7

Audio Beats

Audio Beats

Los juegos musicales son algunos de los más espectaculares en VR. Al fin y al cabo, son una excusa perfecta para mostrarnos en pantalla un juego de luces y colores que vayan al ritmo de la canción actual, y dejarnos con la boca abierta al mismo tiempo. Las mecánicas de cada uno de estos títulos son muy diferentes de un juego a otro, aunque algo que funciona bastante bien con los mandos de cada plataforma de VR es el de la batería. Hace poco os hablé de Happy Drummer VR, y ahora es el turno de una versión mucho más electrónica en este Audio Beats. Preparaos para usar espadas láser como baquetas y entrar en mundo lleno de luces y colores, que la música nos está esperando.

La mecánica principal consiste en pulsar los paneles que simularían los de una batería eléctrica, a medida que unas notas van llegando a unos hexágonos que representan a cada uno de dichos paneles. Hay un total de tres notas diferentes: las estándar en las que sólo debemos pulsar el panel adecuado; las que tiene forma de flecha, donde tenemos que hacer un movimiento en la dirección que nos indiquen en el panel; y finalmente las flechas verdes, teniendo que mantener la baqueta virtual en el panel, aunque con mucho cuidado, al poder moverse la línea verde por todos los paneles posibles.

Audio Beats

Esto hace que tengamos que estar muy atentos a las notas que aparecen en pantalla, combinando nuestros movimientos sin parar ni un momento. Los controles son muy precisos (más que en Happy Drummer), por lo que si fallamos, solo podemos culparnos a nosotros mismos. Lo mejor de todo es que en todas las canciones, las notas concuerdan perfectamente con el ritmo de cada tema, de modo que podemos entrar en el “flow” fácilmente y meternos de lleno en el juego.

Son esos los mejores momentos de Audio Beats, cuando sentimos el ritmo, nos dejamos llevar y nos asombramos por lo que podemos hacer, los efectos visuales que aparecen en pantalla y encima vemos recompensado nuestro esfuerzo con efectos visuales más espectaculares. En VR Thumper me parece increíble, pero aquí tenemos mecánicas más propias de los juegos musicales tradicionales, lo cual ofrece una experiencia clásica, pero al mismo tiempo inmersiva a más no poder.

Las canciones que hay disponibles son también muy buenas y variadas, con algunos temas más propios del género electrónico, y otros mucho más propios de Asia, de donde proviene el título. Aunque lo compare tanto con Happy Drummer (las mecánicas de ambos son muy similares al fin y al cabo), la verdad es que estas canciones son mucho más llamativas, quedándose con nosotros incluso después de jugar durante un tiempo.

Audio Beats

Es por eso que es una verdadera lástima que haya solo 5 canciones en Audio Beats, lo cual es una clarísima falta de contenido. Sí, las canciones son muy buenas y dominar sus tres niveles de dificultad nos llevará un tiempo (el salto de cada nivel de dificultad al próximo es bastante alto), además de los clásicos piques por las mejores puntuaciones en las tablas de clasificación. En la versión de PC hay al menos una canción más, por lo que no entiendo cómo se ha podido perder una por el camino, además de aumentar el precio en la conversión. Esto es sin lugar a dudas lo peor de Audio Beats, ya que por lo demás, ofrece una experiencia sencillamente increíble para los fans de los títulos musicales.

Otro aspecto negativo es la interfaz y cómo empezamos a tocar una canción. Hay que ir al menú para seleccionar la canción, elegir la dificultad, y después volver al menú principal para dar al botón de “Play”. Al principio me tiré más de 5 minutos en el menú de elegir tema, porque no sabía que había que seguir estos pasos, y es sencillamente absurdo. ¿No se puede hacer todo desde el mismo menú?

Al menos, hay unas cuantas opciones de personalización interesantes, como el aspecto de nuestras baquetas, la posición de los paneles, la forma de esta batería electrónica, o la velocidad a la que van las notas y la canción en general. Aun así, no se guardan nuestras personalizaciones, por lo que al volver a entrar al juego, nos tocará configurarlo todo de nuevo.

Visualmente, el juego es sencillamente increíble. No es tan llamativo como REZThumper, pero igualmente estamos ante un título musical que entra mucho por los ojos.

Audio Beats

Conclusión

Audio Beats es el típico juego musical a lo Dance Dance Revolution, pero aprovechando las fortalezas de la VR para hacer que estemos dentro de las canciones que tocamos. Usar una especie de batería electrónica para tocar los geniales temas del título, con sus tres notas diferentes y lo bien que funciona todo.

Realmente lo único malo que se puede decir del juego (junto con su extraña forma de iniciar las canciones) es la falta de contenido. Sólo hay 5 canciones, y por muy buenas que sean, se quedan cortas. Aunque estemos bastante tiempo para dominar los tres niveles de dificultad y conseguir la máxima puntuación posible, a la larga nos pueden llegar a cansar estos 5 temas. Espero que añadan más temas con el tiempo (para empezar, el sexto que hay en la versión de PC y se ha perdido por el camino), ya que si le meten más contenido, puede ser todo un imprescindible para los amantes de la música y que tengan un dispositivo de VR.

7

Nos consolamos con:

  • Visualmente es muy llamativo y espectacular
  • Control prácticamente perfecto. Si fallamos, es cosa nuestra
  • Las canciones que hay disponibles son bastante buenas…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero solo hay 5. Muy poco contenido en general
  • No es intuitivo el cómo empezar a tocar
  • No se guardan las configuraciones para las personalizaciones estéticas que hagamos

Ficha

  • Desarrollo: Famiku
  • Distribución: GamePoch
  • Lanzamiento: PC: 06/01/2017 - PS4: 21/03/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Inglés
  • Precio: PC: 9.99 € - PS4: 16,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *