7

Heart & Slash

Heart & Slash

Los roguelike normalmente se han centrado en FPS o shooters de doble stick, pero con Heart & Slash los chicos de AHeartFulOfGames han decidido adentrarse en el género con un hack and slash al más puro estilo Devil May Cry, pero con robots en vez de demonios. El concepto es bastante sencillo: ha habido una robolución, y el robot Heart se despierta en una fábrica 100 años después del lanzamiento de las máqunas. No sabe qué está pasando, salvo que tiene que escapar como le indica su creador, el Doctor Simpático.

Como en muchos roguelikes, la historia no es para nada importante en el juego, pero da un contexto más o menos interesante. Además, si lo deseamos, podemos disfrutar de cierta narrativa gracias al otro robot que da nombre al juego, Slash. Heart se encontrará a lo largo de sus aventuras, y podemos o ayudarlo o acabar con él, lo que puede llevar a varios desenlaces diferentes una vez completemos el juego.

La comparación principal con Devil May Cry sería más bien con el reboot de Ninja Theory, ya que nuestro personaje llevará un arma principal y dos secundarias. Las dos secundarias se equipan manteniendo pulsado su correspondiente gatillo, por lo que podemos cambiar entre todas ellas con gran rapidez. Esto es esencial, ya que al igual que las armas tienen diferentes estadísticas, movimientos y atributos, los enemigos a los que nos enfrentaremos serán débiles o resistentes a varios atributos en concreto.

Heart & Slash

Como en todos los roguelikes, los niveles se generan de forma procedimental. Esto significa que las salas que visitaremos en cada nivel y las armas que nos encontremos serán completamente distintas. Esto nos obliga a modificar muchas veces nuestro estilo de juego, ya que igual en la primera sala, donde hay siempre tres objetos, nos dan algo que nos viene de perlas, o tenemos que tirar con algo básico.

Entre el equipamiento que nos podemos encontrar en las salas indicadas en el mapa pueden estar armas o nuevas partes para el personaje, que añaden atributos varios. Por ejemplo, unas botas que pertenecían a cierto fontanero italiano nos permitirán dañar a los enemigos al saltar sobre ellos, mientras que otras piernas nos permiten saltar más alto sin necesidad de hacer el doble salto.

Algo que no me ha convencido en absoluto, al igual que ocurría en Enter the Gungeon, es el poco equipamiento que nos encontramos a lo largo de la partida. En el caso de Heart & Slash hay veces que se reduce a tres objetos al inicio de cada nivel y ya, lo cual es una pena, al haber decenas de armas y equipamientos posibles con los que experimentar. En el apartado de las armas tenemos bates de béisbol, escopetas, espadas, lanzas, martillos, puños americanos o incluso cortadoras de carne por citar unos ejemplos. Aunque la mayoría se usan igual y tienen su combo básico, otras tienen movimientos especiales, y la velocidad de movimientos con unos tipos de armas u otras pueden hacer que tengamos rápidamente unas favoritas sobre otras.

Heart and Slash 03TMe0c

En cuanto al combate, la verdad es que funciona muy bien. Las peleas son muy rápidas y dinámicas, por la velocidad de movimientos, la flexibilidad a la hora de cambiar de armas y la gran variedad de enemigos. Este es sin duda alguna uno de los puntos fuertes del juego, ya que nos podemos encontrar con robots gigantescos, otros mucho más pequeños que dan soporte a los demás, aéreos con diferentes ataques, con armaduras, torretas y mucho más. Lo bueno es que en cada nivel hay enemigos propios, por lo que aunque lleguemos a dominar la primera zona, cuando lleguemos al exterior de la fábrica tendremos que volver a aprender a base de golpes sobre los nuevos tipos de enemigos. Eso sí, me faltaba muchas veces un botón para fijar la cámara en el enemigo, ya que a veces la cámara se puede volver algo loca.

A medida que vayamos jugando a Heart & Slash y vayamos muriendo una, otra y otra vez, iremos aprendiendo la mejor forma de derrotar a cada tipo de enemigo, lo cual es muy satisfactorio. Esto no hace que el juego se vuelva fácil de repente, ya que si nos descuidamos nos pueden destrozar a las primeras de cambio.

Por suerte, a medida que vayamos matando enemigos iremos consiguiendo puntos de experiencia con los que mejorar nuestros puntos de vida o el equipamiento que llevamos. Algo interesante es que en cualquier momento podemos “reciclar” el equipamiento, o lo que es lo mismo, eliminarlo a cambio de unos cuantos corazones para recuperar salud. Algo también a tener en cuenta es que si morimos con puntos de experiencia sin gastar, éstos se guardan para nuestra siguiente partida. De esta forma, podemos crear estrategias sobre ir a por todas con todo lo que tengamos de serie sin mejorar nada para luego ser unas máquinas casi imparables en la siguiente partida, o gastar los puntos de experiencia tan pronto como los consigamos.

Heart and Slash maxresdefault

El problema de este estilo de juego es que acabaremos con montones de puntos de experiencia sin usar, al no encontrarnos con mucho equipamiento nuevo una vez empecemos la partida. Esto hace que no se motive mucho la exploración hasta que se encuentre la sala en la que está el jefe final de cada nivel, quitando así el elemento de riesgo-recompensa de seguir explorando propio de los roguelikes, lo que perjudica a Heart & Slash.

En total hay tres zonas en el juego, empezando siempre por la fábrica de robots, y luego pasando a las cloacas o a la ciudad, en función de qué jefe final derrotemos en el primer nivel. Sea como sea, luego saltaremos a un nivel mucho más vertical que los demás, que prefiero no comentar mucho más para que sea una sorpresa. El diseño de niveles es bastante bueno, y en el caso de las alcantarillas y la ciudad, ver cómo ambas zonas están interconectadas es todo un acierto.

Sobre los jefes finales, no están mal, pero tampoco son muy espectaculares. Lo que más destaca es su diseño, bastante atractivo, y lo bueno es que todos y cada uno de ellos son completamente diferentes entre sí, pero una vez demos con su patrón de ataque será complicado que opongan mucha resistencia.

Heart & Slash screenshot_4

Como ocurre en los roguelikes, completar todos los niveles no lleva demasiado tiempo, y en unas dos horas lo podremos hacer. Sin embargo, hay muchos incentivos para rejugar Heart & Slash una y otra vez, y no solo por los elementos procedimentales. A medida que vayamos cumpliendo ciertos objetivos iremos desbloqueando nuevos personajes, armas y equipamientos, lo que nos hace volver. Además, siempre está el pensamiento de “una partida más y lo dejo” al matarnos, terminando en varias, por lo que el juego se vuelve bastante adictivo.

Técnicamente, el estilo pixelado pero en 3D le sienta genial a Heart & Slash. Esto nos da escenarios muy coloridos y vivos, que además se mueven de maravilla. El problema es que las salas se vuelven rápidamente repetitivas, por lo que pierden parte de su encanto. Además, en algunos escenarios (al menos en la versión de Xbox One), las texturas parpadean en ciertos elementos. También hay ciertos bugs menores, como quedarse enganchado en ciertos puntos hasta que no hagamos una esquiva, lo cual queda extraño.

En cuanto al sonido, la música es bastante animada y queda bien con la acción, pero al igual que en el aspecto visual, termina por volverse repetitivo. Además, en algunas escenas es extraño cómo todo se queda totalmente en silencio.

Heart & Slash screenshot_5

Conclusión

Heart & Slash es un roguelike con mecánicas hack and slash que funciona la mar de bien, ofreciendo peleas vibrantes, rápidas, emocionantes, y algo fundamental en el género: adictivas. Es una delicia volver a echar una partida tras otra para encontrarse con nuevo equipamiento para usar y objetivos que cumplir para volver a desbloquear más equipamiento. La gran variedad de enemigos y armas es todo un acierto, lo que motiva a seguir jugando.

Es una pena que en otros aspectos el juego no esté tan pulido, lo que sí produce repetitividad en los apartados técnicos. Además, la falta de una opción para fijar la cámara en algún enemigo se echa mucho de menos por culpa de una cámara que a veces resulta problemática, o encontrarse con más armas a lo largo de los niveles para hacer la exploración más satisfactoria e interesante. Aun así, estamos ante una propuesta muy divertida que si sois fans de la acción os enganchará.

7

Nos consolamos con:

  • Poder cambiar con tanta facilidad de armas en mitad del combate.
  • Gran variedad en los enemigos y el equipamiento.
  • Altamente rejugable gracias a los objetivos que se van planteando y a la forma de avanzar la historia entre Heart y Slash.
  • Estilo artístico muy llamativo…

Nos desconsolamos con:

  • … pero que se vuelve repetitivo al ver estructuras muy similares.
  • No poder fijar la cámara en los enemigos y que ésta no funcione siempre excesivamente bien.
  • El poco equipamiento que encontramos a lo largo de los niveles.
  • Pequeños bugs que no rompen la experiencia de juego, pero pueden llegar a molestar.

Ficha

  • Desarrollo: AHeartFulOfGames
  • Distribución: Badland Games
  • Lanzamiento: Xbox One y PS4: 24/06/2016 - PC: Agosto
  • Idioma: Español
  • Precio: 19,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *