8

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy – Versión Nintendo Switch

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

El año pasado, el marsupial más famoso de los videojuegos regresó por la puerta grande gracias a la remasterización/remake de sus tres entregas originales, que fueron las que le dieron la fama, y fácilmente, las mejores de toda la franquicia, a falta de Twinsanity o, cómo no, Crash Team Racing, que ya va siendo hora de recibir el mismo tratamiento. Sin embargo, este gran trabajo de remake se quedó solo en PS4, gracias a un contrato de exclusividad con Sony.

Con esta exclusividad temporal terminada, es el momento que el resto de usuarios puedan disfrutar de Crash Bandicoot N.Sane Trilogy, al mismo tiempo que estas tres primeras aventuras se publican por primera vez en consolas que no son de Sony. Hace un año mi compañero Ricard os comentó su opinión sobre esta trilogía, y ahora, tras completarla nuevamente en su versión de Switch, es el momento de comprar impresiones, además de ver qué tal luce esta versión respecto a las demás, al ser la más interesante gracias a su portabilidad, pero al mismo tiempo menos potencia. ¿Seguirá la esencia de Crash conquistando tanto como hace años, o se ha quedado algo anclada en el tiempo?

No me voy a andar con rodeos, y voy a decir lo que muchos compartimos: el primer Crash Bandicoot es un mal juego. Puede que mi vena de fan de Spyro pueda parecer que odio al marsupial porque sí, pero tras volver a jugarlo entero, te das cuenta lo mal que ha envejecido esta entrega, y ni por muchas florituras gráficas que se le pongan van a hacer que luzca mejor. El diseño de niveles es el peor de la trilogía, con niveles frustrantes a más no poder (maldito “Road to Nowhere”), al querer crear una dificultad totalmente artificial. ¿Es imposible? No, pero molesta bastante, ya que el juego requiere muchas veces una precisión que es imposible tener, debido a ciertos cambios en las físicas, y que el diseño original ya estaba planeado para hacerte querer tirar el mando por la ventana. Y bueno, el nivel perdido que se añadió de forma gratuita, “Stormy Ascent”, es todo un ejercicio en autocontrol para no querer matar a Crash de formas más dolorosas de las que se le ocurrirían al Doctor Neo Cortex.

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

En su momento, esta entrega fue la última que jugué, ya que empecé con Crash Bandicoot: Warped, y fui en orden inverso. Esta vez lo he hecho al revés, y se agradece mucho. Por que sí, el primer Crash Bandicoot es mediocre a más no poder, pero por algún motivo, sigue logrando enganchar. Más los primeros niveles que los últimos debido a esa dificultad artificial, pero se nota que era el inicio de algo mejor que estaba por llegar.

En Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back, se nota muchísimo la evolución. El diseño de los niveles es infinitamente mejor para evitar esos picos de dificultad artificial, los jefes finales son más interesantes, la cámara no nos tapa tanto, y hay más variedad en las situaciones que nos proponen. Tanto el primero como el segundo siguen siendo juegos de plataforma muy clásicos, por lo que los saltos son los verdaderos protagonistas. Los niveles de controlar a un jabalí o a un oso polar son la excepción, no la norma, pero estas sorpresas son más frecuentes en la segunda parte, lo que hacen que sea más parte del núcleo jugable de la experiencia. También hay varios niveles en los que usamos un jetpack, incluyendo el jefe final del juego, que son bastante cutres, pero ahora lo más importante de todo es que con Crash 2, la saga deja de enganchar pero frustrar, para divertir y enganchar. En serio, me lo he pasado como un enano encontrando los diferentes secretos de los niveles como las gemas de colores ocultas, intentando llegar a las Rutas de Muerte para otra gema especial, y mucho más. Quitando un par de fases en las que conseguir todas las cajas sí resulta algo frustrante (básicamente cuando nos hacen ir en la dirección opuesta a la que está pensada para el nivel, como en el asqueroso nivel de las abejas), es muy adictivo el ir a por todas las cajas de un nivel mientras esquivamos las molestas cajas Nitro.

Esta evolución se nota todavía más con Crash Bandicoot: Warped, el cierre de la trilogía magistral que coge todo lo bueno de la segunda parte, y lo amplifica a lo grande. Aquí hay más variedad de niveles y escenarios (una pega del segundo capítulo), con nuevos vehículos a pilotar, y hasta fases submarinas que resultan entretenidas, algo poco habitual en los plataformas. Todo para ofrecer el capítulo más redondo y con la dificultad mejor ajustada de todos, ya que es sencillo de completar, pero si queremos conseguirlo absolutamente todo, nos encontraremos ante un buen desafío. Ya que ahora los secretos están mejor ocultos en los niveles, es más satisfactorio encontrarte con ellos. Incluso cuando tenemos que retroceder en un nivel para llegar a una zona secreta, ahora la cámara no supone tanto obstáculo, por lo que toda la experiencia es más satisfactoria.

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

Así que, la calidad de los juegos va claramente ascendiendo de un juego a otro, siendo el punto álgido Warped, donde la esencia de lo que es Crash Bandicoot se encapsula a la perfección. Lo mejor de todo es que, pese a los años que tiene el juego, esta entrega y la segunda han envejecido bastante bien. Esto es especialmente cierto con Warped gracias sobre todo a los potenciadores que dan más oportunidades jugables a medida que vamos completando los mundos.

Una novedad que ha llegado a todas las versiones junto al lanzamiento de estos nuevos ports es el nivel Future Tense, añadido a Crash Bandicoot: Warped, y se trata del primer nivel completamente nuevo desarrollado por Vicariuos Vision. Esta fase es bastante desafiante, pero a diferencia de Stormy Ascent y los demás quebraderos de cabeza del primer juego, estamos ante una fase divertida, que está pensada como desafío para todo lo que hemos aprendido durante la aventura, y resulta muy divertida. Si esto es una muestra de lo que podemos esperar en futuros Crash Bandicoot por parte del estudio, parece que estamos en muy buenas manos.

Algo importante es que los tres juegos se controlan exactamente igual, gracias a unas físicas algo diferentes respecto a los originales. Personalmente, me gustan estas físicas al ser más pesadas, lo que hace algunos jefes más desafiantes y divertidos, como el combate contra Tiny Tiger en la segunda parte. Aunque claro, con el diseño del primer juego, estas físicas juegan malas pasadas, y hacen algunos niveles todavía más desafiantes. Al menos toda la trilogía ofrece una experiencia unificada, siendo la mejor solución posible.

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

Todo lo que he comentado se puede aplicar a todas las versiones, pero la pregunta del millón es cómo luce el juego en Nintendo Switch. A simple vista, parece que el juego se ha adaptado a la perfección sin apenas perder nivel de detalle, ya que el juego luce increíblemente bien. Cuando te fijas, sí que hay ciertos aspectos que han sufrido un bajón, como la eliminación de reflejos en las fases prehistóricas de Warped o en las de hielo de Crotex Strikes Back, pero son sacrificios menores que no empeoran la experiencia. Incluso ahora los tiempos de carga son menores que en el lanzamiento original en PS4 (versión que se ha actualizado para mejorarlos), por lo que la experiencia global es más fluida que hace un año.

Donde sí que hay más pegas en este port para Switch es claramente en la resolución. Cuando jugamos en el televisor, la resolución es de 720p, mientras que en modo portátil se reduce a 480p. Las cifras pueden parecer alarmantemente bajas, pero a la hora de jugar, todo se ve bastante más nítido de lo que debería en ambos modos. No sé si es por el antialising usado, pero cuando jugaba, me olvidaba de las resoluciones al no verse borroso en ningún momento, lo cual es esencial. Además, poder jugar en modo portátil es genial, y el estilo de niveles cortos de Crash Bandicoot funciona muy bien para este modo de juego. Solo por este motivo diría que esta versión es la mejor para jugar, ya que se ve genial, y encima puedes jugar en cualquier lado. Vale, las versiones de Xbox One X y PS4 Pro se ven mucho mejor con sus resoluciones superiores a 1080p, pero si nos centramos en el factor diversión, la portabilidad es un factor importante, al menos para un servidor.

En cuanto al sonido, la música sigue siendo genial, y pese a las pocas voces que hay en todo el juego, me gusta que se hayan doblado. Eso sí, es raro escuchar a Neo Cortex con la voz de Tyrion Lannister o el Espectro de Destiny.

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

Conclusión

El trabajo realizado por Vicarious Visions en Crash Bandicoot N.Sane Trilogy es increíble, ya que los tres primeros juegos de la saga lucen tan bien, que parece que estamos ante juegos completamente nuevos. La primera entrega de toda la franquicia me sigue pareciendo bastante mala en general por culpa de un diseño desastroso que no se lleva bien con las físicas nuevas. Sin embargo, solo por Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes BackCrash Bandicoot: Warped, esta trilogía merece mucho la pena, sea la plataforma que sea.

En este caso, la versión de Nintendo Switch ha sido una sorpresa de lo más agradable, ya que pese a un par de recortes visuales y una resolución en principio bastante baja, el juego sigue viéndose de lujo, y poder jugar en cualquier lado es un punto muy positivo, exclusivo de esta versión. También quiero comentar lo mucho que me ha gustado el nivel completamente nuevo, Future Tense, que nos muestra lo mucho que ha aprendido Vicarious Visions con este remake, y ha hecho que tenga más ganas que nunca de ver el futuro de la franquicia. Así que, si queréis disfrutar de un plataformas nostálgico y no os importa sufrir los orígenes del marsupial, Crash Bandicoot N.Sane Trilogy es de lo más recomendable, ahora en absolutamente todas las plataformas actuales. Eso sí, ahora nos toca esperar con más ganas Spyro Reignited Trilogy, ya que todos sabemos que el dragón morado era el verdadero héroe plataformero de PSX. 

8

Nos consolamos con:

  • El port a Nintendo Switch es bastante bueno, funcionando el juego muy bien en el televisor y en modo portátil
  • Crash 2 y Crash 3 siguen siendo muy buenos, adictivos y divertidos
  • El nuevo nivel nos da muchas esperanzas de que a Crash le espera un brillante futuro

Nos desconsolamos con:

  • La resolución en Switch es bastante baja, lo que puede molestar a más de uno. Personalmente no me ha supuesto un problema, pero el que avisa no es traidor
  • El primer Crash Bandicoot no ha envejecido nada bien, y por los cánones actuales, es mediocre como mucho

Ficha

  • Desarrollo: Remake: Vicarious Visions - Port: Toys for Bob
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: PS4: 30/06/2017 - Xbox One, Switch y PC: 26/06/2018
  • Idioma: Textos y Voces en Castellano
  • Precio: 34,95 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *