8

Blasters of the Universe: VR Bullet Hell

Blasters-of-the-Universe-VR-Bullet-Hell

Uno de los géneros más populares en VR es el de shooters de oleadas. Al fin y al cabo, estar quieto y disparar a todo lo que tengamos delante es más o menos sencillo de hacer, además de ser algo fácil de entender por cualquiera. En este sentido, hay varios títulos muy interesantes, como Serious Sam, pero es cierto que están empezando a saturar un poco el mercado. Por este motivo, es necesario diferenciarse un poco de los competidores, ya sea por alguna mecánica, por el apartado artístico, o incluso por un poco de todo.

Aquí es donde entra Blasters of the Universe: VR Bullet Hell, que tras triunfar en HTC Vive y Oculus Rift, ahora da el salto a Playstation VR. Como su propio nombre indica, el juego tiene el objetivo de trasladar el alocado género del bullet hell a la VR, cuando es algo que solemos ver en títulos con perspectiva cenital o en 2D directamente. ¿Será este infierno de balas una experiencia divertida, o será mejor recibir un balazo para acabar con este infierno?

La premisa es muy básica de Blasters of the Universe es muy básica: nos metemos en un arcade, que está dominado por un auténtico hijo de mala madre que está fastidiando a todo el mundo. Así que, a lo largo de sus cuatro fases, tendremos que acabar con el ejército de este villano, que siempre estará presente en todas las fases y nos soltará alguna pulla cada vez que nos maten o al inicio de cada nivel, para que lo odiemos todavía más. Es una historia muy sencilla y bastante de serie B, que funciona para tener una excusa para ponernos a disparar a todo lo que se mueva en estos escenarios tan de ciencia ficción a lo TRON o de los 80-90.

Blasters-of-the-Universe-VR-Bullet-Hell

Como en la mayoría de shooters de oleadas, estaremos fijos en el escenario, por lo que no tendremos que preocuparnos por la exploración ni nada por el estilo. Nuestra meta es sencilla: acabar con los enemigos antes de que ellos hagan lo propio con nosotros, para finalmente acabar con un enorme jefe final con el que concluye el nivel.

Para defendernos, tendremos dos herramientas a nuestra disposición: en una mano llevaremos un arma de fuego, y en la otra un escudo. La gracia de Blasters of the Universe es que la experiencia cambia muchísimo en función de qué arma escojamos y el escudo que seleccionemos. A medida que vayamos progresando en el juego, desbloquearemos montones de accesorios para nuestra arma, como esqueleto del arma, tipo de cargador, munición, cañón y hasta accesorio con funciones extra.

Esto nos permite muchísima experimentación, para encontrar la combinación de accesorios que mejor se habitúe a nuestra forma de jugar. Por ejemplo, en función del esqueleto del arma tendremos una habilidad especial única, como crear un escudo a nuestro alrededor, hacer aparecer un rayo fijo muy potente durante unos segundos o usar dos armas a la vez en lugar de la combinación típica de escudo/arma. También influyen mucho los otros elementos del arma, como el cargador, pudiendo ser mayor o menor, de recarga automática o tener que ponerlo nosotros mismos, etc. El cañón es otro elemento clave, al aumentar la velocidad de disparo a costa de algo de daño, cambiar el estilo de disparo para que sea una especie de escopeta, etc. Así, sumando poco a poco, tenemos cientos de combinaciones posibles, con que es una verdadera delicia ir probando cada nuevo accesorio, ver cómo afecta al aspecto visual de nuestro arma, y ver si así se nos da algo mejor.

Blasters-of-the-Universe-VR-Bullet-Hell

El escudo también cambia bastante, al poder ser mayor o menor a costa de más o menos energía, poder colocar varios escudos pequeños que están fijos en todo momento, o incluso “coger” disparos para cargar una onda expansiva muy potente. Así que todo influye muchísimo a la hora de jugar.

Con nuestro armamento preparado, es la hora de saltar a la acción, y aquí Blasters of the Universe es sencillamente espectacular. Como en todo bullet hell, nos lanzarán balas por todos lados. Por suerte, sólo un punto es el que realmente importa y el que se ve perjudicado por dichas balas: nuestra cabeza. Esto hace que tengamos que movernos como en pocos shooters de este estilo (por no decir ninguno) para esquivar las balas, encontrando los huecos en sus patrones para salir airosos. El escudo también se puede usar, aunque es recomendable dejarlo como último recurso, al no conseguir las bonificaciones de puntos por esquivar en el último momento, y dejar su energía para cuando sea algo tremendamente esencial.

De este modo, nos agacharemos, moveremos a los lados, moveremos el rostro y mucho más, mientras no paramos de disparar a los enemigos que nos salen por todos lados. Sólo tenemos 5 puntos de vida para superar cada fase, con que preparaos para morir muchas veces. Porque sí, Basters of the Universe es un título muy complicado, pero no llega a frustrar en ningún momento. Como en los arcades clásicos, con cada muerte iremos mejorando un poco, al descubrir de dónde sale el enemigo en esa parte del nivel, qué patrones de ataque tiene o cuál es su punto débil. Esto hace que, al superar por fin un nivel, tengamos una satisfacción enorme, y nos sintamos como un héroe de acción tras haber superado tal desafío.

Blasters-of-the-Universe-VR-Bullet-Hell

Cada nivel concluye en un enorme jefe final, que nos pondrá las cosas muy, muy complicadas. Estos jefes tienen patrones únicos, además del apoyo de otros enemigos, con que también nos matarán varias veces. Es algo molesto cuando, tras casi 10 minutos de esquivar balas, nos mata el jefe final y nos toca empezar todo de nuevo, pero esa es también la gracia de cualquier arcade que se precie, siendo un sentimiento que claramente intenta hacernos recordar el juego.

Pese a lo increíblemente que funciona y lo divertido que es Blasters of the Universe, hay un par de problemillas que pueden molestar a más de uno. El primero no es algo del juego como tal, sino que puede ser de los usuarios, ya que debido a todo lo que tenemos que movernos, es necesario más espacio para jugar que, para por ejemplo, disfrutar de Until Dawn: Rush of Blood. También vi bastante el mensaje de “te estás saliendo de la zona de juego”, lo cual molesta mientras intentas esquivar cientos de balas a la vez.

Aunque por lo general el juego es justo, hay veces que nos disparan desde zonas que no vemos a simple vista (los laterales básicamente), lo cual nos pilla desprevenidos y te hace caer un poco en el ensayo y error para saber por dónde se colocan los enemigos. Dentro de la personalización, aunque hay montones de opciones, hay varias que no me parecen demasiado útiles, como los cargadores que se recargan solos, al ser mucho más lentos que los cargadores manuales, por poner unos ejemplos. Finalmente, el principal problema es la duración. Sólo hay 4 niveles principales a superar en dificultad “Casual” o “Hell” (en ambas sigue siendo muy desafiante, ojo al dato), además de afrontar oleadas infinitas en cada uno de estos escenarios. También hay desafíos semanales para comparar la puntuación con los amigos, donde tenemos unas condiciones concretas de armas, escenarios y enemigos o patrones de balas, como hacer que los patrones de balas sean smiles. Al final, tantas muertes hacen que el juego sea más largo, pero alguna fase más no habría estado nada mal.

Blasters-of-the-Universe-VR-Bullet-Hell

Dentro de lo técnico, Blasters of the Universe funciona realmente bien. El estilo visual a lo TRON le sienta genial para la estética ochentera-noventera, y además, nos permite saber claramente qué es un enemigo y qué forma parte del escenario, además de ver claramente los proyectiles que van hacia nosotros. Todo el juego se ve realmente nítido, por lo que pese a tantos efectos, balas, explosiones y lásers, no nos mareamos en ningún momento ni vemos nada borroso, para sentirnos más dentro del juego todavía. A todo esto acompaña la música y los efectos, muy acordes a la ambientación, además de mantenernos con ganas de seguir disparando e intentarlo una y otra vez. Lo mismo ocurre con la voz (en inglés) del villano, que hace que sea incluso más odiado todavía.

Conclusión

Los usuarios de VR pueden estar algo cansados de los shooters de oleadas, pero Blasters of the Universe: VR Bullet Hell logra sorprender dentro de este manido género. Ponernos a disparar enemigos mientras esquivamos cientos de balas es sencillamente espectacular, te hace moverte muchísimo y te sientes al final como un héroe de acción a lo “Neo” al esquivar tantas balas y seguir repartiendo estopa a estos villanos tan de manual. Encima, es adictivo, al ir probando nuevas armas, y cuando morimos, tener la mentalidad de “otro intento más”, lo que te llega a dejar enganchado durante horas.

Es una pena que no haya más fases, o que se necesite más espacio de lo normal para jugar. Aun así, si os gusta el género y tenéis un dispositivo de VR, sencillamente tenéis que probarlo.

8

Nos consolamos con:

  • Montones de opciones de personalización para nuestro equipo, que cambia radicalmente la forma de jugar
  • Jefes finales sencillamente espectaculares
  • Técnicamente funciona de maravilla
  • Las mecánicas de bullet hell son fantásticas, y hacen que destaque dentro de los shooters de oleadas

Nos desconsolamos con:

  • Sólo 4 fases. Aunque se tarda en completarlas por su dificultad, se echan en falta más niveles
  • Varios accesorios parecen bastante inútiles, y más hechos por rellenar que otra cosa
  • Las muertes desde los laterales molestan un poco
  • Requiere bastante espacio para moverte y no chocarte con muebles o cualquier objeto del hogar

Ficha

  • Desarrollo: Secret Location
  • Distribución: Secret Location
  • Lanzamiento: PS4: 27/02/2018 - PC: 31/08/2017
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos y voces en Inglés
  • Precio: PS4: 19,99 € - PC: 14,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *