8

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Poco a poco, nos van llegando más juegos desde China, demostrando que tienen bastante que ofrecer en dicho país. De hecho, una de las sorpresas más agradables que me he llevado en el campo independiente fue ICEY, al ofrecer un combate en 2D genial y una narrativa «meta» fantástica. Un campo en el que están experimentando bastante es el de la Realidad Virtual, ofreciendo varias propuestas de calidad dispar, pero en las que al menos es fácil ver algo único, sobre todo a nivel artístico y/o cultural.

Por todo esto, tenía muchísimas ganas a Kill X, el que iba a ser el primer juego de Viva Games (han lanzado antes Your Toy), un título en desarrollo durante ya varios años, y que prometía ser una ambiciosa aventura de acción con toques de terror, una fuerte carga narrativa y todos los ingredientes para ofrecer una aventura memorable. Tras cambiar de nombre a Immortal Legacy: The Jade Cipher y mucho esperar, al fin nos podemos adentrar en este ambicioso juego. ¿Listos para luchar contra monstruos, mercenarios y evitar mortales trampas?

Lo primero que notaremos de Immortal Legacy es que su historia es un disparate, cogiendo muchos elementos de la serie B, pero tomándose a sí misma bastante más en serio de lo que creo que debería. Nosotros controlamos a Tyre, un antiguo miembro de las Fuerzas Especiales que se dirige a una isla donde espera descubrir más sobre la misteriosa muerte de su madre. Va acompañado de una chica que conoce más de su pasado de lo que cuenta inicialmente, y hay una organización criminal involucrada con todas las locuras que acontecen en la isla a la que nos dirigimos.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Todo tiene que ver con leyendas chinas, y hasta la organización se llama «Chi» (o como se pronuncie), estando representado por un carácter chino. Esto es interesante, ya que parece que estamos ante una historia de arqueología con toques sobrenaturales, pero de una cultura que no conocemos apenas en Occidente. Pero tranquilos, que todo se va al traste al poco de comenzar, introduciendo personajes que solo aparecen una vez, sin un final como tal y muchos otros problemas.

Por ejemplo, al principio nos encontramos con Cookie Pie, una streamer que ha ido a la isla en busca de dragones porque se lo ha prometido a sus fans, y sí, queda tan fuera de lugar como suena. Incluso su aspecto es muy estrambótico para lo sombrío que es todo lo demás. Pero lo peor es que no aporta nada a la trama, y lo mismo con quien parece ser el villano de toda la historia, quien causa una fuerte primera impresión, para luego desvanecerse por completo. El motivo es que Immortal Legacy: The Jade Cipher no es más que el inicio de la historia, y el resto llegará mediante expansiones o secuelas si este título tiene éxito. Es algo lógico en propuestas ambiciosas por parte de estudios con presupuestos limitados (Viva Games es un estudio independiente, al fin y al cabo), pero me sigue fastidiando estos casos en los que estamos ante historias incompletas. Me ha recordado a Anthem, y ahora mismo, cualquier cosa que no me recuerde a la obra de Bioware, mejor. Al menos, todo es tan absurdo que nos podemos reír un poco de ello, teniendo parte del encanto de muchos juegos orientales de la era PS2, y que personalmente echo de menos de vez en cuando.

Lo importante de Immortal Legacy: The Jade Cipher es la inmersión que consigue desde el primer minuto, ya que, a grandes rasgos, estamos ante Uncharted VR. Sí, un Uncharted de los chinos hecho con una pequeñísima fracción del presupuesto y sin personajes tan carismáticos como Nate o Sully, pero el espíritu está ahí: nos liaremos a tiros con mercenarios, descubriremos tesoros ocultos, evitaremos trampas, resolveremos puzzles y hasta nos enfrentaremos a bestias sobrenaturales.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

El diseño del juego, en ese sentido, me parece fantástico, ya que en las 4-5 horas que dura la aventura, tenemos una variedad constante. Los tiroteos están bien resueltos para que usemos coberturas moviendo físicamente nuestro cuerpo para agacharnos, y los enemigos nos pueden flanquear si ven que nos hemos quedado quietos sin disparar. Con las bestias, todo cambia radicalmente, para pasar a momentos en los que hay toques de terror (sin llegar a los niveles de Resident Evil VII, tranquilos) muy bien resueltos, ya que la ambientación y la inmersión que se consigue es total. Que haya muchas interacciones físicas con el entorno ayuda a esta inmersión, al tener que encender generadores para obtener electricidad tras haber rellenado su depósito con gasolina, pulsar el activar de los explosivos manualmente, poder cortar la cuerda de un puente para matar a unos soldados con el escenario, etc.

Los puzzles y las trampas también me han gustado mucho, sintiendo que estaba por momentos dentro de una película de Indiana Jones. Sí, nada es excesivamente complicado, pero tener un hacha gigante moviéndose frente a ti es bastante imponente, por lo que cuando tienes que medir bien el tiempo para moverte sin que te despiecen, al mismo tiempo que escuchas a bestias cerca, la tensión es total. Los rompecabezas también tienen su dificultad justa, con mecanismos imposibles y otros puzzles basados en la física, que permiten ofrecer una mayor variedad de situaciones.

Con todo esto, parece que Immortal Legacy: The Jade Cipher es prácticamente perfecto, pero hay un pequeño gran problema: el esquema de control. Para jugar, necesitamos los dos PS Move, que representarán cada mano del protagonista. Al movernos, no hay ningún tipo de teletransporte, sino que solo hay movimiento libre. Esto ya puede echar para atrás a los que se mareen con mucha facilidad, pero dada la velocidad del movimiento, no creo que suponga un problema. Lo que sí ensucia más la impresión con la que uno se queda del juego es cómo nos podemos mover, ya que la falta de sticks en los Move se ha resuelto mediante un esquema nuevo por medio de Viva Games, en vez de usar las soluciones más aceptadas por los usuarios de PSVR.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Para empezar, a la hora de andar no usamos uno de los Move como un joystick virtual (solución que no me parece perfecta al «perder» la precisión de una mano, pero bueno), sino que andamos hacia delante al pulsar el botón Move de unos de los mandos. Si pulsamos en los dos, podremos «correr», pero Tyre van tan lento, que parece que ha ido al mismo entrenamiento que Sebastián Castellanos, el protagonista de The Evil Within que se asfixiaba con esprintar dos metros. En función de hacia dónde miremos, hacia allí nos moveremos.

El giro está puesto de forma extraña, ya que con los botones superiores externos de cada mando (Triángulo o Cuadrado en el mando derecho o izquierdo) realizaremos un giro. Por defecto está el giro por grados (que puede ir desde 30º hasta los 90º), con la posibilidad de poner giro suave, pero que fuerza unos «blinders» bastante molestos, por lo que terminé quedándome con el giro por grados. Si queremos andar hacia atrás, tendremos que pulsar el botón inferior interno (Equis o Círculo) de cualquiera de los mandos, mientras que el movimiento lateral sólo se realiza con el botón inferior externo de cada mando. Por tanto, sólo podremos girar o andar lateralmente a la derecha con el mando derecho, y el equivalente con el mando izquierdo.

Por último, el botón superior interno de cada mando nos hace movernos por los items que tenemos asignados al inventario de cada mando, habiendo un total de 6 slots para cada brazo. Cuando empecemos a jugar a Immortal Legacy: The Jade Cipher, va a ser extremadamente normal que cuando queramos girar, cambiemos de arma o objeto de una mano, lo cual es un poco frustrante.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Al menos, es un esquema de control al que te terminas habituando, pese a estar lejos de ser lo óptimo. Porque sí, aprecio que no perdamos la precisión de la mano izquierda al disparar mientras nos movemos por el joystick virtual, pero creo que el esquema empleado por Raw Data es más intuitivo, y se consigue exactamente lo mismo. Desde Viva Games han escuchado a la comunidad y están planeando ofrecer esquemas de control alternativos, aunque sin llegar a ser el método «estándar» de movimiento con los Move. No sé qué les pasa a los estudios chinos que quieren siempre reinventar la rueda, ya que ocurrió lo mismo con Paper Dolls, pero al menos, no es tan atroz como en este caso.

Porque sí, tras una hora fácilmente, te haces a este extraño esquema de control que propone Immortal Legacy: The Jade Cipher, aunque esa curva de aprendizaje no te la quita nadie. En teoría, con el lanzamiento de 3dRudder en junio, tendremos un movimiento mucho más natural y cómodo, pero está por ver cómo funciona el dispositivo.

Pese a estos problemas, me alegro que hayan usado los Move como método de control, ya que nos permiten montones de interacciones físicas que me encantan: disparar con dos manos, quitarnos sangre de la cara tras ciertas heridas, escalar, subir escaleras, activar diferentes interruptores físicamente, etc. Además, este esquema de movimiento no nos impide disfrutar de momentos muy intensos superando zonas llenas de trampas, minas que se activan por láser y una secuencia cerca del final del juego que pone los pelos de punta.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Incluso algunos puzzles se basan en la interacción física, como los cofres que tenemos que mover para que una pelota supere un laberinto, como las cajas que te puedes encontrar en muchas salas de dentistas (¿alguien sabe por qué están siempre ahí?), lo que ayuda a reforzar esta inmersión de la que hablaba.

Lo que quizá juegue más en contra de la misma es la forma de los brazos de Tyre. Aunque el tracking en Immortal Legacy: The Jade Cipher funciona muy bien (incluso con armas que se pueden coger a dos manos como rifles de asalto), los brazos de nuestro protagonista son un espectáculo dantesco. No vemos el cuerpo de Tyre salvo en la escena inicial, y luego sólo vemos sus brazos, que no tienen codos como tal y se doblan como si fueran de goma. Es más, si en algún vídeo donde sí están renderizados los brazos movemos un poco la cabeza, veremos cómo están pegados al aire, donde se supone que tenemos la cabeza. Es cómico, pero queda raro.

A la hora de coger las armas y cosas así, queda raro tener estos brazos tan artificiales, y claramente se puede hacer algo mejor, como han demostrado los títulos de Survios, ya que te hace reír, pero choca con toda la inmersión que está logrando el juego en todos los demás aspectos. Igual unas manos flotantes habrían sido una mejor opción para evitar estos problemas, aunque así se perdiera un poco de la inmersión de tener unos brazos físicos presentes.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Si nos fijamos en el apartado visual, es imposible ponerle pegas a Immortal Legacy: The Jade Cipher, ya que nos encontramos ante uno de los mejores juegos de PSVR, de lejos. Incluso tras unas semanas probando pesos pesados con Oculus Rift, la obra de Viva Games me ha impresionado mucho, gracias a una resolución bastante alta, unos escenarios llenos de detalles con una iluminación muy conseguida, texturas con bastante detalles y una arquitectura que impresiona. Cuando visitamos ruinas de ciudades, submarinos, aviones estrellados o cuevas, realmente sentimos que estamos ahí, con algunos elementos como el barro o al sangre increíblemente conseguidos. Los personajes tienen un nivel muy alto también, con unas animaciones fluidas que hacen que sintamos que estamos ante una súper-producción, pese a ser un título independiente.

Una fase en la que hay una ventisca logra impresionar mucho al ver los árboles y la vegetación moverse de forma bastante convincente, para luego pasar a unas cuevas oscuras pero que te meten la tensión en el cuerpo. Todo esto con muy breves tiempos de carga, lo que nos permite disfrutar de una aventura prácticamente sin cortes. La única pega que le puedo poner es que la linterna que usamos no genera sombras en tiempo real, pero eso es ya demasiado para PSVR, con que es más por ponerme pijotero que otra cosa.

El sonido también está a un gran nivel, empezando por un doblaje en inglés (hay textos en nuestro idioma muy bien localizados) encabezado por Doug Cockle, quien le pone la voz a Geralt de Rivia en The Witcher. Pese a lo cutre de la historia y la esencia de serie B, todos los actores venden muy bien sus líneas, algo que siempre se agradece. Los efectos sonoros también están muy trabajados, permitiendo tener sonido 3D que nos permite sentirnos en mitad de las cuevas infestadas de monstruos, por ejemplo. La música es algo más estándar, pero de nuevo, está francamente bien.

Immortal Legacy: The Jade Cipher

Conclusión

Dadas las limitaciones de PSVR, no me imaginé que llegaríamos a tener un Uncharted VR, pero los chicos de Viva Games han demostrado que no es solo viable, sino que es espectacular. Formar parte de una aventura de acción llena de tiroteos, monstruos, trampas y puzzles en primera persona, donde nosotros somos los protagonistas, es increíble. En ese aspecto, Immortal Legacy: The Jade Cipher me parece una auténtica maravilla, ya que nos ofrece una gran variedad digna de la obra de Naughty Dog, pero siendo nosotros los que hacemos todo en lugar de un personaje en pantalla.

Por contra, la historia es un punto bastante flojo de la propuesta, al ser sólo el primer acto de una historia mayor, por lo que sencillamente, está incompleta, y lo que hay, es bastante loco y pobre. El esquema de control es otro problema, ya que requiere un tiempo de adaptación mayor que otros títulos que usan los PS Move, debido a una colocación de los botones algo extraña.

Aun así, son pegas que no quitan que estemos ante un juego lleno de momentos increíbles que no puedo dejar de recomendar. Además, estamos ante un título que nos ofrece unas 4-5 horas por solo 20 euros, y una de las mejores facturas técnicas que hay en PSVR. Aunque hay cosas mejorables, Viva Games nos ofrece en Immortal Legacy: The Jade Cipher casi un imprescindible que os hará sentir como Nathan Drake o Lara Croft como ningún otro juego lo ha hecho hasta la fecha.

8

Nos consolamos con:

  • Inmersión total que nos hace sentir el protagonista de una gran aventura
  • Variedad constante durante toda la aventura
  • Lo físico que resulta todo
  • Técnicamente es de lo mejor de PSVR

Nos desconsolamos con:

  • La historia está más que incompleta, y es bastante desastrosa
  • El esquema de control requiere un periodo de adaptación importante, y no termina de ser todo lo intuitivo que debería
  • Los brazos del protagonista son de goma. Hacen reír más que sentirte en la piel de Tyre

Ficha

  • Desarrollo: Viva Games
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 17/04/2019
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

Comentarios

  1. A pesar de sus flojos, es por al menos un mejor juego chino que The Walker, ya que ambos fueron de China Hero Project, y prometieron que iban ser un juego chino de aventura, horror y acción (y solo Immortal Legacy logró en cumplirlo, mientras el otro era literalmente un wave shooter que ya casi nadie recuerda).

    El problema que tengo con juegos chinos, especialmente en la Playstation 4, es que la mayoría son o sea una demonstración tecnológica, o un juego con buenas gráficas y un gameplay repetitivo o genérico. Por al menos con Immortal Legacy, esperemos que obtendremos más juegos chinos únicos, incluso Lost Soul Aside, Hardcore Mecha, Anno, y otros.

    • Sí, The Walker fue una decepción importante. Y como dices, muchos juegos parecen demos técnicas, porque seguramente lo sean. El mercado chino no lleva mucho tiempo abierto, con que tienen que cogerle el truco a esto del desarrollo y la apertura al mercado internacional.
      Aunque al menos, parece que la calidad de los proyectos que salen allí van mejorando. Este Immortal Legacy es una buena prueba de ello, y Lost Soul Aside desde que se presentó tiene pintaza. A ver si poco a poco van llegando y podemos ir sacando conclusiones 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *