6

Drunkn Bar Fight

Druknk Bar Fight

Hay juegos que se hacen con el único objetivo de divertir cuando estamos con los amigos. Por eso han triunfado tanto títulos como los Simulator, ya sean el de la cabra, el de la tostada de pan de molde o el de operar. En este último caso, esta locura se llevó a VR gracias a Surgeon Simulator, y con amigos es de los juegos con los que más me he reído al usar la VR. Por eso me llamaba la atención Drunkn Bar Fight del estudio independiente The Munky, donde tenemos precisamente lo que indica su nombre: peleas de borrachos en un bar.

Si juntamos la dificultad de movimientos de la ebriedad con las físicas más absurdas, se pueden hacer cosas divertidas, así que hay potencial en esta idea tan simple. Con que id poniéndoos una buena copa (digital) para poneros a tono y preparad los nudillos, que las peleas van a empezar.

Para empezar, voy a quitar lo peor de Drunkn Bar Fight: la prácticamente nula estructura que ofrece. Al empezar tenemos tres puertas ante nosotros para escoger los tres bares disponibles. Al entrar y pelear, a medida que vayamos completando los combates, desbloquearemos una dificultad mayor, que consiste en poner más gente en el bar con nuevos tipos de consumidores, con sus ataques correspondientes. No habría estado mal un poco más de estructura o algún modo principal, pero cuando nos ponemos a jugar, poco importa, ya que las risas están más que aseguradas.

Druknk Bar Fight

Como comentaba, nuestro único objetivo es dar una paliza a las demás personas que están en el bar. Para ello podremos usar nuestros puños, o lo más divertido, cualquier objeto que no esté clavado para agarrarlo y empezar a repartir leña con ellos. Cada bar tiene sus objetos únicos, como bates de béisbol y dardos en el pub irlandés; cabezas disecadas de ciervos o guitarras en el bar de estilo tejano; y regalos de diferente índole en la azotea.

El control de Drunkn Bar Fight es algo peculiar, y cuesta un poco acostumbrarse. Como no hay sticks en los Move (imprescindibles para jugar), hay que usar botones para girar y andar. Con el botón Move nos moveremos hacia delante, mientras que con los botones inferiores vamos hacia atrás. Los botones superiores se emplean para girar (en función de si pulsamos el botón derecho o izquierdo), y finalmente, el gatillo sirve para agarrar o saludar a la gente mandándoles a tomar por culo. Lo dicho, al principio es algo extraño, pero tras 10 minutos me habitué bastante bien, y ya me ponía a andar por el bar sin problemas.

Algo a tener en cuenta es que siempre parece que vamos borrachos, por lo que si nos miramos el cuerpo, parece que andamos raro. Eso por no mencionar las locuras de las físicas, que permiten que aumenten las risas. No es raro que de un puñetazo un enemigo salga volando de forma extraña, o que no le pase nada, se eche para atrás, se tropiece con un taburete y se caiga de forma ridícula. También cuando cogemos objetos a veces los brazos se retuercen de forma extraña, lo cual, nuevamente, me hizo gracia, ya que algunos resultados que vemos en pantalla son sencillamente desternillantes.

Druknk Bar Fight

Pese a la simpleza general del juego, hay bastante interactividad para poder experimentar. Por ejemplo, podemos cambiar la música yendo a la máquina jukebox de cada bar; cuando nos van a dar un puñetazo, podemos bloquearlo si ponemos los brazos donde vayan a golpearnos; cuando hemos atontado a los enemigos, podemos agarrarlos (las físicas aquí son una fiesta de bugs con los que es imposible no reírse) para atacar a otros enemigos o lanzarles fuera del bar, ya sea por la ventana o directamente lanzarles desde lo alto de un edificio. Incluso el hecho de beber es importante, ya que nos puede hacer más fuertes tras unas cuantas bebidas, aumentando así el énfasis en la interacción con el escenario.

Gracias a todo esto, me he reído muchísimo jugando a Drunkn Bar Fight, tanto en solitario, y sobre todo con amigos. Ver lo que va haciendo cada uno, lo que le ocurre y demás es genial, y como título para disfrutar con un grupo de amigos haciendo el tonto, es bastante recomendable.

A pesar de estos puntos positivos, hay varios aspectos negativos que quisiera destacar. Lo primero es lo mal aprovechado que está el multijugador local. Cuando estamos jugando, si alguien empieza a usar otro mando, la pantalla del televisor cambia de perspectiva (y se reduce el rendimiento a lo grande), ya que uno de los miembros del bar pasarán a estar controlados por uno de nuestros amigos. El problema es que la perspectiva usada es muy mala (hay varios ángulos ciegos en los que es imposible actuar), los controles son muy, muy toscos, y solo podemos esquivar o hacer el movimiento de ese personaje, que se nos ha asignado de forma aleatoria. No podemos ni agarrar objetos, lo que podría haber dado lugar a duelos interesantes con nuestros amigos. Si mejoran este aspecto, se podría convertir en un modo bastante entretenido.

Druknk Bar Fight

Drunkn Bar Fight_20180213202951

Otra pega es que la versión de PS4 es muy inferior a la de PC, al reducir notablemente el número de enemigos en un bar. Como mucho nos vamos a enfrentar a otras cuatro personas, mientras que en PC hay muchos más. Es una pena, ya que haría más intensas las peleas.

A nivel técnico, el juego no es un portento. Las texturas son bastante planas, y los modelos de los personajes son muy, muy simples. Lo mismo ocurre con su animación. No es que sea algo que permita jugar, ya que es funcional, y poco más. El sonido es estándar también, gracias a la música que suena que no está mal, y unos efectos sencillos pero efectivos.

Conclusión

Puede que Drunkn Bar Fight sea un juego bastante pequeño, que no tenga apenas estructura y que gráficamente sea muy pobre. Sin embargo, funciona en lo que se propone: hacernos muchos reír cuando estamos con los amigos al hacer el tonto o ver las locuras que producen las físicas; o simplemente, desahogarnos tras un duro día repartiendo estopa en un bar sin sufrir ninguna consecuencia física.

Parece ser que The Munky quiere mejorar el juego en base al feedback en todas las versiones, con que si mejoran el multijugador local o añaden cierta estructura, estemos ante un título más atractivo todavía. Por ahora, gracias a su bajo precio (poco más de 10 €), es bastante recomendable si buscáis precisamente lo que ofrece y no esperáis una nueva maravilla de la VR.

6

Nos consolamos con:

  • Desternillante a más no poder, sobre todo con amigos
  • Mucha interacción con los escenarios
  • Para desahogarnos durante un rato, funciona a las mil maravillas
  • Multijugador local para disfrutar con los amigos…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque este modo tiene mucho que mejorar
  • Visualmente es muy, muy simple
  • Menos personajes en pantalla que en PC
  • Falta de estructura clara para animar a seguir jugando

Ficha

  • Desarrollo: The Munky
  • Distribución: The Munky
  • Lanzamiento: 06/03/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Inglés
  • Precio: PC: 11,99 € - PS4: 13,49 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *