8

Gravity Rush 2

gravity-rush-2

PS Vita nos ha traído muchas joyas, y una de las mejores llegó en sus primeros meses de vida: Gravity Rush. La idea de poder controlar la gravedad en un mundo tan extraño como precioso es genial, y desde entonces no ha habido nada como esta original propuesta. Por desgracia, ni PS Vita ni el título tuvieron el éxito que se merecían, por lo que el futuro de la franquicia estaba en entredicho.

Por suerte, Gravity Rush 2 está aquí, prometiendo una entrega mucho más grande y ambiciosa gracias a dar el salto a PS4, dejando por desgracia de lado a la portátil donde Kat tuvo su primera aparición. ¿Será esta nueva aventura de la Reina de la Gravedad la que la encumbre al estrellato, o será su futuro una cuestión de gravedad?

El argumento de esta secuela arranca un poco después del original, y justo después del anime Overture, que por suerte, no es esencial ni mucho menos para entender el argumento. Este es un buen ejemplo de cómo hacer un anime complementario, y no como en el reciente Final Fantasy XV.

Básicamente, Kat y Raven son ya las heroínas de Hekseville, pero tras un suceso muy extraño en un edificio, ambas y su amigo Syd son absorbidos por una tormenta de gravedad. Kat empieza así sin poderes (¡chocante en una secuela!), teniendo que trabajar de minera junto a Syd para ayudar al asentamiento de Banga que les está dando cobijo.

Junto a sus nuevos amigos, tendrá que encontrar a Raven, desentrañar los misterios que entraña la nueva ciudad Jirga Para Lhao, y cómo no, volver a su hogar. El argumento no era uno de los puntos fuertes de Gravity Rush, y más o menos sigue sin serlo en esta secuela. La forma de narrarlo sigue siendo a través de secuencias tipo cómic muy bonitas, con alguna que otra escena realizada con el motor del juego.

En esta ocasión, la trama está algo más centrada, y juega a su favor que Kat no sea una heroína amnésica como en tantos elementos de entretenimiento japoneses. Sin embargo, tampoco llega a ser gran cosa, introduciendo elementos nuevos en la trama sacados casi de la manga y sin dar demasiadas respuestas. Al menos, es una historia entretenida y simpática, gracias al carisma de Kat y lo bonachona que es.

Gravity Rush 2

En cuanto a la jugabilidad, Gravity Rush 2 parte de la base del original, ampliando todo lo que éste ya ofrecía. Para empezar, la nueva ciudad es enorme. Sus tres distritos (cuatro si contamos la base militar flotante) son muchísimos más grandes que cualquiera de los otros distritos de Hekseville. Además, su situación vertical es un acierto, al poder “dejarnos caer” de uno a otro con bastante facilidad. Otro punto fuerte es que todos los distritos se diferencian mucho entre sí, tanto por la arquitectura como por los NPCs que vemos, que son mucho más numerosos que en el original.

Incluso hay grandes diferencias con Hekseville en los ciudadanos, siendo un verdadero placer poder identificar en qué zona estamos y de qué ciudad con tan solo echar un vistazo rápido a nuestro alrededor. Lo que no ha cambiado es ese toque steampunk tan interesante, al mostrarnos ciudades flotantes con elementos muy tecnológicamente avanzados, y otros no tantos. En este sentido, los barcos mineros me han encantado.

Este gran escenario es fundamental, ya que como ocurría en la primera parte, lo mejor del juego es sencillamente explorar usando los poderes de Kat para alterar la gravedad. En esencia, Kat puede cambiar la gravedad para caer en cualquier dirección que queramos, o deslizarnos por el suelo a gran velocidad. Combinando ambos poderes nos sentimos como auténticos superhéroes, surcando los cielos y yendo a toda pastilla por las calles de la ciudad en la que estemos.

gravity_rush_2

Al principio puede costar un poco acostumbrarse, pero si jugasteis al original, os sentiréis como en casa, ya que prácticamente nada ha cambiado en este sentido. Las novedades vienen por los nuevos estilos de gravedad que podemos usar: la lunar y la de Júpiter. La primera nos hace ser ligeros como una pluma, pudiendo dar grandes saltos veloces a costa de caer mucho más lentamente. La de Júpiter nos hace ser más lentos, pero el deslizamiento es más rápido, a costa de ser más complicado de controlar.

Cambiar entre cualquiera de los tres estilos es una maravilla, ya que sólo tenemos que hacer un pequeño “swipe” en el panel táctil del Dualshock 4. Lo mejor es que este movimiento es muy precioso, por lo que no tenéis por qué preocuparos por estar ante una situación como en Let It Die.

Es una pena que el combate siga siendo uno de los puntos más flojos de Gravity Rush 2, a pesar de las novedades introducidas. Para empezar, cada estilo de gravedad tiene sus ventajas y desventajas en el combate. Por ejemplo, el estilo lunar nos permite dar golpes incluso en el aire, aunque son más débiles. Mientras tanto, la gravedad de Júpiter se centra en lentos pero poderosos ataques zonales que pueden destrozar a un grupo de enemigos con un buen golpe. Además, se ha potenciado el uso de lanzar objetos, siendo una táctica tan útil como la patada de gravedad, que era al final la única forma útil de luchar en el original.

gravity-rush-2

Por desgracia, al combate le sigue faltando algo de precisión. Incluso la inclusión de muchos combates contra humanos además de los Nevi, se echa en falta algo de precisión para lanzar grandes ataques, ya sea solos o acompañados de Raven cuando vaya con nosotros. Algo que ayudaría mucho es poder fijar la cámara en algún enemigo, sobre todo cuando la mejor táctica para ese oponente en concreto es el combate cuerpo a cuerpo a nivel de tierra.

Aun así, hay peleas que logran ser entretenidas, sobre todo algún que otro jefe final que es sencillamente espectacular. También ayuda que los escenarios sean mucho más interactivos, lo que nos permite lanzar más objetos que en el original de PS Vita, con el espectáculo visual que ello conlleva.

Esta mezcla entre exploración y combate serán una constante tanto en las misiones principales como en las secundarias, habiendo muchísimo contenido para disfrutar en Gravity Rush 2. Completar la historia principal y unas cuantas misiones secundarias nos llevará fácilmente entre 15 y 20 horas de duración. Si le sumamos el resto de misiones secundarias, los desafíos, el contenido end-game o las exploraciones de las minas para lograr más gemas, podemos estar ante un título que nos dará unas 30 horas de diversión.

También hay que destacar el contenido online, que si bien no es muy numeroso, ahí está. Podremos compartir desafíos con los amigos, ver quién tiene las mejores puntuaciones, compartir las fotos que hagamos con la cámara que lleva Kat o dejar pistas para búsquedas del tesoro. Cada interacción nos da Fichas Dusty, que nos darán diferentes recompensas.

gravity-rush-2

Algo que me ha gustado es que, si bien las misiones principales son las más espectaculares y trabajadas, las secundarias tienen su propia historia por detrás. Algunas nos darán a conocer más del mundo, mientras que otras explorarán más a los personajes que acompañan a Kat en esta aventura. No dejan de ser en su mayoría fetch-quest, pero son bastante divertidas, y nuevamente el carisma de Kat es un gran atractivo.

El principal punto negativo que le pongo a las misiones es la gran cantidad de fases centradas en el sigilo. En el original había un par de ellas si no me falla la memoria, y no era buena, ya que te limita mucho el movimiento, además de obligarte a estar en un camino fijo, lo que choca radicalmente con nuestros poderes. Pues bien, estos niveles son más numerosos esta vez, algo que me parece totalmente incomprensible. Son los niveles más frustrantes, y los que pueden hacer que queramos dejar de jugar durante un tiempo.

Otro defecto de Gravity Rush 2 viene por sus bugs. No son muy frecuentes, pero alguno me ha impedido el avance. Uno de ellos impedía avanzar la misión a pesar de estar en el punto marcado, teniendo que dar vueltas hasta que el juego por fin quiso continuar. El más grave es uno que me impedía llegar hasta el objetivo, teletransportándome sin ninguna explicación al inicio del nivel. Estuve media hora probando otros caminos, hasta que por fin cargué la partida y se solucionó. No son errores demasiado frecuentes, pero cuando ocurren vaya si molestan.

gravity-rush-2

Técnicamente, la primera impresión que me dio Gravity Rush 2 es que el juego podía haber seguido estando en PS Vita perfectamente. Ciertamente, el estilo visual es muy llamativo, pero no hay demasiados elementos que a simple vista te parezcan propios de PS4. Sin embargo, a medida que vas jugando te vas dando cuenta de detalles que están francamente bien. Por ejemplo, la distancia de dibujado es bastante amplia (las gemas siguen apareciendo muy cerca, eso sí), y poder moverse de un escenario amplio a otro sin tiempos de cargas es genial.

El número de NPCs por las calles, los efectos de niebla (no hay ciclo de día y noche, sino que cada zona tiene su propia iluminación) y sobre todo, la cantidad de elementos interactivos logran impresionar más. Esto llega a otro nivel en algunos combates finales contra enemigos descomunales que lucen genial. Hay un jefe que sencillamente me dejó con la boca abierta por su nivel de detalle.

Aun así, hay problemillas curiosos, como que los cuerpos de los enemigos no tengan físicas realistas, pero los objetos sí. Esto choca al enfrentarnos a tantos rivales humanos, y habría estado bien ver volar a los cuerpos derrotados.

El sonido da una de cal y otra de arena. Las voces son muy escasas, y están en un idioma inventado a mitad de camino entre el japonés y el francés. Esto no es malo, pero choca que haya tantísimos momentos ingame en los que veamos un texto de que alguien ha dicho algo, ya que no ha sonado ninguna voz. Puedo aceptar que no haya voces en algunos diálogos con bocadillos como en muchos RPGs, o que esto ocurra en una portátil, pero en PS4 me chirría mucho más. Al menos los subtítulos son grandes, con que será raro que no nos enteremos de cuando habla alguien.

La música y los efectos por otro lado sí que están a la altura, con temas muy joviales y otros muy épicos para los mejores combates del juego.

gravity-rush-2

Conclusión

Gravity Rush 2 se puede definir como más de lo mismo, pero más grande y algo mejor. No cambia la fórmula que le hizo tan popular entre los que jugaron al original, intentando atraer a una mayor audiencia con las mismas bazas en una plataforma de más éxito como es PS4. El problema es que por el camino repite varios de sus errores, como un sistema de combate mejorable y unas misiones de sigilo espantosas.

Por suerte, la mecánica principal de cambiar la gravedad sigue siendo sencillamente perfecta, siendo este el mejor juego de Superman sin ser Superman, ya que no hay experiencia como “volar” con Kat por los bellos escenarios que forman parte el mundo abierto del título. Además, el apartado técnico y la cantidad de contenido se han visto muy mejorados gracias al salto a PS4, ofreciendo una experiencia que, en su conjunto, es mejor que la original. Aun así, si no os gustó la primera parte, no esperéis que esta secuela os conquiste, ya que no cambia demasiado.

Espero realmente que Gravity Rush 2 logre dar con una gran audiencia, ya que al igual que ocurría con el original, se trata de una de las propuestas más originales que hay actualmente, y ojalá este 2017 que acabamos de empezar nos deje muchos más juegos que se salgan de la norma, y encima lo hagan de una forma tan divertida como esta nueva aventura de Kat y sus amigos.

8

Nos consolamos con:

  • La nueva ciudad es enorme y preciosa.
  • Los nuevos poderes y la forma de cambiar tan rápida entre ellos.
  • Muchísimo contenido pero sin sentirse de relleno como en muchos otros sandbox.
  • Artísticamente es sencillamente espectacular.
  • Moverse por los escenarios sigue siendo una experiencia increíble.

Nos desconsolamos con:

  • La falta de voces en muchos momentos ingame.
  • Las fases de sigilo siguen sobrando.
  • Los molestos bugs que nos impiden avanzar durante un tiempo.

Ficha

  • Desarrollo: Japan Studio
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 18/01/2017
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: 59,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *