6

Fallout 76

Fallout 76

Pocas franquicias me han sorprendido tanto a lo largo de todos mis años jugando a videojuegos como Fallout, aquella tercera entrega sigue guardando un rincón especial en mi corazón y dudo mucho que otra entrega pueda quitarle el puesto. A lo largo de todos estos años le he dado oportunidades a las diferentes entregas de la saga de Bethesda y debo de reconocer que a día de hoy sigue resistiéndome Fallout 4, no me preguntéis el motivo, pero tiene algo que no consigue engancharme como lo hizo hace ya unos cuantos años aquel Fallout 3.

Tal vez por ello cuando a finales de mayo se anunció el lanzamiento de una nueva entrega, la esperanza de que esta vez sí fuera una entrega que me iba a tener pegado a la pantalla durante horas volvió a mí. La cosa pintaba bien, incluso durante el E3 cuando dieron más información al respecto, un Fallout que además iba a tener modo multijugador hizo rondar por mi cabeza la cantidad de posibilidades que se podían abrir con esta fórmula. Nada mas lejos de la realidad.

Después de haber estado unas cuantas horas tanto en solitario como haciendo grupo con conocidos a través de la función online, os cuento como ha sido mi viaje por Appalachia, pero ya os adelanto de que no acabó bien precisamente.

Fallout 76 es una precuela de todo lo que hemos visto anteriormente, como bien dicen al principio la guerra nunca cambia y algunos humanos perfectamente seleccionados entre toda la población se esconden en refugios capaces de soportar la terrible guerra nuclear que está ocurriendo en el exterior. Desde el comienzo de esa guerra ya han pasado 25 años y es hora de reconquistar la tierra, es el día conocido como el día de la reclamación y nuestra misión es salir ahí fuera y volver a poner a la humanidad en marcha.

Un mundo vacío con una historia vacía.

Pinta bien la historia ¿verdad? Yo al principio también lo pensaba, pero lamentablemente me equivoque desde el principio. Si algo lastra de manera increíble toda nuestra aventura por el extensísimo mapa de Fallout 76 es precisamente su forma de contar la “historia” o directamente como me ocurre a mi el hecho de que no le encuentro esa historia por ningún lado. Supuestamente tenemos que ir recorriendo los pasos que la supervisora de nuestro refugio está haciendo y recogiendo holocintas y documentos que nos cuentan parte de como era la vida antes de toda la guerra o incluso las historias de algunos supervivientes de las mismas y del periodo posterior a estas.

Otro de los grandes problemas a la hora de recorrer nuestra senda en esta particular historia diseñada por el estudio es el hecho de que no existe ningún tipo de NPC clásico de la franquicia salvo robots que pululan por algunas ciudades. El hecho de ser los únicos seres humanos del entorno nos crea una sensación de vacío considerable ya que como es lógico no somos los únicos habitantes que había en nuestro refugio, además ¿Qué ocurre con los habitantes del resto de los refugios?

Fallout 76

Por otro lado, el juego se nutre básicamente de los distintos eventos en forma de misiones que irán apareciendo de manera mas o menos frecuente por el mapa. De hecho, podemos decir que prácticamente el juego vive realmente de estos eventos que podemos completar tanto de manera individual como colectiva con otros jugadores estén o no en nuestro grupo, algo que en ocasiones se vuelve completamente fundamental si queremos completarlos debido al nivel de los enemigos de dicho evento.

En realidad el modo online realmente no ofrece nada mas suculento al jugador, hacer misiones cooperativas. Obviamente existe la posibilidad de matar a otros jugadores una vez llegado al nivel 5 y desactivando el modo pacifista pero lamentablemente no ofrece ninguna recompensa jugosa mas allá de poder robarle su chatarra y ponerte una diana en la espalda, pues te convertirás en una persona buscada y darán una cantidad de chapas por tu cabeza que dependerá de la cantidad de personas que mates.

Ya sea completando misiones o simplemente matando enemigos iremos ganando puntos de experiencia que nos permitirán subir de nivel, al hacerlo ganaremos la posibilidad de subir un punto de S.P.E.C.I.A.L y en ocasiones también un sobre de cartas. Estas cartas nos dan las habilidades necesarias para poder sobrevivir más fácilmente en esta tierra hostil, además podremos subirla de rango si obtenemos cartas iguales para aumentar sus efectos, aunque eso sí, para poder equiparla necesitaremos algunos puntos más en la categoría correspondiente.

Fallout 76

A pesar de que creáis que se puede jugar de manera individual sin un grupo de personas no os llevéis a errores, Fallout 76 es un juego puramente online hasta el punto de requerir una conexión constante a internet por lo que el día que por cualquier motivo no tengáis acceso a una conexión olvidaros de jugar.

Fallout 76 es ante todo un juego de pura y dura supervivencia pues para estar en las mejores condiciones tendremos que alimentarnos y beber de manera habitual, aunque esto nos cueste la salud. La mayoría de la comida nos producirá radiación o en el peor de los casos si nos la comemos cruda tendremos la posibilidad de pillar además alguna enfermedad que nos afecte. Para evitar las enfermedades tendremos que cocinar los alimentos, lo que eliminará dicha posibilidad dejando únicamente una sabrosa ración de radiación en nuestro cuerpo que podrá ocasionarnos algún tipo de mutación beneficiosa o perjudicial. Con el agua ocurre algo muy similar, si la bebemos directamente el nivel de radiación será elevado, sin embargo, si la hervimos este nivel se reducirá, aunque siempre es mejor el agua purificada.

Otra de las herramientas indispensables durante nuestro viaje por Appalachia es sin lugar a dudas el equipamiento, hay tanto a distancia como cuerpo a cuerpo en lo que a armas se refiere. Todas las armas y partes de ropa, salvo las granadas obviamente, requieren de un mantenimiento constante para evitar que se rompan y que nos quedemos sin ellas en el momento mas crucial del combate o que nos quedemos completamente desprotegidos al quedarnos sin alguna parte de la armadura.

Por último, pero no por ello menos importante tenemos el C.A.M.P, una maquina que nos permitirá crear nuestro propio campamento a nuestro gusto con un poco de paciencia y maña. Esto es muy similar en parte a lo visto en Fallout 4 pues tendremos la oportunidad de crearnos una casa con distintos bancos de trabajo o maquinaria para conseguir objetos además de seguridad frente a los enemigos que se nos acerquen con malas intenciones, tanto humanos como bestias. Hay un pero importante en este sentido y es el hecho de que al desconectarnos obviamente nuestro C.A.M.P desaparecerá junto a todo lo montado para volver a ponerse cuando entremos en un nuevo mundo, así es como se llaman los servidores del juego, salvo que en ese momento ya haya puesto algo en esa ubicación y tendremos que buscar una nueva e intentar que nos permita montarlo.

Fallout 76

Otro de los curiosos problemas que encontré durante mi viaje tiene que ver con el combate, mas concretamente con el famoso modo V.A.T.S. Lo primero que observamos y que me parece un movimiento muy interesante por parte de la compañía es el hecho de que en esta ocasión no se pare el tiempo para apuntar y disparar, todo se hace en tiempo real por lo que nuestra habilidad se convierte en un punto fundamental. Sin embargo, el % de acierto en cualquiera de las partes baila entre el 95% y el 0% de manera bastante rápida en ocasiones por lo que es fácil errar el disparo.

Otro de los intentos del estudio por enganchar al jugador son los desafíos, los hay en varias categorías siendo algunos de ellos limitados y actualizados con nuevos cada cierto tiempo. Con estos desafíos obtendremos una serie de puntos átomo que nos servirán para canjearlos en la tienda especial que hay en el menú y poder conseguir ropa, gestos, avatares… también puedes conseguir estos puntos a través de las tiendas digitales de cada plataforma a cambio de dinero.

En cuanto a su apartado gráfico tampoco es que lo podamos destacar en exceso la verdad. Si en su momento tuviste la oportunidad de poder jugar a Fallout 4 comprobarás el hecho de tener la sensación de estar ante una posible expansión del mismo. No hay ningún tipo de evolución gráfica a pesar de los años transcurridos desde la anterior entrega, además si a esto le sumamos el hecho anteriormente comentado de que nos encontramos sin NPC tenemos la sensación aun mas si cabe de escenarios completamente vacíos. Este problema es claro y evidente debido a otro factor más, el mapa es increíblemente grande y al llevarnos varios minutos recorrer el camino entre localizaciones rápidamente nos vamos a fijar precisamente en el reciclado de los gráficos.

En cuanto a su apartado sonoro una vez mas contamos con una selección musical clásica para deleitarnos los odios y que nos invita innegablemente a escuchar las distintas emisoras a través de nuestro Pip-Boy mientras nos movemos de un sitio para otro del mapa. Por suerte también cuenta con las voces y textos en nuestro idioma, algo que se antoja fundamental desde el momento en que recogemos una cinta a la vez que estamos dando buena cuenta de los enemigos.

Fallout 76

Una saga como Fallout no merecía esta entrega.

Después de comentaros todo esto, os lo puedo resumir en el hecho de tener la sensación de que Bethesda ha querido hacer una especie de mezcla entre Fallout, Skyrim e incluso TESO en algunas ocasiones. El hecho de que para poder jugarlo tengas que tener si o si una conexión a internet me parece una de las peores decisiones que han podido tener pues, aunque tiene su vertiente inequívocamente online se ha de ofrecer una alternativa al jugador. La idea de Fallout 76 es buena, pero su ejecución es malísima y deberá de ser ajustada durante los próximos meses si quieren ofrecerle al jugador un mundo en el que quedarse durante un tiempo.

Lamentablemente tampoco podemos destacar su apartado visual, en todo momento tienes la sensación de estar jugando a una especie de mod o expansión de Fallout 4 en este sentido con una buena cantidad de fallos o incluso enemigos que aparecen de repente en pantalla. En un momento como en el que estamos, en el que es mas que evidente el lanzamiento de las nuevas plataformas tanto de Sony como de Microsoft, mantener un apartado gráfico de hace 3 o 4 años es una apuesta hacia la dejadez en este sentido.

Mi consejo final respecto a este Fallout 76 es la prudencia y el esperar a ver como reacciona Bethesda ante las reacciones de los jugadores, si el estudio le pone esfuerzo puede quedar un juego bastante interesante pero que ahora mismo parece vacío y falto de algunos elementos claves.

Nos consolamos con:

  • La posibilidad de poder jugar con amigos.
  • Bethesda tiene un importante margen de mejora pudiendo añadir muchos elementos gracias a ser un juego online.

Nos desconsolamos con:

  • Gráficamente se queda estancado en 2015.
  • Mas allá de jugar con amigos, el sistema online propone un pobre JcJ.
  • No tiene una historia central detrás como en anteriores entregas.

Ficha

  • Desarrollo: Bethesda
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 14/11/2018
  • Idioma: Voces y textos en castellano
  • Precio: 69,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *