9

Devil May Cry 5

Devil May Cry 5

Una de las sagas más queridas de Capcom es Devil May Cry, ya que la entrega original, pese a nacer como un experimento fallido de Resident Evil, logró sentar las bases para multitud de hack and slash, además de ofrecer un universo con una personalidad arrolladora. Por desgracia, la franquicia ha tenido un recorrido bastante peculiar, pasando por una segunda parte desastrosa a todos los niveles, una tercera entrega que a día de hoy sigue siendo la mejor de toda la franquicia, una cuarta parte que se quedó a medias y un reboot que no gustó a la mayoría de seguidores por sus cambios estéticos.

Por suerte, Capcom está ahora mismo “on fire”, publicando juegazo tras juegazo, y recuperando la esencia de todas sus franquicias que parecían algo muertas, pero que como suelen decir, sólo estaban de parranda. Así ha ocurrido con Resident Evil gracias a la séptima entrega y el remake del segundo juego, Monster Hunter: World que se ha convertido en la entrega de la franquicia más vendida, o Mega Man 11, al entender por fin qué es lo que hace brillar a la franquicia. Ahora es el turno de Devil May Cry 5 de hacer resurgir a su saga, ya que los demonios pueden llorar, pero en este caso de alegría, porque Dante, Nero y compañía han vuelto por la puerta grande.

Reajustando la línea temporal

A nivel argumental, Devil May Cry 5 avanza el universo clásico de la franquicia, olvidándose del mundo presentado en DmC Devil May Cry, pese a todo el potencial que éste tenía con el tema de los ángeles, el limbo y demás. Esto puede parecer una barrera de entrada a nuevos usuarios deseosos de reventar demonios con mucho estilo, pero nada más lejos de la realidad, ya que la trama nunca ha sido el foco de atención, sino más bien un vehículo para hacernos disfrutar con los geniales personajes, y eso vuelve a ocurrir. De hecho, podemos ponernos al día rápidamente con un vídeo-resumen desde el menú principal, que nos muestra además cómo Devil May Cry 2 ahora va antes de la cuarta entrega a nivel cronológico, lo cual no tiene sentido… Pero es un poco como hacer que esta desastrosa secuela no existe, lo cual me parece más que acertado.

Devil May Cry 5

En esta ocasión, un brote demoníaco como nunca antes se había visto aparece en una ciudad que no es Londres, pero que lo parece, así que Dante, el joven Nero y el misterioso V tendrán que aunar fuerzas para acabar con el árbol demoníaco conocido como Qliphoth y a su dueño, el demonio conocido como Urizen. Todo parece ser la típica excusa para ofrecernos más acción, pero por suerte, Devil May Cry 5 hace progresar a los personajes de diversas formas, además de introducir a nuevos héroes que se tienen que convertir en fijos sí o sí.

La mejor evolución la podemos comprobar en Nero, que ya no es un crío estúpido y algo hostiable como en Devil May Cry 4, sino que ahora ha cogido bastantes rasgos de la personalidad de Dante, al mismo tiempo que evoluciona a lo largo del juego. El propio Dante sigue siendo espectacular como Dante, mientras que el nuevo héroe, V, logra un genial equilibrio entre lo “edgy” y lo molón. Aunque la incorporación estrella es sin lugar a dudas Nico, la armera del equipo de cazademonios y que llegaría hasta el fin del mundo con su furgoneta con tal de llevarte unos nuevos juguetitos. Es una pena que Lady y Triss se queden de lado, pero con tal elenco, estaba claro que alguien debía de perder algo de protagonismo.

Al final, cuando se explica todo sobre el Qliphoth, es cierto que se entra en territorio más que explorado por la franquicia a estas alturas, pero no importa, ya que todo es loco, divertido y explosivo, además de dejar la puerta abierta para explorar por fin algo nuevo en Devil May Cry 6. Lo mejor de la trama es que se cuenta por medio de unas escenas de vídeo que quitan el hipo, donde se demuestra el poderío técnico del juego, además de ofrecer unas escenas de acción sencillamente brillantes.

Devil May Cry 5

Pull my Devil Trigger

Como decía antes, en Devil May Cry 5 el énfasis está claramente en sus mecánicas jugables, y aquí notamos el esfuerzo de Capcom, que se recompensa en ofrecer la mejor experiencia de toda la franquicia, superando incluso a la del todavía increíble Devil May Cry 3. El protagonista principal vuelve a ser, más o menos, Nero, al igual que en Devil May Cry 4. Sin embargo, ahora no jugaremos toda la aventura con él para luego completar los mismos niveles con Dante, sino que todo se ha estructurado mejor, de modo que iremos saltando de forma orgánica entre los tres personajes jugables de esta entrega: Nero, Dante y V.

Nero se controla prácticamente igual que en la cuarta entrega, por lo que sólo dispone de dos armas: su revólver de doble cañón y la espada con el manillar de moto. Lo que ha perdido es su brazo demoníaco, pero a cambio, Nico le ha preparado los Devil Breakers, o lo que es lo mismo, brazos biónicos. En esencia, nos permiten realizar lo mismo que el brazo demoníaco: atraer a los enemigos y realizar un ataque especial. La principal diferencia es que ahora dispondremos de diferentes tipos de brazos, de modo que cada brazo tiene un ataque o funcionalidad distinto.

Tenemos desde el brazo más básico que emite un ataque sencillo, a otros que potencian nuestra maniobrabilidad aérea, otros que nos dan acceso a nuevos combos al potenciar las armas, otras que crean burbujas que ralentizan a los enemigos y mucho más. La gracia es que los brazos no se pueden intercambiar al vuelo, sino que serán limitados y estarán fijos hasta que desechemos el actual, algo que podremos usar para crear un item explosivo perfecto para salir de una situación complicada. También podremos sobrecargar el brazo para lanzar un ataque más poderoso de lo normal, pero entonces éste se destruirá. O si lo estamos usando pero somos atacados, entonces también perderemos el brazo.

Devil May Cry 5

Esto hace que los Devil Breakers sean los consumibles más importantes de todo Devil May Cry 5, ya que no disponer de ellos supondrá no atraer a los enemigos ni tener más opciones de crear grandes combos, lo cual nos puede perjudicar bastante. Aunque habrá bastantes brazos por los niveles, si no vamos con cuidado, nos tocará adaptarnos al brazo que encontremos en vez de al que cogimos antes de empezar un nivel. Esta mecánica aporta una gran variedad a Nero que antes le faltaba, y le hace un personaje infinitamente más divertido de controlar.

La nueva incorporación que desde Capcom han clavado es V, que no lucha directamente, sino que invoca a tres bestias demoníacas para luchar por él. Esto puede sonar extraño, pero en esencia, con un botón daremos órdenes de ataque a distancia a nuestro cuervo, mientras que con otro, usaremos a nuestra pantera. El Devil Trigger de V le permite invocar una bestia enorme sobre la que podemos subirnos, para tener un mayor control sobre ella y desatar el caos en el campo de batalla.

A pesar de que las bestias hacen todo el trabajo sucio, V luego debe atacar cuerpo a cuerpo a los enemigos cuando están en un estado mortal para acabar con ellos definitivamente, lo que nos obliga a incorporarnos algo a la acción. Sin embargo, mientras las bestias luchan, podemos hacer burlas sin problemas, o incluso sacar un libro de poesía para aumentar más nuestro medidor de Devil Trigger. Es un estilo de combate que, por lo general, es sencillo y hace que sea fácil obtener las mejores calificaciones de estilo, pero vaya si no es divertido, y sobre todo, una de las mejores novedades de todo Devil May Cry 5.

Devil May Cry 5

El último héroe en discordia es el propio Dante, que me sigue pareciendo el mejor personaje para controlar. Como en las anteriores entregas, el héroe dispone de 4 estilos entre los que podemos cambiar al vuelo con la cruceta del mando, y que nos permiten potenciar la movilidad, los ataques cuerpo a cuerpo, los ataques a distancia o los contraataques. A su vez, podemos rotar entre todas las armas que tengamos por medio de los gatillos, de modo que podemos pasar de usar la espada Rebellion a los guanteletes Barlog en un mismo combo, para acercarnos a un enemigo lejano disparando con las pistolas Ebonny & Ivory, y luego rematar de un buen escopetazo. Todo de forma fluida sin ningún menú, lo que hace a Dante el héroe más versátil de Devil May Cry 5.

Lo mejor de todo es que las nuevas armas y habilidades que obtenemos son sencillamente increíbles. En la parte del cuerpo a cuerpo, quiero destacar la moto que podemos dividir en dos espadas pesadas, porque es loco y brillante al mismo tiempo. En la parte de a distancia, tenemos el sombrero Faust, porque sí, es un sombrero con el que disparamos mediante increíbles pasos de baile para lanzar gemas rojas, para a cambio intentar obtener más gemas rojas. Todo suma para que Dante mole más que nunca, eso que siempre ha sido lo más.

Dante debe morir

Gracias a la estructura de la campaña, iremos alternando entre los tres personajes, y en alguna ocasión, podremos elegir a cuál usar para afrontar la misión que nos toca. Todos ellos comparten el nivel de vitalidad y de Devil Trigger (cuando corresponda), pero no las técnicas, por lo que las gemas rojas son clave, para así poder comprar todos los movimientos para cada arma o habilidad. También hay un pequeño sistema online, por el que podemos ver a otros jugadores de fondo cuando los caminos de los héroes se han separado, pero es algo más anecdótico que otra cosa, con que espero que implementen un cooperativo online de verdad en el Palacio Sangriento.

Devil May Cry 5

Sin embargo, en Devil May Cry 5 las gemas rojas son más importantes que nunca, ya que tienen un doble propósito: comprar mejoras o revivir. En esta entrega, se han eliminado los objetos curativos, por lo que la única forma de curarnos es mediante gemas verdes que haya por el escenario o al derrotar a otros enemigos. En teoría, esto debería de hacer el juego más complicado, pero en la dificultad estándar, de hecho nos encontramos ante una propuesta bastante sencilla. Apenas morí 3 veces en los 20 niveles, y tampoco es que sea un hacha. Pero tranquilos, que en los siguientes niveles de dificultad, hay un verdadero reto para los usuarios más hardcore.

Al acabarse la vitalidad, a nuestro personaje le dará como un “achaque”, y nos darán tres opciones: revivir usando gemas rojas, revivir usando gemas doradas (que se encuentran fácilmente y además nos dan una diaria), o volver al anterior punto de control. Es algo que podría asustar, ya que grita a microtransacciones, algo que de hecho, hay (se pueden comprar gemas rojas), pero por suerte, todo está muy bien equilibrado para que no lo necesitemos, y desbloqueemos habilidades a un buen ritmo con las gemas que se obtienen dentro del propio juego.

Lo bueno de este sistema es que así cualquiera puede disfrutar a Devil May Cry 5 y fliparse un poco, porque el objetivo puede ser completar cada fase, pero si lo hacemos con la mayor cantidad de puntos de estilo, mejor. Así que, se trata de otra capa de dificultad que se suma a la de los estilos: ¿jugamos con estas resurrecciones o vamos a lo clásico de volver a los puntos de control?

Devil May Cry 5

El uso de estas gemas o no repercute obviamente en la duración global del juego. En la dificultad estándar, Devil May Cry 5 me ha durado alrededor de 8 horas. Lo bueno es que estamos ante una obra increíblemente rejugable. Por un lado está la meta de conseguir una S en cada fase, lo cual nos llevará un tiempo. Luego está el encontrar las misiones secretas, superar los diferentes niveles de dificultad y el Palacio Sangriento cuando se añada el 1 de abril de forma gratuita. De hecho, Devil May Cry 5 pide a gritos volver a ser jugado, ya que incluso al final de la aventura conseguimos nuevas habilidades que nos permiten disfrutar de anteriores niveles de otra forma, añadiendo todavía más profundidad y opciones al sistema de combate, haciendo que podamos disfrutar todavía más la segunda, tercera y las demás vueltas que le demos al juego.

En la variedad visual estaría el gusto

Pese a todo lo que me ha enamorado el sistema de combate, hay una pega que le pongo a Devil May Cry 5: el diseño de niveles a nivel artístico. Los primeros niveles nos hacen explorar (de una forma muy lineal, eso sí) una zona urbana, bebiendo en parte del genial DmC Devil May Cry, y añadiendo el toque japonés de tentáculos, demonios y demás. Por desgracia, cuando entramos al Qliphoth, la variedad visual se va al traste, ofreciendo niveles que se parecen demasiado entre sí. Es lo único en lo que me parece un paso atrás respecto a la obra de Ninja Theory, ya que pese a todas las pegas que los fans le puedan poner por el tratamiento de Dante y demás, es innegable que artistíticamente era increíble.

Lo bueno es que todo lo demás del apartado técnico es sobresaliente. El RE Engine no solo le sienta como un guante a Resident Evil, ya que incluso con la acción frenética de Devil May Cry 5, el resultado obtenido por Capcom es digno de elogio. Para empezar, los modelados de los personajes y sus animaciones son soberbias, con unas expresiones faciales que quitan el hipo, sobre todo en las cinemáticas, donde el motor luce todavía mejor. Aun así, lo importante es al jugar, manteniendo unos 60 FPS estables la mayoría del tiempo, en unos combates llenos de efectos, elementos interactivos y movimientos de lo más locos. Es todo un espectáculo para la vista, con montones de detalles fantásticos, como una sonrisa clara en la cara de Dante cuando lanzamos el último ataque de un combate, unas burlas increíbles y unos enemigos a los que podemos leer, para entender mejor el combate.

Devil May Cry 5

El sonido no se queda atrás lo más mínimo. Aunque con este título Capcom rompe la racha de doblar sus juegos al español, el trabajo de los actores en inglés es prácticamente perfecto, dotando a cada personaje de una gran personalidad para acompañar sus acciones. Lo más destacable, aun así, es la banda sonora, llena de temazos que nos hacen disfrutar todavía más de las peleas, y que hasta reacciona de forma dinámica según nuestro nivel de estilo, de modo que cuanto mayor sea nuestro estilo, mayor será el acompañamiento musical. Es algo que nos motiva a hacerlo mejor de lo que lo estamos haciendo. Además, ya solo con la canción de “Pull my Devil Trigger” en el apartado sonoro me tenían ganado, y no es más que la punta del iceberg.

Conclusión

Capcom se ha vuelto a salir una vez más, demostrando que su resurgir es una realidad, y el de Devil May Cry también. Hasta ahora, siempre había defendido que Devil May Cry 3: Dante’s Awakening era el mejor juego de la franquicia, pero ahora éste ha sido destronado de forma brutal por Devil May Cry 5. Puede que la historia sea familiar para los fans de la saga, pero a nivel de mecánicas, estamos ante uno de los mejores hack and slash que hay.

El nivel de accesibilidad y al mismo tiempo de profundidad con los tres personajes, a medida que luchamos contra los demonios, los geniales jefes finales y cualquier cosa que se nos ponga por delante. Las señas de identidad de la franquicia se han mantenido a la perfección, para que se siga sintiendo como Devil May Cry y no como Bayonetta, lo que nos permite disfrutar por igual los estilos de juego de Capcom y de Platinum Games por separado.

Resumiendo, Devil May Cry 5 se corona como uno de los mejores juegos de este 2019, uno de los mejores hack and slash y la mejor entrega de la saga. A poco que os guste la acción y queráis sentiros como el puto amo mientras reventáis demonios a diestro y siniestro, esta entrega no puede faltar en vuestra colección. Viendo cómo Capcom tiene su “mojo” a tope, ya estoy deseando ver qué más aventuras de Dante y compañía nos esperan en el futuro.

9

Nos consolamos con:

  • Tres personajes con estilos de juego muy diferentes pero increíbles
  • Gran profundidad, pero mediante diferentes niveles de accesibilidad
  • Técnicamente es para quitarse el sombrero, entre los gráficos y la fantástica banda sonora
  • Rejugable y completo a más no poder

Nos desconsolamos con:

  • El diseño de niveles en el plano artístico podría ser más variado o llamativo
  • No está doblado al castellano como los demás juegos recientes de Capcom
  • La historia es demasiado familiar a poco que hayamos jugado a otras entregas

Ficha

  • Desarrollo: Capcom
  • Distribución: Capcom/Koch Media
  • Lanzamiento: 08/03/2019
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 59,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *