7

Ghost Recon: Wildlands

Ghost Recon Wildlands

La saga Ghost Recon abandona el confort de los niveles cerrados y en los que pensar la táctica más conveniente a la situación y a los miembros de nuestro equipo, para dejarse llevar por un sandbox o mundo abierto que nos pone a las órdenes de un grupo reducido de Ghost en su lucha con acabar con un cártel de la droga en Bolivia. Ubisoft Paris ha preferido centrar sus esfuerzos en dejarnos libertad total para recorrer el amplio mapa de Ghost Recon: Wildlands y decidir qué hacer, aunque también se nota que el juego está más pensado para disfrutar en compañía que en solitario. Los últimos títulos que publica la editora francesa parecen focalizarse en este aspecto, el multijugador y juegos como For Honor, The Division o este Ghost Recon: Wildlands así lo demuestran.

Tras probar en varias ocasiones la beta de Ghost Recon: Wildlands ya pudimos ver lo que nos esperaba. Un reducido de cuatro miembros de los Ghost enfrentándose contra una gran organización o cártel de la droga perfectamente estructurado en diferentes regiones de Bolivia. Y al mando un temible cabecilla llamado el Sueño cuyo objetivo a largo plazo tendremos que alcanzar. El juego no nos animará precisamente a esto, sino a visitar las numerosas regiones que conforman el extenso mapeado del juego mientras contemplamos misiones principales o secundarias bien al mando de nuestro escuadrón o bien en compañía de amigos.

Ghost Recon Wildlands

Y es que Ghost Recon: Wildlands principalmente está pensado para disfrutar con amigos, como si de un paintball se tratara. Requiere un mínimo de estrategia, pero no demasiada y sólo en momentos puntuales de la historia. Por lo demás podemos campar a nuestras anchas ayudando a la guerrilla que se enfrenta a los narcos e incluso a los policías y ejército corruptos. El juego sabe aprovechar muy bien unas habilidades para los Ghost y también para las armas y gadgets básicos para el juego como el dron. Un aparato que utilizaremos en modo un jugador más que viajar en helicóptero o avión de un lado a otro. Y es que su capacidad de marcar objetivos e incluso de que nuestros compañeros los eliminen a distancia será básica para avanzar.

Todo un placer movernos por el mapeado de Ghost Recon: Wildlands y sus diferentes regiones genialmente representadas y diferentes unas a otras. De la misma forma el transcurso de las horas y cambios climáticos están fielmente representados y atacar a los enemigos de noche en plena tormenta con rayos incluidos y activada la visión nocturna es toda una experiencia que hay que vivir. Pero mientras estos aspectos están bien cuidados hay otros que cojean y mucho para ser un buen sandbox y un buen shooter.

Ghost Recon Wildlands

Para empezar la nefasta IA de los enemigos o de nuestros propios compañeros en el caso de jugar en solitario. Esto afecta a la experiencia de juego ya sea porque descubren a nuestros compañeros en momentos claves, que se quedan atrás o no responden a nuestras órdenes o porque matar a un enemigo que se encuentra al lado de un compañero no genera en este ningún signo de alarma. Por no mencionar el extraño comportamiento de los NPC o de los vehículos de ruedas cuando chocan con otro o son capaces de subir las montañas más empinadas casi sin esfuerzo.

Por otro lado, las numerosas misiones de historia o secundarias tampoco varían demasiado en su desarrollo y a veces me recordaban un poco a Mafia III. Es decir, interrogar al cabecilla de un grupo para que nos facilite información del paradero de su lugar teniente. Luego capturarlo y transportarlo en vehículo para interrogarlo. Esto en cuanto a las misiones del modo historia, y las misiones secundarias consisten en atacar convoys enemigos, transportar helicópteros o aviones con provisiones, interrogar a cabecillas o liberar presos que se encuentran retenidos. Lo mejor en cualquier caso son las misiones de historia de los lugartenientes de el Sueño ya que realmente serán misiones únicas y algunas realmente complicadas y difíciles.

Ghost Recon Wildlands

Los métodos para dar órdenes a nuestro equipo o solicitar ayudas, al menos en la versión de PS4, con una rueda de opciones que marcar tampoco ayuda a que los combates sean tácticos al momento, ya que se pierde un tiempo precioso cuando a veces estamos siendo masacrados por una ametralladora o helicóptero enemigo o incluso para solicitar que nos reanimen cuando hemos caído en combate. Algo que ocurrirá con frecuencia según la dificultad y hará que hace que iniciemos la ofensiva, no en el lugar dónde estábamos inicialmente sino dónde al juego le da la gana.

Dónde sí hay que felicitar a Ubisoft Paris es en la representación del cártel de Santa Blanca. Y es que gracias a unos vídeos de presentación podremos conocer la historia de alguno de sus cabecillas y como acabaron trabajando para el Sueño. Estos vídeos de información nos hacen volver a la cruda realidad del país y tomar conciencia de que no estamos ahí para disfrutar del entorno maravilloso que han puesto a nuestro alcance, sino para acabar con la opresión del cártel a sus vecinos y ciudadanos.

Ghost Recon Wildlands

El juego viene doblado a nuestro idioma lo que hará que no perdamos nada de información al viajar mientras interrogamos a algún enemigo o mientras los miembros de nuestro equipo hablan entre sí. También la radio que podemos escuchar en los vehículos hace que nos sintamos como si realmente estuviésemos viajando por Bolivia y sobre todo a uno de sus locutores más representativos al cual en algún momento tendremos también que perseguir.

Conclusión

El cambio de planteamiento y jugabilidad de la saga Ghost Recon no le sienta del todo bien a este Ghost Recon: Wildlands. Mientras en varios aspectos destaca como el amplio mapa o la ambientación, en otros como la jugabilidad o en el diseño de misiones cojea. Un juego que disfrutarás si lo juegas en compañía por lo gracioso de situaciones o echarle la culpa al compañero de que os hayan detectado, pero que te puede llegar a desesperar si lo juegas en solitario.

7

Nos consolamos con:

    • Un extenso mapa en el que descubrir un buen montón de misiones.
    • Representación casi perfecta del cártel de Santa Blanca.
    • Cambios climáticos y perfecto transcurso del día y la noche.
    • Movernos con transporte aéreo de un lugar a otro.

 

Nos desconsolamos con:

  • La nefasta IA de los enemigos y compañeros en modo un jugador.
  • Físicas de los coches o ciertos objetos.
  • Cuando utilizamos más el dron que nuestra propia arma es que algo falla.

Ficha

  • Desarrollo: Ubisoft Paris
  • Distribución: Ubisoft
  • Lanzamiento: 07/03/2017
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 54,99€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *