7

Dynasty Feud

Dynasty-Feud

En los brawlers de plataformas, normalmente al morir seguimos con el mismo personaje, por lo que como nuestro oponente se haya habituado a nuestras tácticas, estamos con el agua al cuello. Ese no es el caso en Dynasty Feud, el primer juego del estudio Kaia Studios que mezcla lo mejor de dos de los mejores títulos multijugador local: Super Smash BrosTowerfall Ascension. Las inspiraciones del primero son obvias, pero la gracia es que como en Towerfall, morimos de un solo impacto, lo que nos hace tener que estar constantemente a la ofensiva y a la defensiva si queremos alzarnos con la victoria.

A esto hay que sumar lo que hace único a Dynasty Feud: no controlamos a un único personaje, sino a una dinastía completa con diferentes personajes en cada una, por lo que al morir volveremos con otro personaje con nuevos ataques y habilidades propias. ¿Listos para las batallas más divertidas entre las dinastías más locas?

Voy a empezar por lo más negativo del juego, que es algo que echará para atrás a más de uno: no hay ningún tipo de contenido para un jugador más allá de un entrenamiento básico. Esto es bastante importante, ya que no podemos ni participar en combates contra la IA, lo cual es bastante decepcionante. A su vez, en el multijugador online apenas hay gente con la que jugar, por lo que tendremos que explotar casi exclusivamente el título en el multijugador local.

Dynasty-Feud

Con esto fuera, la verdad es que Dynasty Feud es realmente divertido. Para empezar, hay una buena variedad entre las dinastías a escoger, con personajes que se centran en el combate cuerpo a cuerpo, en el lanzamiento de proyectiles o incluso dejar minas o explosivos por todo el mapa, que mucho ojo, incluso nos pueden matar a nosotros. Como comentaba antes, nos matarán de un solo golpe, de modo que al morir, pasaremos al siguiente miembro de la dinastía. Cada dinastía tiene 5 miembros, y en total hay 8 dinastías. Por tanto, estamos hablando de la friolera de 40 personajes en total, cada uno con ataques y diseños únicos, lo cual es bastante impresionante para un juego independiente.

En el modo principal podemos escoger sólo una dinastía como tal, siendo tan locas y tan variadas como vikingos, vaqueros o incluso frikis de la tecnología. Sin embargo, también existe la posibilidad de poder crear nuestro propio equipo ideal, teniendo en cuenta los niveles de poder de cada personaje, para que no hagamos el equipo con las estrellas de cada dinastía, que generalmente es el último miembro al que controlamos en una partida normal.

Como el juego es tan frenético, las partidas no suelen durar mucho, y lo más importante, es que es todo increíblemente accesible. De nuevo, eso me ha recordado a Towerfall Ascension, y si bien no llega a la genialidad de éste, es algo muy positivo, ya que cualquiera puede ponerse a echar una partida aprendiendo las tres mecánicas básicas del juego.

Dynasty-Feud

También es esencial saber las características de cada escenario. Además de estar caracterizados recordando a alguna de las dinastías seleccionables, en Dynasty Feud los mapas son muy dinámicos. Por ejemplo, el del Salvaje Oeste es un tren, por lo que si nos caemos a las vías moriremos. De vez en cuando pasarán otros trenes a los que saltar para ampliar el mapa jugable, mientras que en el de la cueva de fuego las estalactitas caerán cada cierto tiempo. Esto le añade un mayor frenetismo a las partidas que funciona genial.

A nivel técnico, tanto caos no supone un impedimento, ya que gracias al genial apartado artístico del juego, no nos perderemos en ningún momento. El diseño del mapa, sus peligros y cada personaje está muy bien hecho para que no se pierdan entre el caos de explosiones, golpes, saltos y demás, lo cual es genial.  El sonido también está francamente bien, con melodías bastante entretenidas para cada mapa y efectos muy resultones.

El principal problema de Dynasty Feud, por tanto, es su falta de contenido en cuanto a modalidades. Si queremos jugar en solitario no podremos hacer prácticamente nada, y no es que haya muchos modos para competir quitando los duelos habituales. Poder meter modificaciones o algún extra harían que las partidas fueran más impredecibles en las partidas con amigos, lo que alargaría bastante su vida útil. Al menos, la progresión es bastante rápida, al permitirnos desbloquear todos los escenarios y dinastías con bastante velocidad, lo cual está bastante bien viendo que últimamente hay tantos juegos con una progresión tan mejorable.

Dynasty-Feud

Conclusión

Para los que disfrutan de las partidas multijugador con los amigos en local, Dynasty Feud es muy divertido, al ofrecer una experiencia que combina de lo mejor de Towerfall Ascension con Super Smash Bros, además de aportar su toque personal gracias al uso de dinastías y el ir cambiando de personaje tras cada muerte. Si a esto le sumamos unos escenarios bien diseñados y un apartado artístico muy cuidado, tenemos muchos ingredientes para pasarlo en grande con los amigos.

Es una pena que el contenido para un jugador sea prácticamente nulo, y que no haya una mayor comunidad para poder jugar a través de internet es una verdadera lástima. Así que, si lo que buscáis es un buen juego para disfrutar con los amigos, Dynasty Feud es una opción más que viable, pero no esperéis mucho para cuando no tengáis a nadie más con quien jugar.

7

Nos consolamos con:

  • Mapas muy bien diseñados y bastante dinámicos
  • Dinastías muy extravagantes y variadas
  • Mecánicas muy sencillas, directas y accesibles
  • Artísticamente muy cuidado

Nos desconsolamos con:

  • Falta de modos de juego
  • Si estamos solos, no hay prácticamente nada que hacer
  • La comunidad online es prácticamente inexistente

Ficha

  • Desarrollo: Kaia Studios
  • Distribución: Kaia Studios
  • Lanzamiento: PC: 23/05/2017 - PS4: 12/12/2017
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: 14,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *