3

Bloodbath

Bloodbath

La de idea de hacer un beat’em up orientado al multijugador online no es nada nuevo. Ahí está Anarchy Reigns de Platinum Games como principal ejemplo, pero la verdad, es algo que puede dar mucho de sí, por lo que tenía bastantes ganas de ver cómo le había salido a los españoles de Freedom Factory este Bloodbath… Y no se puede decir más que han dejado un baño de sangre en lo que a calidad se refiere.

El concepto es sencillo: participamos en un torneo futurista donde los “Pit Dog” luchan entre sí como entretenimiento para los demás. Fin, no se explica nada más, ni lo que motiva a cada luchador a participar en estas brutales competiciones.

Pero bueno, lo importante es la competición en sí misma, y aquí hay algunos detalles interesantes. Para empezar, no hay ningún tutorial, por lo que saltamos al ruedo directamente. Esto hace que tengamos que aprender por las malas, lo cual puede no gustar a muchos, pero que al menos, me ha convencido, ya que en una competición tan brutal no te van a tratar como un bebé para que aprendas. La única ayuda son unos carteles en la sección “Ayuda” del menú principal, donde podemos ver los combos y el funcionamiento básico de cada prueba. Luego, nos toca experimentar.

Bloodbath

Ahí se acaba un poco lo bueno, ya que para jugar solo tenemos dos opciones: entrenamiento, donde no podemos seleccionar modo de juego, y online, donde los servidores están con más telarañas que la casa de Spiderman. Por eso, toca jugar sí o sí contra bots, que si bien logran ser efectivos, nunca se centran en cumplir los objetivos de cada modo de juego salvo cuando la meta es matar a todo lo que se mueva.

Dentro de las modalidades tenemos Bloodbath, que da nombre al juego, y es en esencia un duelo a muerte entre cuatro luchadores. El que consiga más puntos al terminar los cinco minutos de partida, gana. En Judgment, el duelo pasa a ser por equipos (con 3 vs 3 como máximo), teniendo ahora que cumplir varios objetivos que se van imponiendo de forma aleatoria, como sobrevivir hasta que se acabe el tiempo o lograr X Blood Points (puntos de experiencia, vamos). Luego, en el modo “Wagon” tenemos que empujar una carretilla, para que al acabar el tiempo, esté más cerca de la base enemiga que de la nuestra. Finalmente, en “Dominación” hay que conseguir puntos al mantener bajo nuestro control los puntos repartidos por el escenario.

Los modos como tal no están mal, y podrían ser divertidos si todo el conjunto acompañara. Pero el primer problema está en que los bots, por mucho que puedan matar más o menos bien, solo van a eso, por lo que nunca se preocupan de empujar el vagón o de capturar puntos de control. Además, hay modos en los que apenas hay un mapa con una pequeña variación en las trampas que hay presentes, lo cual hace que todo se vuelva repetitivo.

Bloodbath

En cuanto a los luchadores, hay un total de 6, siendo todos ellos muy diferentes. Tenemos un gladiador, un jugador de hockey, una geisha, un luchador de wrestling mexicano y hasta un guerrero nórdico. Todos están disponibles desde el principio salvo la chica, que es además la más podersa. Eso es otro aspecto negativo, lo descompensados que están los personajes. Todos ellos cuentan con un ataque débil y otro fuerte, pudiendo realizar unos pocos combos combinando botones (en serio, las opciones son muy escasas). Las diferencias entre ellos nos las encontramos en su ataque especial, que se recarga con el tiempo, y puede ser invocar un rayo, lanzar una bola de fuego o envenenar el suelo. Eso, y que las estadísticas difieren entre ellos, haciendo algunos más daño que otros, o siendo algunos más veloces.

Todo esto importa luego poco, ya que hay unos cuantos personajes que me parecen descompensados. Por ejemplo, el ataque especial del luchador mexicano es demasiado brutal, al igual que los combos de Geisha (sobre todo cuando se logran con un “Power Hit”).

Luego, según se vaya matando, se va llenando otro indicador, que una vez lleno, nos permite realizar una muerte instantánea con una ejecución brutal… Pero que es siempre la misma, por lo que termina cansando. Al menos, un detalle que sí me ha gustado y me ha recordado a los MOBA es que vamos subiendo de nivel al personaje en mitad de la partida, pudiendo asignar las mejoras al ataque, la salud, la resistencia (sí, los personajes se cansan y hay que darles un chute para que los ataques no se vuelvan caricias) o la habilidad especial.

Luego, a la hora de ponerse a jugar, la cosa no es que sea la repera, ya que hay desconexiones, tirones, algo de lag entre que pulsamos un botón y el juego lo lee, y sobre todo, fallos en la detección de impactos. No es raro ver que estamos golpeando a alguien o le lanzamos una bola de fuego, pero por alguna razón, no le ha hecho daño.

A estos problemas se le puede sumar el pobre apartado técnico. Por un lado, tenemos unos gráficos que dejan muchísimo que desear, con personajes poco detallados, y con unas animaciones muy robóticas. Los escenarios están algo mejor, pero tampoco demasiado. Además, la cámara a veces se vuelve loca, y es frecuente que en las ejecuciones veamos un muro antes que la muerte en sí.

El sonido tampoco acompaña, ya que las únicas voces que hay son las que introducen cada pelea, que siempre repite lo mismo, y los comentarios durante la pelea son muy repetitivos también. Eso sin contar con una música que está por estar.

Bloodbath

Conclusión

La idea de Bloodbath no es mala como tal, pero la ejecución es muy pobre. El que todo se mueva alrededor de la competición online no es nada positivo si no hay una comunidad con la que jugar, y como no hay multijugador local (algo que le habría sentado de perlas), toca luchar siempre contra bots.

Si a esto le sumamos el poco contenido que trae el juego como tal, los pocos personajes disponibles y los pocos escenarios en los que luchar, no entiendo cómo no se optó por la distribución digital para intentar captar a más gente. Dadas todas estas carencias, es difícil recomendar este juego a cualquiera, ya que si una de sus pocas virtudes es que tiene un platino fácil, entonces tenemos un gran problema.

3

Nos consolamos con:

  • Buena idea que podría haber dado bastante juego.
  • Trofeos/logros fáciles de lograr.

Nos desconsolamos con:

  • Servidores vacíos.
  • Muy pocos modos de juego, pocos mapas y pocos luchadores.
  • Algunos personajes parecen “chetados”.
  • Técnicamente es mediocre.

Ficha

  • Desarrollo: Freedom Factory
  • Distribución: Badland Games
  • Lanzamiento: 11/07/2014 (Xbox 360 aún por anunciar)
  • Idioma: Castellano (voces en inglés)
  • Precio: 39,99 € (29,99 € en PC)

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *