9

Final Approach (con HTC Vive)

FInal Approach Logo_Vive Tag

Cuando uno piensa en Realidad Virtual acostumbra a ser desde una perspectiva en primera persona. Por eso es refrescante ver que con la llegada de la VR de consumo estamos pudiendo disfrutar de nuevas experiencias. Final Approach nos ofrece la posibilidad de controlar el tráfico aéreo trazando directamente las rutas que aviones y helicópteros deben seguir, al estilo de Flight Control para móviles o PS3, pero con la tremenda diferencia que los aviones vuelan, literalmente, a nuestro alrededor. Cosas de la Realidad Virtual.

Final Approach cobró vida tras la participación de los fundadores del estudio Phaser Lock Interactive en una Game Jam para Room-scale VR, tras la cual Valve les pidió que realizaran un título completo coincidiendo con el lanzamiento del headset de Realidad Virtual.

Final Approach_Metroairport_01 (1)

En él nos vemos superando misiones mediante el trazado de las aproximaciones de aviones y helicópteros a sus pistas, controlando el tráfico del suelo, e incluso apagando fuegos a pie de pista, asustando gaviotas o enviando maletas a pie de pista a sus respectivos destinos. El juego nos mantiene realmente ocupados y tenemos que coordinar bien el tráfico para asegurarnos de que no hay choques entre los aviones, a la vez que tener que planificar descensos que no sean ni muy pronunciados ni contengan giros demasiado bruscos.

El primer contacto con Final Approach es brutal, como si estuviéramos sobre una maqueta que ha cobrado vida y, por primera vez, lo que zumba a nuestro alrededor no son pesadas moscas sino pequeños y variadas aeronaves. Aviones y helicópteros de muchos tipos que podrían haber salido del armario de un coleccionista de modelos. Y realmente están ahí, ante nuestros ojos, arriba y abajo y por todos los 360 grados. Es una sensación difícil de explicar hasta que no se vive y pantallazos o videos en 2D nunca harán acto de justicia.

Final Approach_Metro_Downtown_02

Con los mandos de HTC Vive en cada mano, en la pantalla se convierten en guantes que podemos usar para interactuar con los aviones. Simplemente pulsando el gatillo, dibujamos su ruta en el aire en 3D para diseñar una aproximación. Al estar de pie, en medio de la sala usando la tecnología Room-scale, realmente nos desplazamos a veces varios pasos (en nuestro espacio real de juego de 3m x 2.5m) para alcanzar el avión en cuestión y caminamos para trazar su ruta hasta la pista, en lo que se convierte en una especie de danza especialmente si nos van las aproximaciones elegantes. Estar al grano de todo lo que sucede significa tener que estar girándonos y moviéndonos de un lado para otro, aunque la tendencia natural será la de situarse en un lado del mapa para tener un mejor punto de vista.

El control es preciso y satisfactorio, algo que nos da una mayor sensación de control. Podemos crear rutas para los aviones con ambas manos y no hay nada mejor (y friki) que mientras terminamos de definir por donde pasará un avión ya estamos con la otra mano preparando el movimiento siguiente. Visto desde fuera, los aspavientos deben ser interesantes (por suerte uno esta aislado en su mundo).

Final Approach_Midway_05

El dirigir el tráfico aéreo se verá alternado con una serie de actividades que se realizan en primera persona. ¿Que hacemos aterrizar a un avión con problemas técnicos en llamas? Lo debemos dirigir a la zona de los bomberos y trasladarnos físicamente a pie de pista para dirigir la manguera con el agua. ¿Qué hay un incendio en la azotea de un edificio? ¡Zoom! De nuevo a darle manguerazos. ¿Esas dichosos drones atacan al portaviones? Como no, vayamos a controlar directamente los cañones del buque. Y el que encuentro más divertido, clasificar las maletas mientras bajan por la cinta de equipajes y lanzarlas al carro que va a su destino correspondiente.

Pero mientras realizamos estas actividades -y otras, como controlar un helicóptero que lleva un imán retráctil para entre otras cosas llevar a gente entre azoteas para que disfruten de la fiesta-, el tráfico aéreo no para. La buena administración del tiempo y la decisión rápida son características especiales para conseguir la mejor puntuación. Hay que tener en cuenta que en ciertos aeropuertos también debemos controlar el tráfico terrestre, enviar aviones a reparar o a su terminal y vigilar que no aterricen a la vez, que las pistas se cruzan.

Final Approach_01

Vamos a estar tremendamente entretenidos en esta danza por el control absoluto.

Final Approach engancha desde el primer momento y, con sus quince misiones en varios mapas, tenemos entretenimiento virtual para rato. Visitaremos desde tranquilas pistas a zonas de guerra entre portaviones con aviones luchando entre ellos y, por supuesto, algún alienígena desorientado.

El juego está ahora disponible para HTC Vive y lo estará en el futuro para Oculus Rift cuando tenga el soporte para sus mandos Oculus Touch, y para PlayStation VR cuando salga. Aunque lo que para mi, el poderlo usarlo con la tecnología Room-scale y poder pasearme de un lado a otro no tiene precio, pero tener un gran espacio no es necesario ya que la escala se ajusta.

Sinceramente, con Final Approach el tiempo nos va a pasar volando.

9

Nos consolamos con:

  • Uso creativo de la Realidad Virtual
  • Ver volar avioncitos a nuestro alrededor. ¿En serio? Es surrealista
  • Excelente e intuitivo control, con cambios superfluidos entre actividades

Nos desconsolamos con:

  • Una vez lo dominemos echaremos en falta más contenido
  • Coged bien el mando, porque si se va al suelo, desaparecerá debajo del terreno

Ficha

  • Desarrollo: Phaser Lock Interactive
  • Distribución: Phaser Lock Interactive
  • Lanzamiento: 05/04/2016
  • Idioma: Textos español
  • Precio: 22,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *