7

Citadel: Forged with Fire

Citadel Forged with Fire

A pesar de que otros títulos han cogido con fuerza el testigo en lo que a publicidad y notoriedad en los medios se refiere gracias a los ahora llamados eSports, hace unos cuantos años había cierto título que estaba realmente de moda y raro era el PC que no lo tenía instalado y raro era por consiguiente el jugador que no lo haya jugado al menos en su versión gratuita. Hablamos de World of Warcraft. El título de Blizzard sentó las bases de muchas de las propuestas que llegaron después por parte de otras compañías, pero que tenían todas un elemento en común, todos eran juegos de rol multijugador masivos que reunía a cientos de jugadores a la vez completando misiones, ya sea en solitario o en grupo.

A día de hoy esas propuestas siguen existiendo, Blizzard por ejemplo no deja morir en absoluto a su criatura y cada cierto tiempo sale alguna propuesta con mayor o menor éxito, en un sector donde ahora reinan otro tipo de géneros. Los canadienses de Blue Isle Studios se atreven con el MMORPG con Citadel: Forged with Fire que nos traslada a un mundo donde la magia es nuestra principal aliada.

Creando tu propio legado mágico.

Todo comienza con un escaso editor de personajes, las opciones para crear a nuestra representación en el mundo de Ignus se limita a cuatro cosas, tan importantes, como por ejemplo una cabeza. Podemos tocar alguna proporción más y el color tanto de piel, cabello, uñas u ojos, pero las posibilidades son tan escasas que irremediablemente podemos encontrarnos en mitad de una ciudad con tantos personajes iguales a nosotros que parece que estemos en una reunión familiar. Después de esto, es donde empezamos a ver qué nos puede ofrecer Citadel: Forged with Fire gracias a las pequeñas misiones que nos irán dando la primera persona que nos encontramos, y que nos deja desde el primer minuto bien claro que si queremos sobrevivir ahí tendremos que hacerlo por nuestra cuenta y aprender a obtener y fabricar todo lo que necesitamos.

Citadel Forged with Fire

La verdad es que estamos ante un título que me recuerda irremediablemente a Conan Exiles, una tierra donde tenemos que buscarnos la vida completando las distintas misiones, salvo que aquí las noto un poco más integradas que limitarnos a simplemente matar y matar como ocurría en la propuesta de Funcom. Recoge piedras, madera, distintas plantas… todo lo que vemos que podemos obtener tiene un uso en algún momento ya sea fabricarnos un arma, o los elementos necesarios para crear nuestro propio refugio, ver como conseguimos experiencia y puntos con los que conseguir nuevos conocimientos es el verdadero premio a las horas que vamos pasando en este mágico mundo ya sea en solitario o con el resto de los jugadores que habitan cada servidor.

Como ya ocurriera en el titulo anteriormente mencionado, podemos crearnos nuestro propio servidor para jugar de manera individual, ajustar sus parámetros a nuestro antojo ya sea para conseguir experiencia mucho más rápido u otros elementos como la cantidad de daño que hagamos o podamos recibir. Esta es una buena opción si quieres aprender los conceptos básicos de este título antes de lanzarte de lleno a la propuesta online o simplemente buscas jugar a tu antojo, tranquilamente aun a pesar de perderte esa experiencia online. En cuanto a los servidores tanto en modo privado como en modo publico hay que tener en cuenta que nuestro personaje únicamente sirve para dicho servidor, si cambiamos a otro tenemos que empezar de 0 lo que supone un hándicap importante a la hora de querer experimentar otras configuraciones o simplemente al estar dicho servidor lleno. Este es posiblemente uno de los mayores problemas que te podrás encontrar mientras juegas ya que cada servidor puede albergar como máximo a 50 jugadores por lo que o esperas pacientemente a que haya un hueco o directamente te pones a crear personajes y empezar de cero en cada servidor.

Citadel Forged with Fire

Este es ante todo un mundo lleno de magia, pero no una magia tal y como la conocemos ya que no solo las armas o los diferentes ropajes que tendremos a lo largo de nuestra aventura tendremos que fabricarlos, las magias también deberán de ser creadas y equipadas para poder darles un uso mientras combinamos distintas disciplinas de ataque. La verdad, me ha sorprendido bastante el sistema de magia que se ha implementado al título. Nos permite optar por distintas formas de enfrentarnos a los enemigos, ya sea gracias a este poder o bien por la fuerza bruta por lo que prácticamente todos los tipos de jugadores pueden tener su representación en este Citadel: Forged with Fire. Otro de los puntos curiosos de la propuesta es la doma de criaturas que podremos utilizar, por ejemplo, para volar por los cielos. Y que también tienen ese toque de gestión de recursos, ya que mantener a ese monstruito en nuestras filas nos costará objetos cada cierto tiempo, pero sinceramente merece la pena hacer el esfuerzo con tal de surcar los cielos subidos a un dragón, por ejemplo.

Por ultimo y como una muestra más de la posible influencia en este juego de la obra literaria creada por J.K Rowling, tenemos el deporte que puedes practicar junto a tus amigos y que irremediablemente nos recuerda al Quidditch, en donde dos equipos competirán por meter más veces el balón a través de la portería mientras vuelan subidas en escobas.

Citadel Forged with Fire

Su aspecto gráfico deja al título en un nivel bastante aceptable la verdad, sorprende la cantidad de diferentes elementos que hay en pantalla con los que podemos interactuar ya sea golpeándolos, recolectándolos, creando edificaciones… no está nada mal para no tener a una de las grandes compañías del género detrás de él. Y hay un detalle que me ha llamado mucho la atención y es el cómo mueven la boca los diferentes personajes a medida que aquellas personas que los están controlando hablan por el micrófono, da la sensación de estar realmente junto a otros jugadores. Su apartado sonoro tampoco está nada mal y sus melodías nos llevan a ese mundo mágico que pretende ser Ignus. Además, nos llega con textos en castellano, por lo que no tendremos problemas para entender las diferentes misiones de este mágico mundo.

Conclusiones

Citadel: Forged with Fire es un más que decente título MMORPG ambientado en un mundo donde reina la magia, pero que da al jugador la oportunidad también de centrar su aventura en el uso de la fuerza bruta. Un título donde el crafteo es una de las bases angulares para el progreso y el disfrute de todo lo que puede ofrecer pero que lamentablemente tarda un poco en arrancar y en meter al jugador en situación.

Nos consolamos con:

  • Las opciones de crafteo de todos los elementos del juego.
  • El poder domar y montar distintas bestias.
  • Llega en castellano.
  • Que los personajes muevan la boca si el jugador habla a través del micrófono.

Nos desconsolamos con:

  • Tarda bastante en arrancar, los primeros compases son un tanto aburridos en especial para los veteranos.
  • Aunque visualmente no está nada mal, en pleno año 2019 se le pide algo mas en este apartado.

Ficha

  • Desarrollo: Blue Isle Studios
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 01/11/2019
  • Idioma: Textos en castellano
  • Precio: 39,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *