9

Enter the Gungeon

Enter the Gungeon p19i1749sn1hs31q991one76nr6h6

Los rogue like están de moda, ya que la posibilidad de que cada partida sea única es ciertamente atractiva en un mundo con juegos cortos que hacen que nos sintamos poco satisfechos con el dinero gastado. Algunos de los mejores indies pertenecen a este género, como The Binding of Isaac1001 Spikes. A este grupo de grandes indies rogue like hay que sumar ahora Enter the Gungeon.

La idea es muy sencilla: existe una pistola con la que podemos matar el pasado, pero está encerrada en la Armazmorra (el traductor del juego se merece un premio), una estructura protegida por todo tipo de seres relacionados con las armas. Nosotros podemos tomar el control de cuatro armazmorristas, cada uno con ciertas peculiaridades y con un motivo propio para buscar dicha pistola, pero todos dispuestos a morir con tal de cumplir su objetivo. ¿Estáis preparados para enfrentaros a balas que nos disparan balas?

Mecánicamente, Enter the Gungeon puede parecer un shooter de doble stick más. Con el stick izquierdo movemos al personaje, y con el derecho apuntamos. Solo con esto ya podemos movernos por los escenarios acabando con todo lo que se ponga en nuestro camino, llegando a encontrarnos con momentos que incluso parecen propios de los “bullet hell” ante el enorme número de proyectiles que intentarán acabar con nuestra vida. Es entonces cuando entra la mecánica que diferencia a este rogue like de otros juegos del género, y es tan importante que hasta da nombre al estudio desarrollador: la voltereta.

Enter-the-Gungeon-3

Con solo pulsar un botón podremos dar una voltereta, que nos permite saltar por encima de las balas y así evitar una muerte prematura, o saltar huecos en el escenario. Por tanto, ahora hay que intentar no solo esquivar las balas de la forma convencional, sino también medir las volteretas para que sean efectivas y no nos dejen vendidos.

Usar la voltereta es esencial para no solo esquivar una ráfaga, sino saltar detrás de una pared o una mesa (que podemos volcar para crear una cobertura temporal) y así poder esquivar futuros ataques.

Los cuatro protagonistas comparten los mismos rasgos principales, pero tienen varios aspectos que los diferencian ligeramente. Por ejemplo, el marine cuenta con un objeto que le permite pedir munición, además de contar con una armadura para poder recibir un golpe extra antes de empezar a perder salud. El piloto tiene una rebaja en la tienda que nos encontraremos y una ganzúa para abrir cofres sin llaves, mientras que la presa lleva una escopeta y cócteles molotov para asegurar la mayor destrucción de serie. Por último, la cazadora va acompañada de un perro para que recoja los items por nosotros.

Enter the Gungeon wzfr8ygdg1qeozbrhwzm

Como en todo buen rogue like, en Enter the Gungeon la muerte acecha en cada momento. Nuestra tarea es movernos por las diferentes recámaras (o pisos), que se genera de forma procedimental en cada partida. Esto quiere decir que la localización de las salas, los enemigos que nos encontramos en las mismas y las recompensas que iremos recibiendo son aleatorias, necesitando reflejos y capacidad de adaptación si queremos acabar con el pasado.

Los tiroteos son muy rápidos e intensos, habiendo una gran variedad de enemigos para que nunca nos cansemos de los mismos enemigos. Encima, todos tienen alguna forma relacionada con las armas, como las balas o los casquillos. Cada recámara termina contra un jefe final, que están genialmente diseñados, de nuevo hay una gran variedad.

En todos los pisos hay muchos secretos y elementos opcionales esperando a que los descubramos explorando en una partida tras otra. Algo característico será el vendedor, donde podremos gastar los casquillos recogidos para comprar elementos que aparecen de forma aleatoria, y que nos pueden venir de perlas en momentos peliagudos. Eso sí, os doy un consejo: ni se os ocurra disparar al vendedor. Si lo hacéis no solo os atacará, sino que no aparecerá en los siguientes pisos durante esa partida, lo cual nos deja en una clara desventaja indeseada.

Enter-The-Gungeon-CoOp-1-min

A medida que vayamos explorando y completando salas nos encontraremos con objetos que nos harán la vida más fácil en la Armazmorra. Algunos pueden ser objetos cuyo uso se recarga con el tiempo (salvo el botiquín, que al usarlo se gasta de forma definitiva), como minas, la mencionada ganzúa o cosas por el estilo.

Lo que más llama la atención son las diferentes armas, que recibiremos al acabar con cada jefe o en cofres repartidos por cada mapa. Hay una variedad enorme de armas, y se controlan de formas muy variadas. Tenemos cañones típicos de los barcos, revólveres, el arma de los Cazafantasmas, un lanzador de almohadas, bazookas, escopetas, pistolas, metralletas, lanzadores de cuchillas y un larguísimo etcétera. Es genial cuando te encuentras con un nuevo arma y aprendes a usarla, y como no tienes que sacrificar ninguna, puedes acabar con un arsenal muy grande y espectacular en una buena partida.

El “problema” principal de Enter the Gungeon es que muchas veces parece que les cuesta darte un buen arma. No ha sido rara la partida en la que he superado los dos primeros pisos prácticamente enteros con el arma básica del personaje, lo que ciertamente hace todo bastante más complicado. A cambio, otras veces te encuentras arma tras arma tras arma, con que depende en general de la partida. Pero una cosa es segura: cada partida es dura y muy desafiante.

Enter the Gungeon screenshot1

Al explorar nos podremos encontrar con muchos más secretos, como salas ocultas o nuevos personajes con los que interactuar en la Brecha, la zona desde la que partimos en cada partida. Debido a la naturaleza del juego a veces parece que la progresión para desbloquear nuevos objetos o armas parece que es lenta, pero como el juego es tan sumamente adictivo, estaremos siempre “una partida más y lo dejo”, por lo que no llega a ser un problema importante ni mucho menos.

Si queremos entrar en la Armazmorra junto a un amigo, podemos mediante el cooperativo local. No funciona nada mal, y encima nuestro compañero lleva a un quinto personaje exclusivo del modo cooperativo, siendo un buen añadido para cuando queremos pegar unos tiros con un amigo.

Técnicamente, Enter the Gungeon es increíble. El estilo pixelado es fantástico, mostrando carisma en cada personaje, animación y arma como pocos juegos con este estilo gráfico logran ofrecer. El diseño de absolutamente todo es inmejorable, logran un buen equilibrio entre adorabilidad y monstruosidad con cada nuevo monstruo. El sonido no se queda atrás, con una banda sonora sencillamente perfecta animando al máximo cada partida.

Enter The Gungeon _Screenshot_sont_001

Conclusión

Enter the Gungeon es un rogue like increíble, que logra ser accesible y durísimo al mismo tiempo. Adictivo, divertido y lleno de cosas por hacer, encontrar y desbloquear, estamos ante un indie que se convierte en todo un imprescindible a poco que os gusten los shooters de doble stick y/o el género.

Es cierto que a veces la aleatoriedad puede frustrar al tener partidas en las que no nos dan casi nada bueno, y que el progreso se puede hacer bastante lento. Sin embargo, son aspectos ya característicos del género, y que no nos harán dejar de intentar una y otra vez adentrarnos en la Armazmorra.

9

Nos consolamos con:

  • Estilo pixel art fantástico.
  • Banda sonora inmejorable.
  • Adictivo, adictivo y más adictivo.
  • Balas que disparan balas. ¿Se puede pedir más?

Nos desconsolamos con:

  • La progresión se hace bastante lenta. 
  • Puede dar la sensación de que dan pocos items durante la partida.

Ficha

  • Desarrollo: Dodge Roll Games
  • Distribución: Devolver Digital
  • Lanzamiento: 05/04/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 14,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *