8

Impulsion

Impulsion

Es curioso cómo, hace varios años, cuando un FPS tenía una sección de plataformas era fácil ver que iba a ser un fracaso. Ahí están esos momentos en Turok, Half-Life y tantos otros. Por suerte, esto ha cambiado recientemente, sobre todo desde Mirror’s Edge. Ahora es más común encontrarnos con propuestas realmente interesantes dentro del género de las plataformas y con una perspectiva en tercera persona, que apuestan por la precisión y mecánicas nuevas a la hora de “disparar”.

Este es el caso de Impulsion, un título que empezó como un proyecto universitario por parte de Driving Force Games, y que ha resultado ser una sorpresa de los más agradable. Preparad vuestros mejores reflejos y preparad la puntería, que nos esperan grandes desafíos para poner a prueba nuestra habilidad.

El hilo narrativo del título es bastante sencillo, pero efectivo. Controlamos a un robot que se despierta en lo que parece ser una nave espacial abandonada. Sólo nos guía una voz por los altavoces, que nos indica que tenemos que completar una serie de desafíos virtuales para poner a prueba el sistema. Estos desafíos son los niveles, y poco a poco iremos avanzando más en la trama por medio de los divertidos diálogos (algo mal escritos, todo sea dicho) entre nuestro personaje y este “narrador” tan particular. De hecho, es al personaje que más escucharemos, ya que incluso se mofará de nosotros cuando muramos para picarnos a intentarlo de nuevo, diciendo “¡Pero si eso era muy fácil!” y cosas por el estilo.

Impulsion

En Impulsion hay dos mecánicas muy básicas: saltar y disparar. Con el botón derecho del ratón dispararemos el arma roja, y con el botón izquierdo dispararemos el arma azul. Todas las armas crean una zona circular del color indicado, que tienen dos efectos totalmente opuestos: el azul acelera todo, mientras que el rojo se encarga de ralentizarlo.

Otro cambio entre las dos armas es que el arma azul se puede usar sobre cualquier superficie, mientras que el arma roja sólo puede emplearse para crear zonas de ralentización en las plataformas rojas. Si saltamos dentro de una de las zonas que crean cada arma, podremos saltar más alto de lo normal, además de emplear la inercia propia del movimiento rápido o lento de cada color.

Estas sencillas mecánicas se combinan junto a un diseño de niveles increíble que nos obliga a poner a prueba todas nuestras habilidades. Todo empieza de una forma bastante sencilla, para familiarizarnos con las mecánicas. Por ejemplo, podemos cambiar fácilmente de dirección en el aire, lo cual tendremos que emplear para esquivar los numerosos obstáculos presentes en cada fase. A su vez, es posible crear una superficie roja en una plataforma de pared, saltar desde ella, volver a disparar a esa misma zona, y así volver a saltar, para subir más de lo normal con una sola plataforma. Hay mecánicas de Impulsion que se explican de forma directa, mientras que otras, como la última que he mencionado, se adquiere sobre la marcha al ir jugando, y viene de perlas para abordar los niveles más complicados.

Impulsion

Otra cosa no, pero locura hay a patadas en los niveles de Impulsion. Los desarrolladores son unos demonios a los que les encanta hacernos sufrir para llegar a la meta de cada desafío. No hay puntos de control en los niveles, pero gracias a su reducida duración, no supone un problema morir y empezar de cero. Porque sí, moriremos muchas veces mientras intentamos esquivar mallas láser, disparos de torretas, una combinación de todo o nos caemos por un vacío.

Gracias a las sencillas mecánicas base, es posible lanzar todas las ideas que se les pasen por la cabeza a los desarrolladores para que aceleremos una trampa y creemos un hueco por el que escabullirnos, crear zonas de velocidad para superar unas torretas cuyos disparos están ralentizados por la pistola roja, superar huecos gigantescos gracias a las combinaciones de las dos zonas de velocidad y mucho más.

El juego pone un especial énfasis en la velocidad, y de hecho, nos califican en función de lo que tardemos en completar cada fase, y es posible activar un modo Speedrun para ver en todo momento nuestro tiempo, por si queremos centrarnos en alzarnos como los campeones del mundo. En este sentido, el diseño de niveles y las mecánicas permiten encontrar atajos para arañar unos segundos al crono.

Impulsion

A pesar de haber solo 25 niveles y que en general duran muy poco, Impulsion es algo más largo de lo que uno se podría esperar. Para empezar, tendremos que repetir bastante los niveles hasta que los completemos, ya que la dificultad es bastante alta, pero por suerte, es creciente para evitar picos exagerados. Al mismo tiempo, la rejugabilidad está garantizada para los amantes de las contrarreloj, por lo que el contenido que trae el juego es más que aceptable.

En cuanto al apartado técnico, Impulsion es un juego sencillo, pero que funciona. De un vistazo podemos ver qué partes son malas, cuáles nos permiten usar la pistola roja, etc. Esto es clave para poder movernos a toda pastilla por las fases. Aun así, algo más de variedad al diseño no le habría venido mal, ya que tras unas horas, nos familiarizaremos con la arquitectura global de las salas. Lo bueno de todo esto es que puede funcionar en toda gama de PCs sin problemas de rendimiento.

En cuanto a la música, el rollo tecno que tiene encaja bien con la temática y la ambientación, aunque no es que haya mucha variedad en los temas. Tampoco estamos ante una banda sonora memorable, sino que está de fondo para no molestarnos, pero tampoco estar en pleno silencio. Las voces en inglés están bastante bien, para que los diálogos nos muestren la personalidad del personaje, y de paso, queramos matar al narrador cuando se ría de nosotros tras tantas muertes. Los diálogos como tal no es que sean muy buenos la mayoría de las veces, pero tampoco es algo que moleste demasiado.

Impulsion

Conclusión

Puede que Impulsion no sea un juego revolucionario, pero funciona a las mil maravillas para ofrecer un juego de plataformas que engancha desde el primer momento. Las mecánicas son muy sencillas de entender, y todo el tema de las zonas de aceleración y ralentización se usan de maravilla para ofrecer desafíos locos y frenéticos entre plataformas y trampas de todo tipo. El diseño de los niveles es magnífico para que estemos ante un reto gradual y constante, pero que nunca llegue a frustrar.

Quizá sus 25 niveles se pueden quedar algo cortos para los más expertos que no quieran centrarse en los temas de Speedrun, pero para el precio que tiene, estamos ante un juego muy recomendable para los amantes de los plataformas en primera persona.

8

Nos consolamos con:

  • Mecánicas sencillas pero muy efectivas
  • Diseño de niveles increíble que no para de sorprender
  • Dificultad gradual para que siempre tengamos que esforzarnos al máximo
  • Muy rejugable para mejorar nuestros tiempos…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque la duración puede ser algo escasa para los que no se centren en mejorar sus tiempos
  • Los escenarios se parecen demasiado entre sí
  • La calidad de los diálogos es, por lo general, bastante baja

Ficha

  • Desarrollo: Driving Force Games
  • Distribución: Playdius Entertainment
  • Lanzamiento: 19/07/2018
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 12,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *