8

Ghost 1.0

Ghost 1.0

Dentro de la escena independiente española, uno de los juegos más populares es sin duda Unepic, que fue desarrollado por completo por Francisco Téllez de Meneses, y juntaba la magia de los Metroidvania con un sentido del humor bastante español. Por eso, cuando se anunció Ghost 1.0 y se lanzó poco después de dicho anuncio, eran grandes noticias para la industria nacional.

Esta vez se deja de lado la magia y las mazmorras para apostar por la ciencia ficción, en un título más grande y ambicioso, apostando más por la parte de Metroid que de la de Castlevania, y con un equipo de desarrollo superior para ayudar en labores técnicas, y ofrecer así un juego mucho más completo y espectacular.

Uno de los puntos fuertes de Ghost 1.0 es su historia, algo que en bastantes Metroidvanias independientes suele servir únicamente como excusa para empezar a explorar. Nosotros encarnaremos a Ghost, una hacker que ha sido contratada por dos “frikis fans de Metal Gear” para infiltrarse en la Nakamura, una nave donde una organización tiene ocultos varios secretos a los que quieren acceder. Como hacker, controlaremos remotamente a una robot, con la que iremos descubriendo qué esconden en esta enigmática nave.

Ghost 1.0

Aunque la historia tiene sus momentos serios, está llena de sentido del humor gracias a las personalidades y comentarios del trío protagonista. Es todo un acierto que el juego venga completamente doblado al castellano, ya que así podemos disfrutar todavía más de sus conversaciones, bromas y referencias a montones de elementos de ciencia ficción, juegos y mucho más. Hay incluso varios gags sobre cuestiones de desarrollo independiente de juegos o varios youtubers nacionales, que aunque no todos son igual de graciosos, nos pondrán más de una sonrisa en la cara.

En cuanto a la jugabilidad, Ghost 1.0 nos propone lo típico de los Metroidvania: ir explorando escenarios mientras vamos abriendo zonas anteriormente inaccesibles y vamos avanzando en la trama. Sin embargo, hay varias diferencias importantes. Para empezar, el eje de la jugabilidad está en los tiroteos, siendo los combates muy dinámicos, rápidos y divertidos.

Nos enfrentaremos a una gran cantidad de robots, introduciéndose nuevos enemigos en cada nueva zona, cada uno con sus diferentes patrones de ataques, lo que nos obliga siempre a mantenernos atentos ante cualquier nuevo enemigo que pueda aparecer. También hay una gran cantidad de armas que podremos comprar, además de usar nuestra fiel arma principal, una pistola con munición infinita que necesita un tiempo para recargarse.

Dentro de los combates es imposible no hablar de los jefes finales, que son de un gran tamaño y nos pondrán las cosas muy complicadas para derrotarles. Algo bueno es que no son simple esponjas o versiones más poderosas de enemigos normales, sino que tienen sus propios patrones de ataque, puntos débiles que debemos descubrir, y van cambiando sus movimientos a medida que les vamos quitando vida.

En este sentido, los jefes finales son geniales, pero hay algo que choca bastante: que el primero sea el más complicado de todos. Puede que sea porque no tenemos tantas mejoras o el equipamiento adecuado, pero es un momento que llega a frustrar bastante. Hay otros picos de dificultad en el juegos que se podrían haber ajustado un poco más, sobre todo por varias alarmas, que nos encierran en una sala y tenemos que sobrevivir durante un tiempo, con una jugosa recompensa si lo logramos, no llegan a suponer un problema tan grave como el primer jefe final.

Una mecánica interesante de Ghost 1.0 es la de salir de nuestro cuerpo como una especie de fantasma digital para poseer a otros robots. Esto nos permite hacer que los enemigos se enfrenten entre ellos, o superar varios rompecabezas, lo cual le aporta frescura al juego.

Ghost 1.0

Es una pena que no tengamos acceso a muchas más habilidades únicas de este estilo, ya que la progresión por la nave no se debe a lograr una habilidad que podamos usar para superar un obstáculo, sino que avanzaremos a medida que consigamos nuevas claves de colores, un poco a lo DOOM. Esto quita parte del encanto de los Metroidvania de ir cada vez consiguiendo más y mejores movimientos.

A cambio, sí que iremos consiguiendo muchas mejoras y objetos que podremos ir usando. Para conseguirlos, tendremos que ahorrar cubos y luego gastarlos en las tiendas repartidas por el escenario. Algo curioso es que si compramos algo y nos matan antes de llegar a una impresora 3D (los puntos de guardado y de control, siendo un detalle que tengan sentido dentro del universo del juego), perderemos dichas mejoras, teniendo que volver al lugar de nuestra muerte para recuperarlo.

Otra forma de obtener mejoras es consiguiendo las estrellas que se liberan por los escenarios, siendo algo muy adictivo. Poco a poco, nuestro personaje se irá haciendo más fuerte, pudiendo además usar puntos de habilidad para mejorar ciertos aspectos del personaje o de los escenarios, como usar un doble salto (mejora esencial), hacer que las alarmas duren menos o que aparezcan más packs de reparación en los escenarios.

Ghost 1.0

Esta progresión es muy satisfactoria, lo que unido a lo desafiante que el juego resulta de por sí y lo frenético que resulta todo, hará que acabemos enganchados sin remedio durante las 12 horas aproximadamente que necesitaremos para completarlo. Durante todo este tiempo nos lo pasaremos en grande, pero sí que es cierto que al centrarse tanto en los tiroteos, a veces el juego se puede volver un poco pesado si jugamos durante mucho tiempo seguido.

Todo esto que he comentado se refiere al modo Clásico, pero también está el modo Survival. Aquí conseguiremos las armas mucho más fácilmente (en el modo Clásico a veces es necesario farmear y tener cuidado, ya que perderemos todos o parte de los cubos al morir), pero a cambio perderemos todo si morimos. Esto nos obliga medir bien cada movimiento que hagamos, además de experimentar mucho más con todo lo que nos ofrece el juego.

Técnicamente hablando, Ghost 1.0 supone una mejoría enorme respecto a Unepic. El apartado artístico está muy cuidado, ofreciendo escenarios y personajes detallados y atractivos. Las animaciones, efectos y las varias secuencias están muy bien, entrando el juego fácilmente por los ojos. Es una pena que la nave no sea más variada visualmente, ya que los niveles dentro de una misma zona se parece mucho entre sí. El sonido es incluso mejor, gracias a una buena banda sonora y por un doblaje al castellano impecable, más propio de grandes producciones que de un juego independiente.

Ghost 1.0

Conclusión

Ghost 1.0 es un Metroidvania muy divertido y adictivo, que si bien se centra más en la acción que en la exploración como tal, logra afianzarse como una propuesta genial para los amantes de este género. Además, supone un gran paso hacia delante respecto a Unepic, tanto en el apartado técnico como en el dinamismo de la acción.

Entre el gran doblaje al castellano, lo bien que se ve y lo desafiante que resulta, cualquier amante de la acción y las plataformas no se debe perder este gran título.

8

Nos consolamos con:

  • Tiroteos muy dinámicos y con una gran variedad de enemigos.
  • Impecable doblaje al castellano.
  • Buena historia con mucho sentido del humor.

Nos desconsolamos con:

  • Picos de dificultad, sobre todo con el primer jefe final.
  • A la larga, al centrarse tanto en los tiroteos, se puede hacer un poco pesado en largas sesiones de juego.

Ficha

  • Desarrollo: Francisco Tellez de Meneses
  • Distribución: Francisco Tellez de Meneses
  • Lanzamiento: 07/06/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 11,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *