5

Blacksad Under the Skin

Blacksad: Under the Skin

Hablar de Blacksad a cualquier aficionado al cómic es como hablar de Mario o Sonic a un apasionado de los videojuegos. Blacksad, aparte de ser el gato detective protagonista de la acción, es el cómic español más laureado y reconocido internacionalmente creado por por Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, guionista y dibujante respectivamente.

Su fama es tan grande en nuestro país vecino que el publisher francés Microïds contactó con los autores para adaptar el universo del cómic a los videojuegos. De esta forma, a finales de 2019 llega a consolas y compatibles Blacksad Under the Skin, una nueva historia protagonizada por Blacksad y desarrollada por el estudio patrio Pendulo Studios, responsables de aventuras gráficas como Yesterday: Origins.


Como apasionado del cómic y de los videojuegos, la primera pregunta que me surgió al enfrentarme al análisis de Blacksad Under the Skin fue si reconocería a algún personaje aparte de Blacksad, es decir, si sería necesario haber leído antes los cómics para saber la procedencia de algunos de los personajes secundarios. La respuesta es no, no es necesario, aunque entenderemos mejor las relaciones del protagonista con el inspector Smirnov o con el periodista y ayudante Weekly si previamente hemos leído el cómic.

Blacksad: Under the Skin

La segunda pregunta que me vino a la cabeza, fue si iba a ser fiel a los cómics, y efectivamente, la ambientación del videojuego Blacksad Under the Skin, tanto por la época, música, personajes, trama, comportamiento y carácter de los personajes, son fiel reflejo de lo visto previamente en el papel. Se trata de una nueva trama, muy bien llevada y resuelta, con algún que otro giro inesperado y cuyo desenlace es más que previsible.

En Blacksad Under the Skin estamos ante un juego de investigación, no ante una aventura gráfica al uso. Aunque parte fundamental será hablar con los diferentes personajes que protagonizan esta historia que da comienzo cuando el dueño de un gimnasio de boxeo aparece ahorcado en dicho lugar, justo antes de un gran combate y el púgil que entrena para luchar en esa velada desaparece. No solo tendremos que buscar pistas por los escenarios que investiguemos, como el propio gimnasio, una cafetería o la casa del difunto, sino que también podremos buscar coleccionables en forma de cromos de deportes.

Blacksad: Under the Skin

Hablar con los personajes e interrogarlos también nos proporcionará pistas. De nuestras preguntas y respuestas dependerá si queremos que nuestro interlocutor confíe en nosotros o bien presionarlo para que responda. Al final obtendremos unas pistas y cuando tengamos las necesarias, el propio juego nos lo indicará para poder ir formando hipótesis y conjeturas que nos harán avanzar en el proceso de investigación y en el juego. Pudiendo de esta forma visitar nuevos lugares, conocer o entrevistar a familiares o sospechosos.

Otra parte de la jugabilidad, además de la exploración y la conversación, son los QTE o Quick Time Events que encontramos a la hora de alguna pelea, como la que ocurre justo al inicio del juego. Estos QTE van desde el clásico presionar un botón en el momento que se nos indica o bien apretar repetidas veces para realizar una acción de fuerza o incluso presionar en el momento adecuado cuando un círculo, dentro del QTE, pasa por un lugar exacto, por ejemplo para realizar una foto.

Blacksad: Under the Skin

Todo lo anteriormente reseñado haría que Blacksad Under the Skin fuese un juego recomendado si la experiencia no estuviese lastrada por su apartado técnico. Cuando el punto más importante de un juego como este es su doblaje es que algo durante su desarrollo no ha funcionado bien o alguien no ha querido verlo. He podido acabar el juego, pero en cada ocasión que he intentado proseguir la historia he tenido que reiniciarlo mínimo tres o cuatro veces, sobre todo cuando controlaba a BlackSad y este se quedaba congelado en una postura y no había forma de salir de ahí. Si a esto unimos los largos procesos de carga entre cambio y cambio de escenario, todo ello mientras un color negro inunda la pantalla, y que los movimientos de los personajes y los NPCs tienen bastante que mejorar. Entonces estamos hablando de un videojuego cuya experiencia no puede ser otra cosa que insufrible para aquel que se enfrenta a él, por muy fan que sea de Blacksad y sus aventuras en papel.

Hubo polémica cuando el juego apareció antes de lo previsto en la tienda de PlayStation, pero ni siquiera las actualizaciones que ha recibido tras su lanzamiento corrigen estos graves defectos.

Cómo he comentado anteriormente lo único que te quita ese sabor amargo de la boca al jugar a Blacksad Under the Skin es su fantástico doblaje a nuestro idioma. Las voces de los personajes encajan a la perfección, aunque falle el movimiento de la boca de los animales antropoformos.

Conclusión

A las puertas del 2020 no se puede permitir que videojuegos lleguen en este estado a los usuarios, ni aunque vengan debajo del paraguas de una de las licencias más importantes del universo del cómic. El apartado técnico de Blacksad Under the Skin, con sus cambios de cámara, sus animaciones, sus errores, sus bugs, me parecen de lo peorcito que he podido probar en PlayStation 4. Espero que esta reprimenda digital sirva para que a la hora de adaptar un cómic, y más tocándonos tan de cerca, se haga de la forma que se merece y ofrezca a los usuarios una experiencia completa y gratificante.

5

Nos consolamos con:

  • Localización a nuestro idioma.
  • Fiel reflejo de los personajes a lo visto en el cómic original.
  • Poder ver un resumen de lo que hemos jugado en cómic.

Nos desconsolamos con:

  • Apartado técnico terrible, cuelgues, errores, npcs.
  • Tiempos de carga muy largos y fundidos con la pantalla en negro.
  • QTEs que más que ayudar parecen entorpecer.
  • La investigación es pan comido.

Ficha

  • Desarrollo: Pendulo Studios
  • Distribución: Meridiem Games
  • Lanzamiento: 14/11/2019
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 49,99 €

Comentarios

  1. Hace 2 días salió el parche 1.04 para PS4 que transforma un desastroso juego roto en un producto excelente y completamente disfrutable. Aún quedan detalles por pulir, pero al menos se puede jugar sin quedarse atascado y tener que reiniciar la partida cada dos por tres.
    Aunque entiendo perfectamente la decepción de salida (yo mismo la sufrí), y vaya por delante que el análisis (con el juego como estaba en ese momento) me parece adecuado y justo, me da entre pena y rabia que mucha gente se vaya a perder un gran juego debido a reseñas (y sobre todo notas, desgraciadamente mucha gente solo se fija en las notas) como esta.
    ¿Os habéis planteado revisitar ciertos juegos pasadas unas semanas, sobre todo cuando se huele a una legua que sus problemas pueden ser solucionados con algunos parches?

    • Hola Fernando, gracias por el comentario. La verdad es que no nos planteamos revisar los análisis una vez publicados. Entiendo tú punto de vista y en parte lo comparto, pero con la cantidad de juegos que se publican y pasan por nuestros manos sería tarea imposible.

      Nos estamos acostumbrando mal, hablo en general, a que nos vendan productos sin pulir, algo que antaño no ocurría. Somos los propios jugadores los que en etapas iniciales de lanzamiento hacemos las tareas de betatesters, supongo que por la premura en lanzar un videojuego a la venta.

      Seguro que aquel que se vea atraído por el juego finalmente lo acabará jugando en cualquier momento, ya que por la misma razón que hay actualizaciones, siempre habrá la posibilidad de descargarlo digitalmente y quizás en breve incluso baje de precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *