de valla menos, pero no debería de ser así. Incluso con algún portal ocurre lo mismo, viendo en la siguiente vuelta una parte en la pata que le falta, quedándose sostenido como en el aire.

motor-strike-5

Los controles son tan toscos, que para que podamos recuperar algo el control del coche tras perderlo o salirnos de la pista, podemos usar un gancho para volver a encauzar el ritmo. Si se necesita una mecánica así es porque hay un problema con los demás elementos de la conducción, y a no ser que el gancho se usara de alguna forma inteligente (poder derribar algún elemento del escenario o engancharnos a algún oponente por poner algunos ejemplos), es más una solución a un problema más grave que una mecánica en sí misma. Además, hay elementos del circuito que nos hacen volar por los aires con solo tocarlos, sin haber sufrido un choque grave ni nada del otro mundo.

Todo esto hace que Motor Strike: Immortal Legends no sea muy divertido de jugar. Y es una lástima, porque hay elementos que funcionan bastante bien, o resultan más o menos interesante. Por ejemplo, el combate no es nada del otro mundo, pero funciona. Podemos lanzar misiles, contrarrestarlos, o disparar con nuestra ametralladora, midiendo siempre la energía de nuestras armas y nuestra propia salud. Además, hay una mecánica que me gusta: poder girarte, que el coche conduzca sólo, y así poder disparar a los que te persiguen. Es una pena que a veces la IA te acabe lanzando por un barranco, pero es una mecánica interesante cuanto menos.

Otro elemento que está bien sobre el papel, pero no se ejecuta bien es el desbloqueo de elementos. A pesar de ser un juego pensado para ponerse a jugar con los amigos en cualquier momento, de serie sólo hay desbloqueada una copa y un circuito para las carreras individuales. Respecto a los coches, sólo dos. Para todo lo demás, hay que conseguir puntos, pidiendo una cantidad salvaje para poder desbloquear cualquier elemento. Desde FiveXGames son conscientes de ello y van a arreglarlo, pero es algo que molesta. El sistema de progresión para mejorar las estadísticas no está mal, pero no es que cambie radicalmente la forma de jugar.

motor-strike-11

En cuanto al apartado técnico, los gráficos dejan mucho que desear. El estilo poligonal está muy conseguido, tanto en los escenarios como en los vehículos, que son “copias” de coches míticos como el de Homer Simpson, la caravana de Breaking Bad, el Aston Martin de 007 y mucho más. Por desgracia, la distancia de dibujado es casi mínima, habiendo un popping increíble. Si el indicador de los misiles ve antes al oponente que el usuario, es que hay un problema importante.

El sonido no destaca en absoluto, con unos efectos que cumplen, pero poco más. Alguna melodía más interesante no le habría hecho ningún daño.

Conclusión

Me duele decirlo, pero Motor Strike: Immortal Legends es un juego mediocre. Podría haber dado más de sí, y ciertamente tiene potencial, pero su único modo de juego, desastrosas físicas y absurda forma de desbloquear nuevo contenido hacen que sea muy complicado recomendarlo. Al menos, el estudio FiveXGames está abierto a escuchar a la comunidad para ir parcheando el juego, modificar elementos y demás.

Espero que tras un tiempo el juego llegue a ser mínimamente divertido, porque por el momento, está muy lejos de ser el arcade perfecto para jugar con los amigos en local u online.

4

Nos consolamos con:

  • Coches icónicos para competir.
  • La habilidad de girarse y seguir disparando mientras disparamos.
  • Competiciones en equipo.

Nos desconsolamos con:

  • Físicas desastrosas.
  • Gráficamente mediocre a pesar de su buen estilo artístico.
  • La IA deja mucho que desear.
  • El modo de desbloquear nuevo contenido.
  • Sólo un modo de juego.

Ficha

  • Desarrollo: FiveXGames
  • Distribución: Playstation España
  • Lanzamiento: 15/12/2016
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: 19,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *