8

Diablo III Reaper of Souls Ultimate Evil Edition

reaper

Diablo III tenía una complicada misión: estar a la altura de su predecesor. Una situación del todo incómoda a la que ningún estudio le gustaría estar. Diablo II había significado un antes y un después en todo jugador de PC, entre mods y expansiones se había forjado una comunidad única, vasta y exigente. La “amenaza” era grande, pero Blizzard los tuvo bien puestos para seguir adelante y presentar la tercera parte de este explorador de mazmorras descendiente allá por el año 2008.

Las cosas no empezaron bien. El Look and Feel que presentaba Diablo 3 no contentaba a sus fans y obligó a los desarrolladores a replantearse el diseño varias veces. No es que el título luciese mal, para nada, pero las comparaciones se volvieron odiosas. Tres años después del anuncio oficial, todavía se coqueteaba con la fecha de lanzamiento, se especuló con una versión para consolas, hubo peleas en diferentes países para legalizar el uso de las casas de subastas con dinero real… Un dilema, pero Blizzard avanzaba a su ritmo.

Sony anunció que se estaba trabajando en una versión de Diablo 3 para PS3 y PS4. Locura en el plató, la saga volvía a PlayStation tras recibir el primer Diablo en PSOne hace una decena de años. Diablo II sin embargo no dio señales de ningún tipo, era puramente “mostaza”. Ahora con la tercera entrega hemos disfrutado de una versión en PS3 y Xbox 360 con muchos ajustes adaptados a los sistemas de sobremesa, la “consolización” no le ha sentado nada mal, pero es esta Ultimate Evil Edition para Xbox 360Xbox One y PS3PS4 la edición definitiva, con todas las mejoras necesarias de la edición básica.

¿Dungeon Crawler o ARPG?

Para aquellos que como yo, se inicia en esto de jugar a un Diablo, diré que tiene un poco de todo. Históricamente (y sigue siendo así a día de hoy) un Dungeon Crawler se juega en primera persona y los combates son por turnos. Pero Diablo siempre nos ha obligado a husmear en cada rincón, en cada nivel que descendíamos para encontrar mejor equipo o simplemente para lograr nuevos niveles para que nuestra aventura fuese más llevadera.

Diablo III Ultimate Evil Edition tiene muchísimo más de ARPG, ya que se trata de un juego donde la acción directa prima por encima de todo. Sí, exploraremos las mazmorras y zonas abiertas que encontraremos a lo largo y ancho de Nueva Tristán, visitaremos cada rincón para encontrar poderosos enemigos, cofres con equipo superior, gemas, oro o diarios de personajes que han visto la muerte. Pero para cruzarnos con todo esto, nuestra pericia y habilidades adquiridas jugarán un papel mucho más importante. Como veis, mezcla bastante bien ambos géneros.

Pero rebobinemos hasta el principio, creando a nuestro personaje. En esta versión nextgen tendremos seis clases a escoger y son: Bárbaro, Cruzado, Médico Brujo, Monje, Cazador de Demonios y Mago. Cada clase, como es obvio, tendrá sus propias armas, habilidades y tipo concreto de equipo que puede equipar (Escudos, armaduras de acero o cuero, etc.) Vamos, que las limitaciones de equipo van a rajatabla, como debe ser en un RPG. Lamentablemente no podremos personalizar ningún rasgo de nuestro protagonista, tan solo podremos asignarle el sexo y el nombre, se acabó.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140913093815

Una vez con nuestro héroe creado, daremos paso a una de las habilidades más características de Blizzard, las cinemáticas. Todo empieza en la Catedral de Tristán y representa un guiño casi obligado para los fans porque aquí empezó esta leyenda de videojuegos llamada Diablo. Aquí empezó y aquí continuará ya que Leah y su tío Cain revisan varios escritos legendarios anunciando la caída de los Cielos y la llegada del ejército de las tinieblas a la tierra. Cuando todo parecía un cuento fantástico, algo parece descender a gran velocidad del firmamento, para impactar contra la catedral y abrir un cráter gigante, con el pobre anciano en el fondo de tan brutal impacto.

Es en este momento cuando nuestro personaje se dirige hacia el poblado para encontrar respuestas, respuestas a la reciente aparición de muertos y criaturas endiabladas en el mundo. El cráter parece tener una relación directa con todos estos horribles sucesos. Poco tardaremos en conocer a Leah, la joven que busca desesperadamente a su tío Caín. Tras encontrarlo en el fondo del cráter, nos toparemos con Tyrael, un ángel caído que renunció a sus alas divinas para salvar a la humanidad del inminente ataque de Diablo y sus secuaces. Él es el objeto que ha caído desde lo más alto y ha provocado el cráter. No recuerda nada pero poco a poco empezará a recuperar la memoria y nos desvelará el crudo destino que nos espera. Empieza una aventura épica por la salvación de la raza humana.

Muy pronto empezamos a hacernos con el control de Diablo III Ultimate Evil Edition en PS4 (que es el sistema elegido para analizar) y vemos que ante todo, es cómodo, fácil e intuitivo. El juego tiene un targeting automático, con el stick izquierdo nos movemos por los mapas isométricos y con el stick analógico derecho rodamos evasivamente en la dirección que corresponda. A medida que subamos niveles se irán desbloqueando nuevas habilidades que se irán asociando a un botón de acción determinado: cuadrado, círculo, triángulo, y cruz además de los botones L2 y R2. El pad direccional servirá para cambiar de objetos curativos o de apoyo y para acceder a un menú de lo más útil.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140911120128

Cuando consigamos una nueva habilidad o un nuevo objeto tenemos la posibilidad de equiparlo de forma casi automática. Si recogemos, por ejemplo, una espada y pulsamos en el pad direccional “arriba”, veremos los atributos de esa espada comparándola con nuestro actual equipo. Mediante flechas ascendentes de color verde o descendente de color rojo, sabremos si esa arma es ideal para nosotros. Lo mismo pasa con todas las piezas de equipo que encontremos por el camino. Además, podremos soltar o guardar en el inventario todos y cada uno de los elementos que encontremos en el juego para sacarnos unas monedas de otro en los comercios de las proximidades. Con las habilidades ocurre lo mismo, abre el menú y asigna tu nueva habilidad al botón correspondiente. ¡Fácil y sin tener que navegar infinitamente por menús!

 ¿Qué novedades me traes esta vez, Blizzard?

Como ya he comentado al principio, esta edición incluye, además de la expansión Reaper of Souls, muchas mejoras respecto a la versión básica de consolas. Se trata de una buena lista de mejoras y modos extra que harán que vivamos la experiencia Diablo como merece. Para empezar, nos topamos con el Modo Aprendiz, un modo pasivo que permite a jugadores de diferentes niveles, igualarlos en la medida de lo posible durante un tiempo limitado. Así, ambos participantes podrán avanzar en la aventura sin demasiadas complicaciones. Por ejemplo, si mi personaje tiene nivel 39 y otro nivel 15, el de nivel inferior subirá de niveles más rápido pero no será un blanco fácil para los enemigos ya que tendrá una envidiable resistencia y poder de ataque para el nivel que le concierne.

Otra de las novedades que nos encontramos en Diablo III Reaper of Souls Ultimate Evil Edition es el buzón personal y la posibilidad de enviar regalos a otros jugadores de forma aleatoria. Para que quede claro, nuestro personaje ahora dispone de un buzón al estilo World of Warcraft donde recibiremos objetos especiales enviados de otros jugadores. Estos regalos se consiguen, generalmente, al derrotar a un enemigo poderoso. Dicho objeto quedará marcado como regalo para enviar a un amigo que también disponga del juego, así, sin venir a cuento, podemos recibir un objeto legendario (arma, armadura, etc.) y obtener la correspondiente ventaja en combate.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140911115054

Otra de las grandes novedades de esta edición definitiva es el Modo Némesis, un divertido modo que hace que un enemigo que nos ha liquidado, tome una forma mucho más temible, abra un portal a otra dimensión e invada la partida de un amigo de nuestra lista. Nuestro amigo verá como la amenaza invade su mundo, cambia la música, tiene un nombre la mar de peculiar y, si consigue liquidar también a nuestro amigo, se volverá más fuerte y viajará en el espacio tiempo a por otro de nuestros amigos. Si alguien es capaz de liquidarlo, el héroe caído inicialmente, o sea, nosotros, recibiremos un objeto heróico. ¡Igual te invade a ti un monstruo liquida jugadores!

Claro que, para hacer frente a este tipo de amenazas invasoras así como a toda la hora de enemigos que vendrá a por nosotros en los crepusculares escenarios de Diablo 3, tendremos una pequeña gran ayuda en forma de bonus. Si conseguimos derrotar a más de 10 enemigos seguidos (que lo haremos, y mucho) conseguiremos multiplicadores de experiencia. Podremos conseguir hasta el doble de lo que obtendríamos de forma normal si, por ejemplo, liquidamos a más de 50 enemigos de una misma acometida. También obtendremos bonificaciones de velocidad si nos dedicamos a algo tan inútil como destrozar los objetos que decoran las estancias del juego. También obtendremos otro tipo de bonificación si cazamos a nuestros enemigos utilizando las trampas del entorno.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140911112945

Y como mejora final, y no menos importante, tenemos la asignación inteligente de recompensas. ¿Y esto qué es?  Pues un mecanismo que funciona la mar de bien en partidas cooperativas y que distingue los diferentes objetos que dejan caer nuestros enemigos para cada clase, repartiéndolos para un jugador u otro. Para que nos entendamos, si llevamos a un Mago y nuestro compañero es un Cazador de Demonios, si un enemigo deja caer un arco y el mago lo recoge, automáticamente pasará a la bolsa del cazador ya que es el personaje que puede equiparlo. Una vez en su bolsa, el otro jugador hará con ella lo que quiera. Esta es, sin duda, una de las mejoras que más fácil hace la vida del jugador que de nuevo no tiene que ir perdiendo el tiempo en su bolsa para ir soltando aquello que no necesita.

Perfecto equilibrio entre aburrimiento y adicción

Suena extraño pero Diablo III Reaper of Souls Ultimate Evil Edition es un juego muy aburrido, pero a su vez, tiene un misterioso hechizo que nos mantiene con el mando bien sujeto. El equilibrio es perfecto ya que el sistema de juego es divertido, directo, rápido, sin tener que estar navegando por menús continuamente para personalizar a nuestro héroe; sobre la marcha lo vamos dopando y para adelante. Por el contrario, tenemos una historia lamentablemente aburrida, insulsa, con un único giro argumental que, si curioseamos un poco los trofeos del juego, nos comemos el spoiler con patatas. Los diálogos son terribles, el énfasis del doblaje es nefasto y la exploración muy limitada a visitar grandes zonas cerradas (no podemos avanzar si no lo hacemos en la historia) llenas de enemigos y minas clónicas.

Por si esto fuera poco, no disponemos de una gran variedad de misiones secundarias para realizar. Sí, encontramos a ciertos héroes o guerreros olvidados a los que liquidar en forma de misión alternativa, pero la cantidad de éstas las podemos contar con los dedos de nuestras manos. El verdadero atractivo del juego es el gameplay en sí, las amenazas que nos encontramos en las mazmorras que nos podrán en bastantes apuros, el diseño de niveles y enemigos, sobretodo jefes finales y sin lugar a dudas, poder jugar en modo cooperativo con amigos, ya sea en local o a través de Internet.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140914100514

Si somos de los raritos que no queremos tener contacto con el mundo exterior, tendremos aliados con IA propia. Los llamados contratos son alianzas con guerreros que encontramos a lo largo del juego. Si completamos su particular misión, podremos aceptarlo como compañero de viaje y podremos llevar hasta tres compañeros simultáneamente para que nos acompañen en nuestra misión para salvar el mundo mientras escuchamos sus irrelevantes historias personales.

Follow the Reaper

Diablo III Reaper of Souls Ultimate Evil Edition incluye como juego base Diablo 3, claro, pero además y haciendo gala en su portada, incorpora la expansión Reaper of Souls donde nos tenemos que enfrentar a la mismísima muerte en un quinto e inédito episodio. Tras vencer a Diablo y encerrar a sus secuaces en el cristal de alma negra, este ente legendario se hace con el poder absoluto de la pierda y acomete contra la humanidad, siendo el héroe que ha derrotado al señor de los infiernos el único con el poder suficiente para plantar cara a esta nueva amenaza. Además de la campaña que nos da hasta ocho horas más de aburrida diversión, contará con otros extras muy interesantes.

Una nueva clase llega con la expansión de Blizzard, es el Cruzado y estará disponible desde el inicio de la aventura. Este nuevo personaje, además de tener una fuerza bruta envidiable, podrá lanzar poderosos milagros que lo hará muchísimo más temible en los nuevos parajes del Acto V. Además, se desbloquea el límite de niveles para poder llegar hasta el nivel 70 (entre comillas), donde conseguiremos nuevas habilidades activas y sobretodo, pasivas para plantar cara en modos superiores como el modo Aventura o visitar las Grietas Nephalem. Pero vamos por partes.

Por un lado, el modo Aventura es un nuevo modo donde se abre el mapa al completo para que visitemos lo que nos de la real gana, sin restricciones; máxima libertad de movimiento. En este modo podremos destruirlo absolutamente todo. Además, podremos realizar misiones de recompensa donde tenemos un objetivo concreto al que hay que liquidar, a cambio, recibiremos jugosas recompensas. Vamos, que somos Los Miami de Tristán.  Por otro lado, tenemos las Grietas Nephalem y son mazmorras generadas aleatoriamente que nos ofrecerán una experiencia única y exclusiva en cada visita. Como no podía ser de otra manera, esto nos permite conseguir oro, equipo y experiencia como si nada.

Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition (Español)_20140916184845

Para rematar la faena, Blizzard añade dos mejoras en mecánicas ya existentes. Por un lado el Sistema de Progresión Paragon 2.0 y por otro, el sistema de Loot 2.0. El primero trata de un sistema de puntos que se otorgan una vez se haya alcanzado el nivel máximo de nuestro héroe. Para ir mejorando en los modos más experimentados, los puntos Paragón se pueden vincular a nuestro héroe para no parar de mejorar sus parámetros con artefactos legendarios. Previamente, el paragón original solo permitía llegar a nivel 100, ahora no hay límite. El sistema de Loot 2.0 es un sistema inteligente donde los objetos que son lanzados por nuestros enemigos tienen alta probabilidad de que sean ideales para nuestro personaje. No tiene demasiado sentido que tengamos equipo u armas de otras clases más allá que para venderlos.

Si por modos no será, ni clases, ni mejoras, que Blizzard tiene que añadir nuevos artesanos.  Con la expansión Reaper of Souls disfrutaremos de los servicios de La Mística, que permitirá customizar nuestro equipo de una forma totalmente inédita.

Conclusión

La saga Diablo tiene un renombre especial en PC, es como la vaca sagrada (pese a tener versión en PSX) de esa plataforma, pero Blizzard no está por la labor de dejar escapar a un público tan masificado como es el de consola, y mucho menos a todos aquellos que ya hemos dado el salto a PS4 y Xbox One. Si la llegada a la pasada generación ya supuso un ataque directo a los principios de la franquicia, con la llegada de esta Ultimate Evil Edition se abre definitivamente la veda a futuros lanzamientos de la saga. Y sin duda, han hecho un gran trabajo, lo han consolizado sí, pero bendita consolización.

Este Diablo 3 mejorado ofrece una acción directa, rápida, con un lore simple y sin demasiadas explicaciones de qué y porqué. Es un título que no te obliga a estudiar prácticamente nada, todo va de la mano gracias a los atajos en todos los mecanismos de personalización y asignación de nuestro personaje. Tan frenético es que juega en su contra, aburriéndonos soberanamente con un gameplay que no da para más. El componente multijugador es una baza para paliar este punto. Jugar en compañía siempre es mucho más divertido y en este título lo vamos a notar mucho. Por otro lado, los modos de juego más exigentes una vez terminado el juego nos aseguran retos más exigentes, jugar cerca de 20 horas tiene al final su recompensa.

Y no quería cerrar este análisis sin aplaudir la influencia que ha tenido World of Warcraft en la compañía, algo que no lo va a borrar nadie. Los elementos en común con el MMORPG más famoso de todos los tiempos siguen patentes en todos y cada uno de los elementos del juego, desde distinción de equipo por clases, monstruos “líderes” con acólitos más poderosos a su alrededor, nombres de los objetos absurdos, ranuras de equipo, encastar joyas, trabajos (pasivos aquí, eso sí)… Un sinfín de elementos que nos suenan y que hemos interiorizado, no solo nosotros, si no multitud de compañías que han seguido ese mismo patrón como referencia, ha creado escuela, ha sentado las bases del juego de rol occidental, lo hemos visto en Borderlands, Amalur y en Diablo 3 no podían dejar escapar la oportunidad de aprovechar toda esa convención histórica que ellos mismos han creado. Por lo tanto, punto positivo a esto.

Nos consolamos con:

  • Acción directa y sin complicaciones
  • Toneladas de enemigos y exploración completa de mazmorras
  • El apartado artístico es impecable
  • Muchos modos de juego
  • No requiere conexión constante a Internet para jugar
  • Muy optimizado para jugar en compañía, en local o a través de Internet
  • ¡Benditas cinemáticas!

Nos desconsolamos con:

  • Tanta simpleza aburre, se vuelve todo muy monótono y repetitivo
  • Pocos jefes finales
  • Doblaje terrible
  • Historia simple y sin alicientes ni giros argumentales sorprendentes
  • Poca personalización de nuestro personaje
  • No hay tienda de subastas con dinero real (no se si esto es realmente malo)

Ficha

  • Desarrollo: Blizzard Entertainment
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 19/08/2014
  • Idioma: Español
  • Precio: 49,99€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *