6

CounterSpy

CounterSpy

La Guerra Fría es un período con mucha historia debido al conflicto entre EEUU y la Unión Soviética, que tuvo en vilo al mundo entero mientras ambas potencias veían quién era la mejor. Y para ello, el espionaje estaba a la orden del día para robar secretos, estar al tanto de lo que hacía el vecino y demás. Es por eso que me sorprende que, quitando unas cuantas excepciones (Metal Gear Solid 3, Call of Duty: Black Ops), no se haya explotado más este “conflicto” en el mundo de los videojuegos. Por eso, ya me llamaba mucho la atención CounterSpy, un indie desarrollado por Dynamighty que nos pone en la piel de un espía de una facción neutral cuyo único objetivo es evitar que el Imperio Capitalista y los comunistas disparen sus armas nucleares contra la Luna, en un último intento por ver quién es más poderoso.

Sí, es una visión alternativa de la Guerra Fría que nunca llega a mencionar por nombre ambas superpotencias, pero que ridiculiza bastante a lo largo de la aventura, igual que el motivo del conflicto. Es ahí donde CounterSpy brilla con luz propia, ya que la ambientación está lograda a la perfección.

CounterSpy

En un principio, parece que la jugabilidad también va a estar a la altura, gracias a un tutorial realmente bueno. Básicamente, estamos ante un juego de sigilo en 2D, donde de vez en cuando podemos usar coberturas para cambiar el punto de vista y empezar a disparar. Sin embargo, lo ideal para superar con éxito cada misión y lograr la mayor puntuación posible es ir con sigilo, partiendo cuellos por la espalda, matando sin que nos descubran y eliminando las cámaras de seguridad. Además, explorar los escenarios es algo vital, ya que así encontraremos los planes de lanzamiento necesarios para seguir avanzando en la historia, además de fórmulas y planos para obtener nuevas armas y mejoras para el personaje.

Sin duda, al principio estaba alucinando con el juego, porque no te lleva por niveles predeterminados, sino que se generan de forma aleatoria, pudiendo elegir si nos adentramos en una base socialista o en una americana. Esto no afecta a la jugabilidad en principio, pero es algo a tener en cuenta en función del nivel de DEFCON que tenga cada potencia, ya que no conviene hacer saltar las alarmas en una facción con un alto nivel de DEFCON, ya que si alguna llega a su máximo, perderemos la partida.

Luego, en cada facción podremos encontrar más planos para avanzar en la historia, o nuevas fórmulas para ganar dinero o mejorar nuestro equipamiento, lo que en principio suena genial, ya que así no estaremos por las mismas bases una y otra vez. Vamos, que sobre el papel parece que han encontrado con la fórmula perfecta para que no se nos haga la aventura repetitiva.

CounterSpy

Por desgracia, es algo que solo se mantiene en teoría, ya que la creación de niveles aleatorios deja mucho que desear por cómo coloca a los enemigos en él, haciendo que muchas veces al entrar en una sala, sea prácticamente imposible evitar que nos descubran. Entonces toca pasar a los tiroteos, cuyo control es bastante mejorable, y la limitación de tener que estar en una cobertura para poder ver con cierta profundidad nos deja vendidos en muchas ocasiones.

Esto es un problema que se va agravando según avanzamos al introducir a cada vez más enemigos, más fuertes y otros elementos interactivos más en el escenario, lo que hace que al final tengamos que tirar más de tiros que de sigilo. Eso que cuando vamos sin que nos descubran, la sensación es bastante positiva.

Aunque quizá, el mayor problema sea que a pesar de los niveles aleatorios, el juego termina por cansar. Nunca se hace nada nuevo, y los pocos tipos de enemigos tampoco es que afecten demasiado a la jugabilidad. Para seguir con la lista de problemas tenemos su corta duración: en apenas 2-3 horas podremos completar la historia y detener el lanzamiento nuclear. Sí, luego hay dificultades superiores, pero con lo pesado que se termina haciendo el juego, cuesta pensar en volver a repetir todo igual, pero ahora siendo un pelín más difícil. La otra posible motivación es luchar con nuestros amigos para ver quién consigue la mejor puntuación, ya que no hay ningún tipo de multijugador.

CounterSpy

Y es una verdadera pena, porque en lo técnico, el juego es sublime. El estilo visual es muy caricaturesco, burlándose de las ideologías de cada facción con los carteles que hay en sus respectivas bases, y unos gráficos que parecen sacadas de una película de animación. Incluso la música es muy de dibujos animados clásicos, lo cual le da un toque genial. Incluso el sentido del humor es genial, usando bromas y chistes en los diálogos entre nuestro espía y su asociación COUNTER o en cada cartel o los comentarios de los soldados (al menos de los americanos, que el inglés lo domino algo más que el ruso).

Conclusión

CounterSpy tiene todos los ingredientes para ofrecer un gran juego, y sobre el papel suena sencillamente perfecto. Por desgracia, lo único que ha quedado fantástico es todo lo relacionado la ambientación y el apartado técnico, estando la jugabilidad muy por detrás con un sigilo que no funciona por los niveles que se crean y un desarrollo de misiones que termina por hacerse pesado, por no mencionar que la aventura como tal es extremadamente corta.

Así que, los chicos de Dynamighty han clavado varios aspectos y sin duda tienen ideas muy buenas que no han sabido ejecutar demasiado bien. Espero que para su próximo juego aprendan de sus errores, mantengan todos sus aspectos positivos, y entonces podríamos estar ante el indie de calidad que parece que pueden lograr hacer.

6

Nos consolamos con:

  • Ambientación sencillamente perfecta.
  • Apartados gráfico y visual geniales.
  • Que los niveles sean aleatorios…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque eso no evite que el juego se haga pesado.
  • La jugabilidad tiene varios problemas graves, como el mal control en las partes de shooter.
  • Extremadamente corto.

Ficha

  • Desarrollo: Dynamighty
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 20/08/2014
  • Idioma: Español
  • Precio: 12,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *