9

FIFA 18

FIFA-18

¿Por qué tendré la sensación de estar reviviendo una y otra vez el día de la marmota a lo Bill Murray?. Cada verano la misma película. Que si la saga de EA se ha estancado, que si esta vez PES va a superar a FIFA… y al final nada. Más de lo mismo. Aunque hace ya algunas semanas que la última entrega de FIFA rueda por nuestras consolas, por fin hemos podido disfrutarla como merece y la conclusión vuelve a ser básicamente la misma. FIFA 18 peca una vez más de cierto continuismo, eso es innegable. Pero por sus acertados retoques jugables, por Alex Hunter y su Camino, porque sigue siendo el más completo o por lo que sea, nuevamente acaba convenciéndonos de que tampoco necesitaba de grandes revoluciones para seguir siendo el número uno. Un gran juego que, sin grandes cambios ni alardes, mejora a su predecesor en varios aspectos y mantiene la distancia frente a su gran rival.

Pero veamos en profundidad todas sus virtudes y defectos para entender mejor tales afirmaciones.

Gráficos

El apartado gráfico en FIFA 18 vuelve a ser sobresaliente en casi todos sus apartados. Un año más trabajando sobre el potente motor gráfico Frostbite tenía que notarse y efectivamente ahora el conjunto luce todavía más fluido si cabe tanto en animaciones como en físicas. La física del balón por ejemplo es espectacular, mejorando en algún aspecto pendiente como el peso y efecto en los centros laterales. La física de colisiones, por su parte, también ha sido perfeccionada añadiendo multitud de nuevos choques, movimientos para proteger el balón, desequilibrios o forcejeos a balón parado. Estas novedades, lejos de ser meras aportaciones visuales influyen incluso en la forma de jugar (como veremos más adelante), así que deberemos aprender a dominarlas si queremos sacar todo el provecho de lo mucho y bueno que ofrecen.

FIFA-18

Pero si nos centramos ya en los gráficos propiamente dichos la cosa no es tan sobresaliente. Sí que tenemos por ejemplo unas mejores animaciones faciales y, en general, una mejor representación de los jugadores. Pero siguen habiendo demasiados casos en los que el parecido entre el jugador real y su homónimo virtual es pura coincidencia. Y no son casos menores. Casemiro, Asensio, Saúl, Carrasco… entre otros, jugadores top que sin duda merecían un esfuerzo mayor.

Mención aparte merecen en cambio jugadores puntuales como CR7, indiscutible icono de la entrega de este año, Griezmann, Sterling y Robben (¿?), ya que en ellos se ha aplicado la tecnología Real Player Motion Technology para “calcar” hasta su forma de correr y chutar. Está muy bien, sí… si no fuera porque son ellos y ninguno más. Habrá que esperar para ver si en próximas entregas podemos disfrutarlo en un número mayor de jugadores y no sólo en cuatro casos contados.

Otro pero al apartado gráfico sería el renovado sistema de iluminación. Curioso, porque si bien la iluminación nocturna luce mejor que nunca, la diurna en cambio resulta demasiado exagerada y con un exceso de brillo y saturación. Basta ver a los jugadores saliendo del túnel para corroborarlo. Esto, que ya resulta molesto en las zonas soleadas, provoca además una diferencia demasiado marcada respecto a unas zonas de sombra que por comparación se ven demasiado oscuras.

FIFA-18

Pero no todo es malo, ni mucho menos. La ambientación por ejemplo, la atmósfera de partido en los estadios, sigue siendo uno de los puntos fuertes de FIFA especialmente en una Premier League cuidada y representada con una fidelidad especial en todos sus campos. Este año además las gradas cuentan con, entre otros, un mayor número de publicidades reales, nuevas pancartas personalizadas y sobre todo un público espectacular, con mayor autonomía y reacciones más lógicas a lo que sucede sobre el terreno de juego. Si ahora incluso celebran los goles con los jugadores!.

Otros detalles menores pero que también nos han llamado la atención son, por ejemplo, las nuevas carátulas televisivas en las ligas más importantes (ej. Liga Santander o Premier), idénticas a las reales y con presentación de alineaciones tal cual vemos en nuestros televisores. O los efectos de giro 3D de cámara en las repeticiones, recurso igualmente calcado del que ahora se utiliza en las retransmisiones. Todo en definitiva para que el realismo sea el mayor posible.

Jugabilidad

Nuevamente, y este año más que nunca, la fluidez, precisión y exactitud con que se ejecutan todas las acciones del juego vuelve a ser el auténtico punto fuerte de FIFA a nivel jugable. Ya no sólo es ver como todo se ejecuta exactamente cuando nosotros decidimos. Es el comprobar asombrados como la jugada acaba tal y como lo haría en la vida real en función de las habilidades del jugador y su posición en el momento del golpeo. Impresionante.

FIFA-18

Relacionado precisamente con esto, una característica destacada de esta entrega es el hecho de que todas las acciones requieran de mayor precisión en su ejecución para tener éxito. Si podéis evitarlo, no chutad con la pierna mala, o de espaldas, o con el balón botando… ya que lo más normal será que mandéis el balón a las gradas. Y lo mismo sucede con los pases, si no los damos en las condiciones adecuadas y con el jugador correcto. Pero no sólo el chute o el pase deberán ser más precisos. También deberá serlo el trabajo defensivo, siendo más importante que nunca el acertar en la decisión de si hacer o no una entrada y cuándo para no quedar vendidos a la primera.

Respecto al ritmo de juego, éste es en general bastante adecuado. No es lento, pero tampoco un correcalles. De hecho, dependiendo del resultado del partido y sobre todo del nivel de los equipos enfrentados, en FIFA18 pasaremos de un ritmo más bien acelerado y con rápidas transiciones defensa-ataque a uno más lento y con más cabida para la estrategia. Personalmente nos gusta más este último, el más pausado, ritmo que tendremos sobre todo al enfrentar a equipos de un nivel más bajo por la menor velocidad de sus jugadores.

Otro aspecto diferencial de la jugabilidad en FIFA 18 es, como ya adelantamos en el apartado anterior, la importancia que adquiere en el juego algo tan simple como la protección y disputa del balón con el propio cuerpo. Gracias al evolucionado motor de impactos, el uso del propio físico en sí (sin pulsar ningún botón) resulta ahora vital tanto defensivamente como a la hora de regatear. Sólo entendiendo esto y dominando la protección de balón con L2 (y no sólo en estático) seremos capaces de sacar el máximo provecho a la multitud de nuevas posibilidades que se nos abren.

FIFA-18

Por otro lado, y en cuanto a acciones de ataque, en FIFA 18 encontramos alguna que otra novedad como el disparo raso (sea chute o cabezazo picado), ejecutado al pulsar una segunda vez el botón de disparo, o el nuevo pase alto de cuchara combinando L2 con el pase alto.

Respecto a la IA, señalar que ésta en general mantiene su buen nivel añadiendo eso sí una mejor y más variada toma de decisiones por parte de la CPU en ataque, especialmente en los niveles más altos de dificultad, así como algún que otro “detallito” sorprendente como que los jugadores sean capaces de agacharse para dejar pasar el balón si la jugada lo requiere. Los porteros por su parte siguen rayando a gran altura, aumentando (en nuestra opinión acertadamente) el grado de aleatoriedad en las salidas a por los delanteros en los unos contra unos. Esas vaselinas de museo!.

Y para terminar, destacar en el apartado táctico las nuevas substituciones automáticas, ideales para agilizar los partidos llevando ya los cambios pensados de casa. Éstas nos van a permitir escoger previamente en la estrategia de equipo hasta 3 cambios, los que consideremos más probables o habituales. Una vez seleccionados, será el propio juego el que durante el partido y en momentos clave nos las sugiera en pantalla para no tener ni que entrar en los menús en el caso de querer hacerlas.

FIFA-18

Modos de juego

Si bien no hay ningún modo de juego nuevo, sí que hay que destacar algunas novedades interesantes en alguno de sus modos estrella.

Empezaremos probablemente por el más esperado, El Camino. Y es que la segunda parte del modo historia protagonizado por Alex Hunter resulta ahora una experiencia considerablemente más larga, real y compleja gracias a su elaborado argumento. Una película que retrata como nunca antes se había hecho en el mundo del fútbol la evolución del protagonista tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Así, viviremos culebrones familiares, traspasos al extranjero, lesiones, conoceremos a celebridades como Henry, CR7 o Griezmann, ciudades como Los Angeles, Madrid o París y un largo etc. que incluye hasta historias secundarias. Pero hay más, por si todo esto os parecía poco. Y es que este año vamos a poder personalizar a nuestro protagonista con todo tipo de ropas, equipación, peinados y tatuajes además de mejorar sus habilidades gracias a nuevos rasgos desbloqueables similares a las insignias de NBA 2K.

Como todo en la vida El Camino tiene algún que otro aspecto a mejorar. Por ejemplo, dar un mayor peso real en la historia a esas decisiones que nos marcan como vitales pero que finalmente no lo son tanto. O definir más claramente cuál es la influencia del carácter del personaje en el argumento… pero son simples matices a pulir en el futuro y que no empañan en absoluto el resultado final. En general es tan amena la experiencia, tan inmersiva, que seguro que para más de uno justifica de por sí la compra de FIFA 18.

FIFA-18

En cuanto a Ultimate Team, modo favorito para muchos y fuente de ingresos extra para Electronic Arts gracias a sus micropagos, éste regresa una temporada más con alguna que otras pequeña pero interesante novedad. El nuevo sistema de desafíos diarios y semanales, por ejemplo, las Squad Battles contra plantillas confeccionadas por la comunidad o los cromos de leyendas (FUT ICONS) como Maradona, Pelé, Ronaldo o Ronaldinho en tres épocas diferentes de su carrera.

Por último, destacar las aportaciones al modo Mi Carrera. Aparte de los vídeos de noticias en el interface o los nuevos juegos de habilidad en los entrenamientos, la novedad más interesante aquí probablemente sea el nuevo sistema interactivo de traspasos. Un sistema que no sólo incorpora cinemáticas a la propia negociación (jugador y entrenador incluidos) sino que permite introducir en la misma todo tipo de variables, primas y cláusulas varias. Gracias a estas secuencias el sistema tiene sin duda un punto más de realismo… pero también de lentitud, así que más de una vez optaremos por omitirlas para ganar en agilidad (por suerte hay esta posibilidad).

Licencias

Prácticamente imbatible en este apartado, Electronic Arts vuelve a deleitarnos esta temporada con un extensísimo repertorio de licencias: 34 ligas de todo el mundo, 50 selecciones nacionales masculinas, 15 femeninas, 75 estadios… Únicamente le pondríamos un pero y es precisamente en este último apartado. Vale que el número total de estadios es enorme, pero el contraste entre por ejemplo la Premier League, con todos sus estadios licenciados, y la Liga Santander con tan sólo dos (Bernabeu y Wanda Metropolitano) es demasiado grande y no hace en absoluto justicia a una de las supuestas mejores ligas del mundo.

Conclusión

Representar al deporte que más afición y pasiones mueve siendo además el referente del sector no es tarea fácil. Implica una responsabilidad y exigencia difíciles de mantener en el tiempo. Sin embargo, EA Sports ha sabido instalarse en una dinámica aparentemente cómoda para ellos y que les permite mantenerse en lo más alto sin excesivos esfuerzos… o al menos así lo parece. Cierto es que en sus últimas entregas la primera impresión siempre es la de excesivo continuismo… pero quién se arriesgaría a tocar en exceso algo que ya funciona y se vende tan bien?.

Electronic Arts intenta demostrar una vez más con FIFA 18 que no hace falta, que basta con las novedades y retoques justos para, con el paso de los partidos, darnos cuenta de que no sólo es mejor juego que el anterior sino que vuelve a superar a un rival al que le cuesta horrores recortar la diferencia que sigue existiendo entre ambos. ¿Deberíamos entonces pedirles más?. Tal vez. Quizás llegue el día en que el lobo sea real y PES le pase la mano por la cara, pero a día de hoy, con más o menos esfuerzo, es justo reconocerles que siguen siendo los mejores.

9

Nos consolamos con:

  • Cada vez más, mejores y más sorprendentes animaciones.
  • La física del balón y lo bien que se ajustan tanto el tipo como la precisión de golpeo a la posición del jugador. Una delicia.
  • La evolución del motor de impactos en torno a la protección del balón y las opciones jugables que posibilita.
  • El Camino. Su duración, su historia, los traspasos, la personalización… todo!!.

Nos desconsolamos con:

  • Poco parecido en algunos jugadores destacados.
  • Que sólo haya cuatro jugadores con movimientos reales.
  • Nueva iluminación diurna excesiva e incluso molesta.
  • Que con 75 estadios ni FCB ni Valencia (hoy los 2 primeros de la Liga) tengan campo propio… tiene delito!!.

Ficha

  • Desarrollo: EA Sports
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 29/09/2017
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 64,95 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Sorprendentes animaciones?fisica del balon espectacular?jugabilidad impresionante?te habrás quedao a gusto con este análisis,por llamarlo de alguna manera.

    A estas alturas no debería sorprenderme por tal análisis,una vez más te has superado.
    Voy a dejarlo aquí, en otra época habría hecho explotar la página pero me voy a contener.

Responder a eresunpaquete Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *