6

Funk of Titans

Funk of Titans

Normalmente hemos visto la mitología griega desde un punto de vista épico, con música vocal e instrumental y batallas grandiosas entre dioses y titanes. Pero, ¿y si todo era una fiesta y la lucha era por ver qué estilo de música era el que debía prevalecer? Esa es la premisa de Funk of Titans, el nuevo juego de A Crowd of Monsters que tiene el honor de ser el primer título nacional en llegar a Xbox One, aunque ciertamente, no será el último.

La música de los dioses es el Funk, y los dioses representan casi todos los estereotipos de los 70 de los afroamericanos. Así que, en el papel de un Perseo con chaqueta de chándal y pelo a lo afro, nos tocará acabar con los titanes de la música pagana (pop, rap y rock) y hacer que el mundo se llene del ritmo del Funk.

El juego en este sentido es atractivo, simpático y divertido, además de mostrar algo que no se sale de la norma. Luego en la jugabilidad, el desarrollo es más clásico. Cada estilo pagano está representado en un mundo, teniendo cada uno un total de 15 niveles.

Funk of Titans

Estas fases se dividen en las de plataformas principales, o en combates contra jefes finales (dos por mundo). En las primeras, el desarrollo es muy similar al visto en los Rayman para móviles, ya que Perseo se mueve automáticamente, y nosotros lo único que tenemos que hacer es saltar y atacar a los enemigos.

El diseño de los niveles es bastante bueno, ya que se ofrecen rutas directas y otras más complicadas para los que quieren tener el juego al 100%. Según vamos avanzando, la dificultad va aumentando, pero no demasiado, y se añaden más obstáculos y elementos, como trampolines, interruptores o cañones enemigos.

En cada nivel tenemos tres objetivos secundarios: conseguir los 100 vinilos, encontrar a Pegaso y no recibir ni un impacto. Si los logramos, conseguiremos una medalla de oro, siendo uno de los objetivos más adictivos del título el completar todo al máximo, y también uno de los causantes de estar ante un juego bastante rejugable.

Funk of titans

Conseguir a Pegaso nos dará acceso a un nivel especial en el que lograr más vinilos todavía (son la moneda del juego), donde la jugabilidad pasa a una especie de Jetpack Joyride, aumentando nuestra altitud al pulsar el botón “A”. Al chocarnos contra cualquier superficie, moriremos, dando como concluido este minijuego.

Los jefes finales, por otro lado, son meros QTE poco inspirados, siendo de lejos lo peor del juego, ya que no ofrecen nada divertido, desafiante o interesante. Los encuentros contra los Grunt, por ejemplo, repiten animaciones y escenarios en los tres mundos, lo cual es muy decepcionante. Luego, los duelos de baile con los titanes no están demasiado inspirados que digamos.

Otra meta que se nos asigna a lo largo de nuestra aventura son las misiones heróicas que nos encomienda Zeus, y que vienen en conjuntos de tres. Suelen ser muy básicas, como matar X enemigos de tal tipo (por desgracia, solo hay tres clases de soldados enemigos), saltar tantas veces o conseguir cierta cantidad de vinilos. Al completarlas, subiremos de nivel, lo que nos dará acceso a más objetos en la tienda. Estos objetos son espadas y cabezas (o cascos, según se mire), muy divertidos al ser claras referencias a franquicias muy populares como “Star Wars”, “Transformers” o servir para que Sugar Kid (primer juego de A Crowd of Monsters) haga un cameo. Solo alteran el aspecto de Perseo, pero de vez en cuando sirven para completar misiones, o en el caso de algunas espadas, desbloquear las puertas que esconden a Pegaso en varios niveles.

Funk of Titans

Todo esto es, en esencia, lo que ofrece Funk of Titans, y sobre el papel no pinta nada mal. El problema es que la ejecución se queda corta en muchos aspectos, y no solo en los jefes finales. Para empezar, la música, pese a ser el hilo conductor del juego, no se emplea demasiado bien. Me explico. La diferencia entre mundos viene dado solo por los cambios visuales, ya que en el mundo del Pop solo escucharemos esta música brevemente en el combate contra el titán a lo Lady Gaga, y con los otros dos mundos igual.

En los niveles escucharemos unas pocas melodías que no están mal, pero terminan por hacerse repetitivas al haber tan poca variedad. Aunque los runner puedan no quedar bien en consolas, los Bit Trip Runner demostraron que sí se podía hacer algo interesante al repercutir nuestras acciones en la música del escenario. Eso no ocurre aquí en absoluto. Por lo que al final, parece que la música no es más que una excusa que algo fundamental en esta aventura en teoría tan funky. Incluso los enemigos no cambian, sino que solo bailan, de la misma forma siempre sin importar el mundo en el que estemos.

Todo sin mencionar que los 45 niveles se quedan cortos. Aunque la duración aumenta algo si queremos conseguir todos los logros (algo no muy complicado), en una tarde se pueden completar todos los niveles sin ningún problema. Los gráficos del juego tampoco es que sean muy buenos o exploten las capacidades de Xbox One, pero al menos, el estilo visual es atractivo.

Funk of Titans

Conclusión

Funk of Titans funcionaría a la perfección como juego para móviles, ya que es divertido, adictivo, y en sesiones cortas, es genial. Sin embargo, en consola de sobremesa, se queda corto al no saber aprovechar su genial planteamiento de la música funky en la mitología griega. Y es una verdadera pena, porque los niveles están bien diseñados, pero entre esas carencias, los nefastos jefes finales y que el juego se hace algo repetitivo, el estreno de A Crowd of Monsters en Xbox One decepciona.

Todo esto no quiere decir que Funk of Titans, ya que lo dicho, logra divertir, y si no os importan sus carencias, podéis pasar un buen rato ayudando a Perseo a expandir la música funky por todo el mundo.

6

Nos consolamos con:

  • Divertido y adictivo en cortas sesiones.
  • Buen diseño de niveles.
  • Geniales objetos para personalizar a Perseo.
  • Propuesta interesante…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero no demasiado aprovechada.
  • Los jefes finales.
  • Se echan en falta más niveles.

Ficha

  • Desarrollo: A Crowd of Monsters
  • Distribución: A Crowd of Monsters
  • Lanzamiento: 09/01/2015
  • Idioma: Español
  • Precio: 8,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *