8

Falcon Age

Cuando un juego tiene una mascota adorable, casi automáticamente me tiene ganado el corazón. Por eso cuesta enfadarse con los últimos Yoshi al ver lo cuqui que es el protagonista o Puchi, aunque esta adorabilidad se ve aumentada todavía más en Realidad Virtual. Ya no estás viendo a algo mono, sino que estás junto a él, lo que me hizo disfrutar todavía más los geniales Astro BotMoss.

Por este motivo, desde que vi algún gif y vídeos de Falcon Age, acabé prendado de la obra de Outerloop Games, donde debemos colaborar con un precioso halcón para superar todo tipo de desafíos. Aunque el juego también se puede disfrutar en plano, la idea de poder chocar el puño con el halcón o acariciarlo hacían que contara los días para poder hacerlo, y finalmente, el momento ha llegado. ¿Puede este dúo de halcón y cazadora funcionar, o será mejor que el halcón vuele hacia un horizonte más placentero?

En Falcon Age controlamos a la joven Ara (tiene otro nombre mucho más largo, pero no lo voy a escribir), que está en una celda, obligada a completar un programa de rehabilitación de la compañía que está consumiendo todos los recursos de su planeta por medio de máquinas. Por suerte, pronto nos haremos amigo de un pequeño halcón, que nos ayudará a escapar para que, junto a la resistencia, luchemos contra las máquinas y devolvamos el planeta al pueblo.

Aunque todo es bastante cliché, me han sorprendido para bien ciertos aspectos de la trama. Lo más obvio es el claro paralelismo que podemos encontrar entre la situación del planeta de Ara y la de los nativos americanos, cuando veían cómo unos invasores estaban arrasando con todo lo que conocían para implantar unos nuevos ideales. También está el tema medioambiental, que es bastante común hoy en día, lo que podría parecer que, en su conjunto, es algo bastante manido y pesado.

Por suerte, la forma en la que está todo representado, por medio de los diálogos con los diferentes NPCs con los que nos cruzaremos, ayuda a crear una visión bastante definida de este planeta, el conflicto entre los rebeldes y la compañía, etc. Es una pena que la conclusión de Falcon Age sea tan abrupta y anticlimática, ya que lo dejan todo en un momento con bastante potencial y con la posibilidad de una ramificación total de la trama, pero igual eso es para una segunda parte en el futuro.

Al menos, todo este argumento lo podremos seguir sin problemas, gracias a que todos los textos están traducidos al castellano. De hecho, texto es prácticamente todo lo que hay, ya que apenas hay un par de personajes que hablan (básicamente nuestra tía y los robots), pero tienen frases que se cuentan casi con los dedos de la mano. La traducción tampoco es perfecta, con bastantes elementos del español neutro (veréis mucho jalar al usar el látigo), pero que al menos nos permiten entender todo sin ningún problema, algo que no siempre ocurre en propuestas independientes.

Donde brilla Falcon Age es a la hora de ponernos a los mandos, ya sea en VR o en plano. Al jugar en plano, sólo podemos usar el Dualshock 4, mientras que en VR podemos optar por usar el mando o los PS Moves. El esquema de control es el mismo en plano y en VR con el Dualshock, con todas las acciones contextualizadas a un botón, o usando nuestra mirada para dirigir el puntero. Sin embargo, lo más inmersivo es jugar con los PS Move, al ayudar a sentirnos en la piel de Ara junto a su halcón.

Nuestra mano izquierda estará reservada para las acciones relacionadas con el halcón, por lo que para llamarle, tendremos que silbar, algo que haremos llevándonos el mando hacia la boca y pulsando el gatillo. Al hacerlo, el halcón irá volando hacia nuestra mano izquierda, donde se posará adaptándose a la posición de nuestra mano. Es en este momento cuando podemos interactuar con él de diferentes formas, como acariciarle (notando cómo se mueven sus plumas de forma realista), darle la patita o incluso chocarle el puño. En plano o con el mando también se pueden hacer «monerías» con el botón «Cuadrado», pero es mucho más inmersivo y divertido hacerlo con los Move. No exagero al decir que me he tirado una cantidad absurda de tiempo interactuando con el halcón, poniéndole diferentes gorros y accesorios, o viéndole jugar con diferentes objetos que he ido consiguiendo. Realmente sientes que se forma una conexión entre el jugador y el halcón, siendo uno de los puntos fuertes de Falcon Age.

Para terminar con el esquema de control usando los Move, la mano derecha está reservada al movimiento. Esto al principio es un poco extraño, ya que lo normal es que sea el Move izquierdo el que se encargue de esta función, pero tras unos minutos es fácil adaptarse. Lo bueno es que tenemos opciones de movimiento para todos los gustos, entre giro por grados o suave, teletransporte o movimiento libre, ajustes en la velocidad de movimiento, etc. Así que, ningún problema en este sentido.

En general, se podría considerar Falcon Age como una aventura de acción, en la que podemos explorar un pequeño mundo interconectado sin ningún tiempo de carga, pero que no estará abierto desde el principio, al haber obstáculos para los que no estamos preparados inicialmente. Nuestra misión principal será ayudar a la resistencia o desactivar las fábricas controladas por los robots, para lo cual Ara y el halcón tendrán que trabajar en equipo.

Ara tiene acceso a una porra eléctrica que tiene un módulo de un látigo, mientras que el halcón puede atacar desde lejos. De esta forma, en combate funcionamos como si fuéramos uno, y es imposible ganar sin la participación de Ara o del halcón. Por lo general, los robots sólo pueden morir con la porra eléctrica, mientras que los animales serán la presa del halcón, no de nuestra porra. Sin embargo, podemos ayudarnos mutuamente, ya que el halcón puede inmovilizar a un robot para que podamos acercarnos a rematarle, mientras que con algunas bestias, podremos atontarlas con la porra para luego mandar al halcón.

Cada enemigo tiene alguna mecánica propia para que no vayamos siempre a lo burro, sino que pensemos en qué momento atacar nosotros o mandar al halcón. Por ejemplo, los centinelas pueden coger al halcón si le mandamos primero, pero si antes les tiramos con el látigo, el halcón podrá cogerles por las piernas para dejarles indefensos ante nuestros ataques. Es una pena que no haya muchos tipos de enemigos, porque los encuentros que hay son divertidos, dejándome con ganas de ver cómo podrían haber sido los jefes finales de Falcon Age. Podrían haber llevado el combate mucho más allá, además de sentir en una escala mayor la conexión que vamos forjando con el halcón.

Otras tácticas pasan por hacer que el halcón coja una granada mientras está en el aire, para que nosotros le indiquemos un blanco y pueda soltar el explosivo sin ningún miramiento. Las posibilidades puede que no sean infinitas, pero están muy bien medidas para lo que nos ofrece el juego durante las 4-5 horas que nos dura toda la aventura.

Por el camino, veremos cómo la exploración es bastante importante para encontrar secretos, ingredientes con los que crear comidas que nos dan diferentes bonus, materiales para cumplir misiones secundarias o chatarra para poder comprar nuevos accesorios con los que mejorar las estadísticas o el aspecto de nuestro halcón. En este sentido, si queremos todo, nos tiraremos un buen tiempo farmeando, pero merece la pena, ya que podemos hacer que el halcón tenga una cabeza de perro, de un gato, hacer que vuelva a ser un joven halcón en vez del halcón adulto con el que pasamos la mayor parte del tiempo y alguna sorpresa más, que será mejor que descubráis por vosotros mismos.

A medida que avanzamos en la trama de Falcon Age, iremos desbloqueando diferentes equipos para el halcón que nos darán acceso a nuevas áreas, como un sónar para poder evitar minas, o unas garras con las que desenterrar objetos. Esto nos permite obtener más objetos aún en otras zonas, creando una progresión satisfactoria y que nos invita a recorrer hasta el último rincón del mapa, que tiene el tamaño justo para que en ningún momento se haga pesado ir de un lado para otro. Incluso hay varios minijuegos, por lo que estamos ante una aventura muy, muy completa, que engancha de lo lindo. No exagero al decir que me puse el casco de VR, y no paré hasta casi completar la aventura (entre ratos largos mimando al halcón, claro), pasando el tiempo volando más alto que nuestro halcón.

Lo mejor es cómo todas las mecánicas vuelven a reforzar esa unión entre Ara y el halcón, incluso a la hora de curar a la criatura. Después de los combates, es posible que haya sido dañado con dardos o cosas por el estilo, por lo que tendremos que quitar físicamente dichos dardos y acariciarla para que recupere algo de salud. De esta manera, Falcon Age nos anima a que lo queramos hacer todo bien y sin fallos, ya que por nuestro halcón, haríamos cualquier cosa.

Si nos duele verle sufrir, hay un modo llamado «Impronta», que nos permite disfrutar de toda la aventura sin ningún tipo de combate, ya que los enemigos no nos verán en ningún momento. Personalmente creo que esto hace la experiencia algo más aburrida, pero cuantas más opciones se den a los usuarios, mejor.

Fijándonos en los aspectos técnicos, Falcon Age ofrece un aspecto bastante bueno en todo, pero con algunos peros a destacar. Para empezar, el juego presenta un estilo artístico de estilo cartoon que hace que el mundo se sienta más vivo de lo que realmente está, destacando las geniales animaciones de los robots, los demás animales, y cómo no, del halcón, que es la verdadera estrella del juego. Aunque en ningún momento nos vayamos a quedar con la boca abierta a nivel de texturas o cosas así, el juego es bonito tanto en plano, y sobre todo, en VR, donde por suerte contamos con una imagen bastante nítida.

Por desgracia, en VR hay ciertos problemas de rendimiento que no he notado al jugar en plano. Básicamente, cuando nos movemos rápido por el mapa, parece que no le damos tiempo al juego de cargarlo todo, por lo que hay algunos tirones. También ocurre al intentar bajar por una rampa o unas escaleras, lo cual es molesto, pero no rompe la experiencia, y siempre se podría mejorar mediante un parche. En plano no he notado ningún tirón, y si los hay, son tan imperceptibles que no molestan lo más mínimo.

El apartado sonoro sí está mejor a nivel global, gracias a unos logrados efectos sonoros, además de unas melodías que acompañan muy bien al alegre estilo artístico de la propuesta. No es rompedor, pero funciona bastante bien, que es lo más importante.

Conclusión

Por si no se ha notado, he disfrutado muchísimo de Falcon Age. Estamos ante una aventura de acción que te puede atrapar desde el primer momento, gracias a lo adorable que resulta el halcón a simple vista, pero sobre todo, por el vínculo que creamos con la criatura. Realmente sentiremos que somos uno con el halcón, luchando codo con codo sin ningún problema, y luego jugueteando con él durante mucho tiempo.

Aunque Falcon Age se disfruta bastante al jugar en plano, donde creo que brilla con luz propia es en Realidad Virtual. Aquí notamos más todavía que somos Ara y que estamos junto a nuestro halcón, en especial al jugar con los PS Move. Lo mejor de todo es que estamos ante una aventura que logra sorprender, ya que esta propuesta no es nada habitual (sólo se me ocurre la relación con Trico en The Last Guardian), y funciona de maravilla para atraparnos en el mundo del juego.

Aunque el final es decepcionante y se echa en falta más variedad de enemigos o algún que otro jefe final, me es imposible no recomendar Falcon Age. Quiero que más gente pueda disfrutar con su halcón, ya sea el adulto o el pequeño, porque al igual que pasó con Moss el año pasado, este animalito me ha robado el corazón.

8

Nos consolamos con:

  • El halcón es adorable, y es importante no soltar un «¡oh qué bonito!» al juguetear con él
  • El vínculo que se llega a formar entre el jugador y el halcón
  • Increíblemente inmsersivo en VR con los PS Move
  • Sistema de combate bien pensado para combinar las habilidades de Ara y el halcón…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque se echa en falta una mayor variedad de enemigos o algún jefe final
  • Problemas de rendimiento, sobre todo al jugar en VR
  • Desenlace muy abrupto y anticlimático

Ficha

  • Desarrollo: Outerloop Games
  • Distribución: Outerloop Games
  • Lanzamiento: 09/04/2019
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

 

Comentarios

  1. Dejo este comentario con el motivo de felicitaros y agradeceros que aunque sois una web no muy conocida demostráis día a día que estáis a la última publicando analisis y noticias mucho antes que las webs más consolidadas de videojuegos y eso es de agradecer y os felicito por ello. Un saludo y seguid así tigres!!

  2. Me uno a las felicitaciones, me parece una web muy agradable, bien llena de actualidad, analisis detallados y noticias interesantes sobre el maravilloso mundo de los videojuegos.
    Sin foros tóxicos ni payadas por el estilo donde la gente solo se dedica a insultar, tirarse mierda, crear absurdas polémicas y mamarrachadas por el estilo.
    Y muy sobresaliente la cobertura de juegos de realidad virtual, si señor, se agradece mucho.
    Mi más sincera enhorabuena y adelante!

Responder a Luis Miguel Calzada Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *