8

Arslan: The Warrior of Legend

Arlsan

Es curioso lo diferente que se tratan las adaptaciones de las series en Occidente respecto a Japón. Mientras que por estos lares los resultados suelen ser más que mejorables (no hay más que ver Perdidos, Prison Break y similares), en Japón logran resultados bastante mejores. Tenemos grandes ejemplos como Naruto, Dragon BallPokemon, y a esta lista podemos sumar Arslan: The Warrior of Legend.

He de reconocer que antes de empezar con el juego no tenía ni idea de qué iba la novela, el manga y el anime que inspiran el juego, pero si empezáis el título como un servidor, seguro que tenéis ganas de ver el anime en el que se ha basado directamente el juego. Y encima tenemos la oportunidad de oro de disfrutarlo en castellano bajo el nombre de La Heroica Leyenda de Arslan, por lo que si nos interesamos por este universo tenemos mucho para disfrutar. Aunque hay mucho bagaje para esta franquicia, el juego es un punto de inicio tan bueno como la serie para descubrir la historia del joven Arslan y la lucha entre Pars y Lusitania.

Esto es precisamente lo primero que me ha sorprendido del juego: su énfasis en la historia. Aunque en otros musou también hay argumentos entretenidos, en la mayoría de casos suele ser una simple excusa para ponernos a combatir en grandes luchas. Aquí no ocurre eso, y de hecho veremos escenas de varios minutos entre misiones para tener un mejor contexto de qué está pasando, y cómo no, encariñarnos de los personajes.

Arslan-03

El argumento sigue a Arslan y sus compañeros, que deben recuperar el reino de Pars de manos de Lusitania tras una batalla perdida en extrañas circunstancias. Lo peculiar de esta situación es que el príncipe Arslan apenas tiene 14 años, por lo que deberá por el camino crecer como persona para poder ser un buen Sha (lo equivalente al rey) y llevar a Pars de nuevo a lo más alto. Para ello, la historia se centra mucho en el desarrollo personal de Arslan, además de en la política y las conspiraciones.

Lo dicho, es algo que me extraña en un musou, pero me ha encantado. Es una pena que partes de la historia se cuenten en forma de diálogos en mitad de las misiones, por lo que a veces nos perderemos alguna frase por estar en mitad de la acción, o no aparecer los subtítulos en ataques especiales, quedándonos solo con el diálogo en japonés. Aun así, entre las escenas sacadas del anime (aunque con una animación más pausada) y las realizadas con el motor del juego, nos podremos enterar muy bien de todo. Eso no quiere decir que a veces ocurran cosas como sacadas un poco de la manga, con que ver el anime para tener el contexto completo y disfrutar mejor de la historia es algo importante.

Este enfoque narrativo de Arslan: The Warrior of Legend también se aplica en la jugabilidad. Como en todos los musous, controlamos a un personaje mucho más fuerte que los soldados rasos, pudiendo arrasar a decenas de ellos con una facilidad pasmosa. Todo esto mientras estamos en un gran campo de batalla, siendo los enemigos desafiantes los comandantes enemigos y los jefes finales. Algo habitual en el género es dejarnos un poco a nuestras anchas mientras nos van indicando el progreso de la batalla, dándonos algo de libertad para completar los objetivos de victoria al mismo tiempo que evitamos los de derrota.

Arslan-The-Warriors-of-Legend_2015_10-22-15_014

Eso no ocurre aquí, ya que el desarrollo de las misiones es bastante guiado. Nos irán indicando que vayamos a cierto punto, derrotemos a unos enemigos en concreto, etc. Es decir, los objetivos son mucho más concretos, y hasta nos irán dando puntuaciones en cada objetivo en función de varios factores como el tiempo en completarlo o los enemigos que hemos matado. Esto ayuda a mantener el hilo narrativo de cada nivel, ya que van ocurriendo sucesos que si tuviéramos completa libertad no se podrían representar tan bien, además de así ofrecer una experiencia musou algo diferente a lo habitual.

Para que os hagáis una idea, hay niveles en los que solo luchamos contra un jefe final o uno en el que incluso ni peleamos. Esto hace que haya cierta variedad en las misiones, a pesar de que técnicamente siempre estamos masacrando al ejército enemigo. Tampoco controlaremos a un único personaje, saltando de uno a otro en función del objetivo que tengamos en ese momento, sin poder elegir nosotros a qué héroe encarnamos en cada momento, al menos en el modo Historia.

Por tanto, podéis esperar ataques normales, la posibilidad de ir a caballo y de lanzar tanto ataques especiales como los ataques finales. Una peculiaridad respecto a otros musous es que si el personaje que controlamos tiene dos armas, podemos realizar combos con ambas armas, logrando algunos momentos ciertamente espectaculares.

arslan_senki_x_musou-3156886

Junto a tanta acción, también hay ligeros elementos de RPG. Los personajes irán subiendo de nivel para hacerse cada vez más fuertes. A su vez, al usar las armas iremos mejorando su nivel, dándonos acceso a nuevos movimientos o incluso desbloquear ataques elementales. Mientras jugamos en las misiones iremos desbloqueando cartas, pudiendo tener hasta tres equipadas a la vez. Cada carta nos da ciertas ventajas, pero no podremos equipar todas las que queramos, sino las que nos permitan su coste sumado. El coste máximo que podemos llevar en cuanto a cartas irá aumentando cuando vayamos subiendo de nivel, por lo que cada poco tiempo tendremos que ir viendo qué cartas nos convienen más en función de cómo juguemos. A su vez, las cartas las podremos vender si no las usamos o combinarlas para conseguir otras más poderosas, por lo que hay bastante libertad para poder elegir qué aspectos potenciamos en nuestro personaje.

Otros aspectos que diferencian a Arslan: The Warrior of Legend respecto a otros musou son los momentos “Rush”, en los que dirigimos durante unos segundos a todo un ejército de infantería, arqueros o soldados a caballo, en momentos realmente épicos donde podemos lograr unos combos de más de mil impactos con mucha facilidad. Estos momentos “Rush” son una parte importante de los niveles, siendo a veces esenciales para completar la misión que tengamos en ese momento, o para ayudarnos en algo secundario para desbloquear libros de recetas.

En cuanto a los jefes finales, en esta ocasión no son solo enemigos con más ataque y defensa como los soldados rasos u otros oficiales. En su lugar, tienen un escudo que les protege, y primero debemos destruirlo. Al hacerlo les dejaremos noqueados y será nuestro momento de atacar. Sus ataques son mucho más poderosos que los de los demás enemigos, y si los esquivamos en el último momento se activa un “tiempo bala” al más puro estilo Bayonetta. Esto hace que estos enemigos no sean unos más, además de ofrecer luchas interesantes incluso en niveles donde solo luchamos contra los jefes finales.

arslan_senki_x_musou-3273557

El modo historia nos puede durar fácilmente unas 10-12 horas, y luego podemos rejugarlo sabiendo las condiciones específicas para desbloquear los objetos y cartas especiales. Otra opción es ir al Modo Libre, donde podemos elegir cualquier nivel y afrontarlo con el personaje que queramos. Este modo está pensado para ir subiendo de nivel a los personajes, pudiendo ir a la batalla con diversas bonificaciones si realizamos platos de comida antes de saltar a la acción. En total tenemos 15 héroes entre los que elegir, cada uno con sus ataques especiales y armas concretas, por lo que es fácil empezar a tener unos favoritos entre los demás. En mi caso Daryum y Arslan se convirtieron en mis preferidos, por ejemplo.

Es una pena que no haya más modos de juego, ya que últimamente los musous vienen cargados de modos y demás. Al menos, podemos jugar tanto el modo historia como el modo libre junto a un amigo a pantalla partida o a través de internet, lo cual no está mal. Además, el juego ya es de por sí bastante extenso, y si queremos conseguirlo todo, hay cierto aspecto rejugable, siendo divertido en todo momento.

Técnicamente, el juego tiene un estilo visual calcado al del anime. El cel-shading está muy cuidado, haciendo que el juego sea bastante bonito. Aun así, lo típico de los musou está presente, como escenarios algo sosetes y muchas apariciones repentinas de soldados. Aun así, ver a cientos de personajes en pantalla a la vez, junto a unos efectos bastante chulos a la hora de usar los ataques especiales, hacen que tengamos un juego muy vistoso. El sonido no se queda atrás, con un gran doblaje al japonés (una pena que los textos estén en inglés) y una banda sonora que te mete de lleno en los momentos más épicos del juego.

arslan_senki_x_musou-3156852

Conclusión

Arslan: The Warrior of Legend es un musou muy divertido que gracias a la importancia que dan a la narrativa y su genial estilo artístico calcado al del anime, logra diferenciarse de los numerosos títulos del género. Es una pena que no haya tantos modos como en otros musous, pero la historia y el modo libre nos tendrán entretenidos durante bastante tiempo gracias a unas misiones que enganchan y un argumento bien contado que sigue los acontecimientos de la serie.

Por tanto, si os gusta el género, el anime o ambos, estamos ante una propuesta más que recomendable. Divertido y accesible de principio a fin, es más que probable que os haga fans de la serie si no la habéis visto, o como mínimo, que os lo haga pasar en grande mientras revivís la encarnizada lucha entre Pars y Lusitania. Ahora a por la siguiente adaptación hecha por Omega Force de un anime, esperando que Ataque a los Titanes salga tan bien parado como Arslan. 

8

Nos consolamos con:

  • Representa fielmente la historia del anime para que nos enganche el argumento.
  • Misiones variadas gracias a su estructura más guiada respecto a otros musou.
  • Genial estilo artístico que capta a la perfección el espíritu del anime.

Nos desconsolamos con:

  • Se echa en falta algún modo adicional.
  • Completamente en inglés.
  • ¿Será posible eliminar el popping alguna vez en los musou?

Ficha

  • Desarrollo: Omega Force
  • Distribución: Tecmo Koei - Koch Media
  • Lanzamiento: Steam: 09/02/2016 - Consolas: 12/02/2016
  • Idioma: Inglés con voces en japonés
  • Precio: 54,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *