7

DiRT Rally 2.0

Dirt Rally 2.0
La editora británica Codemasters se ha especializado en juegos de conducción. Tiene un máster en este género de videojuegos y unos cuantos post-grados. Míticos son ya sus títulos basados en licencias oficiales como la fórmula uno y los rallies, y sobretodo en cuanto a simulación se refiere.

Este principio de año 2019 han decidido lanzar DiRT Rally 2.0, una vuelta a sus orígenes, a su “core business”, a sus raíces, a recordarnos y que vuelvan a nuestra memoria el juego mítico de este deporte Collin McRae Rally. Desde aquel entonces este deporte y la compañía inglesa han conseguido que la saga DiRT se haya convertido una de los lanzamientos habituales en nuestra consola o compatible.

Codemasters vuelve con esta segunda entrega de DiRT Rally a ponernos al volante de los mejores coches de la historia de este deporte tanto actuales como de antaño. No sólo vuelve a dejarnos a merced de nuestras decisiones al volante y de la estrategia a formar el equipo, sino que mantiene o quizás eleva en cierta medida la dificultad a la hora de mantener el coche dentro de los límites de la carretera, ya sea esta de asfalto o tierra, o cubierta de gravilla, nieve o agua.

Dirt Rally 2.0

No se puede negar la dificultad de DiRT Rally 2.0, un videojuego que quizás no sea apto para todos los amantes del género de conducción, sino para aquellos jugadores constantes cuyos nervios de acero no se alteren a la mínima de cambio o que sean capaces de controlar una “bestia parda” de vehículo que culea tanto de la parte trasera o delantera a la hora de tomar las curvas.

Tras la instalación podremos empezar a participar en alguna de las pruebas que DiRT Rally 2.0 nos propone ya sean diferentes tipos de desafíos como los típicos rallys por etapas. Contamos con la licencia oficial del Mundial de Rallys así que vamos a encontrar los vehículos oficiales así como seis localizaciones fielmente reflejadas en el juego con sus paisajes típicos, sus trazados clásicos y el tiempo habitual que suele hacer en esa parte del mundo. Estos lugares son Nueva Zelanda, Argentina, España, Polonia, Australia y Estado Unidos.

Durante las diferentes pruebas podremos tunear, preparar o reparar nuestro vehículo, siempre y cuando haya sufrido daño. Y siempre dentro de un margen de tiempo, si lo superamos veremos como se nos penaliza. Esta parte, la de preparar el vehículo se vuelve fundamental en el caso de campeonatos porque tendremos que adaptar las características del coche en todos sus aspectos al tipo y estado de trazado. No sólo parte mecánica del coche, sino también neumáticos. Y es que en esta edición tendremos que tener en cuenta incluso su desgaste.

Dirt Rally 2.0

Quizás es la parte menos llamativa del juego, pero en la que tendremos que tener más cuidado, pues los neumáticos harán que tengamos mas o menos agarre y tendremos que tener en cuenta su degradación e incluso su posible pinchazo. Esto como bien suponéis supone tiempo y en DiRT Rally 2.0 luchamos contra el tiempo, nuestro tiempo y el de nuestros adversarios. La única manera que tendremos de reducir o bajar este margen de tiempo será bajando la dificultad del juego. Pero ya os digo que aún así DiRT Rally 2.0 es un juego exigente, muy exigente.

Esta degradación de los neumáticos no sólo afectará a los neumáticos sino también a la propia carretera y veremos como evoluciona dependiendo de si ha habido coches que han pasado previamente o somos los primeros en hacerlo. Sobretodo esto se nota en las pruebas en circuitos que combinan asfalto y tierra por ejemplo.

También tendremos que cuidar y mucho la faceta de nuestro equipo, con una gestión del mismo en cuanto a ingresos, salarios y contratación de los mejores empleados, siempre teniendo en cuenta el dinero. Esta gestión no es que sea fundamental o primordial en el juego, pero nos ayudará a que el coche pueda tener sus evoluciones así como a la hora de reducir tiempo en el caso de realizar reparaciones.

Dirt Rally 2.0

DiRT Rally 2.0 no sólo nos deja competir en los tramos con las condiciones metereológicas que nosotros queramos e incluso a la hora del día que escojamos. También podremos crear nuestros propios rallys personalizados. La dificulta ya os digo no baja ni un ápice. Los tramos suelen ser tortuosos en carreteras o tramos no demasiado amplios, y en los cuales fiarte o no escuchar bien las indicaciones del copiloto supondrá acabar con el coche dañado o bien con una buena penalización que supondrá que vuelvas a reiniciar el tramo. Podemos reiniciarlo un número limitado de veces y ojo porque aquí no contaremos con el rebobinado de la carrera para no fallar de nuevo en ese momento, algo a lo que Codemasters nos viene acostumbrando en algunos de sus juegos.

Visualmente DiRT Rally 2.0 ha mejorado respecto a su versión anterior. El motor gráfico ha subido un peldaño, aunque está pidiendo a gritos una nueva generación de consolas en las que demostrar todo su potencial. Los cambios de tiempo, climatológicos, incluso de características del terreno cuando por ejemplo empieza a llover están muy bien conseguidos, así como los daños que va sufriendo el coche en sus estructura y modelado a medida que recibe golpes.

Quizás la parte de las físicas en golpes de los vehículos con algunos objetos sea lo menos real que puedas ver en DiRT Rally 2.0 o incluso animaciones del público o de algún comisario que nos da la salida en la etapa o nos espera al final de ella para que paremos el vehículo junto a él. Sin duda esto le resta un ápice de simulación tan real que quiere conseguir Codemasters con el juego, pero no podemos negar que consigue que seamos capaces de oler a goma quemada desde nuestro sofá y sentirnos como auténticos pilotos de rallis sin mancharnos de barro.

Dirt Rally 2.0

Gracias a Codemasters una vez más y es que es de agradecer que el juego venga localizado a nuestro idioma, para mi algo fundamental. Y es que las indicaciones del copiloto en los tramos de rallies son tan importantes como nuestra conducción ya que si no fuese por él la mayoría de las ocasiones estaríamos con el coche fuera de la pista. Su narración es muy buena y se incluyen exclamaciones de sorpresa o satisfacción en ciertos momentos que le dan un toque todavía más realista y menos de máquina que va soltando una tras otra cada instrucción.

Conclusión

Codemasters sigue por el buen camino, ofreciendo a los puristas de los rallies un simulador adaptado a la gran dificultad y exigencia de este deporte. No esperes un juego fácil y divertido de conducción, sino todo lo contrario, un juego para pasarlo mal, pero cuya satisfacción al completar los retos y eventos supera con creces a aquellos títulos que te ponen las cosas en bandeja. DiRT Rally 2.0 es por tanto un videojuego sólo apto para los amantes de este deporte y aquellos que esperan un auténtico reto al volante.

7

Nos consolamos con:

  • Fiel reflejo de este apasionado deporte.
  • Condiciones climáticas cambiantes en diferentes tramos horarios hacen de cada tramo un auténtica aventura.
  • Gestionar equipo, tiempo de reparación, ganancias e incluso ahora la elección de neumáticos que resulta fundamental.

Nos desconsolamos con:

  • Tener que bajarle la dificultad para poder lograr ciertas metas.
  • Tiempos de carga de las carreras o tramos.
  • La conducción de ciertos vehículos es misión imposible.

Ficha

  • Desarrollo: Codemasters
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 26/02/2019
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 69,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *