Zumba Fitness Core

Se acercan las Navidades, y con ellas el período de descanso, estar con la familia, los regalos y las cenas tan típicas de esta época. Y claro, después de tanta comilona, habrá que bajar un poco esos kilos ganados. Por suerte, eso se puede solucionar con Zumba Fitness Core, que se convierte ya en la tercera entrega de la saga en llegar a Kinect, y la segunda en menos de un año tras el genial Zumba Fitness Rush de hace varios meses.

Por si no sabéis lo que es Zumba, básicamente consiste en una mezcla de diferentes estilos de baile con el hacer ejercicio, y se ha convertido en todo un fenómeno mundial al permitir estar en forma de una forma muy amena y divertida. Esto es exactamente lo que logran los juegos lanzados hasta la fecha, pero hay una pequeña gran diferencia con Zumba Fitness Core.

Una de las principales pegas que tenía Zumba Fitness Rush era que las coreografías eran muy sencillas. Puede que sea demasiado tiempo jugando a Dance Central, pero los pasos no eran nada complejos en ninguno de los bailes. Pues bien, esto se ha solucionado en Zumba Fitness Core de una forma muy interesante: metiendo más intensidad a absolutamente todos los bailes.

Nuestra meta sigue siendo imitar los movimientos del bailarín en pantalla, que es alguno de los principales instructores de Zumba del mundo como Beto, Nick, Gina Grant o Tanya Beardsley entre otros. Y sí, las coreografías siguen siendo “simples” al no tener demasiados pasos por canción.

Sin embargo, al meterle mucha más intensidad y velocidad a las diferentes rutinas, se obtiene un ejercicio que es más exigente que en la anterior entrega, siendo ésta su mayor ventaja y desventaja al mismo tiempo. En el lado positivo, para los más entusiastas de Zumba que quieran tener la experiencia más fiel posible la van a tener; pero para los que no están en muy buena forma lo van a pasar mal intentando mantener el ritmo incluso en algunas de las canciones más sencillas.

Este ejercicio más intenso también trae otro beneficio: el entrenamiento de partes específicas del cuerpo. Al poneros a bailar, veréis (y sentiréis) cómo un tema u otro se centra más en el tronco, las piernas, brazos o en todo en general. Esto hace que las clases, que de nuevo pueden ser de 20, 45 o 60 minutos además de las personalizadas por nosotros, sean mucho más completas. Eso, y agotadoras.

Otra mejora importante es que los temas son más variados que nunca, incorporando esta vez canciones más conocidas y de géneros tan dispares como pop, samba, danza del vientre, hip-hop, ritmos latinos o disco. Ojito a la canción de ballet, que sorprendentemente, no desentona en absoluto. Algunos artistas que seguramente reconoceréis son Enrique Iglesias, Don Omar, Sean Paul o Bob Marley, además de la típica música irreconocible de Zumba.

Hasta aquí todo genial, ya que más y mejor ejercicio siempre es bueno en un ejercicio de fitness. Sin embargo, los principales problemas de la anterior entrega se han mantenido tal cual, pero en algunos casos, han empeorado. Que las coreografías sean más rápidas e intensas me gusta mucho, pero que las pistas visuales sobre los siguientes movimientos sigan siendo tan escasas no tanto. Esto también ocurría en Rush, pero ahora, al ir todo más deprisa, estaremos perdidos con cada nuevo movimiento hasta que nos aprendamos la serie completa. Y es que a pesar de las pistas mejoradas, los cambios bruscos en mitad de la rutina sin avisar no hacen mucha gracia. 

Uno podría pensar que en el tutorial nos enseñarán los pasos de cada tema para que no estemos tan perdidos, pero no es así, ya que solo nos enseñan cuatro pasos de diferentes estilos como la samba, salsa, cumbia o reggaeton. Y aquí entra otro aspecto muy curioso. En este modo tutorial, podemos ver cómo se iluminan en rojo las partes del bailarín que no estamos siguiendo correctamente, al igual que ocurre en Dance Central, y eso es una pista visual perfecta. Pero por alguna razón, estos indicadores de error sólo salen en el modo tutorial. ¿Acaso no pensaron que podría ser útil el saber qué estamos haciendo bien y qué mal en mitad de los bailes? 

En esta ocasión, se ha incorporado un leve sistema de progreso, por el que subiremos de nivel básicamente con cada canción que bailemos. Al hacerlo no desbloquearemos nada (eso está reservado al conseguir 5 estrellas en determinados temas), sino que nos darán un consejo de vida saludable, nos podremos hacer una foto (supongo que para ver el progreso que estemos haciendo) y compartir estos avances a través de Facebook.

Por lo demás, las opciones son idénticas a las de Rush. Y con idénticas, me refiero a exactamente iguales, menús incluidos básicamente. Y este es claramente otro fallo importante, ya que las novedades son tan pequeñas, que los nuevos temas bien se podrían haber incluido a modo de expansión o DLC. Incluso las opciones de voz siguen sin funcionar demasiado bien.

Esta sensación de estar ante exactamente lo mismo se representa muy bien con los gráficos, que no han variado nada a pesar de los nuevos escenarios ambientados en Las Vegas, un yate de lujo o una playa al estilo de Hawaii. Eso sí, la calidad del sonido sigue siendo muy buena.

Conclusión

Zumba Fitness Core nos ofrece la experiencia intensa y “dura” de Zumba, lo que es ideal para ponerse en forma al ritmo de la música.  Sin embargo, no hace ni un año que salió a la venta Zumba Fitness Rush, y el juego ofrece prácticamente lo mismo. Sustituye unos temas y escenarios por otros, y tenemos exactamente el mismo juego con un par de diferencias que no tienen importancia.

Así que si sois unos apasionados de Zumba y queréis la mejor experiencia posible para hacer ejercicio del bueno, el título no os va a decepcionar. Pero si ya tenéis Rush o queréis empezar por un nivel de intensidad más asequible, Zumba Fitness Core no es tan recomendable como sí lo es su anterior entrega.

Lo mejor

  • Más de 40 canciones, siendo esta vez más conocidas.
  • Coreografías más intensas y rápidas.
  • El ejercicio es más localizado en diferentes partes del cuerpo.

Lo peor

  • Casi parece una expansión que un juego nuevo.
  • Que los fallos solo se señalen en el modo tutorial y no en las canciones como tal.
  • La falta de pistas visuales para los movimientos pueden desorientar ante los cambios de rutinas.

Ficha

  • Desarrollo: Zoë Mode
  • Distribución: 505 Games
  • Lanzamiento: 05/11/2012
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 49,95 € (44,95 € en Wii)

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. un juego muy entretenido para los amantes del ejercicio, al principio lo consegui y lo utilise un rato despues me propuse a sacarle los logros y que creen? me volvi un aficionado solo me falta sacar 5 estrellas en una cancion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *