8

BOXVR

BOXVR

Ahora que estamos todos encerrados en casa durante esta pandemia, hay que buscar una forma de mantenernos sanos haciendo ejercicio en casa. Para que no se me hiciera pesado correr en el sitio o a lo largo del pasillo, decidí buscar el fitness en los videojuegos, y tras dar varios tumbos, finalmente he encontrado el título que hoy nos ocupa, BOXVR.

La obra de FitXR lleva ya bastante tiempo en el mercado, con una larga trayectoria en Early Access antes de salir como título completo, para después dar el salto a PSVR y Oculus Quest. Ya llevo bastantes días de esta cuarentena sudando de lo lindo con la edición de Quest (hacer ejercicio sin cables es lo más cómodo), con que preparaos para descubrir cómo hacer del ejercicio algo divertido gracias a la Realidad Virtual.

A simple vista, puede parecer que BOXVR es una copia más de Beat Saber, pero usando nuestros puños en vez de las espadas láser. Esto no está más lejos de la realidad, ya que aquí estamos ante un juego de fitness que se apoya en la música, en vez de ante un juego musical que puede usarse para hacer algo de ejercicio. Es una distinción importante, ya que obviamente vamos a obtener mejores resultados con BOXVR que con los demás títulos musicales de Realidad Virtual, ya sea OhShape, Beat Saber, Dance CentralSynth Riders. Buena prueba de ello es que, al empezar a jugar, deberemos de dar nuestra altura, peso y sexo, para que el juego pueda calcular de una manera más aproximada las calorías quemadas en cada sesión.

BOXVR

El siguiente cambio es que la idea no es jugar una canción suelta y ya, sino realizar clases. Estas clases son realmente una serie de canciones, pero elegidas y coreografiadas por unos entrenadores, que se encargan de potenciar algún aspecto en particular de nuestro cuerpo.

Esto nos lleva a cómo se juega. Sí, la mecánica es la de golpear con el guante adecuado a la nota/esfera del mismo color, en la línea de Beat Saber, pero al igual que en el boxeo de verdad, hay una serie de «puñetazos» que deberemos hacer en función de la forma de la nota:

  • Jabs o ganchos directos
  • Uppercuts para golpear de abajo a arriba
  • Ganchos para golpear desde fuera hacia dentro
  • Bloqueos con las dos manos frente a nuestro rostro
  • Sentadillas o esquivas para evitar los muros rojos

Con estos «simples» movimientos, BOXVR va a hacer que sudemos de lo lindo en cualquiera de las clases disponibles. Estas sesiones están divididas en función de su duración, que pueden ir de los 5 minutos hasta una hora. Como nosotros nos marcamos un objetivo temporal de tiempo de juego, podemos elegir la clase que queramos para seguir nuestro ritmo personal de entrenamiento, con el juego llevan el registro del tiempo que llevamos en dicha sesión, las calorías quemadas, etc. Obviamente, también podemos ver los registros históricos, pero me gusta esa manera de tener un objetivo diario a corto plazo, para que no paremos hasta que lo consigamos.

En este objetivo de hacer que el ejercicio sea entretenido, el juego nos recomendará una clase diferente cada día, que puede ser corta, larga o intermedia. Si con esa clase hemos tenido suficiente, perfecto, pero siempre podemos elegir nosotros la clase que queramos. Cada una potencia diferentes aspectos, ya sea el tronco superior a base de puñetazos, las piernas con unas buenas series de sentadillas (además de los brazos, claro), o una mezcla equilibrada de todo.

Me parece un pequeño «problema» que BOXVR no nos diga de antemano en qué se centra cada clase antes de hacerla, ya que solo nos dicen su nombre, nos ponen una foto del entrenador que la ha coreografiado (que no hablará ni nada por el estilo, con que no es información relevante) y la duración. Algo más de información, como número de golpes que tiene la clase, de sentadillas y demás ayudaría a que planificáramos todavía mejor nuestro entrenamiento. Al menos, sí que hay una lista con canciones donde no hay sentadillas, pero igual nos interesa que haya, pero en su justa medida.

BOXVR

Es una queja pequeña, ya que a la hora de la verdad, todas las clases son realmente activas. La manera en la que están coreografiadas potencia alguno de los aspectos que comentaba antes, pero siempre lo hacen al ritmo de la música…. más o menos. BOXVR no se preocupa por hacer que encaje a la perfección el ritmo del tema de turno con el de las esquivas o similares, ya que estamos aquí para entrenar, no para solo disfrutar de la selección musical.

Dicho esto, la selección musical es de lo más variada, con temas más electrónicos, de rock, hip-hop, etc. Es cierto que no escucharemos canciones conocidas, al haber empleado temas que no requieren de una licencia muy cara (como ocurre en OhShape), pero son canciones que pegan a la perfección con los entrenamientos. Y bueno, está «My Time» de Wolves, que ya me encantó en OhShape, y vuelve a encantarme aquí.

En cualquier momento, podemos establecer nuestras propias sesiones combinando las canciones que queramos del extenso repertorio, pero claro, cuesta encontrar un equilibrio como el de las clases que ya vienen creadas. Por ejemplo, en las clases «oficiales», hay diferentes cambios de intensidad para que empecemos fuertes, cojamos fuerzas con un tema algo más pausado, y luego coger ritmo otra vez. Esto nos permite aguantar clases más o menos largas, como ocurriría en una clase que tomáramos en el gimnasio.

BOXVR

Si os quedáis con ganas de más horas de clases (el juego viene cargado de contenido en ese aspecto), hay un DLC de pago que ofrece una hora extra de contenido, junto a unas clases en las que los entrenadores sí que nos dicen con un frase el objetivo de la sesión, algo que me hubiera gustado para las clases originales.

Por otro lado, si jugáis en PC, podéis importar vuestra propia música, creando BOXVR mapas automáticamente que van bastante acorde al ritmo de la canción. Como esto sirve para entrenar, funciona muy bien, con que me gustaría que dicha función estuviera también en Oculus Quest (donde juego principalmente) y PSVR.

A nivel de tracking, he jugado principalmente en Oculus Quest, donde todo funciona realmente bien. Es cierto que alguna vez un puñetazo se me ha desviado, pero también dependía de que tuviera bien limpias las cámaras del visor o que la iluminación de la sala no hubiera cambiado. Algo fundamental es que vamos a sudar de lo lindo con el juego, con que si jugáis en Quest, os recomiendo encarecidamente que uséis una cover intercambiable en vez de la oficial, que absorbe demasiado el sudor. Yo uso VR Cover, y para limpiarla tras un entrenamiento sin que el sudor se quede dentro del casco es una delicia. Otra alternativa es emplear una cinta deportiva, con que ya depende de cada uno. Lo que importa es que BOXVR realmente es un ejercicio intenso, algo que podéis comprobar con aplicaciones externas del estilo de YUR o smartbands deportivas. No hay otro juego en VR (o en general, diría) que mantenga mis pulsaciones tan a tope durante toda una sesión de juego, algo clave para lograr un buen entrenamiento físico.

BOXVR

Pese a todas estas bondades, BOXVR plantea algún que otro problemilla. El sistema de puntuación no es que sea muy preciso (me cuesta saber por qué a veces un puñetazo me lo valora más o menos), y al menos en Quest, no es que sea muy cómodo comparar puntuaciones con otros usuarios. Sí que hay multijugador para entrenamientos con amigos, pero es un modo más testimonial que otra cosa. También me gustaría que hubiera más escenarios en los que entrenar, ya que solo hay tres, con que tras bastantes sesiones, echaremos en falta un cambio de entorno.

Fijándonos en los aspectos técnicos, la versión de Oculus Quest luce de forma justita. Los escenarios no es que tengan mucho nivel de detalle, notándose en los dos escenarios «realistas». Esto se traduce en que el mapa que más usaremos será el de estilo ochentero, que al menos es el que mejor aspecto tiene de todos.

Conclusión

Los chicos de FitXR han creado el mejor juego de fitness para Realidad Virtual, así de simple. BOXVR es un título capaz de hacernos sudar y quemar calorías como ningún otro juego para la VR, de una forma entretenida y que nos animará a apuntarnos a clases de boxeo para seguir profundizando en este tipo de entrenamiento.

Al menos, conmigo lo han conseguido, ya que la manera de plantear las clases es excelente con las geniales coreografías y el ritmo de las sesiones. Entrenar en Oculus Quest sin cables, al ritmo de la música, me está ayudando no solo a mantenerme en forma, sino a adelgazar de lo lindo durante esta cuarentena. Lo mejor es que siempre tengo ganas de volver a entrenar con BOXVR, algo clave para que sigamos motivados y entretenidos con el ejercicio en busca de mejorar nuestra salud.

8

Nos consolamos con:

  • Excelentes mapas para mantener el ritmo en las canciones
  • Clases bien diseñadas para que demos siempre lo mejor de nosotros mismos
  • Mucho contenido para que tengamos clases para aburrir
  • Logra mantener nuestras pulsaciones altas para que hagamos un ejercicio intenso y eficaz

Nos desconsolamos con:

  • Visualmente es bastante limitado
  • Echo en falta más información sobre el contenido de cada clase
  • La presencia de los entrenadores es más testimonial que otra cosa
  • Que el mapeo automático de canciones no esté ni en Quest ni en PSVR

Ficha

  • Desarrollo: FitXR
  • Distribución: FitXR - Versión física por Perp Games/Avance Discos
  • Lanzamiento: PC y Quest: 21/05/2019 - PSVR: 30/04/2019
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 29,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *