5

Micro Machines World Series

Micro Machines World Series

Uno de los juegos de velocidad con el que mejor me lo pasaba de pequeño era sin duda Micro Machines. Lo de jugar con coches enanos en escenarios cotidianos dejaba volar mi imaginación, además de ser un auténtico vicio al jugar con amigos en local, ya que antes lo del online era impensable. Por eso, me alegré una barbaridad cuando Codemasters anunció su regreso con Micro Machines World Series, al intentar modernizar esta clásica franquicia.

Al fin y al cabo, con tocar varios aspectos para que el juego sea más aceptado por la audiencia actual, que luzca mejor aprovechando tecnología actual y poco más, lo tendrían muy fácil para convertirse en el nuevo bombazo para el multijugador, tanto en local como en online. ¿Volverá la saga con una calidad del tamaño de los vehículos o de los escenarios donde tienen lugar las carreras?

Lo primero que choca al empezar a jugar es que casi todo el enfoque de Micro Machines World Series está en el modo online. De hecho, los modos offline están casi como apartados, al tener opciones bastante limitadas. Otro cambio es que el juego se ha modernizado para intentar acercarse a Overwatch, y no sólo por el uso de cajas de botín para conseguir nuevas skins o frases para personalizar nuestro perfil, sino también en los propios vehículos y sus habilidades particulares.

Micro Machines World Series

Como tal, tendremos dos tipos de pruebas: carreras o batallas. Las primeras pueden ser estándar, teniendo que dar un número determinado de vueltas, o Eliminación, donde sólo contamos con una vida y si nos quedamos atrás respecto al líder seremos eliminados. En función de la posición que quedemos en la eliminación, lograremos puntos para esa ronda, teniendo que llegar a un tope para poder ganar.

Estos dos modos son los clásicos de la franquicia, y se han representado bastante bien en Micro Machines World Series. Aun así, hay varias novedades a destacar. Para empezar, al jugar online siempre habrá armas repartidas por el escenario, por lo que hay parte de combate al correr, y esto se nota sobre todo en las pruebas de Eliminación, donde igual morimos por una granada o por una caída. Al jugar offline sí que podemos elegir si las desactivamos o no, lo cual es de agradecer si queremos una experiencia lo más clásica posible.

Uno de los platos fuertes donde los desarrolladores han puesto mucho énfasis es en Batalla, donde cada coche ya deja de ser una mera skin, y tiene sus habilidades propias. De esta forma, el coche de policía tiene de arma principal su escopeta, pudiendo poner sus sirenas para reducir el daño recibido, o incluso llamar a un helicóptero. La ambulancia puede curar a los aliados, mientras que el coche del corredor puede usar su nitro para lanzar bombonas explosivas o convertirse en un fénix con el que destruir a los oponentes. Porque sí, como ocurre en Overwatch y otros tantos Hero Shooter o MOBAs actuales, tendremos habilidades ofensivas, defensivas y una habilidad definitiva que tarda más en recargarse.

Micro Machines World Series

En Batalla no hay un sólo modo, sino que hay varias posibilidades, como Capturar la Bandera o Destrucción, donde tenemos que llevar una bomba a la base enemiga. Por tanto, funcionan casi como partidas de un shooter, lo cual sobre el papel no suena mal, al tener 12 coches (6 por equipos), dándose de leches en partidas caóticas en mapas diseñados con tal propósito. Sin embargo, al final todo resulta eso, demasiado caótico, y aquí es donde se hacen muy presentes los principales defectos de Micro Machines World Series.

No está mal que un juego se enfoque mucho en el multijugador online, ya que se puede lograr un gran éxito. Sin embargo, para ello es necesario tener una comunidad importante, y eso no ocurre para nada aquí. Los servidores están prácticamente desiertos, por lo que al final terminas jugando principalmente contra bots controlados por la IA, que no es que sea demasiado brillante a la hora de realizar tácticas, pero eso no la hace menos efectiva. Esto no sería un problema si para jugar contra bots, encima no tuvieras que esperar más de un minuto hasta que entras a una partida, lo cual rompe el ritmo, teniendo que esperar dicho tiempo entre partida y partida.

Jugar offline no es una opción a largo plazo, porque no conseguimos experiencia para subir de nivel, por lo que no lograremos experiencia para poder desbloquear las partidas clasificadas o cajas de botín para conseguir más desbloqueables. Para más inri, no todos los modos están disponibles en el modo offline, ya que las Batallas están sustituidas por un cutre “Todos contra Todos”, que no es nada divertido. Al menos las carreras y el modo de Eliminación siguen presentes, pudiendo activar o desactivar las armas, pero no es algo sustancial para mantenernos pegados a la consola durante mucho tiempo.

Micro Machines World Series

Los modos offline están disponibles solo para hasta 4 usuarios, y aunque logran divertir en parte, no son nada del otro mundo. Al menos, podemos escoger el escenario en el que competir, pero me parece absurdo que no se haya incluido un modo Trayectoria, Carrera o como lo quieran llamar, para poder jugar tranquilamente en modo individual, probando los diferentes vehículos, el modo Batalla (que claramente ha sido el foco de atención al haber 15 mapas para dicho modo), y en definitiva, ofrecer algo sustancial a lo que jugar offline.

Los problemas no acaban ahí, ya que Micro Machines World Series no es totalmente sólido en sus mecánicas. Para empezar, las físicas son bastante extrañas, con momentos en los que un choque no nos afecta en absoluto, y otras en las que nos hace perder el control. Es más, al jugar online, se puede notar algo de lag en los vehículos controlados por otros usuarios, lo que hace la experiencia contra otros jugadores online peor de lo que debería ser.

¿Todo esto quiere decir que estamos ante un desastre? No necesariamente, ya que cuando nos habituamos al estilo de juego (hay que conocerse los mapas para adelantarse a los obstáculos, por ejemplo), te llegas a divertir lo suyo. No es la misma diversión que recuerdo de cuando jugaba hace tantos años, pero es algo similar.

Técnicamente, estamos ante un juego sólido, pero sin demasiadas florituras. Los escenarios son mucho más interactivos que en el pasado (obviamente), y sigue siendo genial correr sobre elementos cotidianos, como juguetes, desayunos o en el jardín. La música es simpática, y hasta hay doblaje al castellano para las frases que sueltan los coches. No es nada del otro mundo, pero tampoco es un horror.

Micro Machines World Series

Conclusión

Micro Machines World Series es un juego competente, y por desgracia, poco más. No es un título que esté completamente roto, pero sí que tiene muchos problemas de diseño que me parecen inaceptables. Para empezar, su enfoque en el online no es malo sobre el papel, pero que la comunidad ya esté muerte en menos de un mes de su lanzamiento destroza este apartado. Como los modos offline están tan limitados, todo lo que podemos hacer en el juego se limita en exceso, y los eventos aleatorios y las partidas de rango no ayudan en absoluto. Que tengas que esperar más de un minuto entre cada partida rompe cualquier ritmo que podamos coger.

Y ése es el principal problema de Micro Machines World Series. Sí, puede lograr entretener lo suyo (una vez nos adaptamos a sus defectillos en el control), pero hay tan pocas opciones para jugar, que cuesta recomendarlo, y más al precio al que ha salido a la venta. Espero que mediante algún parche los desarrolladores incluyan más opciones de juego offline, porque es una lástima que los Micro Machines hayan vuelto en un título tan mejorable en su planteamiento, y que encima está más que muerto en su modo de juego principal.

5

Nos consolamos con:

  • Logra transmitir parte de la velocidad arcade del pasado.
  • La idea de que los coches sean únicos en el modo Batalla no está mal.
  • Los escenarios siguen siendo geniales.

Nos desconsolamos con:

  • Énfasis total en un modo online que ya está desierto.
  • Sin prácticamente nada offline para jugar o seguir progresando.
  • El modo Batalla puede llegar a ser muy caótico.
  • Algunos problemas en las físicas de los coches.

Ficha

  • Desarrollo: Codemasters
  • Distribución: Codemasters/Koch Media
  • Lanzamiento: 30/06/2017
  • Idioma: Textos y voces en Castellano
  • Precio: 29,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *