8

Beat Da Beat

beat da beat_logo2

La música es un aspecto esencial de todo videojuego. Sin ella, momentos épicos o dramáticos perderían fuerza, y si está mal escogida incluso puede sacarnos totalmente de la experiencia. Por eso me encanta cuando la música se convierte en un elemento central de un título, como ocurre con Beat Da Beat, un Bullet Hell en el que todo se mueve al ritmo de la música. No es la primera vez que vemos algo similar, ya que A City Sleeps intentó algo parecido, pero falló por su falta de contenido.

En esta ocasión el estudio 2Players quiere apostar por el humor a la hora de ponernos a disparar y esquivar balas como unos locos. Estamos de picnic con nuestra amada, y por desgracia el malo de turno la secuestra. Tras darnos la del pulpo, nos subimos a nuestra nave espacial y a darles caza. ¿Estáis listos para ser los que más ritmo tienen de la galaxia?

Hay que especificar que Beat Da Beat es, ante todo, un Bullet Hell en su definición más clara. En pantalla aparecerán decenas de enemigos que soltarán cientos de balas, teniendo que esquivarlas para no ser destruidos. Por suerte, no toda nuestra nave recibe daños, ya que solo perderemos un punto de salud si impactan nuestro núcleo, o de lo contrario sería imposible completar un solo nivel.

Beat Da Beat 1_Screenshots_mocap_1920x1080

La peculiaridad de todo esto es que tanto los enemigos como los disparos aparecen al ritmo de la música, por lo que si nos hacemos con la melodía que está sonando podremos hacer una idea de si nos espera una situación peliaguda o no. Luego habrá que tirar de reflejos, sí, pero esta sincronización entre la música y lo que ocurre en pantalla es sencillamente espectacular. Hay un total de 8 niveles, cada uno con su propia canción dentro de un estilo propio, siendo imposible no moverse al ritmo de la música mientras destruimos cientos de naves. Aunque cuidado, que con tanto movimiento podemos acabar desplazando nuestra nave en un descuido y morir sin remedio, que ya me ha pasado alguna vez por meterme demasiado con la música.

Algo curioso es que no podemos jugar con mando. En su lugar, todo lo controlaremos con el ratón, seguramente debido a su origen como juego de móviles. Al moverlo desplazaremos la nave con bastante precisión, mientras que esta disparará automáticamente. Lo que sí podemos establecer nosotros es cuándo usar la habilidad especial de nuestra nave y las bombas, que limpian toda la pantalla de enemigos y balas, algo que viene de perlas en los momentos más intensos de la partida.

De los 8 niveles que hay la mitad son estándar y la otra mitad son jefes finales. Todo ellos están muy bien diseñados, con una buena curva de dificultad para que el reto sea cada vez mayor. Antes de saltar a la acción tendremos que seleccionar entre cuatro niveles de dificultad, variando enormemente el número de balas entre un nivel y otro. Ya sufro bastante en Normal, con que Difícil y Hardcore son una auténtica pesadilla para mí, aunque una delicia para los que busquen todo un reto buscando los lugares estratégicos en los que las balas no nos darán.

Según vayamos jugando a Beat Da Beat iremos consiguiendo monedas, con las que mejorar nuestras naves o desbloquear nuevas. Esto no solo cambiará la estética de nuestro vehículo, sino nuestros ataques y la habilidad especial. Empezamos con la más básica de todas que puede ralentizar el tiempo, y según vayamos consiguiendo más dinero o completando los 8 niveles de la historia del tirón en una dificultad concreta iremos consiguiendo más naves. Mejorarlas una vez las poseemos también es importante, para así poder llegar un poco más lejos que antes.

La práctica es igual de importante. Al principio era un negado y me agobiaba con tanta bala en pantalla, pero tras insistir y practicar he logrado mejorar bastante, dando así una sensación de satisfacción y progreso muy importantes en un juego de este estilo.

Como os podréis imaginar, al haber solo 8 niveles el juego se puede completar en muy poco tiempo. Pero aquí la gracia no está en acabar los niveles y ya está, sino en luchar por mejorar las puntuaciones, desbloquear todas las naves, y cómo no, acabar el juego en los cuatro niveles de dificultad.

Técnicamente, el sonido ya he mencionado que es increíble, y quiero recalcarlo de nuevo. La banda sonora es sencillamente espectacular, con un toque tecno muy logrado y que te mete el ritmo en el cuerpo. En cuanto a los gráficos, han optado por un estilo pixel art muy logrado, que hace que los tiroteos sean todo un espectáculo. La interfaz me ha gustado mucho también, siendo muy divertido ver a nuestro personaje bailando en la esquina de la pantalla. Lo único que no me ha convencido es que el fondo es siempre igual, y cuando ves todo el rato a los meteoritos de fondo te llegan a cansar. Un poco más de variedad ahí no le habría venido nada mal.

Beat Da Beat 2_Screenshots_mocap_1920x1080

Conclusión

Beat Da Beat es un juego que tenéis que probar si os gustan los Bullet Hell, los juegos musicales, y sobre todo, si sois fans de ambos géneros. La unión de música y jugabilidad es increíble, haciendo que nos pongamos casi a bailar con el ratón en la mano mientras masacramos cientos de naves como hace el protagonista del juego. No solo la unión de ambos aspectos es casi inmejorable, sino que encima el diseño de los 8 niveles está muy logrado, al igual que los aspectos para hacernos rejugarlos una y otra vez hasta desbloquearlo absolutamente todo.

Cuando la única pega que se me ocurre al juego es que no hay variedad en los fondos es que han hecho un gran trabajo. Si me disculpáis, tengo que volver a matar a unos cuantos enemigos más al ritmo de la música.

8

Nos consolamos con:

  • Increíble banda sonora.
  • La fantástica mezcla de música con Bullet Hell.
  • Muy rejugable. Nos engancharemos mientras no paramos de desbloquear más cosas.
  • Genial estilo artístico pixelado.

Nos desconsolamos con:

  • Se echa en falta más variedad de fondos.

Ficha

  • Desarrollo: 2Players
  • Distribución: Nekki
  • Lanzamiento: 11/03/2016
  • Idioma: Castellano (textos)
  • Precio: No disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *