6

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

metal_gear_solid_ground_zeroes

Mi saga favorita es Metal Gear, y por eso, a pesar de los preocupantes datos sobre la duración que se habían lanzado, esperaba con ganas Metal Gear Solid V: Ground Zeroes. Es cierto que veo poco sentido en continuar una historia que ya tenía una buena conclusión como lo era Peace Walker, pero bueno, Kojima siempre me ha sorprendido para bien, con que quería ver cómo planteaba esta quinta entrega para dejarnos expectantes ante The Phantom Pain para el año que viene o incluso el siguiente.

Por desgracia, Ground Zeroes es un desastre en cuanto a avanzar la historia de la franquicia, y lo que es peor, se cumplen los peores temores: estamos ante una demo de pago.

Si sois fans de la franquicia, recordaréis la Misión Virtuosa de Snake Eater o el capítulo del carguero de Sons of Liberty. Su objetivo es básicamente introducirnos brevemente el conflicto principal de cada juego, para luego desarrollarse por completo en la misión principal. Pues bien, Ground Zeroes es el equivalente a esas secciones en Metal Gear Solid V. De hecho, con ver el tráiler extendido de The Phantom Pain del E3 de 2013 podréis ver las escenas principales de este “prólogo”, y ya con el tráiler con el que se presentó el juego, tenéis toda la cinemática inicial de las dos importantes que hay.

metal_gear_solid_ground_zeroes

Para mí, y creo que todo el mundo, la saga es tan buena por la jugabilidad y por la historia, pero aquí el argumento se queda en un segundo plano absoluto, algo que es inaceptable para un título que cuesta unos 30 euros (o 20 en digital en las consolas actuales). Se puede discutir que se añade profundidad con varias cintas que iremos obteniendo a medida que jugamos, pero solo dan más detalles para situaciones que ya se nos cuentan de forma tangencial desde el primer momento.

¿Y de qué va esta “entrega”? Ha pasado un tiempo tras Peace Walker, juego fundamental para entender lo que está ocurriendo, y el ejército de Big Boss ha descubierto que Paz está viva, pero siendo retenida en una prisión clandestina en Cuba, controlada seguramente por Cipher al sospechar que es un doble agente. Chico fue en su búsqueda sin pensárselo dos veces, y también terminó capturado. Para asegurarse que no se pone en peligro a su ejército y descubrir algo más sobre los planes de Cipher, Snake se infiltra para rescatarlos a ambos, justo cuando se enfrentan en la Mother Base a una inspección en busca de armas nucleares, que nuestros héroes quieren ocultar para que el mundo no sepa el poder que tienen.

Esta es la trama, y como podéis ver, sin Peace Walker, el peso de este prólogo pierde su fuerza. Por eso, hay un completo resumen del juego para refrescarnos la memoria, además de todas las grabaciones de Paz que se podían desbloquear en dicho juego. Por todo esto, casi me parecía que estaba más ante el epílogo de Peace Walker que el prólogo de The Phantom Pain, porque lo dicho, apenas entra dentro de lo que nos encontraremos en esa entrega, sino más bien cierra los arcos argumentales de varios personajes del juego portátil.

Completar la misión principal nos puede costar poco más de una hora o dos como mucho, y eso es yendo con mucha tranquilidad para explorar al máximo el escenario, intentar encontrar parches de XOF (al conseguirlos todos se desbloquea una misión extra, diferente para Playstation o Xbox) y buscar cintas o prisioneros que rescatar.

Así que los rumores de la duración no podían ser más ciertos. Se puede discutir que hay otras cinco misiones más para completar además de la principal, pero únicamente varía el objetivo y la hora del día, ya que el mapa es siempre el mismo. Donde sí noté más cambio es en la misión secundaria de asesinato, ya que tienes que acabar con dos soldados sin que se den cuenta, ya que si salta la alarma, empezarán a huir, lo cual podría hacernos fallar la misión.

Por tanto, no estamos ante un sandbox al tener únicamente un mapa tan pequeño, ni estamos ante un juego como tal, ya que solo nos ofrecen un pequeño rinconcito para trastear que, tras una hora, nos sabremos al dedillo.

metal_gear_solid_ground_zeroes

Por suerte, la jugabilidad es fantástica, y hace que me fastidie tanto el poco contenido que hay, ya que podríamos estar ante un señor juegazo. Snake, a pesar de hacerse más viejo, es más ágil que nunca, pudiendo sprintar, usar coberturas de forma automática, lanzarse en plancha para acabar tumbado o llevar los cadáveres a la chepa en lugar de cogerlos de esa forma tan incómoda como en los anteriores.

Esto, junto a la amplitud relativa del mapa, nos da muchas oportunidades a la hora de infiltrarnos. ¿Esquivamos los focos moviéndonos entre su patrón de vigilancia y usando parapetos para que no nos vean, o pasamos por un conducto de ventilación? ¿Rescatamos a estos prisioneros, con el riesgo que ello conlleva, o los dejamos a su suerte ya que no son nuestro objetivo? ¿Vamos con sigilo o la liamos parda usando armas, explosivos o el vehículo blindado que hay en la base?

Todas estas posibilidades se nos plantean para que hagamos lo que queramos, y lo mejor de todo es que todo sirve, dependiendo únicamente de lo que queramos hacer en ese momento. Para hacer las cosas más interesantes aún, el campo de visión de los enemigos (cuya IA es algo mejorable) ya no es un cono que se detecta fácilmente, sino que ven a mucha mayor distancia, o detectan rápidamente si hay algo raro en sus alrededores para empezar a investigar. Si nos detectan, tenemos un pequeño tiempo bala, con el que acabar con el enemigo rápidamente antes de que salte la alarma. Esto facilita mucho las cosas, y por suerte, se puede desactivar.

Se nota que Kojima y compañía han aprendido no solo de juegos del género, sino también de “errores” de entregas anteriores. De esta forma, ahora podemos marcar a los enemigos muy a lo Splinter Cell en sus últimas entregas, o agarrarlos cuando pasen cerca de la cobertura en la que nos encontramos.

Otra novedad muy importante es que ya no hay interminables conversaciones por Codec ni se detiene la acción cuando miremos el mapa o cambiemos de arma. En su lugar, todo se realiza en tiempo real, por lo que podemos llamar por radio a Miller para que nos dé consejos mientras seguimos avanzando, y si necesitamos mirar el mapa o solicitar un helicóptero de extracción, será mejor hacerlo en un lugar tranquilo para que no nos sorprendan.

Estos cambios no son nada revolucionarios en un juego de acción y sigilo, siendo lo que más sorprende el poder usar los vehículos que nos encontremos en la base. Así que, la jugabilidad no innova en nada, pero sí que evoluciona mucho la fórmula vista en las anteriores entregas de la saga, lo que unido al planteamiento más abierto que nunca, es sencillamente increíble. Eso sí, me sorprende que se quedara por el camino el clásico y efectivo golpeo en la pared para atraer a los enemigos.

metal_gear_solid_ground_zeroes

Es entonces cuando te lamentas por el poco contenido que hay, porque te lo estás pasando tan bien, que sencillamente quieres más mapas, más situaciones, y en definitiva, más juego. En su lugar, estamos “encerrados” en la misma base con mínimas variaciones de una misión a otra, siendo la más espectacular la de asesinato que os comentaba más arriba. Y luego, para contentar a los fans de la acción me imagino, una misión (la más floja de todas) consiste en disparar desde el helicóptero a todo lo que se mueva para rescatar a un agente de inteligencia que ha sido descubierto… y que no es otro que el propio Kojima.

Guiños como este son muy numerosos (en especial la misión “Deja Vu” de Playstation, que es todo un homenaje a MGS 1), pero no sacan del tono realista al “juego”, que tan bien se consigue con las grabaciones y las pocas cinemáticas que hay. Por que sí, las anteriores entregas no es que fueran una comedia, pero siempre había algo divertido y alocado entre tanto momento serio. Aquí, todo lo serio y oscuro que puede ocurrir en una guerra es lo principal, en especial lo que les ocurre a los prisioneros de guerra. Hay grabaciones que son muy duras, y este cambio de tono me ha gustado bastante, pero de nuevo, deja con ganas de más.

En lo gráfico, tenemos un salto de calidad considerable gracias al Fox Engine, que muestra aquí su mejor cara y por qué hay que tenerlo muy en cuenta en la recién estrenada nueva generación. Los modelos de los personajes, el realismo de los escenarios, las caras de los personajes principales, las increíbles cinemáticas, los efectos de iluminación y de lluvia son sencillamente increíbles. Al menos en la versión de Playstation 4, que es la que he probado. En serio, llamar en la misión principal al helicóptero, y ver el efecto que tiene el viento que produce en la lluvia es sencillamente impresionante.

A pesar de estos grandes momentos y gran calidad general, hay detalles que faltan por pulir, ya que de día, Ground Zeroes pierde bastante en lo visual. Eso por no mencionar el clipping de los cuerpos entre sí cuando interactuan entre sí (muy claro al llevar Snake a un rehén a cuestas, con su codo siempre atravesando la cabeza al pobre prisionero) y el popping que hace que montones de objetos vayan apareciendo poco a poco según nos acercamos.

El sonido sigue siendo fantástico, como nos tiene acostumbrados la franquicia. La música y el doblaje están a un gran nivel, aunque el tema de las voces es bastante polémico. A Snake no le dobla David Hayter, sino Kiefer Sutherland, muy popular por hacer de Jack Bauer en “24”. Kiefer hace un gran trabajo como Snake, pero la verdad, si aparto un poco la vista, me parece que de repente Bauer se ha colado para enseñarle a Snake cómo salvar el mundo de nuevo en 24 horas sin tanta historia de infiltración. Será cuestión de acostumbrarse, algo que no podremos hacer hasta que salga The Phantom Pain.

metal_gear_solid_ground_zeroes

Conclusión

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes no es más que una demo larga excesivamente cara. Ése es su único problema, ya que jugablemente muestra una evolución fantástica para la franquicia, pero cuando uno piensa en lo que cuesta tan poco contenido, uno no puede más que sentirse estafado.

No es la primera vez que vemos un juego que sirve de prólogo a otro, como ocurrió en su momento con Dead Rising 2: Case ZeroRatchet & Clank: En Busca del Tesoro. Sin embargo, debido a su bajo precio y contar una historia con un principio y un fin, eran muy recomendables. Aquí, parece que sencillamente han cortado la primera misión de The Phantom Pain, le añaden un par de misiones extra para “justificar” el alto precio de venta, y listo, a ganar dinero. Es una práctica que me parece horrible y es peligrosa, ya que podría marcar un precedente por el que podrían empezar a cortar así los juegos para ofrecernos a un alto precio.

Me duele decir esto por lo fan que soy de la franquicia, pero Metal Gear Solid V: Ground Zeroes solo merece la pena si lo encontráis muy barato o si lo alquiláis. Al menos, todo apunta a que The Phantom Pain va a ser un juegazo increíble con que mantengan las mecánicas aquí vistas, pero para entonces, nos queda todavía bastante, y este Ground Zeroes es un anticipo que se queda excesivamente corto.

6

Nos consolamos con:

  • Gráficamente logra impresionar bastante.
  • El tono realista, oscuro y serio es muy interesante.
  • La libertad para afrontar las misiones como queramos.

Nos desconsolamos con:

  • Mínimo avance argumental.
  • Poquísimo contenido.
  • Excesivamente caro.

Ficha

  • Desarrollo: Kojima Productions
  • Distribución: Konami
  • Lanzamiento: 20/03/2014
  • Idioma: Español (voces en inglés)
  • Precio: 29,95 € (formato físico y digital next-gen)/19,95 € (formato digital current gen)

Entradas relacionadas:

Comentarios

    • Es una pena, pero me da que tal y como está Konami, lo de ver otro Metal Gear Solid doblado al castellano va a ser cosa de ciencia ficción… con lo bien que les salió el doblaje del primero!

    • Sí, lo del doblaje me da que solo lo veremos a manos de los fans, porque de otra forma imposible 🙁

      Y gracias! Lo de opiniones diferentes, es lo bueno, que todos tenemos la nuestra y cada una igual de válida! La nota me parece que es la justa teniendo en cuenta el poco contenido que ofrece el juego, pero que vamos, eso de nuevo depende de lo que piense cada uno 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *