8

Kung-Fu para Kinect

Kung Fu

Aunque estoy muy contento con mi Xbox One, si hay algo que me fastidia es el trato que ha recibido Kinect. Pasó de ser parte esencial de la consola a luego opcional, y ahora está prácticamente olvidado, sin recibir apenas juegos salvo el Just Dance de cada año. Por suerte, todavía hay estudios independientes como Virtual Air Guitar que apuestan por el dispositivo, y por eso hemos recibido recientemente Kung-Fu para Kinect.

Si el juego os suena es porque se trata de una versión mejorada del título que salió originalmente para PS3, y que luego se lanzó para Xbox 360. Así que preparaos, que toca volver a luchar contra el mal con el arma más poderosa del universo: nuestro cuerpo.

En esta versión, el modo historia se ha mantenido más o menos igual, y sigue siendo todo un acierto. En esta historia de kung fu que parece sacada de las pelis ochenteras cutres pero maravillosas, nosotros somos los protagonistas, literalmente. Entre los niveles habrá secuencias de cómic donde el juego nos pedirá realizar diferentes posturas delante de la cámara, para luego aparecer enterrando algo, pegando alguna patada voladora o en definitiva, cualquier cosa que nos hará quedar ridículos, pero en el buen sentido.

Kung Fu

Ese es sin duda el punto fuerte de Kung-Fu para Kinect, el hacer algo ridículo y estúpido tremendamente divertido, y hasta espectacular. Para empezar, el recorte que hace el juego de nuestra silueta es fantástico, sin importar el fondo que tengamos detrás de nosotros o incluso la iluminación. Se nota mucho la mejoría respecto a la versión de PS3, que es la que probé en su momento, donde el resultado no es que fuera brillante.

En cuanto al juego en sí mismo, sigue siendo un beat’em up en un plano 2D, pero con gráficos tridimensionales. De nuevo, el juego recorta nuestra silueta para que aparezcamos en pantalla en la escala apropiada para empezar a repartir estopa a todos los enemigos que aparezcan en el nivel.

Cada fase está cerrada, y los niveles consisten en eliminar a un número de enemigos determinado, separados por rondas, entre las cuales recuperaremos nuestra salud.

Kung Fu

Para vencer a los enemigos, tendremos que dar patadas y puñetazos como veamos conveniente. Si incluso tenemos una escoba o un “arma” por la habitación, también podremos usarla. El reconocimiento de movimientos es genial (siempre que quería hacer algo, lo podía hacer), y encima se necesita mucho menos espacio para jugar que antes, lo cual lo hace mucho más accesible.

Por suerte, no todo es dar golpes al aire, sino que también tendremos que esquivar ataques o proyectiles agachándonos o saltando, o podremos realizar algunos movimientos especiales. Dichos movimientos requieren que hagamos una postura concreta, que podremos ver representada por un muñeco en la esquina superior derecha.

Algunos movimientos están centrados en el combate, como el “Súper puñetazo” o el “Terremoto”, mientras que la voltereta mortal hacia atrás nos vendrá de perlas para alejarnos de los enemigos y retirarnos momentáneamente, algo esencial cuando aparecen los potenciadores de salud o daño y así llegar a recogerlos.

Kung fu

Aunque Kung-Fu para Kinect es un juego definitivamente chorra con el que reírnos de lo lindo haciendo el tonto y sintiéndonos Bruce Lee o Jackie Chan, no se trata de un título sencillo. Poco a poco irán apareciendo diferentes enemigos y jefes finales cada vez más poderosos, con los que tendremos que ver bien qué movimientos usamos para no caer derrotados.

También es importante recalcar que es un juego que llega a cansar bastante. Tantas patadas, saltos, puñetazos y demás pasan factura, y con el calor que hace ahora, estamos ante un juego que tampoco puede disfrutarse en sesiones muy largas. Eso sí, si cogéis a unos amigos para ir turnándose, la experiencia puede ser más larga y divertida.

Junto al modo historia, tenemos a nuestra disposición varios desafíos que potencian varios aspectos de la jugabilidad. Uno se centra en el uso del arco, mientras que otros nos animan a ser el rey de la colina. Los más agotadores son los contrarreloj y Supervivencia, que nos pueden llegar a servir como sesiones de ejercicio al mismo tiempo que nos lo pasamos en grande.

Kung fu

Técnicamente, estamos ante una versión mejorada de lo visto en las anteriores versiones. Los gráficos no llegan a impresionar, pero está todo muy bien realizado para que podamos interactuar con nuestros movimientos, lo que junto a lo bien que estamos recortados, hace todo mucho más impresionante. Las físicas “ragdoll” también hacen los encuentros más divertidos, además de servirnos para lanzar a los enemigos entre sí y hacerles más daño, lo que es un 2×1 en toda regla.

El sonido tampoco está nada mal, con melodías muy propias de las películas de artes marciales, y un doblaje al castellano bastante resultón para ir narrando la historia, algo que no es propio en juegos no muy grandes, por lo que se agradece todavía más.

Conclusión

Kung-Fu para Kinect es absurdo y nos hará hacer el ridículo, y eso es fantástico. Las mejoras introducidas en el título son geniales, haciendo que se disfrute muchísimo más, y es increíble lo bien que responde Kinect, tanto para recortar nuestra silueta como para detectar nuestros movimientos.

Ya sea para jugar solos o con amigos, estamos ante un título que si nos gusta hacer el tonto y tenemos Kinect, es casi un imprescindible.

8

Nos consolamos con:

  • Poco espacio necesario para jugar.
  • Gran reconocimiento de nuestros movimientos. Siempre haremos lo que queramos.
  • Sentido del humor por todos lados.
  • Sirve para hacer ejercicio mientras nos reímos del ridículo que hacemos.

Nos desconsolamos con:

  • Cansa tanto que no se puede jugar en sesiones muy largas.
  • El juego se hace bastante complicado, lo que puede molestar a los que busquen algo sin complicaciones.

Ficha

  • Desarrollo: Virtual Air Guitar
  • Distribución: Virtual Air Guitar
  • Lanzamiento: 24/06/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 18,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *