6

Gods Will Be Watching

Gods Will Be Watching

En las aventuras, normalmente los puzzles solo son un obstáculo para hacer avanzar la trama, pero ¿y si el propio puzzle formara parte de la historia? Esto es lo que nos propone la propuesta indie nacional Gods Will Be Watching, que ha causado mucha expectación desde su prototipo hecho en tan solo 72 horas durante una competición. Al fin y al cabo, las aventuras donde se tienen que tomar decisiones difíciles es algo que está muy de moda hoy en día, y si a esto se le suma una dificultad alta para hacernos pensar, pues tenemos un caballo ganador. O al menos, eso parece en un principio, ya que los dioses no han estado con el juego durante todo el juego, y pese a sus geniales ideas, falla de forma importante en varios aspectos clave.

Seguramente habréis visto cómo Devolver Digital ha promocionado el juego como un “Thriller de point and click”. Y sí, hay mucho “Point and click”, pero no es una aventura de por sí, sino un juego de puzzles. Simple y llanamente. La gracia es que estos puzzles forman parte de la historia y los objetivos de nuestro protagonista, Abraham Burden, que se enfrenta a situaciones imposibles en cada uno de los 7 capítulos.

Gods Will Be Watching

En el primer nivel ya lo comprobamos. Estamos en una situación con rehenes, donde tenemos que hackear unos datos durante un tiempo para lograr la información que buscamos. Sin embargo, no solo hay que preocuparse de la seguridad informática, sino también de los soldados que quieren recuperar la sala donde estamos, y mantener a raya a los rehenes para que los guardas no se acerquen mucho o se rebelen y nos fastidien todo el plan.

Aquí hay que usar la lógica, viendo las posibilidades de que nos frenen el hackeo, el estado anímico de los rehenes (si están muy nerviosos, intentarán escapar, y si están demasiado relajados, se rebelarán), o cómo afecta el atacar o negociar con los asaltantes. Es un nivel largo y muy tenso donde hay que estar atentos a mil cosas en cada turno (sí, es un juego de puzzles por turnos), y en cualquier momento todo se puede ir al traste.

Esto hace que la dificultad sea muy alta, ya que podemos estar fácilmente media hora, para luego fallar al final y tener que empezar desde el principio. Es por eso que tenemos la dificultad original, como estaba diseñado el juego, y la fácil, para disfrutar solo de la historia y enfrentarnos a rompecabezas más cercanos.

Otro ejemplo es el capítulo de la tortura, donde tenemos que ir midiendo el daño que soporta cada personaje y las mentiras que contamos para no desvelar toda la información y que entonces nuestros captores nos maten. La mayoría de los capítulos se basan en usar la lógica y los recursos a nuestra disposición, lo cual es genial, ya que nos hace pensar, y aprender de nuestros errores al repetir la misma zona una y otra vez. Esto puede llegar a frustrar, ya que los niveles duran una media hora, y no hay ningún punto de control, teniendo que empezar todo desde cero. Aunque eso ya dependerá de cada uno, ya que a mí no me importó demasiado.

El problema está cuando llegas a cierto capítulo, y te das cuenta que ahí no hay lógica que valga, sino que cuenta la suerte. ¿Cómo es posible que para un puzzle no haga falta pensar sino rezar que el generador aleatorio nos ayude? De hecho, en todos los niveles hay algo de azar en forma de probabilidades, pero eso lo puedo aceptar, pero un capítulo entero basado en ello como que no.

Otro problema importante es que los niveles parece que se alargan de forma innecesaria, o que al menos, se podrían haber hecho más interesantes. En el caso del capítulo de los rehenes, lo de negociar con los soldados es siempre con la misma línea, y para calmar a los cautivos, apenas hay dos líneas de diálogos. De hecho, ese es el problema, que siempre hay dos líneas de diálogo para todo, e incluso en la tortura, a pesar de responder mintiendo, nos hacen las mismas preguntas una y otra vez.

Gods Will Be Watching

Esto en parte lo puedo pasar por alto, pero lo que sí que es más pobre es la poca importancia de las decisiones. Se supone que no hay decisiones buenas o malas, y eso me gusta, ya que lo que importa es completar el objetivo. Pero se trata justo de eso, de completar la misión y listo. No hay consecuencias, no hay nada que realmente afecte si decidimos matar a alguien para comernoslo (como en el original) o usamos métodos más diplomáticos en la toma de rehenes. Lo único que afecta es a lo difícil que será acabar ese nivel o no, lo cual hace que no sea algo moralmente duro, algo que se acentúa al conectar tan poco con los personajes.

Además cada capítulo es independiente a los demás, por lo que en uno puede morir cierto personaje importante, para aparecer en el siguiente como si nada hubiera pasado. Al final explican un poco por qué ocurre esto, pero de nuevo, no ayuda a crear un mundo en el que nos tenemos que enfrentar a decisiones difíciles y luego a las consecuencias.

Hablando de la historia, pues no está mal, ya que trata algún tema curioso, pero es algo de una forma muy superficial, sin llegar a enganchar ni encariñarnos de los personajes. Un problema del argumento es que no hay voces, todo está escrito, y no es que sea el mejor texto del mundo. Al parecer, en inglés es incluso peor, idioma en el que se han quedado algunas frases, lo cual es rarísimo en un juego español al fin y al cabo. Al menos, en lo técnico estamos ante una maravilla del Pixelart, con una OST también realmente buena.

GodsWillBeWatchingdetail_hostage1

Conclusión

Esperaba muchísimo de Gods Will Be Watching, y los chicos de Deconstructeam también prometían que nos enfrentaríamos a decisiones imposibles en retos muy complicados. En eso han cumplido, pero es una lástima que la suerte sea al final tan importante en varios capítulos, que los niveles sean independientes y no haya ninguna consecuencia a lo que hagamos. La idea como tal era muy buena, pero la ejecución no ha sido tan buena.

Y es una lástima, porque durante las 8 horas que tardé en completar el juego en la dificultad original, siempre tenía la sensación de que todo se iba a solucionar en el siguiente capítulo, y pasaba todo lo contrario, empezando el juego muy fuerte para luego desinflarse y hacer más y más evidentes sus limitaciones. Así que estamos ante un juego que puede gustar a los que disfrutaron de la versión flash original, pero que de lo contrario, al ampliar ese concepto con puzzles similares o peores, nos encontramos con un título aceptable, pero que, por desgracia, decepciona. Espero que los dioses ayuden a Deconstructeam para hacer una segunda parte, ya que las ideas que se presentan son buenas, y bien ejecutadas, podríamos estar ante una auténtica maravilla. 

6

Nos consolamos con:

  • Técnicamente genial, tanto con los gráficos pixelados y la banda sonora.
  • Capítulos completamente diferentes entre sí.
  • Desafiante…

Nos desconsolamos con:

  • … aunque veces demasiado desesperante al tener que tener suerte además de pensar.
  • Niveles aislados que no permiten ver las consecuencias de nuestros actos.
  • Decisiones al final superfluas que solo afectan a un contador.
  • Textos no demasiado bien escritos.

Ficha

  • Desarrollo: Deconstructeam
  • Distribución: Devolver Digital
  • Lanzamiento: 24/07/2014 (Android e iOS próximamente)
  • Idioma: Españoll
  • Precio: 8,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *