8

Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory

Digimon Story

Yo siempre he sido más fan de Digimon que de Pokémon. Sé que en el campo de los juegos los segundos eran los auténticos maestros, pero en los últimos años, los monstruos digitales más adorables están volviendo con mucha fuerza. Aunque Digimon World no me entusiasmó el año pasado, sí que acabé enamorado de Digimon Story: Cyber Sleuth, al ofrecer una historia entretenida, y unas mecánicas que cogían lo mejor de los Pokémon y le daban cierto toque a Persona, logrando un conjunto de lo más resultón y magnífico para los fans de la franquicia.

Por eso estaba dando saltos de alegría cuando se anunció Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory, la pseudosecuela de dicho título, pero que en realidad cuenta una historia paralela dentro del mismo universo. ¿Listos para volver a EDEN a hackear, resolver misterios y cuidar de muchos Digimon?

En esta ocasión el protagonista es Keisuke (o como le queráis llamar), un joven adolescente que no destaca en nada, y hasta se considera un secundario en la historia principal de cualquier otro. Él mismo reconoce que no es el héroe de lo que vamos a vivir en las próximas horas nada más empezar la aventura, pero eso no le va a impedir seguir los acontecimientos lo mejor que pueda. Lo que inicia su viaje es el robo de su cuenta de EDEN, el mundo virtual que está arrasando en todo el mundo. Como la cuenta es única para cada usuario (hasta el avatar tiene que lucir igual que el usuario en el mundo real), todo el mundo le considera un criminal y que la ha perdido haciendo trapicheos. Sin embargo, no está todo perdido, ya que por el chivatazo anónimo de un misterioso hacker conocido como K, se une al grupo de hackers justicieros Hudie, con los que espera descubrir quién le robó la cuenta, y de paso, recuperarla.

Digimon Story

De base suena a argumento muy soso, y ciertamente, los primeros compases de Hacker’s Memory no es que sea muy emocionantes. También le pesa que lo que vivimos es algo secundario a la historia principal de Cyber Sleuth, por lo que incluso si nos encontramos con varios de sus personajes en multitud de ocasiones y vemos los hechos de dicho juego desde otro punto de vista, estas tramas no se desarrollan aquí, por lo que nos encontramos con cambios bruscos, o directamente, no se cierran algunos de estos frentes que aquí se exploran bastante.

A pesar de estas pegas, me parece que el argumento de Hacker’s Memory funciona mucho mejor que el de Cyber Sleuth por varios motivos. Para empezar, como historia de ciencia ficción está francamente bien, al tratar temas sobre qué es lo que nos hace a nosotros mismos, si el cuerpo, los recuerdos o la combinación de ambas; además de explorar el efecto del mundo virtual en las vidas cotidianas. No es que sea algo profundo, pero estos temas impactan de lleno en el grupo protagonista, que es otra de las fortalezas de esta entrega.

Ryuji, Chitose, Erika y Wormmon son los miembros principales de Hudie, que junto a Yu (el amigo de nuestro protagonista), presentan tramas propias muy interesantes. Todos ellos empiezan siendo clichés andantes, pero acaban siendo lo suficientemente desarrollados como para que nos preocupemos por ellos, y sobre todo, nos emocionen varios sucesos clave. Los secundarios son básicamente conocidos del anterior juego, pero tienen varias interacciones muy bien resultas, como las de Sanada, o sobre todo, el fan service que se produce de los encuentros entre Date y Fei, por ejemplo. Todo esto hace que, cuando arranca la trama de verdad, sea una montaña rusa que engancha. Es una pena que el ritmo siga siendo un problema, ya que muchas veces tendremos que completar misiones que deberían de ser secundarias para que ocurra algo que haga avanzar la historia principal, algo que también ocurría en Cyber Sleuth. También está la pega del idioma, ya que todo vuelve a estar en inglés, lo cual es siempre una lástima.

Digimon Story

¿Por qué me he centrado tanto en la trama de Hacker’s Memory? Sencillamente, porque es una de las principales novedades de esta entrega de Cyber Sleuth ya que la mayoría de elementos los copia totalmente. Y no digo que haya similitudes, sino que directamente parece que estamos ante una expansión más que una secuela propiamente dicha. Se repiten modelos, escenarios, mecánicas, interfaz, etc. Esto hace que, si nos gustó la anterior entrega, perfecto, ya que tenemos otras 40 horas más (por lo menos) de diversión, pero si no os llegó a conquistar, no esperéis ninguna revolución ni mucho menos.

Así que, en Tokyo iremos explorando, interactuando con diferentes elementos y aceptando misiones, que en su mayoría tendremos que completar dentro de EDEN. Aquí tendremos varias mazmorras en las que ir descubriendo Digimon, y cómo no, combatirlos en batallas por turnos. Las mecánicas en este aspecto son idénticas, por lo que hay un sistema de “Piedra, papel y tijera” entre los tipos de Digimon y su estado elemental asociado, lo que puede hacer que se haga o reciba más daño, en función de qué lado tengamos de estas combinaciones. En este sentido, ir completando misiones, descubrir Digimon para poder “invocarlos”, y poco a poco ir haciendo que Digievolucionen sigue siendo un auténtico vicio. Es cierto que puede frustrar un poco el tener que retroceder en la cadena evolutiva del Digimon para que aumente el parámetro “ABI” y así poder llegar a las formas Mega o superiores de cada criatura, pero eso hace que el esfuerzo merezca la pena, por lo que cuando finalmente lo conseguimos, tenemos una satisfacción tremenda.

El diseño de mazmorras es muy similar, y de hecho, todo Kowloon se repite de Cyber Sleuth. Han metido una zona nueva, llamada en un alarde de originalidad “Under Kowloon”, además de alguna que otra mazmorra propia, pero igualmente, otras se repiten, por lo que tendremos una constante sensación de “déjà vu”. Lo mismo ocurre con todo lo de la Digigranja, ya que funciona exactamente igual, y nos servirá para que vayamos haciendo mejorar a los Digimon que no nos llevemos con nosotros. En el campo de los Digimon, hay unos cuantos nuevos, y si exportamos la partida, ya tendremos en el listado de todos ellos los que descubrimos en su momento, algo que me ha encantado.

Digimon Story

Por suerte, no todo es un “copiar-pegar”, sino que hay varias novedades interesantes. La principal son las luchas de hackers, en las que tres personajes se enfrentan a otros tres en una especie de tablero. El objetivo puede ser conseguir una puntuación determinada o derrotar a todo el equipo oponente. En cada turno podremos mover unas casillas al personaje que nos toque en ese momento, en busca de las casillas de 5 ó 10 puntos. Si vamos a una casilla donde ya hay un rival, entonces entramos en combate con los 3 Digimon que tengamos equipados en ese momento, y sólo tenemos un turno con cada criatura para derrotar a todos los Digimon del rival. Después de estos turnos, es el turno de sus criaturas, de modo que sólo tomamos la casilla si dejamos al rival sin monstruos con los que defenderse. Si es una partida de Dominación, el hacker derrotado reaparece en su siguiente turno con todos sus Digimon intactos, mientras que los demás personajes no pueden usar items ni cambiar de Digimon una vez haya empezado la partida.

Es una de las mejores novedades de Hacker’s Memory, ya que hay cierto toque estratégico, al tener no solo que depender de nosotros, sino también de los compañeros que tengamos en ese momento. En las misiones de la historia principal nos vendrán impuestos, pero en las secundarias podremos elegir quién nos acompaña. Esto es importante, ya que iremos ganando puntos de relación a medida que nos traigamos compañeros, lo que nos dará como recompensa varios items y escenas únicas. La única pega de estas batallas es que no pueden ser online contra otros jugadores, ya que darían muchísimo juego.

A la hora de explorar, esta vez podemos usar mejor los “poderes” de hacker, al poder acelerar nuestro movimiento, lo cual nos ayudará cuando tengamos que repetir mazmorras en las muchísimas misiones secundarias que podremos tomar. Dichas misiones están mejor planteadas que en el original, con argumentos absurdos, pero entretenidos. Otro objetivo secundario es restaurar a os Mr.Navit de las mazmorras, lo que nos dará objetos o memorias de hacker, lo que nos permite ahondar más en la trama principal o en algunas de las secundarias.

Digimon Story

A nivel técnico, nos encontramos con el mismo resultado que en Cyber Sleuth. He jugado en PS Vita, plataforma para la que claramente se desarrolló el juego, y todo luce de maravilla. Los personajes están bien definidos, además de presentar un diseño de lo más apropiado. Es cierto que hay algún que otro diente de sierra en las siluetas de los personajes, y que en situaciones concretas hay ralentizaciones, pero son problemillas que no llegan a molestar. Lo fundamental es que los tiempos de carga son muy. muy bajos, y todo entra muy bien por los ojos.

Del sonido se puede decir lo mismo, gracias a un doblaje en japonés de mucha calidad para todos los personajes, y una banda sonora de corte electrónico genial. Es cierto que se reutilizan varios temas de la entrega anterior, pero las nuevas incorporaciones quedan de lujo.

Conclusiones

Si os gustó Cyber Sleuth, entonces Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory ofrece más de lo mismo, en el sentido más literal de la palabra. Su principal pega es que reutiliza muchísimos elementos, tanto visuales como jugables. Las novedades son muy escasas, pero a cambio, seguimos teniendo una experiencia que funciona y que a los fans nos encanta. La historia además me parece más sólida, gracias a un grupo de protagonistas mucho más interesantes  que los de la entrega principal.

Por tanto, si queréis más horas en EDEN, Hacker’s Memory no os defraudará lo más mínimo. Espero que para próximas entregas de la rama Story (de nuevo, no soy muy fan de World) sí que haya más novedades de peso, pero mientras tanto, esto es justamente lo que los fans de la franquicia necesitábamos para comprobar que la magia de los Digimon ha vuelto al mundo de los videojuegos para quedarse.

8

Nos consolamos con:

  • Historia muy interesante y unos protagonistas carismáticos
  • El loop de explorar, combatir, mejorar Digimon y de vuelta a empezar es realmente adictivo
  • Técnicamente, al menos en PS Vita, sigue luciendo de maravilla
  • Las peleas de hacker son de lo más intensas

Nos desconsolamos con:

  • Recicla demasiados elementos de la anterior entrega
  • No poder participar en batallas de hackers online
  • Completamente en inglés

Ficha

  • Desarrollo: Media Vision
  • Distribución: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 19/01/2018
  • Idioma: Textos en Inglés y voces en Japonés
  • Precio: PS Vita: 39,99 € - PS4: 49,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *