7

Mad Max

Mad_Max

Juegos de mundo abierto hay muchos, pero pocos que representen tan bien la soledad y la depravación de un mundo postapocalíptico como Mad Max. El claro protagonista del título es la arena que ocupa e inunda la mayor parte del territorio, incluso con tormentas que nos obligan en ciertos momentos a protegernos. Aunque como ocurre con las películas en las que basa su argumento y acción, Mad Max es la lucha de un hombre por su supervivencia y por olvidar un pasado que le atormenta. Lo que le une a este mundo es su vehículo, que a la vez que para moverse de un lugar a otro le sirve como arma para defenderse de las diferentes facciones del Páramo.

Tras el éxito de la película es el turno del videojuego y la verdad que Avalanche Studios han conseguido una jugabilidad sólida a base de calcar ciertos aspectos que han hecho grandes a otros juegos. La combinación de estas soluciones jugables resulta agridulce mientras gastamos horas en acabar la historia principal, conducimos de un lugar a otro del Páramo, nos enzarzamos en peleas, descubrimos Fortalezas, acumulamos chatarra, hacemos tratos con diferentes jefes, atacamos convoyes y liberamos campamentos de bandidos, principalmente.

Mad Max

Hay mucho por hacer en Mad Max, con un buen número de misiones principales y secundarias. Aunque el principal objetivo será conseguir gasolina y alimento, y quién ha visto las películas sabe que esto es así. Una vez tengamos cubiertos estos recursos ya podremos recorrer kilómetros por el Páramo y enfrentarnos a diferentes facciones ya sea a puñetazos o con diferentes armas.

Max, el protagonista, sufre un “ligero” percance al inicio del juego, algo que le hace perder su montura y ganas de venganza. Casualidades de la vida conoce a un personaje cuya ayuda será fundamental, Chumbucket, que cual jorobado de Notredame, provoca en nosotros cariño y por tanto le ofrezcamos protección, a cambio de que nos fabrique un vehículo recopilando piezas de aquí y allá del Páramo. Poco a poco iremos conociendo nuevas localizaciones de esta inhóspita región y sus moradores. Algunos nos ofrecerán protección y apoyo, mientras que otros buscan nuestra muerte y que no consigamos nuestro objetivo.

Mad_Max

En el mapa encontraremos ciertas Atalayas que nos ayudarán a descubrir partes de la región y que posteriormente podremos utilizar para poder viajar rápidamente. Se tratan de globos a los cuales podremos subirnos y con unos prismáticos marcar objetivos. En el mapa iremos encontrando lugares en los que conseguir chatarra, algo fundamental para poder mejorar nuestro vehículo, así como las habilidades del personaje. También se nos marcarán misiones del Páramo, así como francotiradores o incluso rutas de convoy que poder atacar para conseguir más chatarra.

Las fortalezas que vayamos descubriendo de nuestros aliados también nos servirán para crear artilugios y mejoras en las fortalezas que nos ayudarán en nuestra aventura como obtener más chatarra, repostajes de gasolina gratis o incluso llenar nuestra cantimplora de agua, algo que nos ayudará a recuperar nuestra salud. Esto o comer latas de comida de perro o gusanos de cuerpos putrefactos, ahí es nada.

El juego no sufre de tiempos de carga al pasar de una a otra zona y se agradece por tanto que no haya interrupciones. De la misma manera que es igual de fluido cuando la acción transcurre en el coche o bien a pie porque nos adentramos en algún campamento o porque nuestro vehículo requiere una reparación. Algo de lo que se encarga Chumbucket automáticamente en cuanto ponemos el pie en tierra.

Mad-Max

Los momentos de lucha a pie recuerdan a otro título de Warner del cual seguro habéis oído hablar. Se trata de la serie Batman y de la misma forma aprovecha contraataques, zafarnos cuando nos agarran o armas que sueltan los adversarios para poder salir airosos en los combates. También dispondremos de armas, aunque la munición es tan escasa que casi se nos olvidará que tenemos una escopeta en nuestro cinturón. Si nos vemos muy acosados o bajos de salud siempre tendremos la opción de volver a nuestro coche y pasar por encima de los malos.

El coche por tanto sirve como arma y también para deshacernos de las defensas externas de los campamentos. Gracias a su gancho podremos librarnos de ellas aunque en carrera también será útil para atacar ciertas partes de los vehículos y causarles daño, y si se resisten pues utilizar armamento como lanza explosiva o la escopeta contra sus ruedas o el conductor. A veces sirve bajarse del coche en algún lugar rocoso y esperar que los conductores hagan lo mismo, entonces es el momento para pasar a la acción a pie. Una vez obtengamos ciertas mejoras denominadas Arcángel se nos permitirá disputar en carreras por el Páramo, algo que nos permitirá obtener más chatarra o acceso a ciertas piezas de un nuevo diseño de coche.

Cuando llevas varias horas haciendo lo mismo y te falta chatarra para progresar empiezas a desolarte como Max delante del Páramo. Cual tormenta de arena que incluye relámpagos y rayos, todo queda ensombrecido cuando has descubierto ya todo lo que puedes hacer y el único progreso es conseguir todas las mejoras de los coches y del personaje, o ir a ver al Griffo para mejorar habilidades gracias a ir subiendo de rango. Eso y robar ciertos vehículos para tú colección y llevarlos a las diferentes fortalezas.

Mad-Max

Las opciones en los menús tampoco se quedan cortas y podremos ver y examinar cualquier cosa del juego, incluido lugares de interés, coleccionables, personajes, vehículos, etc. Avalanche Studios se muestran en este aspecto casi enfermizos y casi todo es consultable como si de una Wikipedia se tratase. Conseguirlo todo sólo estará al alcance de unos pocos, está claro.

La versión del juego que he podido probar es PS4 y gráficamente se ve bastante espectacular, sobretodo explosiones tanto de barriles, o gasolina como de vehículos. Los personajes principales también se ven muy detallados, aunque algunos secundarios e incluso miembros de bandas se ven iguales y lo único que cambia es el color de su piel o sus pinturas de guerra. Se agradece como he comentado antes que no haya tiempos de carga, aunque los paisajes arenosos, montañosos y repletos de dunas tampoco es que necesiten demasiado detalle. El juego viene en inglés subtitulado a nuestro idioma, aunque eso (y a la altura que estamos) ya no debe suponer ningún problema. En cuanto a la banda sonora comentar que le pega como anillo al dedo.

Conclusión

Nadie puede dudar de la similitud de ciertos aspectos respecto a Batman, Assassin´s Creed, The Last of Us o Rage, aunque no se le puede negar que gracias a estar basado en las películas de Mad Max tenga cierta personalidad que a otros juegos les falta. Si quieres pasar horas y horas ayudando de aquí para allá en coche a Max este es tú juego, aunque no pares de repetir acciones y quizás a las pocas horas te ataque el aburrimiento.

7

Nos consolamos con:

  • Conserva las señas de identidad de las películas.
  • Completar la historia principal te llevará más de 10 horas.
  • La transición de combate a pie y en vehículo está bien conjugada .
  • Nada de tiempos de carga de punta a punta del mapa.

Nos desconsolamos con:

  • Muchas misiones pero casi todas parecidas.
  • Pasar demasiado rato pegado al asiento del coche.
  • La poca vida que hay en el Páramo es equivalente a la poca personalidad de Max.
  • Ficha

    • Desarrollo: Avalanche Studios
    • Distribución: Warner Bros
    • Lanzamiento: 04/09/2015
    • Idioma: Inglés con subtítulos en castellano
    • Precio: 69,95 €

    Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *