7

Good Goliath

Good Goliath

Si hay un género manido en la Realidad Virtual es el de las oleadas. Ya sea disparando robots, zombies, soldados normales o cualquier combinación posible. No es un género que me disguste, y de hecho, hay shooters de oleadas que me encantan, como Blasters of the Universe, pero está claro que estos juegos tienen que ofrecer algo nuevo para atraparnos, ya que la novedad de disparar armas en VR se ha perdido tras 3 años haciéndolo.

Es por eso que Knocktwice Games decidieron hacer un juego de oleadas donde la idea es bastante nueva: somos un gigante que debemos defendernos con los objetos que los propios enemigos nos lanzan. Nada de armas, pistolas o demás elementos ya conocidos del género, sino nuestros puños, reflejos e ingenios. Así tenemos Good Goliath, que promete hacernos sentir enormes en un género tan conocido. ¿Listos para que el bondadoso goliath sobreviva a toda costa?

Como tal, Good Goliath es un juego de oleadas, teniendo que acabar con X número de enemigos de un tipo para completar la oleada y pasar al siguiente. El juego está estructurado en 3 mundos, cada uno con 3 niveles diferentes. Sorprendentemente, esto da lugar a un título algo extenso, ya que necesitamos unas 3 horas para completar cada nivel, eso sin tener en cuenta los secretos y la puntuación en cuenta, claro.

Good Goliath

Esto es bastante típico en el género, pero la gracia es que las armas del enemigo serán también las nuestras. Ya sabéis, la defensa es el mejor ataque posible, ya que los campesinos, soldados, piratas y hasta demonios intentarán matarnos lanzándonos diferentes objetos. Nosotros podemos evitarlos para que no nos vayan haciendo daño, pero el objetivo está en cogerlos en el aire, para que entonces se conviertan en nuestras propias armas.

¿Que nos lanzan un barril explosivo? Pues que se preparen, porque ahora somos nosotros los que tenemos una bomba para acabar con un grupo de rivales de una tacada. En este sentido, el juego es muy activo, ya que puede haber muchos enemigos que nos disparen a la vez, pero solo tenemos dos manos, con que también tendremos que ser activos físicamente para coger proyectiles con las manos, esquivar los demás (o bloquearlos con las armas que ya hayamos cogido) y luego lanzarlos nosotros.

En este sentido, Good Goliath es tremendamente dinámico, ya que nos hace mover tanto brazos como la cara (al final mueves el cuerpo, pero con mover sólo el rostro es suficiente) constantemente si queremos sobrevivir cada una de las 9 misiones del título. La variedad de enemigos y armas es bastante alta, teniendo cada mundo algún elemento que lo hace único de los demás.

Good Goliath

Por ejemplo, el primer mundo es el más clásico de la fantasía medieval, pero en el segundo nos trasladamos a un mundo lleno de piratas, por lo que podemos coger a un humano (por algún motivo se lanzan a nosotros, pero oye, así tenemos más armas), lanzarlo al agua cerca de nosotros para que salga un tiburón para zampárselo, momento que podemos aprovechar para agarrarlo. Este tiburón es más potente para acabar con las barcazas enemigas, lo que nos da una clara ventaja respecto a los humanos o barriles de agua que nos suelen lanzar los enemigos de manera tradicional.

Esta locura se lleva a su máxima expresión en los jefes finales de cada uno de los tres mundos. Aquí tenemos un combate totalmente único, con cada jefe teniendo unos patrones de ataque particulares, diferentes puntos débiles a los que lanzar objetos, y sobre todo, ofreciendo una sensación de escala increíble. Este es un aspecto en el que Good Goliath funciona increíblemente bien, ya sea cuando luchamos contra los enemigos pequeños o contra estos jefazos. Siempre notamos que somos unos gigantes en este mundo casi salido de cuento, lo cual nos mantiene inmersos en estas intensas fases de oleadas.

También es interesante lo interactivos que son los escenarios… Aunque esto parezca que va a menos a medida que avanzamos por el juego. El primer nivel realmente sorprende, ya que es un pueblo lleno de casas que podemos destrozar al lanzar los diversos objetos. En el resto de niveles, esta destrucción se reduce a unas pocas cajas o elementos muy concretos, lo cual es un poco decepción.

Good Goliath

Pese a que solo hay 9 niveles, éstos son bastante rejugables. En cada nivel hay unas manos ocultas para que podamos personalizar el aspecto de nuestras gigantescas manos, como que sean de zombie o robots. No afecta a las estadísticas ni hay nada especial de cada mano, lo cual habría sido divertido, como por ejemplo, zombificando a los humanos que lanzamos cuando tenemos las manos especiales.

Al jugar a Good Goliath, todo es relativamente sencillo, ya que las mecánicas son muy simples: agarrar, lanzar y esquivar. Esto hace que el juego funcione ya sea jugando de pie, sentados o en la plataforma que sea, al no necesitar sticks ni nada especial. El sistema de lanzado de objetos funciona bastante bien, teniendo nosotros que poner de nuestra parte para la fuerza y precisión, sin que haya (o al menos lo parezca) autoapuntado de algún tipo. Esto nos hace «ejercitar» los brazos, con que ya os aviso que, si jugáis mientras tenéis una smartband o similares, sumaréis un par de miles de pasos antes de lo que os imagináis.

Siguiendo con los elementos positivos, tenemos el apartado visual. Todo es bastante funcional, con un aspecto muy de cuento que le queda genial para este look para todos los públicos…. Además de ser más loco el pegar a un muñeco de estilo cartoon que uno realista. Con el sonido ocurre lo mismo, al tener unos efectos efectivos sólidos, un narrador que refuerza la sensación de estar en un gran cuento y una música entretenida.

Good Goliath

Conclusión

Este Good Goliath ha sido una sorpresa de lo más agradable. En un mundo post Half-Life: Alyx (a ver si pronto puedo traeros su análisis), se agradece que los estudios independientes sigan demostrando su ingenio para traernos experiencias divertidas, directas y que nos hagan tener una sonrisa de oreja a oreja. Puede que no estemos ante una revolución del género ni nada por el estilo, pero Knocktwice Games ha creado un juego de oleadas que logra sorprender y destacar.

La sensación de escala está muy conseguida, nos hace movernos para sobrevivir y es tremendamente simpático. Así que, si queréis disfrutar de un juego de oleadas único y perfecto para disfrutar toda la familia, Good Goliath es un juego perfecto para lanzar hacia vuestro visor de VR.

7

Nos consolamos con:

  • Las mecánicas de agarrar, esquivar y lanzar funcionan de maravilla
  • Variedad de enemigos y armas, con elementos únicos en cada mundo
  • Aspecto visual muy simpático

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés (aunque aquí no afecte)
  • Si no nos importa la rejugabilidad, se puede hacer corto
  • La interactividad de los escenarios pega un bajón tremendo tras el primer nivel

Ficha

  • Desarrollo: Knocktwice Games
  • Distribución: Knocktwice Games
  • Lanzamiento: 31/03/2020
  • Dispositivo VR usado: Oculus Rift S
  • Idioma: Textos y Voces en Inglés
  • Precio: 17,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *