9

Call of Duty: Black Ops 4

Call of Duty: Black Ops 4

Uno de los aspectos por los que la saga Call of Duty se ha hecho tan popular en los últimos años es sin duda su modo online. Aunque todas las entregas han contado con campañas muy al estilo de los Blockbuster de Hollywood, contando con bastantes actores de renombre en sus últimas entregas para encarnar a los protagonistas, la gran mayoría de los usuarios se centraba en su multijugador.

Este es seguramente uno de los motivos por los que Activision y Treyarch han querido romper el trío de pilares típico de los últimos juegos de Campaña, Multijugador y Zombies, al eliminar por completo el modo Historia de Call of Duty: Black Ops 4, y en su lugar, ofrecer la experiencia multijugador más completa vista hasta la fecha en la saga. En su anuncio, el juego no terminó de cuajar entre todos los usuarios (siempre defenderé las campañas de la franquicia), pero con sus betas, poco a poco nos fue conquistando. Sin embargo, ha llegado la prueba de fuego con el lanzamiento final. ¿Le ha salido bien la apuesta a Call of Duty de poner toda la carne en el asador en su faceta online, o se queda algo coja esta entrega frente a capítulos anteriores?

Multijugador – Call of Overwatch

Como ya pudimos comprobar en la primera beta durante el verano, el multijugador “tradicional” de Call of Duty: Black Ops 4 presenta bastantes novedades respecto a años anteriores, y la mayor de todas es el sistema de Especialistas, o mejor dicho, su énfasis en las diferencias entre los diferentes personajes. Ya había Especialistas en Black Ops III, pero eran más bien skins con una habilidad definitiva, sin tener una habilidad activa útil durante toda la partida. Esto acerca la saga un poco al Hero Shooter, con ciertos toques de Overwatch bastante claros. Es por eso que quizá, la primera parada que debamos hacer es el Cuartel General.

Call of Duty: Black Ops 4

En esta parte tendremos un tutorial para cada uno de los 10 Especialistas con los que se pone a la venta el juego, con más en camino en los DLCs que acabarán llegando más pronto que tarde. Es bastante curioso, porque no estamos ante un tutorial y ya, sino que todo está contextualizado en una historia dentro del universo Black Ops. Básicamente, seguimos a una de las descendientes de Mason (la familia protagonista de esta sub-saga), que es multimillonaria y decide formar un equipo con los mejores soldados del mundo, tras la muerte de una de sus familiares. Hay un ligero hilo argumental que iremos descubriendo a medida que acabamos los tutoriales, además de descubrir más sobre el pasado de cada Especialista. Las escenas de vídeo que narran la historia de cada uno están muy bien, y esto me fastidia un poco. ¿No podrían haber metido una mini-campaña de dos-tres horas que también sirviera como tutorial, pero al menos hacerlo todo más entretenido?

Porque para qué nos vamos a engañar, por mucho que el personaje de Woods nos vaya diciendo las características de cada personaje en los tutoriales, tras tres Especialistas explorados ya nos habremos cansado bastante. Lo peor es que después del tutorial, tendremos que acabar una partida contra Bots con dicho Especialista, como una especie de examen. Hasta que no acabemos esa partida de prueba, no desbloquearemos más de la historia, por lo que al final es fácil dejar de lado esta parte de Call of Duty: Black Ops 4, por mucho que nos interese la historia del universo que ha creado Treyarch. Al menos, para los novatos en la saga, esta parte les vendrá de perlas para conocer los diferentes modos de juego, con que algo es algo.

Quitando el tema de los Especialistas, hay otro cambio sutil pero importante: ahora todos los usuario cuentan con 150 puntos de vida, que no se regenera, sino que hay que curarse activamente con un ítem que se recarga cada pocos segundos. La mayor cantidad de vida hace que no muramos tan pronto como antes, pero sin llegar a ser esponjas de daño. Es un pequeño ajuste que hace los tiroteos más interesantes, sobre todo por el sistema de curación. Acabar con un enemigo y curarnos es una estrategia válida, pero igual durante la animación de curación nos topamos con otro rival que nos puede aniquilar sin que podamos hacer nada. Por el contrario, si no nos curamos, nunca recuperaremos la vida, creando situaciones intensas que le quedan de lujo al título.

Call of Duty: Black Ops 4

Gracias a esta mayor salud y a los Especialistas, el ritmo de las partidas de Call of Duty: Black Ops 4 es similar al típico de la saga, pero al mismo tiempo, cambia. Para empezar, estamos ante la entrega de la saga en la que más se recompensa el trabajo en equipo, pero sin que sea una necesidad. Las habilidades de los personajes no solo ayudan al propio usuario, sino que también pueden beneficiar a todo el equipo. Por ejemplo, Crash puede soltar un paquete de munición como habilidad activa, que además ofrece munición dorada, que hace más daño; y luego con su habilidad definitiva, es capaz de curar a los aliados cercanos y ofrecer 50 puntos de salud adicionales. Todo esto lo podemos usar cuando a nosotros nos interese, pero lo más probable es que haya cerca algún aliado que se vea beneficiado, y nosotros obtendremos más puntos a cambio.

Lo mismo ocurre con Seraph, que puede colocar una baliza de reaparición para cuando muramos, aparecer en esa baliza, que puede estar cerca de un objetivo estratégico importante.  Si vemos que un compañero saca su escudo balístico, entonces puede servir para iniciar una ofensiva, al colocarte detrás, ya que te va a cubrir mejor que un muro, y así atacáis los dos. Todo esto sin la necesidad de comunicarte con nadie más, sino que son sinergias que ocurren en el equipo sin que te des cuenta.

Esto me ha encantado, ya que no rompe con la posibilidad de seguir jugando a Call of Duty: Black Ops 4 como un lobo solitario que se centra solo en matar o cumplir el objetivo de turno, y al mismo tiempo, de esta forma recibimos diferentes beneficios por nuestros compañeros. Si preferimos ir así por libre, hay otros Especialistas más recomendados, como Battery, gracias a sus granadas de racimo o su potente lanzagranadas; o Ruin con su pistola-gancho para colocarse en la retaguardia de los enemigos, sobre todo cuando estén en posiciones elevadas.

Call of Duty: Black Ops 4

Si todo este tema de las habilidades activas no nos convence, podemos usar algún objeto en vez de dicha habilidad, como una granada tradicional o un cóctel molotov. Pero claro, estos objetos son de alto nivel, con que tendremos que ganarnos la posibilidad de elegir. Aun así, el ritmo de progresión de Call of Duty: Black Ops 4 es excelente, gracias a todos los desafíos generales, de armas, las medallas que recibimos, etc. Las opciones de personalización nos permiten hacer lo que queramos, tanto en nuestro equipo como con las rachas de puntuación, que nuevamente, benefician tanto al que mata como al que da apoyo o completa los objetivos, lo cual me sigue pareciendo un acierto.

En cuanto a los modos de juego, hay para dar y tomar. Tenemos los tradicionales como Dominación, Baja Confirmada, Duelo a Muerte y Duelo a Muerte por Equipos, etc. Un modo completamente nuevo, y que se ve beneficiado por el mayor énfasis en el trabajo en equipo, es Atraco. Estamos ante un modo muy similar al tradicional de Counter-Strike, donde en cada ronda no hay reapariciones, y tenemos que usar dinero obtenido en las rondas anteriores para comprar armas, equipo, ventajas o armadura. El objetivo consiste en llevar una bolsa de dinero a un punto de extracción, lo que nos dará más beneficios de cara a las siguientes rondas. Este modo es muy divertido, y gracias a las habilidades de apoyo entre Especialistas, los modos que son de 5 vs 5 y no tienen ningún tipo de reaparición, logran ser más divertidos e intensos que nunca.

Un motivo por el que Call of Duty: Black Ops 4 funciona tan bien en el multijugador es por sus mapas. Hay 14 en total, con unos pocos que son versiones modificadas de mapas anteriores, pero que funcionan todos estupendamente bien. El diseño se ve beneficiado por no tener tantas paredes por las que correr ni nada por el estilo, pero aun así, son bastante verticales, con recovecos, torres, ventanas por las que subir, etc. Se nota que hay puntos de los niveles en los que algún personaje puede aprovechar mejor sus habilidades que otros, pero de nuevo, esa es la gracia de esta entrega: descubrir los puntos fuertes de nuestras habilidades para alzarnos con la victoria o ayudar al equipo. Al final, el multijugador de Call of Duty: Black Ops 4 es brillante, y es de los que más me ha enganchado en bastantes entregas, independientemente del modo en que jugara, y sé que voy a seguir jugando mucho más una vez haya publicado este análisis.

Call of Duty: Black Ops 4

Zombies – Del Titanic al Coliseo Romano

Aunque los tres estudios que se van turnando en la saga Call of Duty han incluido algún tipo de modo Zombies, los que crearon el modo y ofrecen más calidad suelen ser los chicos de Treyarch, algo que se han aplicado a lo grande en Black Ops 4. Por primera vez, tenemos de lanzamiento tres mapas muy diferentes entre sí, y un cuarto si tenemos el Pase de Temporada (esto de DLCs el día de lanzamiento de esta magnitud me parece horrendo), junto a varios modificadores para ofrecer la experiencia de Zombies más completa hasta la fecha.

Para empezar, tenemos dos mapas de la nueva historia que comienza en esta entrega. Al parecer, hay un hilo narrativo entre los mapas de Zombies de las anteriores entregas de Black Ops, aunque nunca me he enterado muy bien de dicho argumento, al centrarme más en superar oleadas que descubrir hasta el más pequeño secreto de los mapas. Por eso, está bien un poco de borrón y cuenta nueva, aunque uno de los tres mapas disponibles continúa con la anterior trama, para los más nostálgicos.

La nueva historia se centra en un grupo de personajes de lo más variopinto que traslada su conciencia (o eso parece ser) a diferentes lugares del tiempo. Esto da lugar a mapas tan extravagantes como IX, donde luchamos contra los no-muertos en mitad de un Coliseo Romano; o Travesía Infernal, donde descubrimos que el Titanic se hundió por culpa de un iceberg y de los zombies, claro está.

Estos dos nuevos mapas están llenos de detalles, objetivos secundarios y secretos. Sin embargo, me gusta cómo es todo bastante más visual, al poder ver de un vistazo qué partes del escenario son puertas a abrir con puntos, y cuáles se tienen que abrir mediante un objetivo secundario o por otra zona del mapa. Esto hace la exploración bastante más satisfactoria. Incluso el mapa del Titanic nos guía a un objetivo inicial, para que nos familiaricemos un poco con el tema de los objetivos, y para abrir todavía más el nivel. Porque sí, estamos ante fases gigantescas, ya sea más a lo largo o en plan circular, ofreciendo estilos de combate algo diferentes en ambos mapas. Por ejemplo, en la fase del Coliseo hay multitud de catacumbas y trampas variadas, junto a Tigres Zombie, mientras que en Titanic podremos visitar la proa, la popa, los compartimentos de los viajeros, la bodega de carga, etc. Aquí incluso podemos combatir bajo el agua, mientras buscamos las piezas para el escudo balístico, los elementos que nos hacen progresar en la trama dentro de la partida, descubrir cómo activar el portal que mejora nuestras armas a cambio de puntos, etc. El mapa de la anterior trama, Sangre de los Condenados, es una especie de remasterización del mapa de Alcatraz, con aspectos conocidos y otros ligeramente diferentes, para disfrutar nuevamente de uno de los mapas más queridos de la comunidad de Zombies, y personalmente, uno de mis preferidos.

Call of Duty: Black Ops 4

El grado de complejidad propio de este modo se mantiene, pero por suerte, hay bastantes formas por las que Black Ops 4 presenta los Zombies más accesibles de todos. En primer lugar, hay un tutorial para descubrir cómo funciona el modo, las diferencias respecto al Multijugador (aquí la vida sí se regenera, por ejemplo), el funcionamiento de las estatuas de dioses que sustituyen a los tónicos o a las bolas de chicle, etc. Además, hay un modo Fácil que podemos usar hasta que superamos el nivel 20, de modo que podemos jugar más tranquilamente con zombies que hacen menos daño y son menos agresivos, lo que nos permite familiarizarnos más con las armas y/o los mapas.

Una novedad importante de este modo es la presencia de las clases. Al igual que ocurre con los Especialistas, podremos seleccionar una habilidad definitiva para nuestro personaje. Esta habilidad se recarga matando zombies, y al activarla, nos permite usar un arma especial, que puede ser un martillo a lo Thor, un báculo capaz de curar o reanimar a distancia a nuestros aliados además de hacer mucho daño, etc. Las armas definitivas varían en la historia original de los Zombies, pero mantienen una característica: son más poderosas cuanto más las usemos. Así que, en cuanto tengamos su indicador lleno, es muy recomendable emplear dichos “juguetitos”, no solo porque nos pueden sacar de más de un apuro, sino porque la siguiente vez puede que las armas sean más efectivas todavía. Estas armas definitivas cambian entre la historia antigua y la historia nueva, notándose que la magia está mucho más presente en el nuevo argumento de los Zombies que en la anterior trama.

Siguiendo con las novedades, tenemos dos formas totalmente diferentes de jugar a los Zombies en Call of Duty: Black Ops 4. Para empezar, tenemos la opción de crear nuestras partidas personalizadas modificando diferentes parámetros, para así jugar exactamente como queramos. La otra opción es disfrutar de partidas totalmente arcade, donde las armas son gratis, todas las puertas están abiertas, y nuestro objetivo es conseguir más puntos que nuestros compañeros, teniendo que conseguir grandes multiplicadores por muertes consecutivas, pero perdiendo ese bonus cuando nos hagan daño. Es el modo más directo de todos, y para unas cuantas partidas, es muy divertido.

Call of Duty: Black Ops 4

Al final, tenemos un poco de todo para todo tipo de usuarios, lo que no solo hace que este modo Zombies sea el más accesible de toda la franquicia, sino también el más completo, sin olvidarnos de un gran diseño de mapas que hace que sea una delicia ir descubriendo cada secreto mientras intentamos sobrevivir decenas de oleadas con nuestros amigos. Se ha convertido automáticamente en mi modo Zombies favorito de la saga, algo en lo que quizá me estoy repitiendo en este Black Ops 4, pero ciertamente, Treyarch ha puesto toda la carne en el asador en cada uno de los pilares del juego.

Blackout – Cuidado PUBG y Fortnite, que tenéis un rival de altura

El último gran modo de Call of Duty: Black Ops 4 es también una de las grandes novedades de esta entrega: Blackout. Es básicamente el Battle Royale del juego, y no me voy a andar con rodeos: me parece el mejor Battle Royale que hay actualmente en el mercado. En esencia, estamos ante un mapa de un tamaño considerable en el que se recoge un poco de toda la historia de la saga Black Ops, con fragmentos de mapas muy populares de campañas, multijugador y hasta Zombies.

Como es lo normal ya en este nuevo género, saltaremos desde un avión junto a los demás usuarios y llegaremos a tierra firma sin ningún tipo de arma. Así que tendremos que armarnos y luchar hasta ser el último que sobreviva, con la zona del mapa segura cada vez más pequeña, lo que sirve para agrupar a los jugadores y que la acción no se detenga ni un momento.

Call of Duty: Black Ops 4

Lo que hace que Blackout funcione tan bien es lo fluido que funciona absolutamente todo, junto al fantástico ritmo de las partidas. El tamaño del mapa es el perfecto para que haya momentos de relativa tranquilidad mientras vamos de un lugar a otro, pero no tanto como para que nos tiremos igual 15 minutos de partida sin ver a nadie, como puede ocurrir en PUBG. Al mismo tiempo, está esa emoción de cada encuentro, al saber que tenemos que matar o morir, pero contamos con una ventaja respecto a Fortnite: las mecánicas de disparo de Call of Duty. Esto hace que tengamos los tiroteos más satisfactorios del género por un amplio margen.

Además, me encanta lo bien que funciona todo el inventario para no ser intrusivo ni complejo, lo mismo que ocurre cuando revisamos las pertenencias de un usuario caído. Todo ha sido pensado para ser tan fluido y rápido como los tiroteos, lo cual juega mucho en su favor.

Siguiendo con los aspectos positivos, el mapa tiene un diseño realmente bueno, con zonas icónicas que es una delicia visitar, como la isla de Nuketown, donde podemos ver un cartel en el que aparece el número de jugadores vivos en la isla. Si vemos que no está a cero, la tensión aumenta a lo grande al saber que en cualquier momento nos podemos topar con un rival. El manicomio es otra zona genial, al parecer sacada de un mapa de Zombies, con su aspecto tenebroso y oscuro, junto a algún que otro secreto e ítem del modo Zombies.

Call of Duty: Black Ops 4

De hecho, los no-muertos están presentes en las partidas, ya que aparecerán junto a las cajas de suministros. No es que supongan una amenaza tan grande como en el modo Zombies, ya que no vienen en manadas enormes ni nada por el estilo, pero si juntamos en una misma zona a varios equipos de usuarios junto a una manada de no-muertos, entonces tenemos encuentros memorables.

La presencia de ítems especiales del modo multijugador junto a perks consumibles dan mucho juego en las partidas, ya que el gancho nos puede venir de maravilla en la zona del rascacielos en obras para movernos entre plantas sin usar el ascensor, y así pillar por sorpresa a un grupo de rivales. Todo tiene un número limitado de usos, al igual que nuestro espacio, que es limitado, por lo que tendremos que usar todo lo que encontremos con cabeza.

Todo esto es lo mismo que comenté sobre la reciente beta del modo, y todo se mantiene tal cual. Estamos ante uno de los mejores pilares de Call of Duty: Black Ops 4, que además es increíblemente adictivo al jugar en solitario, parejas o en escuadrones. Encima hay un buen número de desbloqueables estéticos como skins de personajes icónicos de la saga al completar desafíos o ir subiendo poco a poco de rango, por lo que incluso aquí hay una progresión satisfactoria que nos pica a seguir jugando una partida tras otra.

Call of Duty: Black Ops 4

Unos gráficos cada vez menos futuristas

Pese a todo lo bueno que puedo decir de Call of Duty: Black Ops 4, un aspecto donde la obra de Treyarch claramente tiene un amplio margen de mejora es en los gráficos. Ya es habitual que los gráficos no sean lo más destacado de la saga, pero al menos, siempre lograban ofrecernos algunos momentos muy vistosos en sus campañas. Esta vez, como todo está enfocado en el multijugador, no hay ningún momento “wow”, ya que gráficamente estamos ante un título bastante discreto.

Los mapas no es que tengan un gran nivel de detalle, ni tampoco son interactivos, por lo que incluso los elementos de adorno que podemos ver en muchos niveles, como efectos de la nieve o de explosiones de fuego en la lejanía, no impresionan lo más mínimo. El modo Zombies sí que luce mejor, gracias a todos los efectos de partículas que hay en pantalla y todos los no-muertos que nos asolan a la vez. Sigue sin ser tan llamativo como, digamos, Warhammer: Vermintide 2, pero da bastante el pego, además de mostrarnos mapas muy detallados para que los fans puedan extraer sus conclusiones de absolutamente todo.

El modo que obviamente luce peor es Blackout, ya que han tenido que hacer recortes para que la acción tenga lugar en un mapa tan grande y con tantos usuarios. Esto se nota en, por ejemplo, una hierba con poca resolución y una distancia de dibujado de las sombras que no sorprende en absoluto. Al menos, en PS4 Pro (donde he jugado), el rendimiento de Call of Duty: Black Ops 4 es excelente, con los únicos tirones que he sufrido debido a que mi conexión a internet había decidido tomarse un descanso, por lo que el apartado técnico no se interpone en la jugabilidad, que es lo principal.

En el sonido, el doblaje al español de todas las voces que hay es de gran calidad, al igual que el efecto de todas las armas. Ayuda mucho saber por dónde vienen los disparos, lo que nos permite estar en alerta durante todo tipo de partidas. La música que escucharemos no es que sea muy frecuente (de nuevo, es algo propio de un juego multijugador), pero cuando está presente, funciona bastante bien.

Conclusión

Cuando se presentó Call of Duty: Black Ops 4, ni se me pasaba por la cabeza que fuera a disfrutar tanto del juego. Sin embargo, tras haberme enganchado sin remedio a cada uno de sus tres grandes pilares, puedo decir sin temor a exagerar que estamos ante una de las mejores entregas de toda la franquicia, y una de las que más me ha enganchado.

El competitivo tradicional funciona de maravilla, gracias a las novedades que potencian el trabajo en equipo sin penalizar a los lobos solitarios, lo bien que funcionan las habilidades de los Especialistas y el gran número de mapas y modos que hay. Luego tenemos el modo Zombies, que es el más accesible y completo de toda la franquicia, siendo sencillamente la mejor iteración de este modo. Por último, Blackout ha llegado para alzarse con la corona de los Battle Royale, así de simple.

Es cierto que técnicamente la saga necesita renovarse si quiere seguir siendo puntera, pero en lo que realmente importa, la diversión pura y dura, Call of Duty: Black Ops 4 es fantástico. Por mucho que eche en falta una mini-campaña que nos cuente la historia del modo Entrenamiento, la apuesta por el multijugador de Treyarch y Activision le ha salido redonda, al ofrecernos uno de los mejores Call of Duty de toda la saga, y uno de los mejores multijugador de toda la generación.

9

Nos consolamos con:

  • Los sutiles cambios en el multijugador al favorecer el trabajo en equipo con el sistema de Especialistas
  • El modo Zombies más completo de la franquicia
  • Más opciones de personalización que nunca para jugar como queramos al modo Zombies
  • El modo Blackout en general. Ya tenemos un nuevo rey de los Battle Royale
  • Progresión muy satisfactoria en cada uno de los tres pilares del juego

Nos desconsolamos con:

  • La falta de una mini-campaña para contar la historia presente en el modo Entrenamiento. Es una lata desbloquear los orígenes de cada Especialista y ver cómo prosigue el universo Black Ops
  • Gráficamente el juego está desfasado frente a la competencia
  • Un DLC para el modo Zombies ya desde el primer día

Ficha

  • Desarrollo: Treyarch junto a Raven Software y Beenox
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 12/10/2018
  • Idioma: Textos y voces en Castellano
  • Precio: 69,99 €

Comentarios

  1. hola , al crear una partida personalizada en zombies y modificar alguna de las clases , para jugar de forma local con alguien mas y posterior a jugarla y querer cambiar a un modo diferente como black out se produce un error al guardar los datos y hay que borrar los datos guardados y comenzar de cero . me parece que hay algo ahi que no esta bien, probado en varias oportunidades y pasa lo mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *