7

Battlewake

Battlewake

Entre todos los estudios que hay para Realidad Virtual, uno que es sinónimo de éxito es Survios. En su haber ya cuentan con 6 juegos, cada uno en un género diferente, pero atesorando todos una gran calidad. Así que, cada vez que toca analizar uno de sus juegos, tengo unas expectativas bastante altas. Esto no ha cambiado con Battlewake, ya que nuevamente nos quieren ofrecer algo que rompe con sus anteriores proyectos: batallas navales de piratas.

Este es un género que además no ha sido apenas explotado en la VR, cuando creo que todos hemos querido ponernos un parche en el ojo y gritar «¡Aaarrgghhh marineros de agua dulce!» tras ver películas o series, o por qué no decirlo, tras echarle una cantidad de horas absurda a Assassin’s Creed IV: Black Flag. ¿Listos para sentir las olas virtuales, oler a pólvora y robar todos los tesoros que se nos pongan por delante?

Nada más empezar Battlewake veremos cómo el juego está dividido entre su faceta multijugador e individual, aunque sería más apropiado llamarlo PvP y PvE. Estamos ante un juego que ha sido pensado para disfrutarse en Arcades de Realidad Virtual, con que no esperéis de antemano una experiencia profunda para un jugador, ya que el énfasis está en los modos donde jugamos con nuestros amigos.

Battlewake

Independientemente, la forma de jugar es siempre la misma. Controlaremos en primera persona a nuestro capitán de navío, pudiendo elegir entre cuatro personajes, cada uno con una habilidad activa y una habilidad definitiva diferente. A su vez, hay cuatro navíos en los que escoger, cada uno con unas estadísticas y tipos de armas que usar.

A la hora de jugar a Battlewake en PSVR, la versión analizada, podemos usar dos métodos de control: PS Move o Dualshock. El control del barco es muy similar a lo visto en Black Flag, por lo que estamos ante un juego totalmente arcade. En función de hacia dónde disparemos, usaremos unos cañones diferentes del navío, ya sean los delanteros, traseros o los de los laterales. Para apuntar, usaremos nuestras manos, ya sea con los Move o el Dualshock, por lo que es un sistema bastante cómodo.

A la hora de desplazarnos, siempre nos moveremos hacia delante, teniendo que controlar la dirección con los sticks (Dualshock) o moviendo el timón con nuestras manos (Move). Además, podemos realizar «derrapes» lanzando las anclas derecha o izquierda, para realizar giros muy cerrados para evitar proyectiles enemigos. Luego, tenemos un botón para la habilidad del personaje, y otro para su definitiva o «ultimate», estando marcado en los brazos el estado de la habilidad.

Battlewake

Como podéis ver, podemos hacer exactamente lo mismo con ambos métodos de control, pero hay una gran diferencia entre ellos: la precisión y la inmersión. Obviamente, usar los sticks es más cómodo a la hora de girar, pero la inmersión se hunde tan rápido como un ancla en el fondo del mar, ya que el personaje no tiene ninguna animación para coger el timón o las anclas. Esto hace que, al jugar a Battlewake con los Move, nos sintamos más como el Capitán Barbadigital, cogiendo el timón con una mano mientras apuntamos los cañones con la otra, o soltando el timón rápidamente para empezar a «derrapar» cogiendo un ancla, etc.

Independientemente de cómo juguemos, el estilo arcade muy a lo Black Flag funciona de maravilla en Realidad Virtual, siendo muy divertido surcar los mares, notar el oleaje a la hora de mover el navío y derribar a los barcos enemigos, ya sea con nuestras habilidades o con nuestros cañones. Así que, a nivel de mecánicas, Battlewake es estupendo.

El problema está en cómo se aprovechan estas mecánicas, notándose el origen para arcades de VR de una forma bastante evidente. Para empezar, la campaña es bastante pobre, al disponer de 20 misiones (5 por cada capitán), para que cada uno cuente cómo se hizo con el trono de Shambala. La trama es lo de menos, y aunque hay diálogos entretenidos, no estamos ante más que una simple excusa para lanzarnos a diversas misiones.

Battlewake

Sobre el papel no está mal, pero estas misiones parecen un simple tutorial largo para cuando nos adentremos en el multijugador, ya que apenas duran unos pocos minutos, y son todas extremadamente similares. Además, cada una de las 4 campañas tiene la misma estructura, desarrollándose cada misión en el mismo mapa, siempre en el mismo orden. Igual hay alguna fase especial en la que no tenemos que derrotar a los enemigos de forma estándar, sino que pasar por varios puntos de control, o directamente nos han quitado los cañones, de modo que sólo podemos usar nuestras habilidades.

Aunque podemos jugar a la campaña en cooperativo, el modo PvE realmente entretenido de Battlewake es en el que vamos superando una serie de misiones, con objetivos sucediéndose un mapa, hasta que pasamos a otro al finalizarlos. Así vamos rotando entre metas, y entre mapas podemos ir progresando gracias a los puntos obtenidos, ya sea aumentando nuestra habilidad, salud o incluso obteniendo diferentes armas para el barco. Este modo se puede jugar con otros 3 amigos, y es donde más horas he estado surcando los mares… Aunque no está exento de problemas.

Se echa en falta una mayor variedad de navíos enemigos (habrá unos dos o tres tipos nada más), junto a más tipos de objetivos, y sobre todo, mapas. Hay muy pocos (siempre vamos rotando entre 3), por lo que en sesiones largas acabaremos bastante cansados de tanta repetición.

Battlewake

Si nos pasamos al lado del PvP, aquí podremos disfrutar de duelos para hasta 10 jugadores. O al menos, esa es la teoría, ya que actualmente los servidores están más vacíos que una botella de ron tras una larga travesía. Esto limita mucho el atractivo del título, y o cambia rápidamente, o solo podremos usar de forma efectiva el modo PvE, ya sea porque juguemos solos, o porque quedamos con un amigo en particular para disfrutar del cooperativo.

Fijándonos en los aspectos técnicos, Survios vuelve a demostrar su maestría con Battlewake, pero sin resultados tan sorprendentes como en otros juegos potentes de la VR. Para empezar, la imagen se ve muy nítida, algo que siempre agradezco, y el estilo artístico funciona bastante bien. También me encanta lo bien que sigue el avatar de cuerpo entero nuestros movimientos, porque nunca me había visto los brazos como un esqueleto o como una especie de pulpa, y como que mola bastante. Los efectos de explosiones y las físicas del oelaje también me han gustado bastante, ya que no solo lucen bien, sino que pueden afectar a la movilidad. La principal pega está en la textura usada para el agua, que es bastante cutre, hasta el punto de que parece algo gelatinosa. Esto no ocurre en la versión de PC por lo que he visto (la mayor potencia siempre ayuda), y aunque no luce mal, sí que se queda la sensación de que se podría haber hecho algo mejor.

En cuanto al sonido, la versión de PSVR es la que peor parada sale, ya que hay un bug que impide que escuchemos la banda sonora. Han pasado varias semanas desde el lanzamiento, y todavía sigue sin solucionarse, con que es algo que no puedo comentar, y me fastidia, ya que una buena banda sonora de piratas ayudaría a hacer más intensos los encuentros. Al menos, los efectos de sonido están bastante cuidados, al igual que las voces (en inglés, como los textos), con que esperemos que tarden menos en solucionar este bug, que uno de Raw Data para el que estuvieron más de un año si no me falla la memoria.

Battlewake

Conclusión

Me lo he pasado muy bien navegando los 7 mares virtuales con Battlewake, ya que Survios vuelve a construir unas mecánicas realmente sólidas e inmersivas. Esta vez se han inspirado claramente en lo vivido en Assassin’s Creed IV: Black Flag, y el resultado no podía ser más divertido. Si usamos encima los PS Move, nos sentiremos como unos aguerridos capitanes de piratas.

El problema está en que el juego como tal es bastante parco en cosas para hacer. El énfasis en el multijugador hace que, sin comunidad, esa parte se quede vacía, y es justamente lo que ocurre ahora mismo. La campaña es casi un tutorial largo, sin nada interesante que ofrecer, con que no es algo que nos vaya a enganchar. Lo que más destaca es el modo cooperativo para hasta 4 jugadores, pero incluso ahí se echa en falta más variedad de mapas, objetivos y de enemigos.

Si pensamos en Battlewake como una simple experiencia arcade que disfrutar en sesiones cortas, nos valdrá, ya que para partidas ocasionales, lo veo perfecto, sobre todo si jugamos con un amigo. Aun así, tengo la sensación de que estamos ante el título más flojo de Survios, y aunque eso sigue suponiendo estar por encima de la media en lo que a VR se refiere, espero que esto sea un simple bache, y en breve nos vuelvan a dar otra gran alegría con The Walking Dead: Onslaught.

7

Nos consolamos con:

  • Mecánicas accesibles, arcade y muy divertidas
  • Una alta inmersión si jugamos con los PS Move, y sin sacrificar demasiada precisión
  • El modo cooperativo puede llegar a enganchar
  • Técnicamente muy llamativo y resultón

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés. A ver si Survios subtitula alguna vez sus juegos
  • Se echa en falta mucha más variedad de mapas, objetivos y enemigos
  • Servidores casi vacíos
  • El bug de la música en la versión de PSVR

Ficha

  • Desarrollo: Survios
  • Distribución: Survios - Versión física: Perp Games/Avance
  • Lanzamiento: 10/09/2019
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos y Voces en Inglés
  • Precio: 29,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *