7

Eden Tomorrow

Eden Tomorrow

Aunque en su momento no fue el mejor juego recibido (los mareos que podía provocar seguramente eran uno de los motivos), uno de mis juegos favoritos de PSVR es Robinson: The Journey, una épica espacial de Crytek en la que explorábamos un planeta lleno de dinosaurios junto a nuestro compañero robótico. Esta idea de ofrecer una aventura “de película” en VR es algo que funciona genial, ya que gracias a la Realidad Virtual, podemos sentir que estamos dentro de estos universos, lo que puede hacer más llamativos todavía los “walking simulator” o similares.

Por eso, me llamaba mucho la atención Eden Tomorrow de los alemanes Soul Pix. Este proyecto empezó originalmente como una película de animación, pero el estudio quiso ir un paso más allá, para que el espectador estuviera físicamente en el universo que estaban creando. Dicho y hecho, ya que el juego ya está a la venta en exclusiva para PSVR, con la idea de convertirnos en los protagonistas de una gran película de ciencia ficción. ¿Listos para sobrevivir a un planeta lleno de dragones, robots asesinos y multitud de peligros más?

Donde más destaca Eden Tomorrow es sin lugar a dudas en su narrativa e historia. Nosotros encarnamos a un humano que se despierta en una cápsula de aterrizaje, que cómo no, ha sufrido una avería y estamos cayendo en picado a un planeta desconocido. Del impacto no nos acordamos de nada, y nuestro único compañero es el robot ayudante, que también ha perdido sus bancos de memoria. Ya que nos encontró cayendo sobre nuestras cabezas, se autodenomina Newton, así que juntos tendremos que colaborar para descubrir dónde estamos, sobrevivir y resolver los misterios de este planeta.

Eden Tomorrow

El ritmo de la historia es muy bueno, para que constantemente haya nuevas revelaciones y giros inesperados que nos mantengan enganchados. Vale que a la hora de la verdad mucho es cliché de ciencia ficción, pero está todo lo suficientemente bien contado como para que nos interesemos en todo lo que ocurre.

Es cierto que Newton puede hacer Eden Tomorrow disfrutable o todo un infierno. Es, al fin y al cabo, el típico compañero robótico que no para de hablar, soltar chascarrillos y decirnos qué hacer en cada momento. Puede que Naavi en el futuro deje de ser una luciérnaga-hada y se convierta en un robot. Sin embargo, a mí me ha parecido un personaje entrañable, y ya que nuestro personaje no puede hablar (por sus heridas, casualmente, aunque sí presenta personalidad en las notas que toma de los objetos encontrados), es la principal voz que escucharemos durante toda la aventura.

Al principio comparaba el juego con Robinson, y a nivel de estructura, son bastante similares: estamos en un planeta alienígena con criaturas extrañas, contamos con un compañero robótico y tenemos que sobrevivir. La diferencia es que aquí es todo más lineal, aunque igualmente, hay mucho énfasis en ir andando tranquilamente mientras exploramos los mapas (la parte de “walking simulator”), resolver sencillísimos puzles con Newton y superar sencillos momentos de acción.

Eden Tomorrow

Durante la mayor parte del tiempo moveremos a nuestro personaje con el Dualshock 4 (nada de soporte para Moves), pero en determinados momentos podremos pasar a controlar a Newton. Aquí los controles pasan a ser los de un juego de vuelo en 360º, pero no es que vayamos a hacer carreras ni ninguna locura. Estas escenas sirven para explorar rincones alejados de nuestro protagonista, y que Newton pueda recoger algo que nos permita progresar por el nivel. La mayoría de las veces esta exploración consiste en encontrar 3 núcleos de energía para conseguir la fuerza necesaria para derribar unos obstáculos que bloquean el paso.

Esta rutina de Newton termina por cansar, y algo más de variedad de situaciones en Eden Tomorrow habría sido de agradecer. Sin embargo, hay un problema básico en el juego: cuando estamos jugando como tal. Si las partes de Newton no son gran cosa, en el papel del humano tampoco es para echar cohetes, ya que básicamente tenemos secuencias de sigilo muy cutres, pasar por zonas pegados a la pared o haciendo equilibrio, deslizarnos y esquivar algún que otro peligro.

Sobre el papel, esta variedad suena bien, pero todo está muy inconexo, con una pantalla en negro cada vez que vamos a iniciar cada actividad, lo que corta el ritmo de juego bastante. Además, el diseño de muchas de estas secuencias no es muy bueno, con alguna sección de sigilo bochornosa de lo cutre que es, o puntos de control que nos harán repetir escenas pese a morir por un error estúpido. Para que os hagáis una idea, en una fase de deslizamiento tenía que saltar al final, con que esperé hasta llegar al borde para brincar. Sin embargo, el juego quería que pulsara “X” cuando aparecía el mensaje, aunque todavía hubiera bastantes metros para llegar al borde, y de ese salto sigamos en la superficie en la que estemos. Vamos, que tenemos que hacer absolutamente todo como Eden Tomorrow lo ordena, sin una pizca de libertad ni margen de maniobra.

Eden Tomorrow

Todo esto podría hacer parecer que estamos ante un desastre absoluto, pero no es así. Algo que Eden Tomorrow clava es la escala y la sensación de estar en una película de ciencia ficción. No solo es la historia interesante, sino que sentimos que somos realmente el protagonista. Hay momentos en los que te quedas con la boca abierta al ver cómo se destruye una zona y nosotros estamos en medio, nos encontramos con un escenario que quita el hipo, vemos unas preciosas o aterradoras criaturas por primera vez, etc.

Incluso el sigilo, pese a estar bastante roto, da lugar a una escena en particular que logra ser bastante intensa, ya que te has metido en el papel del protagonista, y ahora eres tú el héroe de esta aventura de ciencia ficción. Además, las partes jugables son tan breves y más o menos inocuas, que empeoran el resultado final, pero no te hace querer de dejar de jugar, ya que sabes que hay una escena increíble a los pocos minutos esperándote que te volverá a dejar sorprendido.

Este ciclo de escena épica y revelación argumental interesante hizo que me picara con el juego, y una vez lo empecé, no lo dejara hasta llegar a los créditos. Son unas 4-5 horas aproximadamente que se te pasan volando. Es cierto que luego no hay muchos motivos para rejugar la trama, pero como título para enseñar, hay escenas que asombrarían hasta el más incrédulo de la Realidad Virtual.

Eden Tomorrow

Otro aspecto bastante positivo es el gráfico. Los chicos de Soul Pix han logrado ofrecer un apartado técnico que en muchos momentos impresiona a lo grande, con una iluminación conseguida, enormes escenarios bastante detallados, imponentes y gigantescas criaturas, etc. Hasta la resolución es bastante buena, permitiendo disfrutar del misterioso planeta de Eden Tomorrow con bastante nitidez. Sin embargo, no todo es bueno, ya que en las animaciones se nota mucho que estamos ante un título independiente. Los movimientos del personaje (que tiene cuerpo y sombra propia, algo que siempre me gusta) son bastante torpes, por lo que en varias de las “escenas de acción”, los resultados son bastante cutres, sacándote un poco de la acción. Los de algunas criaturas sufren el mismo problema, pero con una calidad variable. Hay veces que se mueven genial, pero en otro momento parecen un animatrónico con una animación cutre.

El conjunto global es bastante bueno, ya que al fin y al cabo, la aventura logra impresionar con sus parajes y escenarios, pero se nota que no hay detrás el presupuesto de Farpoint ni está todo tan pulido como en Red Matter, encontrándose un poco entre medias. Un aspecto que se podría haber mejorado mucho más es el tema de los menús, al ser sosos y pulcros en detalle hasta decir basta, casi pareciendo “placeholder” mientras esperamos mejores menús.

En el sonido, hay también noticias buenas y malas. En la parte positiva, los efectos sonoros y la música están bastante bien, creando una buena atmósfera de película de ciencia ficción. Los temas puede que sean un pelín repetitivos a la larga, pero funcionan para cada situación. El doblaje en inglés también me ha parecido muy bueno, tanto de Newton como de los logs que encontramos por el escenario. Por desgracia, y aquí llega la parte negativa, Eden Tomorrow nos llega completamente en inglés, sin ningún tipo de subtítulos. Esto hace que, o pillamos todo a oído, o no nos enteraremos de nada.

Eden Tomorrow

Conclusión

Sobre el papel, Eden Tomorrow no debería haberme gustado, ya que las partes en las que juegas como tal son bastante malas a nivel de diseño y funcionamiento. Aun así, he terminado enganchado a lo grande a la propuesta de Soul Pix, ya que logra meterme dentro de una épica aventura de ciencia ficción. La historia funciona muy bien, las escenas en las que formamos parte son increíbles y técnicamente todo luce a un muy buen nivel (quitando las animaciones de los humanos). Todo al servicio de que nos quedemos con la boca abierta en muchos momentos y no queramos soltar el mando desde que empezamos a jugar hasta que llegan los créditos.

¿Es un juego para todos? En absoluto, ya que si no te cae bien Newton, te darán ganas de pegarle fuego a la PSVR para que no verle nunca más. El idioma es también una barrera importante, ya que si no entendemos la trama, el principal atractivo de la propuesta (al ser toda la parte jugable tan mala) se va por la borda. Lo mejor es que Eden Tomorrow tiene una demo, y es la mejor forma de comprobar si os gustará o no. A mí la demo me gustó y me entretuvo, así que me lo he pasado en grande con la versión final. En caso contrario, la aventura completa no os hará cambiar de idea, al mantener la propuesta, pero ofreciendo diferentes escenas, desarrollando más la trama y escuchando más a Newton. Lo que os puedo garantizar es que me he sentido como el protagonista de una película de ciencia ficción, y como aficionado al género, es el motivo principal por el que puedo recomendar esta interesante, pero irregular aventura.

7

Nos consolamos con:

  • Te hace sentir el protagonista de una gran película de acción
  • Momentos espectaculares que te hacen quedarte con la boca abierta
  • Historia que engancha

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés
  • Todo lo relacionado con las mecánicas jugables está entre pasable por los pelos y malo
  • Algunos detalles gráficos que desentonan bastante cuando por lo general, todo luce tan bien

Ficha

  • Desarrollo: Soul Pix
  • Distribución: Soul Pix
  • Lanzamiento: 12/02/2019
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos y Voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *